Cebolla
la cebolla es de la misma familia que
el ajo y otras hortalizas de menor
importancia como el cebollino y el
puerro. La cebolla se considera
originaria de las regiones secas de
Asia.
Clima y suelo para el sembrado de cebolla
La temperatura optima para el
desarrollo del cultivo esta alrededor
de los 13°c y 14°c con máxima de 30°c
y mínima de 7°c. se cultiva tanto en
los suelos arcillosos como en los
francos con buenos resultados. No
tolera suelos ácidos el pH optimo esta
entre 6 y 6.5. se ha observado que la
siembra en suelos muy pesados
induce la formación de bulbos
deformes, pero no se tiene referencia
de su efecto sobre el rendimiento
Siembra de cebolla
para la siembra de una hectárea de cebolla se
requiere de 1.5kg a 2 en época lluviosa y de
3 a 4kg para la siembra de verano. La
siembra se hace en líneas separadas de 20 a
25 cm. Se debe tener presente que el follaje
de la cebolla, es de poco desarrollo y no
cubre bien el suelo, por lo que el suelo
queda expuesto a la acción erosiva del agua
Combate de malezas
• Debido a que la planta de cebolla no compite
eficientemente con las malezas y al alto costo
de mano de obra, lo más aconsejable es
manejar las malezas mediante herbicidas
como linurón, trifluralin o la mezcla de
oxifluorfen con linurón, de acuerdo al tipo de
maleza predominante y siguiendo las
indicaciones sobre la maleza afectada y el
momento de aplicación, que aparece en la
etiqueta.
Cosecha
• El punto ideal de cosecha es cuando el falso
tallo de la planta se dobla y las hojas se
postran sobre el suelo, este síntoma indica
que la planta ha alcanzado su máximo
desarrollo yes aconsejable retrasar la cosecha
hasta que el porcentaje de plantas con los
tallos doblados sea lo más alto posible lo cual
también reduce las pérdidas durante el
almacenamiento.
Maíz
El maíz (zea mays) es una gramínea caracterizada
por poseer tallos en forma de caña, aunque
macizos en su interior a diferencia del resto de
miembros de su familia que los tiene huecos.
Destaca fundamentalmente por su inflorescencia
femenina llamada mazorca, en donde se
encuentran las semillas agrupadas a lo largo de un
eje. La mazorca esta cubierta por brácteas de color
verde y textura papirácea y termina en una especie
de penacho color amarillo oscuro.
Preparación del terreno
• Una preparación del terreno bien realizada es el primer
paso para obtener rendimientos altos. Ya que facilita la
nacencia de plántulas y la penetración de las raíces,
permite un buen desarrollo de la planta y facilita la
distribución uniforme del agua, semilla y fertilizantes.
La mejor época para efectuar las labores de
preparación, es durante los meses de noviembre a
febrero. La consecuencia de no preparar el terreno
durante este período significa serios inconvenientes al
salirse de la mejor época de siembra.
Siembra
El maíz tardío se debe sembrar del 15 de abril al 15 de
mayo, los intermedios se pueden sembrar del 15 de abril al
30 de mayo y el maíz precoz se sugiere sembrarlo del 15 de
mayo al 15 de junio como muy tarde. La siembra se puede
hacer en forma manual o mecánica. Para las variedades
tardías e intermedias se sugiere sembrar 50,000 plantas por
hectárea, lo cual se deja una separación entre plantas de 22
centímetros, en los surcos de 92 centímetros. Para las
variedades precoces se recomienda sembrar 60,000 plantas
por hectárea, lo que se logra dejando una separación entre
plantas de 21 cm en surcos de 80 centímetros.
Fertilización
• Para la obtención de altos rendimientos es muy
importante aplicar fertilizante al momento de la
siembra, por lo que se recomienda utilizar la
mitad de nitrógeno y todo el fósforo en la
siembra, y la otra mitad del nitrógeno en la
segunda escarda.
Es conveniente que al aplicar el fertilizante este
quede distribuido uniformemente en el surco,
para lo cual se debe depositar a un lado y debajo
de la semilla para evitar quemaduras, así mismo
hay que taparlo muy bien con la tierra para evitar
el que se pierda en forma de gas.
Cosecha
• La cosecha se inicia cuando el grano tenga una
humedad de 30 a 35%, ó sea, cuando ha llegado a
su completa madurez fisiológica; esto se
comprueba cuando al tomar el grano, éste se
pueda quebrar con los dientes ó cuando al
desprender un grano, la mazorca presenta en su
base un punto negro, generalmente ocurre
cuando las hojas de toda la planta comienzan a
presentar un amarillamiento intenso. Para poder
comercializar el grano tenemos que esperar a que
la humedad baje al 14%.
Soja
• La soja (glycine max) es una leguminosa se caracteriza
por tener un tallo rígido y erecto adquiere una altura
variable de 0.4 a 1.5 m según su variedad y condiciones
de cultivo, suele ser ramificado. Sus hojas son alternas
compuestas excepto las basales que son simples, color
verde que se torna amarillo en la madurez quedando
las plantas sin hojas. Sus flores son color blanquecino o
purpura según su variedad su fruto es una vaina la
longitud de la vaina es de 2 a 7 cm cada vaina contiene
3 o 4 semillas. La semilla es esférica de color amarillo
algunas variedades presentan una mancha negra que
corresponde al hilo de la semilla.
Preparación del terreno
Crear una estructura del suelo favorable
para que la emergencia de las plántulas
sea rápida y uniforme y permita a las
plantas jóvenes tener un rápido acceso
a los recursos vitales de los nutrientes,
el agua y la aireación. Tanto el sistema
de labranza convencional (también
llamado limpio) como el de labranza
mínima tienen los mismos objetivos.
Siembra
• La elección de la fecha de siembra es uno de
los principales factores a tener en cuenta para
la obtención de altos rendimientos. Para la
provincia de Entre Ríos se considera como
fecha óptima de siembra las que se llevan
acabo durante el mes de noviembre,
incluyendo asimismo la primer quincena de
diciembre, fecha hasta la que es posible la
obtención de buenos resultados finales.
inoculación de la semilla
Como norma general es recomendable realizar una
inoculación de las semillas con las bacterias fijadoras de
nitrógeno atmosférico específicas de esta planta. Para ello
existen preparados comerciales que pueden utilizarse con
garantía y que se entregan al cultivador con la semilla.
Estos productos se presentan generalmente en polvo
negruzco y se utilizan de la siguiente manera: Se humedece
con una pequeña cantidad de agua la semilla necesaria para
la siembre y, una vez escurrida, se mezcla con la cantidad de
polvos indicada por el fabricante, removiendo bien la
mezcla para que sea homogénea. Se mejora la adherencia
del inoculante a la semilla si se ha añadido previamente al
agua un poco de azúcar, melaza o goma arábica.
Las bacterias son muy sensibles a la luz solar, por lo que
conviene realizar la mezcla a la sombra y sembrar
inmediatamente después de la inoculación.
Cosecha
• Una causa muy frecuente es el retraso en el inicio de la
cosecha, ya sea por falta de cosechadoras, por
infraestructura inadecuada o por problemas en la
capacidad de secado y almacenaje. Esta situación hace
que las pérdidas aumenten por desgrane natural,
además de producirse pérdidas de calidad por ataques
fúngicos que desvalorizan el producto. Cuando se
escucha el sonido de granos desprendidos dentro de la
vaina la soja está lista para ser cosechada, esto
corresponde con una humedad de alrededor del 16%,
cosechar soja con humedades menores al 13,5%
implica alto riesgo de pérdidas, además de aumentar el
riesgo por condiciones climáticas.
sorgo
Los sorgos (Sorghum spp.) son un género
botánico de unas 20 especies de gramíneas
oriundas de las regiones tropicales y
subtropicales de África oriental. Se cultivan
en su zona de origen, Europa, América y Asia
como cereal para consumo humano, animal,
en la producción de forrajes, y para la
elaboración de bebidas alcohólicas. Su
resistencia a la sequía y el calor lo hace un
cultivo importante en regiones áridas, y es
uno de los cultivos alimentarios más
importantes del mundo.
Preparación del terreno
• Se prepara el suelo con implementos que
dejan en superficie la mayor cantidad posible
de residuos.
Las labores se realizan con cincel,
complementadas con cultivador de campo o
rastra de doble acción.
Es un buen método para controlar la erosión.
Se requieren sembradoras especialmente
adaptadas a suelos con residuos en superficie.
Siembra
• La siembra del sorgo debe comenzar de quince a
treinta días después de lo que es usual en el maíz
en cada región. Para programar la siembra hay
que tener presente el ciclo de la variedad, ya que
es muy importante que durante el período
comprendido entre prefloración y floración no
coincida con un déficit hídrico o temperaturas
extremas. La siembra puede ser realizada con
diferentes modelos de sembradoras de trigo,
regulando la separación de línea según se desee,
o bien con sembradoras de maíz equipadas con
tipos de discos adaptados al grano de sorgo.
Temperaturas
El sorgo requiere temperaturas altas para su desarrollo
normal, siendo por lo tanto más sensible a las bajas
temperaturas que otros cultivos.
Para la germinación necesita una temperatura de suelo no
inferior a los 18 ˚C.
El crecimiento de la planta no es verdaderamente activo
hasta que se sobrepasan los 15 ˚C, situándose el óptimo
hacia los 32 ˚C.
Durante la floración requiere una mínima de 16 ˚C, pues por
debajo de este nivel se puede producir esterilidad de las
espiguillas y reducir el rendimiento del grano. Por el
contrario, resiste bien el calor, si el suelo es suficientemente
fresco no se comprueba corrimiento de flores con los
fuertes calores.
Cosecha
• Alrededor de 30 días después de la floración, el grano de
sorgo alcanza su madurez fisiológica y forma una capa
negra (abcisión) que corta el movimiento de nutrientes y
agua de la planta al grano.
En este estado el grano tiene entre un 30 y 35 % de
humedad y continúa perdiéndola durante los 25 a 30 días
subsiguientes, hasta alcanzar una humedad del 20 al 23%,
nivel que permite iniciar la cosecha, pero no almacenar el
grano.
Para ello, se debe bajar el nivel de humedad al 14%. Si se lo
deja secar en pié, mientras la humedad baja del 20 al 14%,
se producen pérdidas por diversas causas.
Maní
El cacahuate o maní (Arachis hypogaea) es una
planta anual de la familia de las fabáceas, cuyos
frutos, de tipo legumbre contienen semillas
apreciadas en la gastronomía. Pero se considera
mundialmente como un "fruto seco Es una
planta fibrosa, originaria de América y llega a
medir de 30 a 50 cm de altura. Los frutos crecen
bajo el suelo, dentro de una vaina leñosa
redondeada que contiene de una a cinco
semillas. Al ser su fruto una cascara leñosa sin
pulpa se lo considera un tipo de fruto seco."
Preparación del terreno
• A diferencia de otras leguminosas, el maní es
muy particular en lo que respecta a sus
requerimientos del suelo. Este debe ser de
estructura suelta, fértil , bien drenado, con alto
contenido en calcio, (pH superior a 7.0) así como
en fósforo y potasio. Las plantas son agotadoras,
de tal manera que es necesario fertilizar los
cultivos siguientes como parte de una buena
práctica de producción, lo cual se debe tener muy
en cuenta en la selección de los suelos para su
cultivo.
Siembra y clima
La siembra se puede hacer a mano o usando
una sembradora de tracción animal o
mecánica. El número de días que tarda la
floración depende de la variedad y de la
altitud (o latitud) a la cual se siembra el
cultivo aun cuando en general las plantas
empiezan a florecer profusamente después
de
6
a
8
semanas.
Requiere un clima cálido y húmedo. El maní
necesita sol, una estación vegetativa cálida
de 120 a 140 días y precipitación moderada.
consumo
• En Argentina y Uruguay, se consume de diversas formas:
tostado (pelado o con su cáscara); azucarado en forma de
garrapiñadas, turrones y pralinés; como golosina, ya sea
confitado o recubierto de chocolate; o dentro de tabletas y
barras de este último. Es, además, uno de los componentes
principales de las picadas consumidas en bares y
restaurantes de ambos países, siendo frecuentemente
servido de forma gratuita acompañando a la cerveza.
Argentina también produce manteca de maní, pero su
destino suele ser la exportación, ya que su sabor está poco
difundido aún entre la población; sin embargo con ella se
produce una especie de turrón semi blando, similar al
nougat, conocido por la marca comercial Mantecol.
Cosecha
La cosecha del cacahuate se realiza en dos etapas. La primera, que
consiste en desenterrar las plantas, comienza cuando alrededor del 70 por
ciento de las vainas están maduras. Cuando el suelo alcanza el grado
óptimo de humedad, la excavadora avanza por las hileras de plantas de
cacahuate enterrando una cuchilla horizontal a una profundidad de 10 a
15 centímetros. La excavadora afloja la planta y corta la raíz primaria. Una
sacudidora levanta la planta del suelo, la sacude suavemente para quitar la
tierra a los cacahuates e invierte la planta, exponiendo las vainas al sol en
una hilera de gavillas. Los cacahuates están listos para la segunda etapa de
la cosecha. Después de que las plantas de cacahuate se han secado en el
campo durante dos o tres días, una segadora trilladora separa las vainas y
coloca los cacahuates en una tolva sobre la máquina. El resto de la planta
se deja en el campo para fertilizar el suelo. Los cacahuates recién
cosechados se colocan en vagones y continúan secándose con aire
caliente a presión que circula lentamente en los vagones de secado. En
esta última etapa del proceso de secado el contenido de humedad es
reducido a un 8 - 10 por ciento para que los cacahuates puedan
almacenarse sin que se pudran.
Descargar

Cebolla - WordPress.com