• ¿Cuál es la media de edad de tu
comunidad?
• ¿Qué hace un/a joven como tú
en una comunidad como esta?
• ¿Qué puedo dar y qué puedo recibir
con tanta distancia generacional?
¿Cuántos somos? Datos de 13 septiembre 2012 de CEE
• Los religiosos que realizan su
labor en la Iglesia en España
son 60.927 (49.312 religiosas y
11.615 religiosos). En España hay
113 congregaciones masculinas y
299 femeninas (inscritas en
CONFER).
La diversidad generacional es una riqueza, pero:
Las comunidades en clave de envejecimiento y vejez
pueden ser signos evangélicos si:
• Hay conexión “wifi”, puntos de enganche.
• Los que llevan mucho tiempo, no se consideran
propietarios de la misión: ¡siempre se ha hecho así!;
sino que el joven encuentra su sitio para vivir el
carisma desde su identidad personal.
• Existe una vida comunitaria centrada en una oración
sin ritmos acelerados; que da más importancia al
Espíritu que a la letra; que nutre la vida; hecha con el
corazón; con espacio para la creatividad.
• Se fomentan espacios de comunicación ricos,
íntimos, fraternos, sosegados…
¿Qué podemos hacer los jóvenes?
1. Ofrecer una propuesta de identidad más clara,
precisa, original y radical. A la gente joven no le
interesa ni atrae un estilo de vida mediocre o cómodo.
2. Aportar un mensaje más joven, con más esperanza,
sin miedo a mirar alto, a arriesgar; un testimonio más
alegre y atractivo, no de “tristes observantes”.
3. Dar un testimonio más comunitario, que exprese
mejor la fraternidad con formas originales, el quererse.
4. Vivir una vida consagrada más extrovertida y
espiritual. En relaciones más fluidas y espontáneas con
el mundo, la sociedad, la vida laical; en misión
compartida…
5. Conjugando el “semper” y el “novum”. Como
representantes de la cultura presente que valoran y
actualizan la riqueza de la tradición carismática.
6. Ser lo que se es: joven. Articulando su entusiasmo
con la sabiduría del anciano y el realismo del mediano.
¿Qué pueden hacer los mayores?
1. Creer en los jóvenes.
2. Fomentar una mutua confianza que posibilite
caminar juntos en fidelidad creativa y en un estilo de
vida profético.
3. Conocer las peculiaridades de cada joven, aceptando
sus diversidades e impulsando sus capacidades:
v.gr;
- Unos son más cuidadosos con la liturgia, gustosos de
los hábitos religiosos como signo de identidad,
- Otros están más comprometidos con
movimientos sociales y eclesiales de JPIC.
los
- Unos lanzados a asumir responsabilidades
inmediatamente, sin importarles la sobrecarga de
trabajo.
- Otros dan más prioridad al equilibrio mental, al
descanso y a las oraciones.
- Unos demandan más espíritu comunitario, mejor
trabajo en equipo. Otros practican el individualismo
y una distancia óptima comunitaria.
- A todos conviene alentar, impulsar y corregir
fraternalmente.
Sondeo:
30-50
50-65
65
Sondeo:
infantilismo
acorde
demasiadas
responsabilidades
Sondeo:
En tensión.
Con enorme distancia
en cuanto a sueños e
intereses.
Con poca posibilidad
de comunicación con
los hermanos/as
mayores.
En equilibrio y armonía.
Disfrutando mucho.
A pesar de las diferencias
en la comunidad
encuentro un lugar para
mi realización personal.
Es una gran riqueza la
convivencia con
hermanos/as de otras
generaciones.
Nos complementamos
mutuamente entre
distintas generaciones.
Sin los /las mayores la
comunidad sería muy
pobre.
Sondeo:
45 % entre 30-50 años
31 % más de 65 años
24 % entre 50-65 años
Sondeo:
69 % Bien, acorde con mi edad.
24 % A veces con infantilismo.
7 % En ocasiones con demasiadas
responsabilidades: como si ya fuese
adulto/a.
Sondeo:
En tensión.
Con enorme distancia
en cuanto a sueños e
intereses.
Con poca posibilidad
de comunicación con
los hermanos/as
mayores.
20 %
Sondeo:
En equilibrio y armonía.
A pesar de las diferencias
en la comunidad
encuentro un lugar para
mi realización personal.
Nos complementamos
mutuamente entre
distintas generaciones.
59 %
Sondeo:
Disfrutando mucho.
Es una gran riqueza la
convivencia con
hermanos/as de otras
generaciones.
Sin los /las mayores la
comunidad sería muy
pobre.
21 %
Sondeo:
Satisfacción:
En equilibrio
Disfrutando
mucho
En tensión
• Dos ideas sobre lo que más te gustó y te
llamó la atención de los dicho en las tres
ponencias: Marta García, P. Belderráin,
José Mª Fernández Martos y Luis A.
Gonzalo Díez.
Sondeo:
- Dejar atrás los miedos. Desde mi personalidad y el momento
que me toca vivir, ser un injerto que de vida a mi comunidad.
- Tener conciencia de que mi ser injerto se da en troncos
envejecidos, pero que tienen vida.
- La Congregación es lo que yo sea y llegará donde yo llegue,
porque yo soy Congregación. Esta se va haciendo en cada
tiempo, en cada oportunidad de la historia. Esto implica
pertenencia , no “integración” .
- Nuestra identidad y misión consiste en transparentar el
misterio en el que creemos y por el cual existimos. No hemos
venido para cuidar obras ni para ser gestores.
- Dialogar entre ambas orillas. El diálogo entre la hora temprana
y la hora undécima será posible en la medida en la que nos
pongamos en el lugar del otro.
- Los problemas intergeneracionales surgen cuando tenemos
mucho tiempo para pensar en nosotros mismos.
- No se puede vivir el encuentro intergeneracional sin vivir la
pertenencia ni tener clara la identidad.
- Paralelismo de la distancia generacional con la vida de Rut:
toma un camino alternativo que aparentemente está abocado
la muerte, pero al final le conduce a la vida.
- La vida religiosa no se seculariza por quitarse el “hábito”, sino
que pierde su relevancia si se quita el hábito del Evangelio.
- Nuestra religión no es la del “Libro”, sino la del encuentro. La
vida religiosa la construimos todos. Somos portadores de la
misma antorcha.
- Es fundamentar tener clara la identidad para saber dialogar,
escuchar
y
aceptar
al
otro
en
comunidades
intergeneracionales. En la vida comunitaria no hay que aceptar
todo como es, pero si entender por qué pasa.
- Tenemos que vivir la vida religiosa aprovechando la sabiduría
de los mayores, el realismo de los medianos y la ilusión de los
jóvenes.
- No se sana con silencios lo que necesita palabras; no demos
nada por supuesto, hay que dialogar.
-
La integración no depende ni de los mayores ni de los jóvenes,
depende de que ambos pongamos nuestro centro en Cristo.
- Todos vivimos en este tiempo; a todos nos toca responder al
llamado del Espíritu desde nuestra realidad, sin importar la
edad que tengamos.
Sondeo trabajo por grupos:
Recursos
1. Comprender, respetar y acoger lo del otro, lo cultural
diferente.
2. Ponerse en el lugar del otro, con apertura y
aceptación: conocimiento de la otra persona.
3. Dialogar tú a tú, con paciencia, respeto y cariño;
buscando juntos la verdad.
4. Favorecer espacios dinámicos de calidad para las
atenciones comunitarias, incluyendo lo nuevo.
5. Practicar la escucha activa: con tiempos de calidad,
dedicando tiempo a lo gratuito.
6. Orar juntos, con diferentes estilos y matices.
7. Expresarse con libertad.
8. Potenciar estructuras familiares de comunidad donde
compartir lo que nos une: misión, carisma, trabajo
compartido.
9. Crear espacios de calidad donde todos se sientan útiles.
10. Recordar QUIÉN nos ha llamado.
11. Eliminar prejuicios.
12. Ser agradecidos.
13. Proponer formas de reconciliación.
14. Trabajar el autoconocimiento personal (auto
aceptación), para una mutua comprensión y valoración
del otro.
15. Sin prisas, con espacios de gratuidad y con
momentos lúdicos.
Descargar

Presentación de PowerPoint