“AL RITMO DE CADA DOMINGO:
VIVIR EL ADVIENTO”
1. Introducción
• “Si se guarda el Domingo
Actas de los Mártires del s. IV
el Domingo nos guardará”.
• No obstante,
la celebración dominical
para buena parte de los cristianos ha ido
cayendo en una práctica muy debilitada;
no podemos dejar de señalar, aquello de
lo que nos habla el Documento de
Aparecida de los Obispos de América
Latina citando a Benedicto XVI y a Juan
Pablo II:
•
“No resistiría a los embates del tiempo una fe católica reducida a bagaje, a elenco de algunas
normas y prohibiciones, a prácticas de devoción fragmentadas, a adhesiones selectivas y parciales
de las verdades de la fe, a una participación ocasional en algunos sacramentos, a la repetición de
principios doctrinales, a moralismos blandos o crispados que no convierten la vida de los
bautizados.
•
Nuestra mayor amenaza “es el gris
pragmatismo de la vida cotidiana de
la Iglesia en el cual aparentemente
todo procede con normalidad, pero
en realidad la fe se va desgastando
y degenerando en mezquindad”
•
A todos nos toca recomenzar desde
Cristo, reconociendo que no se
comienza a ser cristiano por una
decisión ética o una gran idea, sino
por
el
encuentro
con
un
acontecimiento, con una Persona,
que da un nuevo horizonte a la vida
y, con ello, una orientación decisiva”
(D Ap 12).
¿Qué te parece importante de este texto?
¿Qué te dice a ti en concreto?
Contesta estas dos preguntas en tu Cuaderno del Retiro, tu
Cuaderno puede ser en tu propia computadora abriendo un
archivo en Word o bien en un Cuaderno tradicional que
compres o dediques al Retiro
Año Litúrgico:
¿“Cronos” o “Kairos”?
• En la mitología griega, Crono
o Cronos, ( χρόνος), era la
personificación del tiempo,
según se dice en las obras
filosóficas presocráticas.
•
Kairós (en griego antiguo
καιρός, kairós) es un
concepto de la filosofía
griega que representa un
lapso de tiempo
indeterminado en el cual
algo importante sucede. Su
significado literal es
«momento adecuado u
oportuno».
• El Año Litúrgico es siempre el “tiempo
oportuno” para conocer a Jesucristo
de manera vital y convertirnos a Él.
¿Crees que este tiempo de Adviento,
puede ser un “tiempo oportuno para ti”
para convertirte al Señor?
Contéstate tu mismo (a) en tu Cuaderno
y añade tus motivos concretos
Ciclo “C” AÑO
2012-2013
• Existen Tres Ciclos en el Año
Litúrgico:
• A, B Y C
El ciclo “C” es el que vamos a
celebrar durante diciembre de
2012- a noviembre de 2013
En el Ciclo “C” los Domingos
normalmente escucharemos
el Evangelio de San Lucas
• Existen Cuatro Evangelios:
Mateo, Marcos, Lucas y Juan.
Mateo, Marcos y Lucas son llamados
Sinópticos, porque tienen muchas
semejanzas,
aunque
también
diferencias que nos enriquecen, para
comprender el único Evangelio:
Jesucristo mismo.
LUCAS SE PRESENTA
A SÍ MISMO
Para conocer algo más del Evangelio de
este año y de este Adviento.
• “Nací en Antioquia de Siria y, más
tarde, me transferí para la región
de Éfeso y Filipo. Éfeso es una
ciudad
importante
de
Asia
Menor, famosa por el puerto, por
el comercio intenso, por la
presencia
de
varias
razas
diferentes y por el culto a la diosa
Artemisa (Hch 19,35).
•
Filipo es una antigua colonia romana,
con un cuartel del ejército romano,
localizada en la entrada que une a
Grecia y Asia Menor. Vengo de una
familia que posee muchos recursos.
Nunca tuve, en mi juventud, problemas
de dinero. Viaje y estudie bastante.
Siempre me gusto estudiar, investigar
y escribir (1,1-4), así como lo hacen los
historiadores
romanos.
profanos,
griegos
y
•
Fui una persona que siempre
andaba buscando algo nuevo,
capaz de responder a los anhelos
de la vida. Los estudios que estaba
realizando
alimentaban
esta
búsqueda. De la religión de mis
padres, pasé para la religión judía.
Fui atraído por la belleza y la
grandeza de Dios Yahvé, revelado
en las Sagradas Escrituras.
•
Estudie bastante las Sagradas Escrituras, pues
me encantaban y me daban sustento. Me
identifique, totalmente, con la profesión de fe
del profeta Jeremías: “Me sedujiste, Señor, y me
deje seducir; me forzaste y me venciste” (Jr
20,7). Cuando conocí algunos cristianos y conocí
más de cerca quien era Jesús de Nazaret y cuál
era su mensaje, no dudé: Él era la realización
plena de las promesas antiguas y el esperado de
las naciones (1,54-55; 2,30-32.28; 3,32; 4,21).
•
No tuve la suerte de conocer personalmente a Jesús de Nazaret. Realmente ha de haber sido una felicidad inmensa
haber vivido y convivido con El (10,23). Tampoco conocí personalmente a los primeros apóstoles. Soy un cristiano de
la segunda para la tercera generación. Conocí algunos de los discípulos de los primeros apóstoles y oí hablar mucho
de Pablo, incansable misionero del Evangelio de Jesucristo y fundador de varias comunidades.
• Quiero decir desde el inicio, que mi conversión al Evangelio de Jesucristo
significó, una conversión radical al mundo de los pobres y de los excluidos
(6,20-23). No se puede separar estas dos conversiones (18,22-23). Estoy
colaborando al servicio de la liberación de los pobres con todas mis
energías y capacidades.
• Al escribir la memoria de Jesús, queríamos afirmar que:
— El fin de este mundo malo e injusto va a llegar, pero nadie sabe ni la hora, ni el día
(21,7-8). Y no vale la pena perder el tiempo en esto (Hch 1,7).
— Que los tiempos mesiánicos ya llegaron, con la venida de Jesús (3,21-22). Él es
nuestro Señor y Salvador, con él se iniciaron los últimos tiempos.
• — Jesús subió al cielo. Por tanto, terminó el tiempo de Jesús que anduvo por
los caminos de Palestina haciendo el bien (Hch 10,38). Ahora es el tiempo, de
ser nosotros mismos, testigos de Jesucristo, en el mundo en que vivimos,
hasta los confines de la tierra (Hch 1,8).
• Seremos testigos de Jesús en la
medida en que seamos sus
discípulos, practicando lo que Él
nos mandó: “Sean compasivos
como es compasivo el Padre de
ustedes” (6,36). Todo eso va a
exigir de nosotros una conversión
permanente (13,35).
— Podemos tener la seguridad de
que la liberación va a llegar para
quien permanece firme y fiel
(21,19.28). Es necesario llevar
esta Buena Noticia al mayor
número posible de personas
(24,47).
•
Organicé todo el texto evangélico alrededor de dos preguntas fundamentales:
a)
¿Quién es Jesús para nosotros?
b)
¿Qué significa ser seguidores y seguidoras de Jesús aquí en nuestra realidad?
¿Y qué hacer concretamente?
¿Tienes en casa, junto a ti,
la Biblia?
Si no la tienes, recuerda que el Adviento es un “tiempo
oportuno para ti” que el Señor te regala. Hoy también
puede acceder a la Biblia en internet:
En tu buscador Google pon: El Libro del Pueblo de Dios
Durante los cuatro Domingos de Adviento:
2,9,16 y 23 de diciembre de 2012
• Seguiremos este ritmo:
a) Acordar Unánimes
b) Reconciliarse
c) Compartir e Incluir al hermano
Cada Domingo de Adviento marca un ritmo para hacer
oportuno el: “Acordar Unánimes”
•
1Co 12,26
•
“¿Un miembro sufre? Todos los demás
sufren con él. ¿Un miembro es enaltecido?
Para hacer una breve meditación de
estos textos:
a)
Lee y relee estas citas
b)
Deja que esas palabras resuenen en
Todos los demás participan de su alegría”.
•
2 Co 7, 3
“No digo esto para condenarlos: como ya
tu interior.
c)
les dije, ustedes están en mi corazón,
Escribe en tu Cuaderno las mismas
citas
unidos en la vida y en la muerte”.
d)
Escribe después de cada una qué te
dicen para tu vida concreta
•
Fil 1, 27
•
Puedes repetir el ejercicio de la
“Solamente les pido que se comporten como
página anterior o bien puedes
dignos seguidores del Evangelio de Cristo.
seleccionar sólo un texto de los tres,
De esta manera, sea que yo vaya a verlos o
el que más te agrade.
que oiga hablar de ustedes estando ausente,
sabré que perseveran en un mismo espíritu,
luchando de común acuerdo y con un solo
corazón por la fe del Evangelio”.
Cada Domingo de Adviento marca un ritmo para hacer oportuna:
“La Reconciliación”
•
•
Para hacer una breve meditación de
estos textos:
Ef 4, 32
“Por el contrario, sean mutuamente buenos y
a)
Lee y relee estas citas
compasivos, perdonándose los unos a los otros
b)
Deja que esas palabras resuenen en tu
como Dios los ha perdonado en Cristo.
•
Col 3, 13
“Sopórtense los unos a los otros, y perdónense
mutuamente siempre que alguien tenga motivo
de queja contra otro. El Señor los ha perdonado:
hagan ustedes lo mismo”.
interior.
c)
Escribe en tu Cuaderno las mismas citas
d)
Escribe después de cada una qué te
dicen para tu vida concreta
•
Sant 5, 16
•
Puedes repetir el ejercicio de la página
“Confiesen mutuamente sus pecados y oren los
anterior o bien puedes seleccionar sólo un
unos por los otros, para ser curados. La oración
texto de los cuatro, el que más te agrade
perseverante del justo es poderosa”.
•
Mt 5, 23-24
“Por lo tanto, si al presentar tu ofrenda en el
altar, te acuerdas de que tu hermano tiene
alguna queja contra ti, deja tu ofrenda ante el
altar, ve a reconciliarte con tu hermano, y sólo
entonces vuelve a presentar tu ofrenda”.
Cada Domingo de Adviento marca un ritmo para hacer oportuno:
“Compartir e Incluir al Hermano”
•
1Jn 3, 14-18
Nosotros sabemos que hemos pasado de
la muerte a la Vida, porque amamos a
nuestros hermanos. El que no ama
permanece en la muerte. El que odia a su
hermano es un homicida, y ustedes saben
que ningún homicida posee la Vida eterna.
En esto hemos conocido el amor: en que él
entregó su vida por nosotros. Por eso,
también nosotros debemos dar la vida por
nuestros hermanos.
•
Si alguien vive en la abundancia, y viendo a su
hermano en la necesidad, le cierra su corazón,
¿cómo permanecerá en él el amor de Dios?
Hijitos míos, no amemos solamente con la
estos textos:
a)
Lee y relee esta cita
b)
Deja que esas palabras resuenen en tu
interior.
lengua y de palabra, sino con obras y de
verdad.
Para hacer una breve meditación de
c)
Escribe en tu Cuaderno las misma cita
d)
Escribe después qué te dice para tu
vida concreta
Descargar

Introducción Retiro Adviento 2012 (PPT)