Deja tu alma en Salamanca.
Acércate al frio del calor de
esta ciudad.
Deja que tus sentidos
inmortalicen en tu alma.
Cada piedra, cada huella del
paso del tiempo,
del arte del amor por la belleza.
Estas calles dueñas del sueño
de Unamuno,
Se adueñaran de ti también, si
levantas la vista,
Si dejas que tus ojos,
Como Lazarillo, acompañen tu
corazón
Que solo sienta lo que quiera
sentir
Deja que ahora se beban la historia,
Tus bocanadas, las ansias de
vivirla el primero.
Deja que ahora huela,
Para no olvidar jamás,
El olor de la mañana, vieja y nueva,
Cambiante y estática.
Mañanas de la Rúa, de Fonseca,
Del huerto de Melibea, por ser
suyas sus flores
Salamanca “Cómo decíamos ayer”.
Como diremos siempre.
,
Salamanca. “Roma la chica” y
También la grande
Haz tuya la Universidad y la
Plaza
Anaya.(Hechiza la voluntad)…
Te marcharas de ella sin irte
nunca
Es imposible sacarla de tus
entrañas
No querrás, no podrás,…
DEJA TU ALMA EN SALAMANCA
Acércate al frio del calor de esta ciudad.
Deja que tus sentidos inmortalicen en tu alma,
cada piedra, cada huella del paso del tiempo,
del arte, del amor por la belleza.
Estas calles dueñas del sueño de Unamuno,
se adueñarán de ti también, si levantas la vista,
si dejas que tus ojos,
como Lazarillo, acompañen a tu corazón,
que solo sienta lo que quiera sentir.
Deja que ahora se beban la historia,
tus bocanadas, las ansias de vivirla el primero.
Deja que ahora huela,
para no olvidar jamás,
el olor de esta mañana vieja y nueva,
cambiante y estática.
Mañanas de la Rúa, de Fonseca,
del huerto de Melibea, por ser suyas sus flores.
Salamanca “Como decíamos ayer…”
Como diremos siempre.
“Salamanca Roma la chica” y también la grande.
Haz tuya la Universidad y la Plaza
y Anaya. “Hechiza la voluntad…”
Te marcharás de ella sin irte nunca.
Es imposible sacarla de tus entrañas,
no querrás, no podrás, no querrás…
Una enamorada de Salamanca.
T –Sevilla.
Descargar

Diapositiva 1