INTRODUCCION A NAHUM
 Significado del Nombre: “consuelo”,





“confortamiento”
Origen: De Elcos, pueblo de Judá.
Ministerio entre Entre 663 y 612 A.C.
Propósito: pronunciar el juicio contra Asiria y dar
ánimo a Judá.
Libro corto, 3 capítulos.
Nínive – Fundada por Nimrod, Génesis 10:9-12
93
INTRODUCCION A NAHUM
 En la Septuaginta, Nahum es colocada




inmediatamente después de Jonás.
La ubicación de Elcos no se conoce hoy en dia.
Elcos puede ser un nombre antiguo para la ciudad
de Capernaum (“ ciudad de Nahum”)
El libro fue escrito inmediatamente después de
663 A.C., la fecha de la destrucción de Tebas (3:8).
Escrito durante el reinado de Asurbanipal, el
apogeo del imperio Asirio.
93
CRONOLOGIA DE NAHUM
931
722
SIRIA
586
ASIRIA
Israel
(Reino del Norte)
BABILONIA
MEDO - PERSIA
Jonás
Amos Oseas
Abdías
Joel
Miqueas
Isaías
Nahum
Judá (Reino del Sur)
Reino
Unido
950 AC 900
Reino Dividido
850
800
Reino Solitario
750
700
650
Exilio
600
550
Reino
Restaurado
500
94
450
NINIVE
 Fundada por Nimrod (Gen. 10:11)
 El nombre viene del vocablo nina que




significa “pez”.
Senaquerib renovó la ciudad y la hizo la
capital del imperio Asirio.
Población alrededor de 200,000 personas.
Ishtar era la diosa – patrona dde la ciudad.
Hoy es la ciudad de Mosul en Iraq.
94
1 1 Profecía sobre Nínive. Libro de la visión de Nahum de Elcos. 2 Jehová es Dios
celoso y vengador; Jehová es vengador y lleno de indignación; se venga de sus
adversarios, y guarda enojo para sus enemigos. 3 Jehová es tardo para la ira y grande
en poder, y no tendrá por inocente al culpable. Jehová marcha en la tempestad y el
torbellino, y las nubes son el polvo de sus pies. 4 El amenaza al mar, y lo hace secar, y
angosta todos los ríos; Basán fue destruido, y el Carmelo, y la flor del Líbano fue
destruida. 5 Los montes tiemblan delante de él, y los collados se derriten; la tierra se
conmueve a su presencia, y el mundo, y todos los que en él habitan. 6 ¿Quién
permanecerá delante de su ira? ¿y quién quedará en pie en el ardor de su enojo? Su ira
se derrama como fuego, y por él se hienden las peñas. 7 Jehová es bueno, fortaleza en
el día de la angustia; y conoce a los que en él confían. 8 Mas con inundación impetuosa
consumirá a sus adversarios, y tinieblas perseguirán a sus enemigos. 9 ¿Qué pensáis
contra Jehová? El hará consumación; no tomará venganza dos veces de sus enemigos.
10 Aunque sean como espinos entretejidos, y estén empapados en su embriaguez,
serán consumidos como hojarasca completamente seca. 11 De ti salió el que imaginó
mal contra Jehová, un consejero perverso. 12 Así ha dicho Jehová: Aunque reposo
tengan, y sean tantos, aun así serán talados, y él pasará. Bastante te he afligido; no te
afligiré ya más. 13 Porque ahora quebraré su yugo de sobre ti, y romperé tus coyundas.
14 Mas acerca de ti mandará Jehová, que no quede ni memoria de tu nombre; de la
casa de tu dios destruiré escultura y estatua de fundición; allí pondré tu sepulcro,
porque fuiste vil. 15 He aquí sobre los montes los pies del que trae buenas nuevas, del
que anuncia la paz. Celebra, oh Judá, tus fiestas, cumple tus votos; porque nunca más
volverá a pasar por ti el malvado; pereció del todo.
95
2 1 Subió destruidor contra ti; guarda la fortaleza, vigila el camino, cíñete los lomos,
refuerza mucho tu poder. 2 Porque Jehová restaurará la gloria de Jacob como la
gloria de Israel; porque saqueadores los saquearon, y estropearon sus mugrones. 3
El escudo de sus valientes estará enrojecido, los varones de su ejército vestidos de
grana; el carro como fuego de antorchas; el día que se prepare, temblarán las hayas.
4 Los carros se precipitarán a las plazas, con estruendo rodarán por las calles; su
aspecto será como antorchas encendidas, correrán como relámpagos. 5 Se acordará
él de sus valientes; se atropellarán en su marcha; se apresurarán a su muro, y la
defensa se preparará. 6 Las puertas de los ríos se abrirán, y el palacio será destruido.
7 Y la reina será cautiva; mandarán que suba, y sus criadas la llevarán gimiendo
como palomas, golpeándose sus pechos. 8 Fue Nínive de tiempo antiguo como
estanque de aguas; pero ellos huyen. Dicen: ¡Deteneos, deteneos!; pero ninguno
mira. 9 Saquead plata, saquead oro; no hay fin de las riquezas y suntuosidad de toda
clase de efectos codiciables. 10 Vacía, agotada y desolada está, y el corazón
desfallecido; temblor de rodillas, dolor en las entrañas, rostros demudados. 11 ¿Qué
es de la guarida de los leones, y de la majada de los cachorros de los leones, donde
se recogía el león y la leona, y los cachorros del león, y no había quien los
espantase? 12 El león arrebataba en abundancia para sus cachorros, y ahogaba para
sus leonas, y llenaba de presa sus cavernas, y de robo sus guaridas. 13 Heme aquí
contra ti, dice Jehová de los ejércitos. Encenderé y reduciré a humo tus carros, y
espada devorará tus leoncillos; y cortaré de la tierra tu robo, y nunca más se oirá la
voz de tus mensajeros.
3 1 ¡Ay de ti, ciudad sanguinaria, toda llena de mentira y de rapiña, sin apartarte del pillaje! 2
Chasquido de látigo, y fragor de ruedas, caballo atropellador, y carro que salta; 3 jinete enhiesto, y
resplandor de espada, y resplandor de lanza; y multitud de muertos, y multitud de cadáveres;
cadáveres sin fin, y en sus cadáveres tropezarán, 4 a causa de la multitud de las fornicaciones de la
ramera de hermosa gracia, maestra en hechizos, que seduce a las naciones con sus fornicaciones,
y a los pueblos con sus hechizos. 5 Heme aquí contra ti, dice Jehová de los ejércitos, y descubriré
tus faldas en tu rostro, y mostraré a las naciones tu desnudez, y a los reinos tu vergüenza. 6 Y
echaré sobre ti inmundicias, y te afrentaré, y te pondré como estiércol. 7 Todos los que te vieren se
apartarán de ti, y dirán: Nínive es asolada; ¿quién se compadecerá de ella? ¿Dónde te buscaré
consoladores? 8 ¿Eres tú mejor que Tebas, que estaba asentada junto al Nilo, rodeada de aguas,
cuyo baluarte era el mar, y aguas por muro? 9 Etiopía era su fortaleza, también Egipto, y eso sin
límite; Fut y Libia fueron sus ayudadores. 10 Sin embargo ella fue llevada en cautiverio; también sus
pequeños fueron estrellados en las encrucijadas de todas las calles, y sobre sus varones echaron
suertes, y todos sus grandes fueron aprisionados con grillos. 11 Tú también serás embriagada, y
serás encerrada; tú también buscarás refugio a causa del enemigo. 12 Todas tus fortalezas serán
cual higueras con brevas, que si las sacuden, caen en la boca del que las ha de comer. 13 He aquí,
tu pueblo será como mujeres en medio de ti; las puertas de tu tierra se abrirán de par en par a tus
enemigos; fuego consumirá tus cerrojos. 14 Provéete de agua para el asedio, refuerza tus
fortalezas; entra en el lodo, pisa el barro, refuerza el horno. 15 Allí te consumirá el fuego, te talará la
espada, te devorará como pulgón; multiplícate como langosta, multiplícate como el langostón. 16
Multiplicaste tus mercaderes más que las estrellas del cielo; la langosta hizo presa, y voló. 17 Tus
príncipes serán como langostas, y tus grandes como nubes de langostas que se sientan en vallados
en día de frío; salido el sol se van, y no se conoce el lugar donde están. 18 Durmieron tus pastores,
oh rey de Asiria, reposaron tus valientes; tu pueblo se derramó por los montes, y no hay quien lo
junte. 19 No hay medicina para tu quebradura; tu herida es incurable; todos los que oigan tu fama
batirán las manos sobre ti, porque ¿sobre quién no pasó continuamente tu maldad?
INTRODUCCION A HABACUC
 Profeta y músico.
 Nombre significa “abrazo”.
 Ministerio durante el reinado inicial de Josías antes
del descubrimiento del rollo de la Ley.
 Dos preguntas, dos respuestas de Dios.
 1:1-4
 1:5-11
 1:12-2:1
 2:1-20
 Cap. 3:
Hasta cuando permitirás esto?
Respuesta: levantaré a los caldeos
Porqué usas a un pueblo más cruel
y malo que los mismos judíos?
Respuesta: los caldeos sufrirán su
juicio al momento oportuno.
Salmo de adoración
96
CRONOLOGIA DE HABACUC
931
722
SIRIA
586
ASIRIA
Israel
(Reino del Norte)
BABILONIA
MEDO - PERSIA
Jonás
Amos Oseas
Abdías
Joel
Habacuc
Miqueas
Isaías
Nahum
Judá (Reino del Sur)
Reino
Unido
950 AC 900
Reino Dividido
850
800
Reino Solitario
750
700
650
Exilio
600
550
Reino
Restaurado
500
96
450
1 1 La profecía que vio el profeta Habacuc. 2 ¿Hasta cuándo, oh Jehová, clamaré, y no
oirás; y daré voces a ti a causa de la violencia, y no salvarás? 3 ¿Por qué me haces ver
iniquidad, y haces que vea molestia? Destrucción y violencia están delante de mí, y
pleito y contienda se levantan. 4 Por lo cual la ley es debilitada, y el juicio no sale
según la verdad; por cuanto el impío asedia al justo, por eso sale torcida la justicia. 5
Mirad entre las naciones, y ved, y asombraos; porque haré una obra en vuestros días,
que aun cuando se os contare, no la creeréis. 6 Porque he aquí, yo levanto a los
caldeos, nación cruel y presurosa, que camina por la anchura de la tierra para poseer
las moradas ajenas. 7 Formidable es y terrible; de ella misma procede su justicia y su
dignidad. 8 Sus caballos serán más ligeros que leopardos, y más feroces que lobos
nocturnos, y sus jinetes se multiplicarán; vendrán de lejos sus jinetes, y volarán como
águilas que se apresuran a devorar. 9 Toda ella vendrá a la presa; el terror va delante
de ella, y recogerá cautivos como arena. 10 Escarnecerá a los reyes, y de los príncipes
hará burla; se reirá de toda fortaleza, y levantará terraplén y la tomará. 11 Luego
pasará como el huracán, y ofenderá atribuyendo su fuerza a su dios. 12 ¿No eres tú
desde el principio, oh Jehová, Dios mío, Santo mío? No moriremos. Oh Jehová, para
juicio lo pusiste; y tú, oh Roca, lo fundaste para castigar. 13 Muy limpio eres de ojos
para ver el mal, ni puedes ver el agravio; ¿por qué ves a los menospreciadores, y
callas cuando destruye el impío al más justo que él, 14 y haces que sean los hombres
como los peces del mar, como reptiles que no tienen quien los gobierne? 15 Sacará a
todos con anzuelo, los recogerá con su red, y los juntará en sus mallas; por lo cual se
alegrará y se regocijará. 16 Por esto hará sacrificios a su red, y ofrecerá sahumerios a
sus mallas; porque con ellas engordó su porción, y engrasó su comida. 17 ¿Vaciará por
eso su red, y no tendrá piedad de aniquilar naciones continuamente?
97
2 1 Sobre mi guarda estaré, y sobre la fortaleza afirmaré el pie, y velaré para ver lo que se me dirá, y
qué he de responder tocante a mi queja. 2 Y Jehová me respondió, y dijo: Escribe la visión, y declárala en tablas, para que corra el que leyere en ella. 3 Aunque la visión tardará aún por un tiempo,
mas se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no
tardará. 4 He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece; mas el justo por su fe vivirá. 5 Y
también, el que es dado al vino es traicionero, hombre soberbio, que no permanecerá; ensanchó
como el Seol su alma, y es como la muerte, que no se saciará; antes reunió para sí todas las gentes,
y juntó para sí todos los pueblos. 6 ¿No han de levantar todos éstos refrán sobre él, y sarcasmos
contra él? Dirán: ¡Ay del que multiplicó lo que no era suyo! ¿Hasta cuándo había de acumular sobre s
prenda tras prenda? 7 ¿No se levantarán de repente tus deudores, y se despertarán los que te harán
temblar, y serás despojo para ellos? 8 Por cuanto tú has despojado a muchas naciones, todos los
otros pueblos te despojarán, a causa de la sangre de los hombres, y de los robos de la tierra, de las
ciudades y de todos los que habitan en ellas. 9 ¡Ay del que codicia injusta ganancia para su casa,
para poner en alto su nido, para escaparse del poder del mal! 10 Tomaste consejo vergonzoso para
tu casa, asolaste muchos pueblos, y has pecado contra tu vida. 11 Porque la piedra clamará desde el
muro, y la tabla del enmaderado le responderá. 12 ¡Ay del que edifica la ciudad con sangre, y del que
funda una ciudad con iniquidad! 13 ¿No es esto de Jehová de los ejércitos? Los pueblos, pues,
trabajarán para el fuego, y las naciones se fatigarán en vano. 14 Porque la tierra será llena del
conocimiento de la gloria de Jehová, como las aguas cubren el mar. 15 ¡Ay del que da de beber a su
prójimo! ¡Ay de ti, que le acercas tu hiel, y le embriagas para mirar su desnudez! 16 Te has llenado de
deshonra más que de honra; bebe tú también, y serás descubierto; el cáliz de la mano derecha de
Jehová vendrá hasta ti, y vómito de afrenta sobre tu gloria. 17 Porque la rapiña del Líbano caerá
sobre ti, y la destrucción de las fieras te quebrantará, a causa de la sangre de los hombres, y del robo
de la tierra, de las ciudades y de todos los que en ellas habitaban. 18 ¿De qué sirve la escultura que
esculpió el que la hizo? ¿la estatua de fundición que enseña mentira, para que haciendo imágenes
mudas confíe el hacedor en su obra? 19 ¡Ay del que dice al palo: Despiértate; y a la piedra muda:
Levántate! ¿Podrá él enseñar? He aquí está cubierto de oro y plata, y no hay espíritu dentro
de él. 20 Mas Jehová está en su santo templo; calle delante de él toda la tierra.
97
3 1 Oración del profeta Habacuc, sobre Sigionot. 2 Oh Jehová, he oído tu palabra, y temí. Oh
Jehová, aviva tu obra en medio de los tiempos, En medio de los tiempos hazla conocer; En la ira
acuérdate de la misericordia. 3 Dios vendrá de Temán, y el Santo desde el monte de Parán. Selah
Su gloria cubrió los cielos, y la tierra se llenó de su alabanza. 4 Y el resplandor fue como la luz;
Rayos brillantes salían de su mano, y allí estaba escondido su poder. 5 Delante de su rostro iba
mortandad, y a sus pies salían carbones encendidos. 6 Se levantó, y midió la tierra; Miró, e hizo
temblar las gentes; los montes antiguos fueron desmenuzados, los collados antiguos se
humillaron. Sus caminos son eternos. 7 He visto las tiendas de Cusán en aflicción; las tiendas de la
tierra de Madián temblaron. 8 ¿Te airaste, oh Jehová, contra los ríos? ¿Contra los ríos te airaste?
¿Fue tu ira contra el mar Cuando montaste en tus caballos, y en tus carros de victoria? 9 Se
descubrió enteramente tu arco; los juramentos a las tribus fueron palabra segura. Selah Hendiste
la tierra con ríos. 10 Te vieron y tuvieron temor los montes; pasó la inundación de las aguas; el
abismo dio su voz, a lo alto alzó sus manos. 11 El sol y la luna se pararon en su lugar; a la luz de
tus saetas anduvieron, y al resplandor de tu fulgente lanza. 12 Con ira hollaste la tierra, con furor
trillaste las naciones. 13 Saliste para socorrer a tu pueblo, para socorrer a tu ungido. Traspasaste
la cabeza de la casa del impío, descubriendo el cimiento hasta la roca. Selah 14 Horadaste con
sus propios dardos las cabezas de sus guerreros, que como tempestad acometieron para
dispersarme, cuyo regocijo era como para devorar al pobre encubiertamente. 15 Caminaste en el
mar con tus caballos, sobre la mole de las grandes aguas. 16 Oí, y se conmovieron mis entrañas;
a la voz temblaron mis labios; pudrición entró en mis huesos, y dentro de mí me estremecí; si bien
estaré quieto en el día de la angustia, cuando suba al pueblo el que lo invadirá con sus tropas. 17
Aunque la higuera no florezca, ni en las vides haya frutos, aunque falte el producto del olivo, y los
labrados no den mantenimiento, y las ovejas sean quitadas de la majada, y no haya vacas en los
corrales; 18 Con todo, yo me alegraré en Jehová, y me gozaré en el Dios de mi salvación. 19
Jehová el Señor es mi fortaleza, el cual hace mis pies como de ciervas, y en mis alturas me hace
andar.
98
“EL DIA DE JEHOVA”
 Es importante entender este concepto porque es
un tema central de los profetas del Antiguo
Testamento.
 Como otros muchos megatemas bíblicos, es un
concepto dual, y su significado concreto depende
del contexto inmediato donde aparece.
 Es importante ya que el tema se traslada al Nuevo
Testamento como “El Dia del Señor”.
167
EL “DIA DE JEHOVA”
 La expresión “Dia de Jehová” ó sus similares (“aquel
Dia”) aparece en 11 de los profetas: Isaías, Jeremías,
Ezequiel, Abdías, Joel, Amós, Oseas, Sofonías,
Miqueas, Zacarías y Malaquías.
 SU NATURALEZA – es el DDJ un día de juicio,
bendición, ó ambos?
 SU ALCANCE – es el DDJ dirigido a Israel, a las
naciones Gentiles, ó a ambas?
 SU TIEMPO – Se refiere el DDJ a eventos pasados,
futuro inminente, ó futuro escatológico, ó a todos
ellos?
167
EL “DIA DE JEHOVA” EN ABDIAS
6 ¡Cómo fueron escudriñadas las cosas de Esaú! Sus tesoros escondidos
fueron buscados. 7 Todos tus aliados te han engañado; hasta los confines te
hicieron llegar; los que estaban en paz contigo prevalecieron contra ti; los que
comían tu pan pusieron lazo debajo de ti; no hay en ello entendimiento. 8 ¿No
haré que perezcan en aquel día, dice Jehová, los sabios de Edom, y la
prudencia del monte de Esaú? 9 Y tus valientes, oh Temán, serán
amedrentados; porque todo hombre será cortado del monte de Esaú por el
estrago. 10 Por la injuria a tu hermano Jacob te cubrirá vergüenza, y serás
cortado para siempre. 11 El día que estando tú delante, llevaban extraños
cautivo su ejército, y extraños entraban por sus puertas, y echaban suertes
sobre Jerusalén, tú también eras como uno de ellos. 12 Pues no debiste tú
haber estado mirando en el día de tu hermano, en el día de su infortunio; no
debiste haberte alegrado de los hijos de Judá en el día en que se perdieron, ni
debiste haberte jactado en el día de la angustia. 13 No debiste haber entrado
por la puerta de mi pueblo en el día de su quebrantamiento; no, no debiste
haber mirado su mal en el día de su quebranto, ni haber echado mano a sus
bienes en el día de su calamidad. 14 Tampoco debiste haberte parado en las
encrucijadas para matar a los que de ellos escapasen; ni debiste haber
entregado a los que quedaban en el día de angustia. 15 Porque cercano está el
día de Jehová sobre todas las naciones; como tú hiciste se hará contigo; tu
recompensa volverá sobre tu cabeza.
168
EL “DIA DE JEHOVA” EN JOEL
1: 13 Ceñíos y lamentad, sacerdotes; gemid, ministros del altar;
venid, dormid en cilicio, ministros de mi Dios; porque quitada es
de la casa de vuestro Dios la ofrenda y la libación. 14 Proclamad
ayuno, convocad a asamblea; congregad a los ancianos y a todos
los moradores de la tierra en la casa de Jehová vuestro Dios, y
clamad a Jehová. 15 ¡Ay del día! porque cercano está el día de
Jehová, y vendrá como destrucción por el Todopoderoso. 16 ¿No
fue arrebatado el alimento de delante de nuestros ojos, la alegría
y el placer de la casa de nuestro Dios?
167
EL “DIA DE JEHOVA” EN JOEL
2 1 Tocad trompeta en Sion, y dad alarma en mi santo monte; tiemblen todos los
moradores de la tierra, porque viene el día de Jehová, porque está cercano. 2 Día de
tinieblas y de oscuridad, día de nube y de sombra; como sobre los montes se
extiende el alba, así vendrá un pueblo grande y fuerte; semejante a él no lo hubo
jamás, ni después de él lo habrá en años de muchas generaciones. 3 Delante de él
consumirá fuego, tras de él abrasará llama; como el huerto del Edén será la tierra
delante de él, y detrás de él como desierto asolado; ni tampoco habrá quien de él
escape. 4 Su aspecto, como aspecto de caballos, y como gente de a caballo
correrán. 5 Como estruendo de carros saltarán sobre las cumbres de los montes;
como sonido de llama de fuego que consume hojarascas, como pueblo fuerte
dispuesto para la batalla. 6 Delante de él temerán los pueblos; se pondrán pálidos
todos los semblantes. 7 Como valientes correrán, como hombres de guerra subirán el
muro; cada cual marchará por su camino, y no torcerá su rumbo. 8 Ninguno
estrechará a su compañero, cada uno irá por su carrera; y aun cayendo sobre la
espada no se herirán. 9 Irán por la ciudad, correrán por el muro, subirán por las
casas, entrarán por las ventanas a manera de ladrones. 10 Delante de él temblará la
tierra, se estremecerán los cielos; el sol y la luna se oscurecerán, y las estrellas
retraerán su resplandor. 11 Y Jehová dará su orden delante de su ejército; porque
muy grande es su campamento; fuerte es el que ejecuta su orden; porque grande es
el día de Jehová, y muy terrible; ¿quién podrá soportarlo?
169
EL “DIA DE JEHOVA” EN JOEL
2: 30 Y daré prodigios en el cielo y en la tierra, sangre, y
fuego, y columnas de humo. 31 El sol se convertirá en
tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y
espantoso de Jehová. 32 Y todo aquel que invocare el nombre
de Jehová será salvo; porque en el monte de Sion y en
Jerusalén habrá salvación, como ha dicho Jehová, y entre el
remanente al cual él habrá llamado.
169
EL “DIA DE JEHOVA” EN JOEL
3: 12 Despiértense las naciones, y suban al valle de Josafat;
porque allí me sentaré para juzgar a todas las naciones de
alrededor. 13 Echad la hoz, porque la mies está ya madura.
Venid, descended, porque el lagar está lleno, rebosan las
cubas; porque mucha es la maldad de ellos. 14 Muchos
pueblos en el valle de la decisión; porque cercano está el día
de Jehová en el valle de la decisión. 15 El sol y la luna se
oscurecerán, y las estrellas retraerán su resplandor.
170
EL “DIA DE JEHOVA” EN AMOS
5:17 Y en todas las viñas habrá llanto; porque pasaré en
medio de ti, dice Jehová. 18 ¡Ay de los que desean el día de
Jehová! ¿Para qué queréis este día de Jehová? Será de
tinieblas, y no de luz; 19 como el que huye de delante del
león, y se encuentra con el oso; o como si entrare en casa y
apoyare su mano en la pared, y le muerde una culebra. 20
¿No será el día de Jehová tinieblas, y no luz; oscuridad, que
no tiene resplandor?
170
EL “DIA DE JEHOVA” EN AMOS
Así me ha mostrado Jehová el Señor: He aquí un canastillo de fruta de
verano. 2 Y dijo: ¿Qué ves, Amós? Y respondí: Un canastillo de fruta de
verano. Y me dijo Jehová: Ha venido el fin sobre mi pueblo Israel; no lo
toleraré más. 3 Y los cantores del templo gemirán en aquel día, dice Jehová
el Señor; muchos serán los cuerpos muertos; en todo lugar los echarán fuera
en silencio.... 9 Acontecerá en aquel día, dice Jehová el Señor, que haré que
se ponga el sol a mediodía, y cubriré de tinieblas la tierra en el día claro. 10 Y
cambiaré vuestras fiestas en lloro, y todos vuestros cantares en
lamentaciones; y haré poner cilicio sobre todo lomo, y que se rape toda
cabeza; y la volveré como en llanto de unigénito, y su postrimería como día
amargo. 11 He aquí vienen días, dice Jehová el Señor, en los cuales enviaré
hambre a la tierra, no hambre de pan, ni sed de agua, sino de oír la palabra
de Jehová. 12 E irán errantes de mar a mar; desde el norte hasta el oriente
discurrirán buscando palabra de Jehová, y no la hallarán. 13 En aquel tiempo
las doncellas hermosas y los jóvenes desmayarán de sed. 14 Los que juran
por el pecado de Samaria, y dicen: Por tu Dios, oh Dan, y: Por el camino de
Beerseba, caerán, y nunca más se levantarán.
171
EL “DIA DE JEHOVA” EN ISAIAS
2:11 La altivez de los ojos del hombre será abatida, y la
soberbia de los hombres será humillada; y Jehová solo será
exaltado en aquel día. 12 Porque día de Jehová de los ejércitos
vendrá sobre todo soberbio y altivo, sobre todo enaltecido, y
será abatido; 13 sobre todos los cedros del Líbano altos y
erguidos, y sobre todas las encinas de Basán; 14 sobre todos
los montes altos, y sobre todos los collados elevados; 15 sobre
toda torre alta, y sobre todo muro fuerte; 16 sobre todas las
naves de Tarsis, y sobre todas las pinturas preciadas.
171
EL “DIA DE JEHOVA” EN ISAIAS
13 4 Estruendo de multitud en los montes, como de mucho
pueblo; estruendo de ruido de reinos, de naciones reunidas;
Jehová de los ejércitos pasa revista a las tropas para la batalla.
5 Vienen de lejana tierra, de lo postrero de los cielos, Jehová y
los instrumentos de su ira, para destruir toda la tierra. 6 Aullad,
porque cerca está el día de Jehová; vendrá como asolamiento
del Todopoderoso. 7 Por tanto, toda mano se debilitará, y
desfallecerá todo corazón de hombre, 8 y se llenarán de terror;
angustias y dolores se apoderarán de ellos; tendrán dolores
como mujer de parto; se asombrará cada cual al mirar a su
compañero; sus rostros, rostros de llamas. 9 He aquí el día de
Jehová viene, terrible, y de indignación y ardor de ira, para
convertir la tierra en soledad, y raer de ella a sus pecadores.
172
EL “DIA DE JEHOVA” EN MIQUEAS
3 Y él juzgará entre muchos pueblos, y corregirá a naciones
poderosas hasta muy lejos; y martillarán sus espadas para
azadones, y sus lanzas para hoces; no alzará espada nación
contra nación, ni se ensayarán más para la guerra. 4 Y se
sentará cada uno debajo de su vid y debajo de su higuera, y no
habrá quien los amedrente; porque la boca de Jehová de los
ejércitos lo ha hablado. 5 Aunque todos los pueblos anden cada
uno en el nombre de su dios, nosotros con todo andaremos en
el nombre de Jehová nuestro Dios eternamente y para siempre.
6 En aquel día, dice Jehová, juntaré la que cojea, y recogeré la
descarriada, y a la que afligí; 7 y pondré a la coja como
remanente, y a la descarriada como nación robusta; y Jehová
reinará sobre ellos en el monte de Sion desde ahora y para
siempre.
172
EL “DIA DE JEHOVA” EN MIQUEAS
8 Asimismo el remanente de Jacob será entre las naciones,
en medio de muchos pueblos, como el león entre las bestias
de la selva, como el cachorro del león entre las manadas de
las ovejas, el cual si pasare, y hollare, y arrebatare, no hay
quien escape. 9 Tu mano se alzará sobre tus enemigos, y
todos tus adversarios serán destruidos. 10 Acontecerá en
aquel día, dice Jehová, que haré matar tus caballos de en
medio de ti, y haré destruir tus carros. 11 Haré también
destruir las ciudades de tu tierra, y arruinaré todas tus
fortalezas.
173
EL “DIA DE JEHOVA” EN JEREMIAS
Jeremías 30:6-8
6 Inquirid ahora, y mirad si el varón da a luz; porque he
visto que todo hombre tenía las manos sobre sus
lomos, como mujer que está de parto, y se han vuelto
pálidos todos los rostros. 7 !Ah, cuán grande es aquel
día! tanto, que no hay otro semejante a él; tiempo de
angustia para Jacob; pero de ella será librado.
8 En aquel día, dice Jehová de los ejércitos, yo
quebraré su yugo de tu cuello, y romperé tus
coyundas, y extranjeros no lo volverán más a poner en
servidumbre,
173
EL “DIA DE JEHOVA” EN JEREMIAS
Jeremías 4:9 En aquel día, dice Jehová, desfallecerá el corazón
del rey y el corazón de los príncipes, y los sacerdotes estarán
atónitos, y se maravillarán los profetas.
Jeremías 23:7 Por tanto, he aquí que vienen días, dice Jehová,
en que no dirán más: Vive Jehová que hizo subir a los hijos de
Israel de la tierra de Egipto,
Jeremías 46:10 Mas ese día será para Jehová Dios de los
ejércitos día de retribución, para vengarse de sus enemigos; y la
espada devorará y se saciará, y se embriagará de la sangre de
ellos; porque sacrificio será para Jehová Dios de los ejércitos, en
tierra del norte junto al río Eufrates.
Jeremías 39:17 Pero en aquel día yo te libraré, dice Jehová, y
no serás entregado en manos de aquellos a quienes tú temes.174
EL “DIA DE JEHOVA” EN EZEQUIEL
Ezequiel 7 7 La mañana viene para ti, oh morador de la tierra; el
tiempo viene, cercano está el día; día de tumulto, y no de alegría,
sobre los montes. 8 Ahora pronto derramaré mi ira sobre ti, y
cumpliré en ti mi furor, y te juzgaré según tus caminos; y pondré
sobre ti tus abominaciones. 9 Y mi ojo no perdonará, ni tendré
misericordia; según tus caminos pondré sobre ti, y en medio de ti
estarán tus abominaciones; y sabréis que yo Jehová soy el que
castiga. 10 He aquí el día, he aquí que viene; ha salido la mañana;
ha florecido la vara, ha reverdecido la soberbia. 11 La violencia se
ha levantado en vara de maldad; ninguno quedará de ellos, ni de
su multitud, ni uno de los suyos, ni habrá entre ellos quien se
lamente. 12 El tiempo ha venido, se acercó el día; el que compra,
no se alegre, y el que vende, no llore, porque la ira está sobre toda
la multitud. 13 Porque el que vende no volverá a lo vendido, aunque
queden vivos; porque la visión sobre toda la multitud no se
revocará, y a causa de su iniquidad ninguno podrá amparar su
vida.
174
EL “DIA DE JEHOVA” EN EZEQUIEL
14 Tocarán
trompeta, y prepararán todas las cosas, y no habrá
quien vaya a la batalla; porque mi ira está sobre toda la multitud. 15
De fuera espada, de dentro pestilencia y hambre; el que esté en el
campo morirá a espada, y al que esté en la ciudad lo consumirá el
hambre y la pestilencia. 16 Y los que escapen de ellos huirán y
estarán sobre los montes como palomas de los valles, gimiendo
todos, cada uno por su iniquidad. 17 Toda mano se debilitará, y toda
rodilla será débil como el agua. 18 Se ceñirán también de cilicio, y
les cubrirá terror; en todo rostro habrá verg:uenza, y todas sus
cabezas estarán rapadas. 19 Arrojarán su plata en las calles, y su
oro será desechado; ni su plata ni su oro podrá librarlos en el día
del furor de Jehová; no saciarán su alma, ni llenarán sus entrañas,
porque ha sido tropiezo para su maldad.
175
EL “DIA DE JEHOVA” EN EZEQUIEL
Ezekiel 30 1Vino a mí palabra de Jehová, diciendo: 2 Hijo de
hombre, profetiza, y di: Así ha dicho Jehová el Señor:
Lamentad: !Ay de aquel día! 3 Porque cerca está el día, cerca
está el día de Jehová; día de nublado, día de castigo de las
naciones será. 4 Y vendrá espada a Egipto, y habrá miedo en
Etiopía, cuando caigan heridos en Egipto; y tomarán sus
riquezas, y serán destruidos sus fundamentos. 5 Etiopía, Fut,
Lud, toda Arabia, Libia, y los hijos de las tierras aliadas, caerán
con ellos a filo de espada. 6 Así ha dicho Jehová: También
caerán los que sostienen a Egipto, y la altivez de su poderío
caerá; desde Migdol hasta Sevene caerán en él a filo de
espada, dice Jehová el Señor. 7 Y serán asolados entre las
tierras asoladas, y sus ciudades serán entre las ciudades
desiertas. 8 Y sabrán que yo soy Jehová, cuando ponga fuego a
Egipto, y sean quebrantados todos sus ayudadores.
175
EL “DIA DE JEHOVA” EN SOFONIAS
Sofonías 1 1Palabra de Jehová que vino a Sofonías hijo de
Cusi, hijo de Gedalías, hijo de Amarías, hijo de Ezequías, en
días de Josías hijo de Amón, rey de Judá. 2 Destruiré por
completo todas las cosas de sobre la faz de la tierra, dice
Jehová. 3 Destruiré los hombres y las bestias; destruiré las aves
del cielo y los peces del mar, y cortaré a los impíos; y raeré a
los hombres de sobre la faz de la tierra, dice Jehová. 4
Extenderé mi mano sobre Judá, y sobre todos los habitantes de
Jerusalén, y exterminaré de este lugar los restos de Baal, y el
nombre de los ministros idólatras con sus sacerdotes; 5 y a los
que sobre los terrados se postran al ejército del cielo, y a los
que se postran jurando por Jehová y jurando por Milcom; 6 y a
los que se apartan de en pos de Jehová, y a los que no
buscaron a Jehová, ni le consultaron.
176
EL “DIA DE JEHOVA” EN SOFONIAS
Sofonías 1 7 Calla en la presencia de Jehová el Señor, porque
el día de Jehová está cercano; porque Jehová ha preparado
sacrificio, y ha dispuesto a sus convidados. 8 Y en el día del
sacrificio de Jehová castigaré a los príncipes, y a los hijos del
rey, y a todos los que visten vestido extranjero. 9 Asimismo
castigaré en aquel día a todos los que saltan la puerta, los que
llenan las casas de sus señores de robo y de engaño. 10 Y
habrá en aquel día, dice Jehová, voz de clamor desde la puerta
del Pescado, y aullido desde la segunda puerta, y gran
quebrantamiento desde los collados. 11 Aullad, habitantes de
Mactes, porque todo el pueblo mercader es destruido;
destruidos son todos los que traían dinero. 12 Acontecerá en
aquel tiempo que yo escudriñaré a Jerusalén con linterna, y
castigaré a los hombres que reposan tranquilos como el vino
asentado, los cuales dicen en su corazón: Jehová ni hará bien
ni hará mal.
176
EL “DIA DE JEHOVA” EN SOFONIAS
Sofonías 1 13 Por tanto, serán saqueados sus bienes, y sus
casas asoladas; edificarán casas, mas no las habitarán, y
plantarán viñas, mas no beberán el vino de ellas. 14 Cercano
está el día grande de Jehová, cercano y muy próximo; es
amarga la voz del día de Jehová; gritará allí el valiente.
15 Día de ira aquel día, día de angustia y de aprieto, día de
alboroto y de asolamiento, día de tiniebla y de oscuridad, día de
nublado y de entenebrecimiento, 16 día de trompeta y de
algazara sobre las ciudades fortificadas, y sobre las altas
torres. 17 Y atribularé a los hombres, y andarán como ciegos,
porque pecaron contra Jehová; y la sangre de ellos será
derramada como polvo, y su carne como estiércol.
18 Ni su plata ni su oro podrá librarlos en el día de la ira de
Jehová, pues toda la tierra será consumida con el fuego de su
celo; porque ciertamente destrucción apresurada hará de todos
176
los habitantes de la tierra.
EL “DIA DE JEHOVA” EN ZACARIAS
Zacarías 14
1 He aquí, el día de Jehová viene, y en medio de ti serán
repartidos tus despojos. 2 Porque yo reuniré a todas las
naciones para combatir contra Jerusalén; y la ciudad será
tomada, y serán saqueadas las casas, y violadas las mujeres;
y la mitad de la ciudad irá en cautiverio, mas el resto del pueblo
no será cortado de la ciudad. 3 Después saldrá Jehová y
peleará con aquellas naciones, como peleó en el día de la
batalla. 4 Y se afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte
de los Olivos, que está en frente de Jerusalén al oriente; y el
monte de los Olivos se partirá por en medio, hacia el oriente y
hacia el occidente, haciendo un valle muy grande; y la mitad del
monte se apartará hacia el norte, y la otra mitad hacia el sur.
176
EL “DIA DE JEHOVA” EN ZACARIAS
Zacarías 14
5 Y huiréis al valle de los montes, porque el valle de los montes
llegará hasta Azal; huiréis de la manera que huisteis por causa
del terremoto en los días de Uzías rey de Judá; y vendrá
Jehová mi Dios, y con él todos los santos. 6 Y acontecerá que
en ese día no habrá luz clara, ni oscura. 7 Será un día, el cual
es conocido de Jehová, que no será ni día ni noche; pero
sucederá que al caer la tarde habrá luz. 8 Acontecerá también
en aquel día, que saldrán de Jerusalén aguas vivas, la mitad de
ellas hacia el mar oriental, y la otra mitad hacia el mar
occidental, en verano y en invierno. 9 Y Jehová será rey sobre
toda la tierra. En aquel día Jehová será uno, y uno su nombre.
176
EL “DIA DE JEHOVA” EN MALAQUIAS
Malaquías 4
1 Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos
los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa;
aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los
ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama. 2 Mas a vosotros los
que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas
traerá salvación; y saldréis, y saltaréis como becerros de la
manada. 3 Hollaréis a los malos, los cuales serán ceniza bajo
las plantas de vuestros pies, en el día en que yo actúe, ha
dicho Jehová de los ejércitos. 4 Acordaos de la ley de Moisés mi
siervo, al cual encargué en Horeb ordenanzas y leyes para todo
Israel. 5 He aquí, yo os envío el profeta Elías, antes que venga
el día de Jehová, grande y terrible. 6 El hará volver el corazón
de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los
padres, no sea que yo venga y hiera la tierra con maldición.
177
EL “DIA DEL SEÑOR” EN EL NUEVO
TESTAMENTO
 Los autores del N.T. usan la idea del “Dia de Jehová” del
A.T. y la aplican a eventos escatológicos todavía por
cumplirse.
 SU NATURALEZA – igual que el DDJ, el DDS tiene un
significado dual de juicio seguido por restauración.
 Juicio = lo identificamos con “La Gran Tribulación”.
 Restauración = lo identificamos con el Milenio.
 SU ALCANCE – el DDS es dirigido a Israel y a los Gentiles,
pero no a la Iglesia!
 SU TIEMPO – El DDS es el cumplimiento escatológico
(lejano) del DDJ del A.T.
 NO ES UN DIA LITERAL – Empieza después del
arrebatamiento, hasta el fin del Milenio.
178
EL “DIA DEL SEÑOR JESUS” EN EL N.T.
1 Corintios 1:7-8 7 de tal manera que nada os falta en ningún don,
esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo; 8 el cual también os
confirmará hasta el fin, para que seáis irreprensibles en el día de nuestro
Señor Jesucristo.
1 Corintios 5:5 el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne,
a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús.
2 Corintios 1:14 como también en parte habéis entendido que somos
vuestra gloria, así como también vosotros la nuestra, para el día del Señor
Jesús.
Filipenses 1 6 estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros
la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo;
Filipenses 1 10 para que aprobéis lo mejor, a fin de que seáis sinceros e
irreprensibles para el día de Cristo,
Filipenses 2 16 asidos de la palabra de vida, para que en el día de Cristo
yo pueda gloriarme de que no he corrido en vano, ni en vano he trabajado.
178
(revisado)
EL “DIA DEL SEÑOR” EN EL
N.T.
1 Tesalonicenses 5:2 Porque vosotros sabéis perfectamente que el
día del Señor vendrá así como ladrón en la noche;
2 Tesalonicenses 2:2 que no os dejéis mover fácilmente de vuestro
modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por
carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor
está cerca.
2 Pedro 3:10 Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche;
en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos
ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay
serán quemadas.
178
EL “DIA DEL SEÑOR” EN EL
N.T.
1 Corintios 5:1-5
1 De cierto se oye que hay entre vosotros fornicación, y tal
fornicación cual ni aun se nombra entre los gentiles; tanto que
alguno tiene la mujer de su padre.2 Y vosotros estáis
envanecidos. ¿No debierais más bien haberos lamentado, para
que fuese quitado de en medio de vosotros el que cometió tal
acción? 3 Ciertamente yo, como ausente en cuerpo, pero
presente en espíritu, ya como presente he juzgado al que tal
cosa ha hecho. 4 En el nombre de nuestro Señor Jesucristo,
reunidos vosotros y mi espíritu, con el poder de nuestro Señor
Jesucristo, 5 el tal sea entregado a Satanás para destrucción de
la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor
Jesús.
178
EL “DIA DEL SEÑOR” EN EL
N.T.
2 Corintios 1:12-14
12 Porque nuestra gloria es esta: el testimonio de nuestra
conciencia, que con sencillez y sinceridad de Dios, no con
sabiduría humana, sino con la gracia de Dios, nos hemos
conducido en el mundo, y mucho más con vosotros. 13 Porque
no os escribimos otras cosas de las que leéis, o también
entendéis; y espero que hasta el fin las entenderéis;
14 como también en parte habéis entendido que somos vuestra
gloria, así como también vosotros la nuestra, para el día del
Señor Jesús.
178
EL “DIA DEL SEÑOR” EN EL N.T.
1 Tesalonicenses 4:13-5:5
“arrebatamiento”
13 Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen,
para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. 14
Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con
Jesús a los que durmieron en él. 15 Por lo cual os decimos esto en palabra del
Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del
Señor, no precederemos a los que durmieron. 16 Porque el Señor mismo con
voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del
cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. 17 Luego nosotros los que
“2da. venida”
vivimos,
los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos
en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el
Señor. 18 Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras. 51 Pero
acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tenéis necesidad, hermanos, de
que yo os escriba. 2 Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del
Señor vendrá así como ladrón en la noche; 3 que cuando digan: Paz y
seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los
dolores a la mujer encinta, y no escaparán. 4 Mas vosotros, hermanos, no
estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón. 5 Porque
todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni
178
de las tinieblas.
EL
“DIA
DEL
SEÑOR”
EN
EL
N.T.
2 Tesalonicenses 1:6-2:10
6
Porque es justo delante de Dios pagar con tribulación a los que os atribulan, 7
y a vosotros que sois
atribulados,
“2da.
venida” daros reposo con nosotros, cuando se
manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, 8 en
llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni
obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo; 9 los cuales sufrirán pena
de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su
poder, 10 cuando venga en aquel día para ser glorificado en sus santos y ser
admirado en todos los que creyeron (por cuanto nuestro testimonio ha sido
creído entre vosotros). 11 Por lo cual asimismo oramos siempre por vosotros,
para que nuestro Dios os tenga por dignos de su llamamiento, y cumpla todo
“arrebatamiento”
propósito de bondad y toda obra de fe con su poder, 12 para que el nombre de
nuestro Señor Jesucristo sea glorificado en vosotros, y vosotros en él, por la
gracia de nuestro Dios y del Señor Jesucristo.
2 1 Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra
reunión con él, os rogamos, hermanos, 2 que no os dejéis mover fácilmente de
vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por
carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca. 3
Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la
178
apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición,
EL “DIA DEL SEÑOR” EN EL N.T.
2 Tesalonicenses 1:6-2:10
4 el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de
culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar
por Dios. 5 ¿No os acordáis que cuando yo estaba todavía con vosotros, os
6 Y ahora vosotros sabéis lo que lo detiene, a fin de que a su
decía esto?
“2da. venida”
debido tiempo se manifieste. 7 Porque ya está en acción el misterio de la
iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea
quitado de en medio. 8 Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el
Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su
venida; 9 inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y
señales y prodigios mentirosos, 10 y con todo engaño de iniquidad para los que
se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos.
178
EL “DIA DEL SEÑOR” EN EL N.T.
2 Pedro 3:1-14
1 Amados, esta es la segunda carta que os escribo, y en ambas despierto con
2 para que tengáis memoria de las
exhortación vuestro limpio
“2da.entendimiento,
venida”
palabras que antes han sido dichas por los santos profetas, y del
mandamiento del Señor y Salvador dado por vuestros apóstoles;
3 sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores,
andando según sus propias concupiscencias, 4 y diciendo: ¿Dónde está la
promesa de su advenimiento? Porque desde el día en que los padres
durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la
creación. 5 Estos ignoran voluntariamente, que en el tiempo antiguo fueron
hechos por la palabra de Dios los cielos, y también la tierra, que proviene del
agua y por el agua subsiste, 6 por lo cual el mundo de entonces pereció
anegado en agua; 7 pero los cielos y la tierra que existen ahora, están
reservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio
y de la perdición de los hombres impíos. 8 Mas, oh amados, no ignoréis esto:
que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día.
9 El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino
que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino
que todos procedan al arrepentimiento.
178
EL “DIA DEL SEÑOR” EN EL N.T.
2 Pedro 3:1-14
10 Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos
pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y
la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. 11 Puesto que todas
estas cosas han de ser deshechas, !!cómo no debéis vosotros andar en santa
y piadosa manera de vivir,
12 esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los
cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados,
se fundirán! 13 Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos
y tierra nueva, en los cuales mora la justicia. 14 Por lo cual, oh amados,
estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por él
sin mancha e irreprensibles, en paz.
178
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
1.Falsos profetas & Cristos
“2da. venida”
Mateo 24:3-44
3 Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron
aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu
venida, y del fin del siglo? 4 Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os
engañe. 5 Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y
a muchos engañarán. 6 Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no
os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.
7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá
pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. 8 Y todo esto será
principio de dolores. 9 Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y
seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. 10 Muchos
tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se
aborrecerán. 11 Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a
muchos; 12 y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se
enfriará. 13 Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. 14 Y será
predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas
las naciones; y entonces vendrá el fin.
Acto 1: “Principio de Dolores”
178
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
2. Guerras y conflictos
Mateo 24:3-44
3 Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron
aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu
venida, y del fin del siglo? 4 Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os
engañe. 5 Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y
a muchos engañarán. 6 Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no
os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.
7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá
pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. 8 Y todo esto será
principio de dolores. 9 Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y
seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. 10 Muchos
tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se
aborrecerán. 11 Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a
muchos; 12 y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se
enfriará. 13 Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. 14 Y será
predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas
las naciones; y entonces vendrá el fin.
Acto 1: “Principio de Dolores”
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
3. Calamidades y catástrofes
Mateo 24:3-44
3 Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron
aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu
venida, y del fin del siglo? 4 Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os
engañe. 5 Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y
a muchos engañarán. 6 Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no
os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.
7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá
pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. 8 Y todo esto será
principio de dolores. 9 Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y
seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. 10 Muchos
tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se
aborrecerán. 11 Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a
muchos; 12 y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se
enfriará. 13 Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. 14 Y será
predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas
las naciones; y entonces vendrá el fin.
Acto 1: “Principio de Dolores”
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
4. Persecución y martirio
Mateo 24:3-44
3 Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron
aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu
venida, y del fin del siglo? 4 Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os
engañe. 5 Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y
a muchos engañarán. 6 Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no
os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.
7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá
pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. 8 Y todo esto será
principio de dolores. 9 Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y
seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. 10 Muchos
tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se
aborrecerán. 11 Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a
muchos; 12 y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se
enfriará. 13 Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. 14 Y será
predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas
las naciones; y entonces vendrá el fin.
Acto 1: “Principio de Dolores”
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
5. Apostasía general, enfriamiento
Mateo 24:3-44
3 Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron
aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu
venida, y del fin del siglo? 4 Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os
engañe. 5 Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y
a muchos engañarán. 6 Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no
os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.
7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá
pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. 8 Y todo esto será
principio de dolores. 9 Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y
seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. 10 Muchos
tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se
aborrecerán. 11 Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a
muchos; 12 y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se
enfriará. 13 Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. 14 Y será
predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas
las naciones; y entonces vendrá el fin.
Acto 1: “Principio de Dolores”
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
6. Proclamación mundial del evangelio del Reino
Mateo 24:3-44
3 Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron
aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu
venida, y del fin del siglo? 4 Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os
engañe. 5 Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y
a muchos engañarán. 6 Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no
os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.
7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá
pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. 8 Y todo esto será
principio de dolores. 9 Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y
seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. 10 Muchos
tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se
aborrecerán. 11 Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a
muchos; 12 y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se
enfriará. 13 Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. 14 Y será
predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas
las naciones; y entonces vendrá el fin.
Acto 1: “Principio de Dolores”
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
Acto 2: La“Abominación Desoladora” (Dan. 9)
Mateo 24:3-44
15 Por
tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que
habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), 16 entonces los que estén en
Judea, huyan a los montes. 17 El que esté en la azotea, no descienda para
tomar algo de su casa; 18 y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar
su capa. 19 Mas !!ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos
días! 20 Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de
reposo;21 porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el
principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. 22 Y si aquellos días no fuesen
acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días
serán acortados. 23 Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o
mirad, allí está, no lo creáis. 24 Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos
profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si
fuere posible, aun a los escogidos. 25 Ya os lo he dicho antes. 26 Así que, si os
dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos,
no lo creáis. 27 Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra
hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre. 28 Porque
dondequiera que estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas.
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
Mateo 24:3-44
15 Por
Acto 3: La“Gran Tribulación”
tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que
habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), 16 entonces los que estén en
Judea, huyan a los montes. 17 El que esté en la azotea, no descienda para
tomar algo de su casa; 18 y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar
su capa. 19 Mas !!ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos
días! 20 Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de
reposo;21 porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el
principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. 22 Y si aquellos días no fuesen
acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días
23 Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o
serán acortados. 1.
Persecución
intensificada
de
Israel.
mirad, allí está, no lo creáis. 24 Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos
profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si
fuere posible, aun a los escogidos. 25 Ya os lo he dicho antes. 26 Así que, si os
dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos,
no lo creáis. 27 Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra
hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre. 28 Porque
dondequiera que estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas.
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
Mateo 24:3-44
15 Por
Acto 3: La“Gran Tribulación”
tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que
habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), 16 entonces los que estén en
Judea, huyan a los montes. 17 El que esté en la azotea, no descienda para
tomar algo de su casa; 18 y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar
su capa. 19 Mas !!ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos
días! 20 Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de
reposo;21 porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el
principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. 22 Y si aquellos días no fuesen
acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días
23 Entonces,
2. El Anticristo
y si
elalguno
falsoosProfeta
serán acortados.
dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o
mirad, allí está, no lo creáis. 24 Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos
profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si
fuere posible, aun a los escogidos. 25 Ya os lo he dicho antes. 26 Así que, si os
dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos,
no lo creáis. 27 Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra
hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre. 28 Porque
dondequiera que estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas.
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
Mateo 24:3-44
15 Por
Acto 3: La“Gran Tribulación”
tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que
habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), 16 entonces los que estén en
Judea, huyan a los montes. 17 El que esté en la azotea, no descienda para
tomar algo de su casa; 18 y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar
su capa. 19 Mas !!ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos
días! 20 Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de
reposo;21 porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el
principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. 22 Y si aquellos días no fuesen
acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días
serán acortados. 23 Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o
mirad, allí está, no lo creáis. 24 Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos
“2da.
venida”
profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal
manera
que engañarán, si
fuere posible, aun a los escogidos. 25 Ya os lo he dicho antes. 26 Así que, si os
dijeren:2.
Mirad,
está endando
el desierto,
no salgáis;
o mirad, de
está cadáveres
en los aposentos,
Aguilas
vuelta
alrededor
no lo creáis. 27 Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra
hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre. 28 Porque
dondequiera que estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas.
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
Mateo 24:3-44
Acto 3: La“Gran Tribulación”
29 E
inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se
oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y
las potencias de los cielos serán conmovidas. 30 Entonces aparecerá la señal
del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la
tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder
y gran gloria. 31 Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a
sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.
32 De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan
las hojas, sabéis que el verano está cerca. 33 Así también vosotros, cuando
veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas. 34 De cierto os
digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca. 35 El cielo
y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.
3. Fenómenos cósmicos cataclísmicos
Descargar

Archivo Powerpoint - Ministerios EN PROFUNDIDAD