Casi más importante que
la propia idea o diseño
es saber proponerla
correctamente al cliente.

Muchas veces no es considerado
mejor el que más sabe o trabaja
con más calidad, sino el que
sabe "venderse" mejor.

No sólo venden los comerciales
o diseños publicitarios sino
que, cualquiera de nosotros en
casi todo momento, estamos
vendiendo ideas, filosofías,
conocimientos, servicios, etc.

Dependiendo del cliente será más o
menos fácil venderle un diseño o
una idea. Todo está sujeto a lo
abierto que esté a nuestras
recomendaciones. A veces el cliente
tiene muy claro lo que quiere y
entonces es difícil venderle algo
que no es la viva imagen de sus
intenciones.

Pero a veces no sabe muy bien lo
que quiere, de modo que es más
sencillo que nuestro enfoque se
pueda dar por válido a su entender.
Por ello, también importa mucho la
predisposición del cliente, hacia el
proyecto y hacia nosotros mismos.
Siempre será un trabajo psicológico
que debemos tratar lo mejor
posible.
Algunos consejos para vender
correctamente cualquier proyecto son:

Generar confianza. Uno de los
puntos principales es que el cliente
confíe en nosotros. Si es así, no
cabe duda que nuestros consejos
serán mejor asumidos. Para generar
confianza hace falta ser dignos de
ganársela.

Demostrar unos conocimientos
amplios. Este es un punto muy
importante, pues si el cliente tiene
presente que nosotros dominamos
el medio, es mucho más fácil que
trate de entender nuestras ideas y
de asimilarlas como válidas.

Vincularse al proyecto del cliente.
Si hacemos también nuestras las
inquietudes del cliente y nos
vinculamos a la marcha de su
negocio, siempre conseguiremos
mejores ideas enfocadas a su
problemática. Por tanto, también
lograremos que nuestras palabras o
consejos sean de mayor interés para
él.

Tenernos a nosotros mismos en
buena consideración. Debemos
saber que las creencias que
tengamos sobre nosotros mismos
serán siempre reflejadas en las
impresiones que demos a los demás
sobre nosotros.

Hablemos de vender un diseño o
una propuesta a un cliente, que será
el objetivo de cualquier persona
que tenga que hacer de interlocutor
con el cliente.

Es importante cómo presentemos
un diseño. Los tópicos de "las cosas
entran por los ojos" y "la primera
impresión es la que cuenta" son
válidos. Así que es importante que
esa primera impresión sea buena.

En ocasiones se presentan diseños
con una impresión a todo color y
plastificada en un papel especial,
con mucho grosor. Si nos ven tratar
con mimo a nuestro diseño dará la
impresión que estamos muy
satisfechos y que es una verdadera
obra de arte.

Saber explicar el motivo de tomar
ciertas decisiones. Hay que tener
pensadas las razones que nos han
llevado a la solución que hemos
tomado. Por qué se eligen esos
colores, por qué se ha tomado ese
esquema, por qué se han dividido
los espacios de la página o el
diseño de esa manera, cómo hemos
tratado de armonizar el diseño.

Tener blindados nuestros puntos
débiles. Tener de antemano
pensados los argumentos que
podemos dar, si es que el cliente
pone algunas ideas en contra de
nuestros planteamientos

Estar dispuestos a cambiar algo y saber
mejorar las propuestas del cliente. No
estamos diciendo que debemos llevar
nuestras decisiones hasta el final. El
cliente tiene mucho que decir sobre su
proyecto y debemos escucharle con
detenimiento. Pero también es
importante, una vez conocido su
enfoque, poder mejorarlo para que sepa
que podemos darle un valor añadido a
sus ideas.
LCC Carmen Elizabeth Aguilar Lara
Descargar

Presentación de proyectos