III. La Cristiandad
El fundamento teológico del poder político:

El poder político proviene de Dios y, por consiguiente, es un
poder delegado que necesariamente es una representación.

El modelo de autoridad política proviene del modelo de la
autoridad religiosa. Sin una cobertura simbólica, el poder
político no tiene eficacia.

Si el origen del poder está en Dios, cuestionar su funcionamiento
implica poner aprueba los designios divinos.

El gobernante está revestido de un aura carismática, de un
poder trascendente que requiere aclamación y gloria.
El papa no es un profeta, sino el representante de Cristo en la tierra. Si el
papa
es
representante,
tiene
todos
los
atributos,
derechos
y
obligaciones que se le pueden imputar jurídica y teológicamente a la
persona de Cristo. Análogamente, el gobernante no es legibus
absolutus,
sino
representante
de
la
comunidad
política.
Si
el
gobernante es un representante, tiene los atributos, derechos y
obligaciones que “objetiven” los intereses de la comunidad política.
Por lo tanto, el papa tiene los mismas propiedades que el gobernante
ya que son detentadores de la representación.

El poder político tiene una textura religiosa
y, viceversa, el poder religioso tiene una
función política.
La forma política del poder religioso es
ejercida como poder pastoral (ratio
pastoralis). La forma religiosa del poder
político se denomina gobierno (ratio
gubernatoria). En consecuencia, la política
es la dirección de las almas hacia su
salvación.

Es un poder que no se ejerce en un territorio sino en una
población determinada, en un sistema de relaciones que se
interpreta como un rebaño de ovejas.

Es un poder directamente benévolo. El poder pastoral aboga
por salvación del rebaño asegurando su subsistencia
material y su continuidad simbólica a través del cuidado de
sus miembros.

Es un poder que no busca manifestar directamente su
superioridad política sino mostrar su dedicación, su celo, su
capacidad para proteger a cada uno de sus miembros. El
pastor protege del mal exterior, a la vez que asegura y funge
como intermediario entre el rebaño y su alimentación, entre
el rebaño y la salvación.

El poder pastoral implica una economía de la salvación. Si se
obedece al pastor, se asegura la salvación ya que nuestro
guía tiene pretensiones de bondad hacia nosotros.

El poder pastoral se distingue políticamente por constituirse
como una economía de la obediencia. Gobernar al mundo
pastoralmente implica que Dios dictamina la mayoría de los
códigos de conducta (leyes morales y jurídicas).
Desobedecer las leyes implica desobedecer a Dios.

El poder pastoral se basa en un régimen de economía de la
verdad. La verdad se revela y, al mismo tiempo, la oculta el
pastor en un juego de “saberes esotéricos “Se trata de un
gobierno que tiene sus propias formas de enseñanza:
requiere de una interpretación legítima.
El saber político es al mismo tiempo saber teológico. Conocer
los secretos de la política implica reconocer el tratamiento
que le da Dios a sus criaturas y, especialmente, la autoridad
que le otorga a sus representantes en la tierra.
Existe una continuidad entre el poder terrenal y el poder
celestial: la ciudad del Hombre es la preparación para la
ciudad de Dios (Agustinismo político)
La Iglesia en tanto institución es la legítima administradora de la
información. Protegerla y cuidarla es su función principal a
modo de evitar comportamientos heréticos.
En la Edad Media, la información es privilegio de algunos
grupos (Alto clero, Nobleza). Dependiendo la jerarquía
será el tipo de acceso a la información.
La información se registra en:
a) Misterios divinos
b) Dogmas de Fe
c) Verdades incuestionables
El recuento de la información política se ubica en la
literatura de “espejo de príncipes”: Manuales de
comportamiento político para gobernantes. Los
secretos políticos son de uso político siempre y cuando
pasen por el filtro eclesiástico.
La Modernidad (XVI-XXI)

Aparece el Estado como máximo objeto de la política. El
Estado se concibe como una obra de arte.

El Estado surge como una entidad
atribuciones, derechos y obligaciones.

Existe una separación de
autonomía de la política.

El poder político está centralizado, delimitado en un
territorio y es soberano de sí mismo.

El fin del Estado es su conservación y la promoción de sus
propios intereses.
las
esferas
jurídica
de
con
validez:

Se asume un tipo de racionalidad que permite el ejercicio
de la soberanía política. Para poder ser soberano se
requiere realizar cierto tipo de acciones: surge la razón de
estado.

Se intensifica la “prohibición de mentir” y se separa
potencialmente lo público de lo privado.

El secreto político permite fundar, conservar y ampliar el
poder político. Por ello, el arcana imperii es razón de
Estado.

Se otorga prioridad normativa a la acción política:
preferencia a las razones del poder por encima del poder
de las razones.
-El arte de gobernar moderno implica el ejercicio de la razón de
Estado. Para gobernar se requiere identificar la especificidad
de lo político:
a) la política posee un orden de valores y justificaciones
distintos al de la moral
b) la ética política puede entrar en conflicto con la moral
individual.
-El arte de gobernar consiste en la aplicación de reglas para
mantener un lazo entre principado y principado, entre
monarca y pueblo. Para conseguirlo es menester no reducir la
forma de gobierno. Si no se busca gobernar todos los ámbitos
(cuerpo, alma, educación, conciencias, instituciones) no se
tiene eficacia política.
Los elementos del arte de gobernar son:
Mentira

secreto
 Simulación
 Disimulación

Los fines del arte de gobernar consisten en:
Fundar, ampliar y conservar el Estado
Dominar conductas, poblaciones y territorios
 Asegurar la paz civil y la protección del exterior


**Criterio normativo: los fines políticos justifican los medios no-políticos.
Razón de Estado es la máxima del obrar
político, la ley motora del Estado. La
razón de Estado dice al político lo que
tiene que hacer, a fin de mantener al
Estado sano y robusto. Y como el Estado
es un organismo, cuya fuerza no se
mantiene plenamente más que si le es
posible desenvolverse y crecer, la razón
de Estado indica también los caminos y
metas de este crecimiento.

La razón de Estado es el criterio último de la acción política y, por
consiguiente, actúa conforme al interés del Estado.

Si el fin de la política radica en la conservación del Estado, entonces
por razón de Estado se justifica cualquier empleo instrumental que
garantice la consecución de dicho fin e, incluso, si es necesario,
traspasar los límites de la moral y el derecho vigentes.

El “Estado” se concibe como un organismo, como un sujeto con sus
propios fines e intereses que son, al mismo tiempo, independientes de
las intenciones e intereses de particulares (la clase gobernante en
turno).

La razón de Estado se basa en una teoría del Estado organicista que
supone al “Estado” como un macrosujeto con vida y que, por tanto,
nace, crece, se reproduce y muere. Así, si quieres prolongar la vida del
Estado, es menester aplicar los medios suficientes para que
permanezca el Estado el mayor tiempo históricamente posible.
Humanistas florentinos
Jesuitas hispánicos
Los casuistas franceses
Los tacitistas flamencos

Razón de gobernante (secretos para conservar
el poder)

Razón de súbdito (secretos para criticar al
poder)

Razón de individuo (secretos de autogobierno)
Implicaciones: tránsito de las tecnologías del
poder a las tecnologías del yo, de la pastoral
de almas al gobierno de las poblaciones.

Extrae del lenguaje diplomático la noción
“ragione e uso degli stato”

Entiende la “razón de estado” como el
instrumento que permite dominar un
territorio en caso de que no se pueda
efectuar la bondad cristiana.

Asume que el ejercicio de la razón política
es el calculo estratégico de la violencia.
-Realismo político
-Pesimismo antropológico
-La diferencia sustancial entre ética y
política.
-La separación clásica entre virtud y
felicidad
-La Justificación de la excepción a la ley y
la simulación de virtud
-Concepción “estratégica” de la política
El político (Príncipe) debe tener:

Virtú (mezcla de heroísmo y fuerza, de
habilidad y entusiasmo que posibilita las
grandes hazañas políticas)

Necesidad (conocimiento y control de las
circunstancias)

Técnicas de gobierno (mentira, simulación
y disimulación, carisma popular)
¿se puede ser cristiano y maquiavélico al
mismo tiempo?
Antimaquiavelismo, cripto-maquiavelismo
y maquiavelismo tacitista
La política como ocultamiento radical:
Barroco y Reforma
V. El modelo absolutista del Estado
(Hobbes)
Características:
Estructura centralizada
Soberanía absoluta


a)
b)
c)
Condiciones de emergencia:
La intensificación del poder pastoral durante
el siglo XVI
El continuo y asiduo disciplinamiento de las
sociedades del Antiguo Régimen
La confesionalización de las estructuras
políticas europeas
Poder absoluto en soberanía absoluta
La soberanía es el poder supremo sobre los súbditos, independiente
y autónomo que, por su misma especificidad, no deriva de
ningún otro.
Características:
Es un poder perpetuo, dado que independientemente del individuo
que lo profese y el tiempo que lo ejerza, una vez transcurrido el
tiempo de la potestad, el individuo se convierte en súbdito de
tal poder soberano.
Es un poder absoluto. Un príncipe o gobernante al que una
comunidad le atribuye poder soberano, carece de soberanía en
stricto sensu. Únicamente sí el poder de un príncipe deriva de la
ley divina o la ley natural, se puede hablar de poder absoluto.
El soberano como legibus solutus
Antropología negativa
Estado de guerra

La verdad política como atribuciones
del soberano
El modelo liberal de Estado
(John Locke)
Límites al poder político
Fundamento: libertades individuales
Prioridad normativa del individuo

El poder político para el modelo liberal
es:
Representativo
Mandatario
Limitado
Protector derechos individuales
Estado de Naturaleza: renuncia de la
violencia privada
Derechos naturales: libertad, igualdad,
propiedad privada y derecho al castigo

Bienes materiales e inmuebles

Identidad (yo)

Cuerpo

Decisiones morales

El Estado como “mal necesario”: no
crea derechos ni intereses, únicamente
los representa y tutela.

Voto censitario (no democrático)

El Estado sólo es legítimo si es
mandatario y representante de la
voluntad de los ciudadanos con
derecho a voto.

El poder político no puede asumir una
preferencia religiosa.

La religión es parte de la esfera privada.
Por lo tanto, el Estado es legítimo en
tanto mantenga firme la frontera entre lo
público, lo privado (y lo íntimo)
El modelo republicano de Estado
(Rousseau)
Descargar

Diapositiva 1