TIPOS DE
SUELO
SUELOS ZONALES Y
AZONALES
ALBERTO CAMACHO LAÍN
DEFINICIÓN DE SUELO
Suelo es la capa superficial, disgregada y de espesor
variable que recubre a la corteza terrestre originado
por la meteorización de la roca preexistente, el
aporte de materia orgánica y la actividad de los
organismos que lo habitan.
El suelo es un subsistema surgido de la interacción
entre la Atmósfera, la Hidrosfera, la Biosfera y la
Corteza Terrestre.
Es el resultado de un proceso de intercambio de
materia y energía entre sistemas y puede
considerarse una Interfase dinámica entre ellos.
LOS HORIZONTES DEL SUELO


Se llama horizonte, a un nivel en el perfil
edáfico, más o menos paralelo a la
superficie, con unas propiedades físicas,
químicas y composición, que le hacen
diferente a los niveles adyacentes.
Los horizontes se clasifican según sus
propiedades cualitativas y cuantitativas.
Cuando consideramos sobre todo las
propiedades cualitativas, hablamos de
horizontes genéticos.
TIPOS DE HORIZONTES
EDÁFICOS
HORIZONTE A
El horizonte superficial se denomina A y suele tener
un color oscuro debido a una acumulación de
materia orgánica superior a la del resto de los
horizontes. Es un horizonte de “lavado” o
lixiviación de las sales, por ser arrastradas hacia
abajo.
Por encima se puede encontrar el horizonte 0, o A0
(mantillo). Es la capa de restos vegetales y
necromasa que recubre el suelo, en las zonas
áridas falta por completo, mientas que en los
bosques caducifolios tiene gran espesor (hojarasca
etc.)

TIPOS DE HORIZONTES
EDÁFICOS
HORIZONTE B
El horizonte intermedio B, horizonte de acumulación
o de precipitación, es un horizonte mineral en el cuál
la estructura de la roca está destruida o sólo queda
débilmente manifiesta.
Es un horizonte de alteración Está formado por el aporte de
materiales desde los horizontes A , o alteración del
material "in situ". Puede incluir costras minerales
calcáreas, férricas o de otra composición.
La meteorización de la roca libera arcilla e hierro que confieren a este
horizonte un color ocre
TIPOS DE HORIZONTES
EDÁFICOS



El horizonte C, más profundo, es un nivel de
transición a la roca madre o material de
partida y muestra fragmentos visibles de
dicha roca
El horizonte D, es la roca madre sin alterar
Nota: Algunos autores no diferencian entre C
y D, hablando de “horizonte C” que incluiría
los dos anteriores
LOS SUELOS ZONALES


DEFINICIÓN: Los suelos zonales son suelos
maduros en los que hay una diferenciación
de horizontes.
Sus características están determinadas por
la zona climática en la que se han
desarrollado; el resto de los factores que
influyen en esta estructura tienen una
importancia secundaria.
TIPOS DE SUELOS ZONALES:
SUELOS DE ZONAS POLARES


Las bajas temperaturas mantienen durante
todo el año el agua del suelo congelada,
formando el permafrost .
Solo se descongela en verano la parte
superior, que constituye el mollisuelo, sobre
el que se desarrolla el ecosistema de tundra.
La materia orgánica se descompone muy
lentamente y se acumula, por lo que el
permafrost contiene grandes depósitos de
carbono
TIPOS DE SUELOS ZONALES:
SUELOS DE ZONAS POLARES
• Suelos de climas fríos y húmedos.


La abundante infiltración y la escasa
evaporación originan un flujo de agua
descendente que produce un intenso lavado
en el horizonte A, por lo que queda
empobrecido en nutrientes.
La materia orgánica tiñe de color gris ceniza
los primeros centímetros del suelo. Es por
esta característica por la que estos suelos
reciben el nombre de podsol (ceniza). Sobre
ellos se desarrolla el ecosistema de taiga.
• Suelos de zonas templadas.

Se caracterizan por la abundancia de humus y por
la mezcla de los horizontes A y B, debido a que en
las estaciones lluviosas predominan el lixiviado y en
los veranos predomina el ascenso capilar.
- Los chernozems son suelos de pradera, muy
ricos en materia orgánica que le confiere un color
oscuro.
- Los suelos pardos o tierras
pardas se desarrollan en
zonas de bosques. En los
bosques caducifolios se
forman suelos pardos
forestales que suelen tener
una capa gruesa de mantillo
con abundante humus. En
los bosques mediterráneos
de climas más secos, en los
que predomina el ascenso
capilar, se forman suelos
pardos mediterráneos,
mas ricos en arcilla.
•Suelos desérticos.


El clima muy árido hace que la infiltración sea
prácticamente nula, mientras que el ascenso capilar,
cuando hay agua disponible a cierta profundidad, es
el único flujo importante.
El lavado de los cationes es muy lento y se realiza
hacia la superficie, lo que acaba formando un
horizonte B delgado y discontinuo en la superficie o
justo bajo ella, en forma de costras salinas o
calcáreas superficiales que reciben el nombre de
caliches. La materia orgánica es muy escasa,
debido a la baja producción primaria.
•Suelos de zonas tropicales.


La alta pluviosidad produce un intenso lixiviado
que da lugar a un horizonte A muy
empobrecido en nutrientes. Las altas
temperaturas favorecen una intensa acción
descomponedora, que deja el suelo
prácticamente desprovisto de materia orgánica.
El agua de lluvia es fuertemente alcalina y
disuelve la sílice, produciendo, en cambio, la
precipitación de óxidos de aluminio y hierro
en el horizonte B, que adquiere una
consistencia dura y rocosa, formando una
costra laterítica.
LOS SUELOS AZONALES



DEFINICIÓN: Los suelos azonales son
suelos inmaduros que se encuentran en las
primeras etapas de desarrollo y que están
condicionados por el tipo de roca madre.
Su estructura y su dinámica están
determinadas por factores distintos del clima.
Destacan los siguientes:
LOS SUELOS AZONALES:
Litosuelos.


Son suelos poco evolucionados, en los que la
roca madre es el principal factor determinante de
su composición y estructura.
Incluso se clasifican como litosuelos las zonas en
las que la roca madre aflora en superficie y
todavía no ha comenzad el proceso de
edafización. Entre los litosuelos destacan:
- Los rankers. Son
litosuelos desarrollados
sobre rocas silíceas,
como los granitos,
esquitos, gneises, etc.
En ellos predomina la
fracción arenosa rica
en cuarzo.
- Las rendzinas.
Son litosuelos de rocas calcáreas.
La meteorización mecánica de la caliza
produce muchos fragmentos rocosos
mientras que su meteorización química
aporta un abundante residuo insoluble de
arcilla.
LOS SUELOS AZONALES Suelos
halomorfos.




Se desarrollan sobre terrenos muy salinos y a veces
también en zonas yesíferas.
Son suelos poco permeables y poco porosos, en los que
la meteorización química no origina ningún residuo
arcilloso arenoso.
Además constituyen un medio altamente hipertónico en el
que la actividad biológica está muy restringida.
Todos estos factores retardan o incluso impiden por
completo el desarrollo de un verdadero suelo, llegando a
establecerse un desierto salino totalmente estéril.
En casos menos extremos puede formarse
un horizonte superficial poco evolucionado
en el que viven vegetales y animales
halófilos adaptados a las condiciones
salinas. En la superficie suelen aparecer
crecimientos cristalinos de sales llamados
eflorescencias.
LOS SUELOS AZONALES Suelos
hidromorfos o gley.



Se originan en zonas que permanecen
continuamente encharcadas.
Todos los poros del suelo están, por tanto,
saturados de agua. La actividad bacteriana agota
muy pronto el oxigeno, formando un medio
fuertemente anóxico que da al suelo una
coloración gris verdosa, a veces incluso azulada,
debido al hierro en estado reducido.
Son típicos de zonas frías y húmedas, como las
regiones de tundra o zonas periglaciares de los
macizos montañosos.
Cuando se desarrollan en zonas que
presentan subsidencia, se forman turberas
en las que se acumulan grandes espesores
de materia orgánica, cuya descomposición
anaerobia origina la turba.
Descargar

EL SUELO - BioGeoAlarcos