JUSTICIA Y MISERICORDIA
UN LLAMADO A LA MISERICORDIA
IGLESIA SALMO 100
VERDAD CENTRAL
Dios espera que sus hijo sean misericordiosos, así como Él es
misericordioso.
VERSÍCULO CLAVE
Miqueas 7:18 “¿Qué Dios como tú, que perdona la maldad, y
olvida el pecado del remanente de su heredad? No retuvo
para siempre su enojo, porque se deleita en misericordia
¿ QUE ES MISERICORDIA?
- Virtud que inclina el ánimo a
compadecerse de los trabajos y miseria
ajenos. (DRAE)
- Amor hacia el ser que está en desgracia o
que por su condición espiritual no merece
ningún favor. (W.M. Nelson)
- Acto de perdonar un merecido castigo
(Diccionario Bíblico La Palabra)
Las personas y la misericordia
- Muchos hablan de misericordia pero
no la practican.
- Otros piensan que practican
misericordia en mayor grado que otras
personas
- Y muchos tienen más de una excusa
para su falta de misericordia
Las personas y la misericordia
- La parábola del Buen Samaritano (Lucas
10:30-35) trata del tema de la misericordia
- Los profetas Abdías y Miqueas señalan
que la falta de misericordia es pecado
que trae el juicio de Dios.
- Pero también prometen que los que no
han sido misericordiosos, pueden
cambiar sus caminos y experimentar las
bendiciones de Dios.
I. LAS CONSECUENCIAS DE LA FALTA DE
MISERICORDIA
A. La falta de misericordia de los Edomitas.
Abdías 1:10-14
- No hicieron nada por ayudar a Israel
cuando fueron invadidos. V.11
- No solo se alegraron en la caída del pueblo
sino que también la saquearon. V.12, 13
- Mataron a los que del pueblo de Israel
escapan, y entregaban al enemigo a los que
atrapaban. V.14
Un pecado lleva a otro pecado.
- Los edomitas primero observaron la
destrucción de Judá, pero después
participaron
- El pecado de indiferencia de los edomitas,
se convirtió después en pecado de
agresión: MATAR Y ROBAR
- Cuando una persona se permite un
pecado, fácilmente comete otro pecado.
B. Serás tratado como tratas a los demás.
Abdías 1:15
- Los edomitas no reconocieron su culpa
ante Dios.
- Su ceguera espiritual haría que se
enfrentasen a la ira divina
- Los juicios pronunciados en el libro de
Abdías contra los edomitas su cumplieron
poco tiempo después.
B. Serás tratado como tratas a los demás.
Abdías 1:15
- Abdías 1:15 nos recuerda “la regla de oro”
que Jesús pronunció en Mateo 7:12
- El juicio de Dios sobre los malvados tendrá
como fundamento sus propias acciones y
actitudes.
- Como tratemos a los demás, así también
seremos tratados.
II. DIOS ABORRECE LA OPRESION Y FALTA DE
MISERICORDIA
A. Miqueas denuncia la codicia de los ricos.
Miqueas 2:1, 2
- Antes de la destrucción de Judá, el
pueblo gozaba de prosperidad económica.
- Bajo esa prosperidad había un deterioro
espiritual cada vez mayor.
- El pueblo se había olvidado de cómo era
Dios en realidad, y esto se reflejaba en sus
actitudes.
A. Miqueas denuncia la codicia de los ricos.
Miqueas 2:1, 2
- Los ricos se adueñaron de la ciudad y buscaban
hacerse más ricos.
- No dormían pensando maldades, deseando lo
que es de otros, haciendo planes para robar
tierras a los que no podían defenderse.
- Esta manera de acumular riquezas quebrantaba
el mandamientos de Éxodo 20:17
- Los ricos opresores no sentían remordimiento
alguno por sus actitudes a los pobres.
Relación de la codicia y los pecados contra
otras personas.
- La codicia hace que no nos preocupemos
de los demás.
- La codicia hace que nuestros
pensamientos se centren en como
adueñarnos de lo que le pertenece a otros.
- La codicia lleva a la falta de honradez, al
robo, e incluso a la violencia.
Relación de la codicia y los pecados contra
otras personas.
- La codicia convierte a personas decentes en
seres despiadados que quitan lo que pueden
solo porque pueden.
- La codicia empuja al robo, injusticia y opresión
de otras personas.
- Querernos adueñar de algo que no nos
pertenece, es codicia; y a Dios no le complace,
ni le agrada esta actitud.
B. Dios castiga a los opresores y a los faltos de
misericordia. Miqueas 2:3, 5
- Dios informa a través del profeta Miqueas que no seguiría
permitiendo que los ricos continuaran robando a los pobres.
- Les enviaría un juicio por su pecado. Miqueas 2:3
- Los que arruinaron la vida de otros, verían arruinada su propia
vida. Serían castigados por lo que habían hecho. Miq. 2:4
- No solo perderían sus bienes materiales sino que también su
herencia espiritual
El fundamento de Dios cuando juzgue a los
seres humanos
- Dios mostrará misericordia a aquellos que
busquen misericordia en Jesucristo y
quienes hayan tenido misericordia de los
demás. (Santiago 2:13)
- Aquellos que no hayan recibido la
misericordia de Dios por medio de
Jesucristo, serán juzgados por su
incredulidad y pecado.
La voluntad de Dios no es juzgar al
hombre, sino perdonarlo para que tenga
vida eterna.
III. DIOS SE COMPLACE EN LA MISERICORDIA
A. El arrepentimiento trae restauración.
Miqueas 7:14-17
- Miqueas advirtió al pueblo que vendría
juicio, pero también les recordó que si había
arrepentimiento, tendrían restauración.
- Si ellos pedían perdón, Dios respondería a
su oración y los ayudaría de la misma
manera cuando los sacó de Egipto. V.15
- Dios restauraría al pueblo y las naciones
vecinas se asombrarían, perderían su poder,
serían humillados y los llenaría de
vergüenza. V.16, 17
A. El arrepentimiento trae restauración.
Miqueas 7:14-17
- El pecado no solamente destruye
nuestra vida, también nuestra
relación con Dios.
- El arrepentimiento recupera esa
relación destruida.
- Cuando la gente vea el cambio en
nosotros sabrán que ellos también
pueden ser restaurados.
B. Dios es misericordioso. Miqueas 7:18-20
- Por la naturaleza misericordiosa de
Dios, es posible que nuestros pecados
sean
perdonados.
El
quiere
perdonarnos.
- Dios desea que todos los seres
humanos se arrepientan, porque nos
ama.
- Dios también desea que el hombre
responda positivamente a ese amor que
día a día nos demuestra.
Si Dios se complace en mostrar misericordia
¿Por qué envía juicio?
- La razón del juicio es llevar al
arrepentimiento. Muchos no escuchan a
Dios, a menos que haya un juicio.
- Todo pecado no separa de Dios, y nos
coloca en el camino del juicio.
- Pero cuando reconocemos que somos
pecadores y nos arrepentimos, Dios quita
nuestra culpa.
Miq.7:19 (Hch.2:38-39;
Rom.10:8-13)
CONCLUSION
- Dios es misericordioso y espera que sus hijos también sean
misericordiosos.
- Dios tratará a las personas conforme a la manera en que ésta
trate a las demás.
- Dios nos advierte que no soporta la falta de misericordia y la
opresión.
CONCLUSION
- Dios juzgará a las personas que no muestren misericordia, que
oprimen al prójimo y se aprovechan de él.
- Dios nos ha dado capacidad para obrar misericordia, y por
medio de nuestras acciones mostrar al mundo que Él es
misericordioso.
- Dios está dispuesto a restaurar y mostrar misericordia a todo
aquel que se arrepiente.
Descargar

Un Llamado a la Misericordia