APOCALIPSIS 2:4
“Has dejado tu primer amor”
Apoc.2:4
 El “primer amor” ilustrado: Hch.2:46; 5:41; 8:39; 16:34.
 Todos estos textos tiene una cosa en común el gozo.
 Se convierte en una tragedia cuando dejamos el primer amor
en el matrimonio. Cuando el cariño que existió durante el
noviazgo y la luna de miel desaparece. “Prometo amarte hasta
que la muerte nos separe”. En muchos casos los votos son
mentira.
 Lo mismo con la iglesia. Después del bautismo la religión
deja de ser gozo y se convierte en una carga pesada con
mandamientos y obligaciones. Asistencia es mandamiento, la
Cena también y la ofrenda. Hay que cumplir para no ir al
infierno.
Las buenas cualidades de la iglesia en Éfeso
A. Jesús conoce a sus iglesias 2:2,9,13.(ver Hch.19: 1-5 principio)
B. Apoc.2:2, “Yo conozco tus obras, tu arduo trabajo y tu
perseverancia”, dos cualidades indispensables en la iglesia
C. “que no puedes soportar a los malos” Esta iglesia
practicaba la disciplina. No soportaba a los miembros que
no querían ser transformados.
D. “que has puesto ha prueba a los que dicen ser apóstoles y no
lo son, y que los has hallado mentirosos”. Era una iglesia
intolerante.
1. Los ancianos practicaban lo que Pablo les enseño,
Hech.20:28,29. Tenían que resistir para evitar la división y la
apostasía.
Las buenas cualidades de la iglesia en Éfeso
2. 1 Tim. 1:3 “ Te rogué que te quedases en Éfeso… para que
mandases a algunos que no enseñen diferente doctrina”.
3. 1 Juan. 4.1-4. Esto es muy necesario porque de otro modo los
falsos dirigen y controlan la iglesia y todos se pierden.
4. Los dos enemigos principales eran los judaizantes quienes
imponían la ley de Moisés (mayormente la circuncisión)
sobre los hermanos gentiles, y los gnósticos que convertían
la libertad en licencia.
E. V.3, “Tienes perseverancia, y has sufrido por mi nombre y
nos has desmayado”. ¡ SUFRIR sin DESMAYAR !
Las buenas cualidades de la iglesia en Éfeso
F. V.6, “ aborreces las obras de los nicolaítas, las cuales yo
también aborrezco”, porque promovían la sensualidad,
diciendo que lo que el cuerpo hacía no afectaba al espíritu.
1. Toda iglesia aborrece la doctrina falsa y las obras que
produce.
2. Muchos hablan de ser pacientes con los que enseñan falsa
doctrina pero Jesús y los fieles la aborrecen,( comp.vº 15).
G. Por estas razones, sin duda la iglesia de Éfeso tenía la
reputación de ser iglesia fiel y fuerte que defendía la sana
doctrina. Eran “conservadores” 2 Tim. 1:13.
Pero a pesar de todo esto había deficiencia en esa iglesia
A. V.4 “Sin embargo, tengo contra ti que has dejado tu primer
amor”. Como el amor del noviazgo y de los recién casados.
Se amaban unos a otros con un amor no fingido. El amor
hacia Cristo y el amor hacia los hnos. son inseparables.
1. Jer. 2:2, “así ha dicho Jehová : Me acuerdo de ti, de la lealtad
de tu juventud, del amor de tu noviazgo”. Así fue en Éfeso:
se acabó la luna de miel, como sucede en muchos
matrimonios. El amor no debe menguar sino crecer.
2. El afecto inicial se convirtió en una rutina seca. No había
escándalos (problemas, divisiones, etc..) Todavía estaba
funcionando “normalmente”. Tenía servicios regulares, pero
sin corazón. El manantial de su vida espiritual estaba seco.
Pero a pesar de todo esto había deficiencia en esa iglesia
B. ¿ Que significa la expresión, “has dejado tu primer amor”? ¿
Como era su “primer amor” ?
1. Que al principio amaban al Señor y su palabra.
Hch.19:19,20; Efs.1:15, 16. Pero Pablo ahora no hablaría así.
2. Jn.14:23, “ Si alguno me ama, guardara mi palabra”. Los que
dejan su primer amor dejan de amar la Palabra de Cristo. La
palabra y los pensamientos de Cristo deben ser la palabra y
los pensamientos nuestros.
3. 1 Jn. 4:20, “ el que no ama a su hno., a quien ha visto, no
puede amar a Dios a quien no ha visto “. Así pues, el primer
amor de los efesios fue un amor ferviente hacia Cristo y su
palabra y hacia los hnos.
Pero a pesar de todo esto había deficiencia en esa iglesia
C. Pero la condición de la iglesia había cambiado. (Comp. Mat.
24: 12, “ por haberse multiplicado la maldad, se enfriará el
amor de muchos”.
1. Han perdido el entusiasmo. Ya no son fervientes en
espíritu. Ya no se aman unos a otros fervientemente. Son
como esposos que siguen unidos pero sin cariño. Parejas
que viven bajo el mismo techo pero no como esposos. El
amor murió. Sólo por los hijos siguen bajo el mismo techo.
2. Puede ser así en iglesia. Todavía se reúnen juntos pero es
pura rutina. Nos toca ir, saludarnos, cantar, orar, participar
de la cena, ofrendar, pero es más “mecánico” que ferviente.
El fuego del amor se apagó. Se habla mucho de
“mandamiento”. Debe ser ¡que privilegio! ¡qué bendición!
Pero a pesar de todo esto había deficiencia en esa iglesia
3. Al oponernos a los falsos y el error que enseñan debemos
tener cuidado de no dejar el primer amor. Hay que luchar,
“pelear” , ser negativos, sin ser sospechosos y querellosos;
hay que ser oponentes de algunos.
4. Hay que preservar la pureza de doctrina, pero no por eso
debemos ser duros de corazón. No conviene dejar de ser
positivos en la enseñanza y animados en los servicios y
otras actividades de la iglesia.
D. Hay jóvenes que asisten porque sus padres les llevan, pero
tan pronto lleguen a ser adultos dejan la iglesia.
1. Su “religión” era pura tradición, costumbre, cosa familiar.
2. Dios no tiene nietos. Los jóvenes deben tener su propia
convicción, su propio amor, su propio fervor para la iglesia.
Dejar el primer amor es “caer”. Ya no están en las montañas
de entusiasmo sino en el valle frio de desaliento , indiferencia
A. “Recuerda, por tanto, de dónde has caído” Apoc.2:5. Comp.
Luc.15:17, “¡Cuántos jornaleros en la casa de mi padre tienen
abundancia de pan, y yo perezco de hambre!” Volviendo en
sí recordaba la abundancia de pan en la casa de su padre.
Para el hacer memoria fue el primer paso de su regreso al
padre.
1. Por eso, tal iglesia necesita recordar los días cuando
obedecieron al evangelio, el gozo, el entusiasmo, el deseo
de asistir y participar en las reuniones y clases bíblicas.
2. En esos días ¡ cómo estudiábamos ! El nuevo converso
quiere enseñar a otros. ¡Qué gusto nos dio estar con los
hnos.! Nos preparamos y llegamos temprano para saludar.
Dejar el primer amor es “caer”. Ya no están en las montañas de
entusiasmo sino en el valle frio del desaliento, indiferencia
3. ¡Cuán listos para cualquier actividad! Había animo para
asistir a los servicios no solamente aquí sino en otros
lugares cuando había series.
4. Si alguien está pensando, “Pero yo nunca tuve esa clase de
gozo y animo”, entonces ni siquiera tenía “primer amor”. No
puede recordarlo y volver porque no existió.
B. Es condición muy seria. No es una pequeña llaga que
necesite venda; mas bien es como un cáncer que tiene que
ser sacado. Requiere un cambio radical del corazón. Al
hablar de “arrepentimiento” estamos hablando de “pecado”.
C. ¿Qué tan serio es dejar el “primer amor”? Si la iglesia no se
arrepiente Cristo quita su candelero, su identidad de
iglesia
El remedio
 RECORDAR; ARREPENTIRSE; HAZ LAS PRIMERAS OBRAS.
A. Recordar: Hch.19:20, “Así crecía poderosamente y
prevalecía la palabra del Señor”. Hch.20:37, “Y comenzaron
a llorar desconsoladamente, y abrazando a Pablo, lo
besaban”. Esto es ferviente amor.
1. Recordar, porque su caída había sido lenta. No dejaron su
primer amor en un solo día. Iban dejándolo a través de
meses y años. Al ser un proceso lento ni se daban cuenta.
2. Pero ahora recuerde. Compare su situación ahora con la
situación del principio. Ver la diferencia. Es grande. Es
como si fueran dos iglesias distintas.
El remedio: recordar, arrepentirse,
haz las primeras obras.
3. Hacer inventario. Reflexionar. ¿ Cómo se compara esta
iglesia con su condición al principio? ¿ Ha dejado su primer
amor?
4. Por lo regular una congregación es muy ferviente. Es como
dice Isa. 40:31, “se remontaran con alas como las águilas”.
¿Esta iglesia todavía lo hace?
El remedio: recordar, arrepentirse,
haz las primeras obras.
B. Arrepiéntete.
Tener cambio de mente, cambio de actitud y de parecer.
2. Ver su condición a través de los ojos de Jesús.
C. Haz las primeras obras, porque estas eran prueba de su
amor. El “amor” que no tiene obras no es amor.
1. No dejar que la reprensión nos conduzca a la
desesperación.
2. Más bien, debemos arrojarnos en los brazos de Cristo
diciendo “ Señor, ten misericordia de mi, pecador”.
1.
La consecuencia de la tibieza, Apoc.3:16,17.
A. La iglesia que deja su primer amor y no se arrepiente deja de
B.
1.
2.
3.
C.
ser iglesia de Cristo.
“De lo contrario, yo vendré pronto a ti y quitaré tu
candelero de su lugar, si no te arrepientes”. Apoc.2:5
Dejó de existir en Éfeso la iglesia de Cristo.
¿ Qué tal de las iglesias en España ?
Primero la luz es baja, débil, y luego se apaga.
Dejar el primer amor, recordar, arrepentirse, volver y hacer
las primeras obras.
CONCLUSIÓN
A. Es imposible adorar y servir a Dios con dos mentes
(“doble ánimo”). El simplemente no lo acepta. Nos
engañamos solos pensando que estamos sirviendo a
Dios.
B. Si en cualquier sentido hemos dejado nuestro primer
amor, hoy mismo estemos resueltos a volver a
encender la lumbre, ser fervientes en espíritu y
hagamos las primeras obras, para que Cristo siempre
nos acepte como iglesia suya.
Descargar

Has dejado tu primer amor”