Dr. Martín Luther
AL CUAL LE FUE CONCEDIDO POR LA
HISTORIA EL HONOR DE SER LLAMADO
EL PADRE DE LA REFORMA
RELIGIOSA DEL SIGLO XVI
El Dr. Martín Luther,
fue un siervo entregado
a Dios que tuvo el
privilegio de dar forma
al trabajo de muchos
heroicos antecesores
de la sucesión de la
fidelidad bíblica.
Sirva nuestros viajes y fotografías por las tierras del reformador alemán, para
que podamos conocer un poco más el entorno histórico-arquitectónico en que
tuvo lugar la monumentalidad de su vida y obra .
(Agosto 1990 y Septiembre 2011).
Casa donde nació M. Luther
Pueblo de Eisleben, en Sajonia-Anhalt (Alemania),
donde el 10 de noviembre de 1483, nació Martín Luther,
y también murió en el 18 de Febrero de 1546.
Casa de la familia Cotta,
donde aprendió música y
a tocar el laud.
Pueblo de Eisenach, donde vivió el joven M. Luther, entre 1498 al 1501.
En este lugar en el 21 de Marzo del 1685 nació Juan Sebastián Bach.
Convento de los Agustinos
Erfurt: Donde el Dr. M. Luther estudio en su Universidad e ingreso en el convento.
Templo de la iglesia central de
Wittemberg, con el monumento al
Reformador.
Capilla del Castillo de Wittenberg.
En su campanario se puede leer: “Castillo fuerte es nuestro Dios”.
Puerta de la capilla del castillo de
Wittemberg, donde el Dr. M. Luther
fijo sus 95 Tesis, que fue el punto de
partida del movimiento denominado:
“La Reforma Religiosa del siglo XVI”.
Cuadro representando el acto del rechazo del
Dr. M. Luther a la Bula de excomunión del Papa.
Interior de la iglesia de Wittenberg, con su púlpito a la dcha. donde el
Dr. Martín Luther predicada regularmente, en su parte inferior reposan
sus restos mortales, esperando el día de la resurrección.
Heidelberg, donde el Dr. Luther en el año 1518 presento sus tesis y resoluciones ante
los delegados de la orden de los Agustinos, y donde recibió la orden de viajar a Roma
para dar cuenta de sus “herejías”.
Inscripción conmemorativa del hecho.
Worms: Monumento a la Reforma Religiosa del siglo XVI.
Catedral de Worms
Pintura representando a la Dieta de Worms, donde el Dr. M. Luther fue
convocado por el Emperador Carlos I y el representante del Papa junto a los
príncipes de Alemania para exponer y dar cuenta de sus doctrinas.
En dicho lugar nació el apodo de “protestante”.
Castillo de Wartburg donde el Dr. M. Luther fue conducido en secreto por el Elector Federico el
Sabio para protegerle de sus enemigos, donde se ocultó bajo el nombre del caballero Jorge.
Biblia de Luther
Recinto del castillo de Wartburg donde el Dr. M. Luther concluyó
su traducción del Nuevo Testamento al idioma alemán.
Leipzig. Edificio donde el
Dr. Luther introdujo
la Reforma en la ciudad.
-------Nikolaikirche: En este lugar
empezaron las reuniones de oración
que inicio el movimiento que derribo
la extinta República Democrática
Alemana
Leipzig: Fachada del Templo de la iglesia “Thomaskirche”.
Leipzig
Interior del templo
Thomaskirche,
donde predico el
Dr. M. Luther y
donde reposan los
restos mortales de
Juan Sebastián
Bach.
Tumba de J. S. Bach.
Leipzig
Templo de la iglesia evangélica-luterana y monumento al Reformador
destruidos en el año 1945. A la dcha. reconstruidos en el año 2004.
“SOLO A DIOS LA GLORIA” Uno de los lemas de la Reforma.
Interior del monumental templo de Leipzig, totalmente reconstruido.
EL HIMNO PRINCIPAL DE LA REFORMA
Compuesto letra y música por el Dr. Luther
1. Castillo fuerte es nuestro Dios,
defensa y buen escudo.
Con su poder nos librará
En este trance agudo.
Con furia y con afán
acósanos Satán;
por armas deja ver
astucia y gran poder;
cual él no hay en la tierra.
2. Nuestro valor es nada aquí,
con él todo es perdido.
Más por nosotros pugnará
de Dios el Escogido.
¿Sabéis quién es? Jesús,
El que venció en la cruz,
Señor de Sabaoth,
Y, pues Él sólo es Dios,
Él triunfa en la batalla
Martín como padre de familia, cantando
salmos e himnos espirituales.
3. Aunque estén demonios mil
prontos a devorarnos,
no temeremos, porque Dios
sabrá aun prosperarnos.
Que muestre su vigor
Satán y su furor
Dañarnos no podrá
pues condenado es ya
por la Palabra santa.
En el centro se puede
admirar el célebre retablo
de Lucas Cranach e hijo.
Terminado en 1555.
Templo de la iglesia evangélica luterana de
S. Pedro y Pablo de Weimar.
Ver su significado en la siguiente
diapositiva.
El tema es la:
“SALVACIÓN DEL HOMBRE A TRAVÉS DE LA FE”
En el centro está el Cristo crucificado.
A la izda. de la cruz:
Adán (el hombre) corre hacia la perdición, seguido por
la muerte y el Diablo.
A la dcha. de la cruz: Moisés enseña a los ancianos del
pueblo de Israel las tablas con los diez Mandamientos.
Arriba a la dcha.:
Durante su travesía del desierto, el pueblo de Israel
anhela las comidas deliciosas de Egipto. Por eso, se le
castiga por serpientes venenosos. A quien muerden,
tienen que morir. Moisés pide socorro y Dios le manda
elevar una serpiente de hierro en un palo. Quien de los
mordidos mira a esta serpiente, salva la vida.
A la izda. de esta escena:
El ángel anuncia a los pastores de Belén el nacimiento
del Salvador (Redentor) Jesucristo.
Delante a la dcha.
S. Juan Bautista señala al crucificado y al cordero a sus
pies, diciendo con esto: “Jesús crucificado es el cordero
de Dios que lleva los pecados del mundo.” A su lado
está, con barba blanca, Lucas Cranach El viejo. A él le
llega el chorro de sangre de la herida de Jesús. Martín
Luther a su lado indica con su dedo a las palabras del
Nuevo Testamento: “La sangre de Jesucristo nos limpia
de todo pecado· (1ªJuan 1:7), “Por eso dejad que nos
acerquemos al trono de la gracia para recibir misericordia
y gracia para cuando necesitemos ayuda” (Hebr. 4:16).
“Igual que Moisés en el desierto elevó una serpiente, así
tiene que ser elevado el hijo de Dios para que todos los
que creen en él, no estén perdidos, sino consigan la vida
eterna” (Juan 3:14).
Delante a la izda. El Cristo resucitado ha vencido
al pecado, la muerte y al Diablo.
PREDICACIÓN DEL EVANGELIO A TRAVÉS DEL LIENZO
Berlín, el monumento-sala-iglesia más representativa de la Reforma.
Relieve en bronce en el principal templo de Berlín, representando al
Dr. M. Luther y sus colaboradores.
Interior de la iglesia “Dom” evangélica luterana de Berlín, en ella representa a 500 años de
historia reformada, fue fundada por el emperador Guillermo II entre 1894 y 1905 del antiguo
imperio prusiano. Actualmente cuenta con una viva comunidad de creyentes que buscan personas
para congregarse.
En la Segunda Guerra Mundial, el edificio fue muy dañado por los bombardeos de los aliados,
se cubrió con un techo provisional para proteger el mobiliario y las obras de arte. En el año
1975 empezaron las obras de reconstrucción, dichos trabajos terminaron en el año 1993, con
una nueva estructura, su parte superior es mas sencilla y de menor altura que el original.
Un servicio dominical.
Recorriendo las ciudades del estado de Sajonia se
puede encontrar a menudo abundantes
reconocimientos al Reformador.
«Debemos siempre tener, para en todo acertar -es decir, para no
equivocarse- que lo blanco que yo veo, creer que es negro si la
Iglesia católica y su jerárquica así lo determina».
(Declaración de Ignacio de Loyola en sus Ejercicios Espirituales,
sobre las Reglas del sentir de la iglesia, 365:1).
ANTE ESTA AFIRMACIÓN:
La Reforma Religiosa del siglo XVI instauro
definitivamente el fundamento apostólico,
el principio más importante:
“LA MÁXIMA AUTORIDAD EN LA
IGLESIA ES LA PALABRA DE DIOS”
Verdad bíblica compartida por
700 millones de personas.
La Biblia del Dr. Luther
“Toda Escritura es inspirada divinamente y útil para enseñar,
para redargüir, para corregir, para instruir en justicia. Para
que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente instruido
para toda buena obra” (2ªTim. 3:16).
La Reformadores del Siglo XVI no fueron perfectos, por consiguiente tuvieron defectos,
sus líderes no se consideraron “santos según el criterio católico (?)”, además dejaron
por reformar detalles de la revelación bíblica, que después otros fieles cristianos pusieron
en el lugar que correspondía.. Uno de los dichos del Dr. Luther era:
“La Iglesia siempre debe seguir reformándose”
. EL MENSAJE DE LA REFORMA ES ACTUAL HOY DÍA
La Reforma instauró nuevamente la doctrina apostólica de la relación directa del creyente
con Dios (Sin intermediarios humanos) a través de las Sagradas Escrituras y como único
mediador entre Dios y los hombres, al Señor Jesucristo, leer 1ªTim 2:5.
O sea ninguna religión, ni Iglesia nos sirve para conocer a Dios y obtener salvación.
-Sólo Jesucristo y toda su Palabra son dignos de nuestra confianza-.
“…el evangelio, porque es potencia de Dios para salvación a todo aquel que cree” (Ro.1:16).
“Y en ningún otro (Jesús) hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el
cie
dado a los hombres, en que podamos ser salvos” (Hech. 4:12).
Dijo Jesucristo: “El que me ama, mi palabra guardará (se esmerará en cumplir)”.
.
(Jn. 14:23).
www.cuadernosbiblicos.org
Hoy viernes, 02 de octubre de 2015
Son las 4:20:21 p.m.