¿DÓNDE TE HALLARÉ PARA CONOCERTE?
SAN AGUSTÍN
PORQUE EN MI MEMORIA NO ESTABAS
ANTES DE QUE TE CONOCIERA.
¿DÓNDE, PUES, TE HALLÉ PARA
CONOCERTE SINO EN TI MISMO Y POR
ENCIMA DE MÍ?
NOSOTROS LOS HOMBRES NOS
ACERCAMOS A TI O NOS ALEJAMOS DE TI;
PERO ENTRE NOSOTROS Y TÚ NO HAY
UN ESPACIO QUE NOS SEPARE.
TÚ ERES LA VERDAD, QUE EN TODAS
PARTES TIENE SU ASIENTO PARA
ESCUCHAR A QUIENES LA CONSULTAN
SOBRE TODA CLASE DE COSAS
DIFERENTES,
Y A TODOS LES DAS RESPUESTA
CLARA, AUNQUE NO TODOS CAPTEN
CLARAMENTE TU RESPUESTA.
PORQUE LOS HOMBRES TE
CONSULTAN LO QUE QUIEREN OÍR,
PERO NO SIEMPRE QUIEREN OÍR LO
QUE TÚ LES RESPONDES.
Y EL BUEN SIERVO TUYO ES AQUEL QUE
NO SE EMPEÑA EN OÍRTE DECIR LO QUE
A ÉL LE GUSTARÍA,
SINO QUE ESTÁ SINCERAMENTE
DISPUESTO A OÍR LO QUE TÚ LE DIGAS.
CONFESIONES X, 26,37.
PARROQUIA DE JESUCRISTO CRUCIFICADO
MÉXICO D. F.
Descargar

¿Dónde te hallé para conocerte?