La Misericordia de Dios presente en
el Antiguo Testamento, en el Nuevo
Testamento y en la Historia de la Iglesia.
Nombre: Esteban Rodriguez Moya
Fecha: 13/11/2007
La Misericordia de Dios Padre en
el Antiguo Testamento.
• La misericordia divina lleva al hombre a
relacionarse con lo mas íntimo de Dios
Padre.
• Existen dos fundamentos de esta
relación íntima:
- Término Rehem.
- Revelación de YHWH como
Misericordia (Ex 3,14; 6,3 ).
• La Misericordia de Dios esta mas allá del
afecto fácil y es diferente a la
misericordia expresada por el hombre,
se expresa a través de actos liberadores
que son parte de un plan salvifico.
• Aparece la pregunta: ¿Es
posible la compatibilidad de un
Dios misericordioso y
reconciliador con una actitud
divina Justa?
• Las dos facetas divinas, es
decir, la de misericordia y
reconciliación, con la faceta de
la justicia y el castigo, se unen
cuando la acción de Dios tiene
como objetivo quitar aquellas
condiciones que impiden el
desarrollo de la vida por la
amenaza del pecado.
La Misericordia de Jesús presente
en el Nuevo Testamento.
• Por medio de Jesús la relación
•
•
íntima entre Dios y el hombre,
que se da a través de la
misericordia, llega a su forma
plena.
Jesús nos deja el legado de su
experiencia, ya que el es el
hombre que disfruto plenamente
la intimidad con Dios (Jn 10, 15).
Por medio de Jesucristo el hombre
puede interpretar y comprender la
misericordia divina.
• Jesús expresa su misericordia a través
de dos elementos:
- Por medio se sus palabras y
enseñanzas, por ejemplo la parábola
del hijo pródigo (Lc 15,11-32).
- Por medio de sus acciones, por
ejemplo los milagros (Lc 5, 17-26)
y el perdón de los pecados (Lc 7,
44-48).
• Jesús en su obra consigue la
reconciliación plena entre Dios y el
hombre.
La Misericordia divina presente en la Historia
de la Iglesia a través del Espíritu Santo.
• Jesús vino para rehacer nueva la
creación, es esta nueva creación la
que se realiza a través del don del
Espíritu Santo (1Cor 15,45).
• Jesús entrega el Espíritu a sus
discípulos para que continúen su
labor (20, 21-23).
• El Espíritu Santo debe continuar
con la presencia misericordiosa de
Dios y la labor reconciliadora de
Cristo a lo largo de la Historia de la
Iglesia, apoyándola y asistiéndola.
• El Espíritu Santo es la fuerza
que da vida a la Iglesia y lleva
la historia a su plenitud.
• La Iglesia apoyada por el
Espíritu Santo y por medio de
los sacramentos de el
Bautismo, la Eucaristía y la
Reconciliación Penitencial
continua la obra reconciliadora
de Cristo.
Descargar

la-misericordia-de-dios-presente-en