Primer
Domingo de
Adviento C
¡Qué alegría cuando me
dijeron: “Vamos a la casa
del Señor”!
Ya están pisando nuestros
pies tus umbrales,
Jerusalén.
Gloria a Dios en el cielo,
Y en la tierra paz a los hombres,
que ama el Señor.
Por tu inmensa gloria te
alabamos, te bendecimos, te
adoramos, te glorificamos, te
damos gracias, Señor Dios,
Rey celestial, Dios Padre
todopoderoso.
Señor, Hijo único, Jesucristo.
Señor Dios, Cordero de Dios,
Hijo del Padre.
Tú que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.
Tú que quitas el pecado del mundo,
atiende nuestra súplica.
Tú que estás sentado a la derecha
del Padre, ten piedad de nosotros.
Porque sólo Tú eres santo,
sólo Tú, Señor, sólo Tú Altísimo,
Jesucristo, con el Espíritu Santo
en la gloria de Dios Padre. Amén.
Liturgia de la Palabra
Procesión de la Biblia
Tu Palabra me da vida,
Confío en Ti, Señor.
Tu Palabra es eterna,
En ella esperaré.
Dichoso el que con vida
intachable
camina en la ley del Señor.
Dichoso el que guardando sus
preceptos
lo busca de todo corazón.
Tu Palabra me da vida,
Confío en Ti, Señor.
Tu Palabra es eterna,
En ella esperaré.
Pensamientos clave de Lucas:
El Reino está entre ustedes Lc 17,21
Velen y oren en toda ocasión
No tengan miedo, pequeño rebañoLc12,32
Dios se revela a los pequeños
Todo lo mío es tuyo Lc 15,31
El Padre ama a TODOS los hijos.
ADVIENTO Ciclo C
DOMINGO 1
Caminemos velando para mantenernos en pie
el día de su venida
DOMINGO 2
Allanen el camino con Juan Bautista
DOMINGO 3
Dios camina hacia nosotros para encontrarnos
DOMINGO 4
Vayamos con María a visitar a los necesitados
Tumbas del s. I en el valle de
Josafat (según Joel, Dios
vendrá, al final, en este valle)
Él viene a encontrarnos
Lc 21, 25-28. 34-36 En aquel tiempo, dijo
Jesús a sus discípulos: "Habrá signos en
el sol y la luna y las estrellas, y en la
tierra
angustia
de
las
gentes,
enloquecidas por el estruendo del mar y
el oleaje. Los hombres quedarán sin
aliento por el miedo y la ansiedad ante lo
que se le viene encima al mundo, pues
los astros se tambalearán.
Imágenes del valle de Josafat
Habrá señales prodigiosas.
Sucesos terribles se anuncian.
¿Señales del fin del mundo?
Vendrán tornados de ideas “sin Dios”
que querrán absorber nuestra fe.
Mantengámonos firmes en ella.
Vendrán malestares, enfermedades,
fracasos.
Pero qué no se enfríe nuestro amor.
Vendrán costumbres, corrientes
ideológicas, tendencias de modo de vivir,
de las que conviene huir.
Entonces verán al
Hijo del hombre
venir en una nube
con gran poder y
majestad.
Cuando empiece a
suceder
esto,
levántense, alcen la
cabeza: se acerca
su liberación.
SE ACERCA
SU
LIBERACIÓN
Podemos
comparecer
seguros ante
el Hijo de
Dios.
[email protected]
Vendrá a
buscarnos
No tardará
No clic
Nos traerá la LIBERTAD verdadera
Y “todo invierno será
primavera” (Joan S. Papasseit)
¿Qué nos recomienda Jesús
para los tiempos difíciles?
Tengan cuidado: no se les
embote la mente con el vicio, la
bebida y los agobios de la vida,
y se les eche encima de
repente aquel día; porque caerá
como un lazo sobre todos los
habitantes de la tierra.
No se les embote la mente
con agobios que esclavizan
Oro
Si alguien ofreciera todo el oro
a cambio de amor, recibiría
sólo menosprecio (Ct 8,7)
Estén siempre despiertos,
pidiendo
fuerza
para
escapar de todo lo que
está
por
venir
y
manténganse en pie ante
el Hijo del hombre."
Oremos
con
humldad
Que la esperanza de vida en
Cristo, nunca se derrumbe.
El espera.
El acompaña.
Adviento viene de “adventus” (= venida, llegada).
Es próximo al 30 de noviembre
y termina el 24 de diciembre.
Forma una unidad con la Navidad y la Epifanía.
La Liturgia en este tiempo es
de color morado.
El sentido del Adviento es
avivar en los creyentes la espera del Señor.
El Adviento dura cuatro semanas. El primer domingo nos
orienta hacia la Venida del Señor al final de la historia,
y el mensaje es el de la vigilancia.
Señor, haz con
nosotros el CAMINO
de Adviento.
Así en Navidad nos
reencontraremos
NUEVAMENTE.
Creo en Dios PADRE todopoderoso,
creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo,
su único Hijo, nuestro Señor,
que fue concebido por obra
y gracia del Espíritu Santo,
nació de Santa María Virgen,
Padeció bajo el poder de
Poncio Pilato, fue crucificado,
muerto y sepultado,
descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó
de entre los muertos,
subió a los cielos y está sentado
a la derecha de Dios Padre
Todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar
a vivos y muertos.
Creo en el Espíritu Santo,
la Santa Iglesia católica,
la comunión de los santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne
y la vida eterna.
Amén.
Descargar

Presentación de PowerPoint