BENDICIÓN DE LA CORONA DE ADVIENTO
Señor Dios, bendice con tu poder
nuestra corona de adviento para que,
al encenderla, despierte en nosotros
el deseo de esperar la venida de
Jesús practicando las buenas obras,
y para que así, cuando Él llegue,
seamos admitidos como amigos.
Oración.
Encendemos, Señor, esta luz, como
aquel que enciende su lámpara para
salir, en la noche, al encuentro del
amigo que ya viene.
•¡!
En esta primer semana de Adviento
•
Queremos levantarnos y ponernos en camino para esperarte
preparados, para recibirte con alegría.
•
¡Ven, Señor Jesús! ¡Ven, Señor Jesús!
•
Unidos en una sola voz digamos: Padre Nuestro...
Oración.
Que cada uno de nosotros, Señor, te abra su
vida para que brotes, para que florezcas,
para que nazcas y mantengas en nuestro
corazón encendida la esperanza.
En esta segunda semana de Adviento:
Queremos estar en vela, señor.
Para que, la violencia, dé lugar a la paz
Para que los enemigos se den la mano
Para que la oscuridad sea vencida por la luz
Para que el cielo se abra sobre la tierra
Oración.
Quiero estar, Jesús,
preparado para que, cuando Tú
llames, yo te abra.
Despierto para que, cuando Tú te
acerques, te deje entrar.
Alegre para que, cuando Tú te
presentes, veas mi alegría.
En esta tercera semana de Adviento:
• Queremos estar despiertos y vigilantes, porque tú traes la luz
más clara, la paz más profunda y la alegría más verdadera.
• Ven, Señor, haz resplandecer tu rostro sobre nosotros.
• Unidos en una sola voz digamos: Padre Nuestro...
Oración.
Quiero estar, en vela, Señor
Entre otras cosas porque, tu Nacimiento,
será la mejor noticia de la Noche Buena
que se hará madrugada de amor inmenso
en Belén.
¡VEN, SEÑOR!
En esta cuarta semana de Adviento:
•
•
•
Nos unimos a La Virgen y San José con un
sincero deseo de que Jesús nazca en nuestro
corazón.
Ven, Señor, haz resplandecer tu rostro sobre
nosotros.
Unidos en una sola voz digamos: Padre
Nuestro...
Descargar

Ven, Señor Jesús!