OBJETIVO
Definir conceptualmente los elementos básicos que
conforman los estados financieros, para lograr
uniformidad de criterios entre los preparadores,
reguladores, dictaminadores y usuarios de dicha
información, así como para lograr la convergencia con
las normas internacionales de información financiera
(NIIF).
ALCANCE
Esta norma de información financiera es aplicable a
todas las entidades que emitan estados financieros
básicos.
Activo
Definición
Es un conjunto o segmento cuantificable e identificable de
partidas, de las que se esperan fundadamente, beneficios
económicos futuros que son controlados por la entidad; el
activo está representado por efectivo, derechos, bienes o
servicios, que se derivan de transacciones,
transformaciones internas o eventos económicos pasados.
Elementos de la definición
Conjunto o segmento cuantificable
Es un activo individual o en su caso, un determinado
conjunto de activos, que están expresados en términos
monetarios de manera razonable, con base en los
beneficios económicos futuros que de los mismos se
espera recibir.
Un activo es identificable, cuando se pueden
distinguir los beneficios económicos que generará
a la entidad, lo cual se logra cuando se puede
separar para venderlo, rentarlo, intercambiarlo,
licenciarlo, transferirlo o, distribuir su beneficio
económico futuro, sin que para esto, se tenga que
disponer simultáneamente, de los beneficios
económicos futuros que fluyen de otros activos
utilizados en la misma actividad de generación de
ingresos.
Representan el potencial de un activo para impactar
de manera favorable, directa o indirectamente, en los
flujos de efectivo u otros equivalentes al efectivo de la
entidad, considerando que ésta expectativa es posible,
al apoyarse en criterios razonablemente sólidos. Este
potencial puede ser porque el activo interviene en el
proceso productivo, constituyendo parte de las
actividades operativas de la empresa; también por ser
convertible en efectivo o en otras partidas
equivalentes; o bien, por tener la capacidad de reducir
pagos en el futuro, como cuando se optimizan los
procesos de operación. La capacidad de generar
beneficios económicos futuros, es la característica
fundamental de un activo.
Representan el potencial de un activo para impactar
de manera favorable, directa o indirectamente, en los
flujos de efectivo u otros equivalentes al efectivo de la
entidad, considerando que ésta expectativa es posible,
al apoyarse en criterios razonablemente sólidos. Este
potencial puede ser porque el activo interviene en el
proceso productivo, constituyendo parte de las
actividades operativas de la empresa; también por ser
convertible en efectivo o en otras partidas
equivalentes; o bien, por tener la capacidad de reducir
pagos en el futuro, como cuando se optimizan los
procesos de operación. La capacidad de generar
beneficios económicos futuros, es la característica
fundamental de un activo.
Derivan de transacciones, transformaciones
internas o eventos económicos pasados
Todo activo es consecuencia de transacciones,
transformaciones internas o eventos económicos
que han ocurrido en el pasado y que han afectado
a la entidad. Por lo tanto, los beneficios derivados
de transacciones, transformaciones internas o
eventos económicos que habrán de ocurrir en el
futuro, por más evidentes que parezcan, no se
podrán reconocer como un activo.
Para reconocer un activo en los estados
financieros, éste debe reunir todas las
siguientes características:
a) ser posible que los beneficios económicos
futuros que generará, fluyan a la entidad,
b) ser valuado confiablemente,
c) la entidad debe tener control sobre los
beneficios económicos que el activo generará
en el futuro, y
d) derivarse de transacciones,
transformaciones internas o eventos
económicos pasados.
No todos los activos se adquieren generando un
costo; existen las donaciones o adquisiciones a
título gratuito que, al cumplir con las
características esenciales de un activo, se
reconocen como tales.
Un activo se reconoce con base a su sustancia
económica; por tanto, no es esencial que esté
asociado a derechos de propiedad legal o que
tenga la característica de tangibildad.
La vida de un activo está limitada a su capacidad
de producir beneficios económicos; por tanto,
cuando ésta capacidad disminuya o se pierda, el
activo dejará de serlo parcial o totalmente y se
convertirá en un gasto
De acuerdo a su naturaleza, los activos de una
entidad pueden ser de diferentes tipos:
a) efectivo,
b) derechos a recibir efectivo,
c) derechos a recibir bienes o servicios,
d) bienes disponibles para la venta o para su
transformación,
e) bienes destinados al uso,
f) costos acumulados sujetos de diferirse al estado
de resultados, para poder relacionarlos con sus
ingresos relativos, y
g) los que representan una participación
patrimonial.
Con base a su grado de disponibilidad, los activos se
clasifican en:
a) a corto plazo o circulantes, cuya disposición se dará
dentro del próximo año natural a partir de la fecha del
balance general, o dentro de un plazo no mayor al próximo
ciclo normal de operaciones de la entidad; y
b) a largo plazo o no circulantes, cuya disposición se dará
después del próximo año natural a partir de la fecha del
balance general, o después del próximo ciclo normal de
operaciones de la entidad.
Pueden existir estimaciones que reduzcan el valor de un
activo; sin embargo, aunque estos se presenten en cuentas
complementarias de activo, no son activos en sí mismos.
Ejemplos de esto son, la estimación para cuentas
incobrables y la estimación por obsolescencia de
inventarios.
Es un conjunto o segmento cuantificable
de obligaciones, presentes y virtualmente
ineludibles de una entidad, de transferir
activos o instrumentos financieros de
capital, o de proporcionar servicios en el
futuro a otras entidades o personas, como
consecuencia de transacciones,
transformaciones internas o eventos
económicos pasados.
Conjunto o segmento cuantificable
Es un pasivo o grupo de pasivos que se
pueden identificar y separar del resto
de las obligaciones y así, cuantificarse
en términos monetarios de manera
razonable.
Una obligación es una exigencia de carácter legal,
social o moral de cumplir con un contrato, promesa
o responsabilidad por parte de la entidad,
identificada a la fecha de los estados financieros.
Todo pasivo representa una obligación en el
presente, de transferir recursos o prestar servicios
en el futuro a otras entidades o personas, lo cual
puede estar condicionado al vencimiento de un
plazo, a la ocurrencia de un evento determinado o a
la solicitud de cumplimiento por parte del
beneficiario.
Un pasivo es virtualmente ineludible, cuando existe
la posibilidad, más no certeza absoluta, de que se
tenga que dar cumplimiento a la obligación.
Derivan de transacciones,
transformaciones internas o eventos
económicos pasados
Todo pasivo es consecuencia de
transacciones, transformaciones internas
o eventos económicos que han ocurrido
en el pasado y que han afectado a la
entidad. Por tanto, los compromisos para
llevar a cabo o no, ciertas acciones en el
futuro, no dan lugar al reconocimiento de
un pasivo.
Para reconocer un pasivo en los estados
financieros, éste debe reunir todas las
siguientes características:
a) representar una obligación presente, de
transferir activos o instrumentos financieros
de capital, o proporcionar servicios en el
futuro a otras entidades o personas;
b) ser valuado confiablemente; y
c) derivarse de transacciones,
transformaciones internas o eventos
económicos pasados.
Para reconocer un pasivo, se debe atender a la
sustancia económica y no a la forma legal de
la transacción.
En algunas ocasiones, no queda claro si el
evento pasado ha dado lugar a una
obligación presente. En estos casos, y
después de tomar en cuenta toda la
evidencia disponible, debe hacerse el
reconocimiento contable de un pasivo,
siempre que sea probable la existencia de
dicha obligación presente a la fecha del
balance general y siempre que se cumpla
con el resto de las características
esenciales de un pasivo. Tal es el caso de
las llamadas provisiones, que son una
especie de pasivo.
Las obligaciones contingentes, surgidas a raíz
de sucesos pasados, cuya existencia ha de ser
confirmada sólo por la ocurrencia o, en su
caso, por la falta de ocurrencia de uno o más
eventos inciertos en el futuro y que no están
enteramente bajo el control de la entidad, no
deben reconocerse como pasivos, pues no
cumplen esencialmente con las
características de un pasivo, ya que debido al
grado de incertidumbre que tienen, se
considera posible o remoto, más no probable,
que exista la obligación presente a la fecha de
emisión de los estados financieros, además
de no ser factible su valuación de manera
razonable
De acuerdo a su naturaleza, los
pasivos de una entidad pueden ser de
diferentes tipos:
a) obligaciones de transferir activos,
b) obligaciones de transferir
instrumentos financieros de capital
emitidos por la propia entidad, y
c) obligaciones de proporcionar
servicios.
Con base a su grado de exigibilidad, los
pasivos se clasifican en:
a) a corto plazo o circulantes, cuya exigencia
se dará dentro del próximo año natural a
partir de la fecha del balance general, o
dentro de un plazo no mayor al próximo ciclo
normal de operaciones de la entidad; y
b) a largo plazo o no circulantes, cuya
exigencia se dará después del próximo año
natural a partir de la fecha del balance
general, o después del próximo ciclo normal
de operaciones de la entidad.
Capital contable o patrimonio
El concepto capital contable es
utilizado para las entidades
lucrativas, y patrimonio, para las no
lucrativas. Sin embargo, para ambos
tipos de entidades, estos conceptos
son similares.
Definición
Es la participación de los propietarios
o en su caso, de los patrocinadores, en
el financiamiento de los activos de la
entidad.
Capital contable o patrimonio
.
Desde el punto de vista económico, el
capital contable o patrimonio, no
representa el valor razonable de la
entidad, sino el valor contable que
para la entidad, tienen sus activos y
pasivos sujetos de reconocimiento en
los estados financieros; por esta razón
también se le conoce como el activo
neto (de pasivos) de una entidad.
Capital contable o patrimonio
De acuerdo a un enfoque meramente
financiero, el capital contable o
patrimonio, representa la porción del
activo total que es financiada por los
propietarios o en su caso, los
patrocinadores de la entidad. Por tanto,
mientras los pasivos se consideran
fuentes externas de financiamiento, el
capital es una fuente interna.
.
Capital contable o patrimonio
Desde el punto de vista legal, el capital
contable representa para los propietarios de
una entidad lucrativa, su derecho sobre los
activos netos, mismo que se ejerce mediante
su reembolso o distribución. El reembolso o
distribución del capital contable implica una
disminución de los activos netos de la
entidad, resultante de transferir activos o
incurrir en pasivos a favor de los dueños. Se
llama reembolso a la disposición del capital
contribuido y distribución o dividendo, a la
disposición del capital ganado.
Tipos de capital
El capital contable de las entidades lucrativas se
clasifica de acuerdo a su origen, en:
a) capital contribuido, mismo que se conforma por
las aportaciones y donaciones de los propietarios
de la entidad, actualizadas con base a la inflación;
y
b) capital ganado, que corresponde al resultado
tanto de las transacciones que realiza la entidad,
así como a las transformaciones internas y los
eventos económicos que la afectan; se conforma
fundamentalmente de las utilidades no
distribuidas que permanecen invertidas en la
entidad o, por las pérdidas acumuladas,
actualizadas en cada caso, con base a la inflación.
Tipos de capital
El patrimonio de las entidades no lucrativas se clasifica
de acuerdo a su grado de disponibilidad, en:
a) patrimonio restringido permanentemente, cuyo uso
por parte de la entidad, está limitado por disposiciones
de los patrocinadores, que no expiran con el paso del
tiempo, y no pueden ser eliminadas por acciones de la
administración;
b) patrimonio restringido temporalmente, cuyo uso por
parte de la entidad, está limitado por disposiciones de
los patrocinadores, que expiran con el paso del tiempo o
porque se han cumplido los propósitos establecidos por
dichos patrocinadores; y
c) patrimonio sin restricciones, el cual no tiene ningún
tipo de restricción por parte de los patrocinadores, para
que este sea usado por parte de la entidad.
El nombre de estado de resultados
es utilizado por las entidades
lucrativas, y el de estado de
actividades, por las no lucrativas.
Sin embargo, ambos tipos de
entidades, preparan estos estados
financieros con un enfoque similar.
Ingreso
Definición
Es el incremento acumulado de los beneficios
económicos fundadamente esperados de una
entidad durante el período contable, con un
impacto favorable en su utilidad neta; un
ingreso representa un incremento bruto de
activos o una disminución de pasivos y
consecuentemente, un incremento al capital
contable o patrimonio.
Un ingreso debe considerarse realizado en el
período contable en el que se de por consumado
el evento crítico de las transacciones,
transformaciones internas o eventos económicos
que afectan a la entidad, independientemente de
la fecha en la que se materialice el beneficio
económico; esto es con base en lo señalado por los
postulados básicos de Realización y Período
contable.
El evento crítico está determinado por el esfuerzo
acumulado que tiene que desarrollar una entidad
para generar el ingreso.
Para reconocer un ingreso en los estados financieros, este debe
reunir todas las siguientes características:
a) considerarse realizado,
b) ser probable que los beneficios económicos fluyan a la
entidad,
c) ser valuado confiablemente, y
d) derivarse de transacciones, transformaciones internas o
eventos económicos pasados.
En caso de recibirse de manera anticipada a la generación
del ingreso, una parte o la totalidad de la contraprestación
pactada, el reconocimiento del ingreso en resultados debe
diferirse, mediante el reconocimiento de una partida en el
balance general, en espera de que se consuma el evento
crítico de las transacciones que darán a lugar a dicho
Para reconocer un ingreso en los
estados financieros, este debe reunir
todas las siguientes características:
a) considerarse realizado,
b) ser probable que los beneficios
económicos fluyan a la entidad,
c) ser valuado confiablemente, y
d) derivarse de transacciones,
transformaciones internas o eventos
económicos pasados.
En caso de recibirse de manera
anticipada a la generación del ingreso,
una parte o la totalidad de la
contraprestación pactada, el
reconocimiento del ingreso en resultados
debe diferirse, mediante el
reconocimiento de una partida en el
balance general, en espera de que se
consuma el evento crítico de las
transacciones que darán a lugar a dicho
ingreso, siempre que se cumplan las
características esenciales de los
elementos relativos al balance general.
La entidad puede tener varios tipos de
ingresos; sin embargo, estos se
clasifican esencialmente en dos
grupos:
a) ordinarios, que se identifican con la
realización de las actividades propias
del giro de la entidad, y
b) no ordinarios, que se derivan de
transacciones incidentales o como
consecuencia del entorno económico,
social, político, físico o ambiental.
Definición
Un costo, es un egreso que representa el
valor de los recursos que se entregan o
prometen entregar en la realización de
actividades que generan ingreso; el costo
se identifica como generador directo de
ingreso y por tanto, teóricamente
recuperable a través de éste.
Un gasto es un egreso que no se identifica
directamente con un ingreso, aunque
coadyuva a la generación del mismo.
Definición
.
El costo y el gasto corresponden a una
disminución acumulada de los beneficios
económicos fundadamente esperados de
una entidad durante el período contable,
provocando un impacto desfavorable en
su utilidad neta; el costo y el gasto
representan una disminución de activos o
un incremento bruto de pasivos y
consecuentemente, una disminución al
capital contable o patrimonio.
Definición
Un costo debe considerarse realizado en
resultados, cuando se ha realizado el ingreso
que le es relativo, independientemente de la
fecha en que dicho costo se liquide; esto con
base en lo señalado por los postulados
básicos de Realización y Período contable.
Un gasto debe considerarse realizado en el
período contable con el que se identifique, o
bien, en el período en el que se obtenga el
beneficio derivado de su erogación,
independientemente de la fecha en que se
pague.
.
Características esenciales
Para reconocer un costo o un gasto en
los estados financieros, éstos deben
reunir todas las siguientes
características:
a) considerarse realizados,
b) ser valuados confiablemente, y
c) derivarse de transacciones,
transformaciones internas, o eventos
económicos pasados.
Características esenciales
El reconocimiento de un costo en
resultados, debe diferirse mediante el
reconocimiento de una partida en el
balance general, en espera de la
realización del ingreso relativo, siempre
que se cumplan las características
esenciales de los elementos relativos al
balance general.
.
Descargar

ELEMENTOS BÁSICOS DE LOS ESTADOS FINANCIEROS