Historieta
La liebre y la tortuga
La liebre
Hola
amigos!
La tortuga
Hola
amigos!
Cierta vez, una liebre desafió a una tortuga a correr una
carrera, y la tortuga aceptó a condición de que le diera
alguna ventaja.
Acepto, pero
me tienes que
dar una ventaja
Vamos a
correr!
Así comenzó a marchar la tortuga…
Correré tan
rápido que
nadie me
alcanzara
Pero pronto fue alcanzada por la liebre que
se burló de ella…
No puede
ser!
Te alcance,
eres muy lenta
tortuga!
Viendo que le llevaba ventaja, la liebre decidió
sentarse a descansar hasta que llegó la tortuga, pasó
frente a ella, y siguió avanzando.
Daré mi
mejor
esfuerzo,
no me
rendiré
Descansare
un rato, la
tortuga es
muy lenta
Pasado un tiempo, la liebre reinició su carrera, volvió
a alcanzar y a sobrepasar a la tortuga; y volvió a
sentarse a esperarla.
No importa,
seguiré dando
lo mejor de mi
Soy tan
rápida que
la puedo
alcanzar
Así ocurrió dos o tres veces más.
De
verdad
es muy
rápida
Jajaja,
tortuga
lenta
La última vez, cuando ya estaban cerca de la
meta…
Ya falta poco y
aun no viene
la tortuga, la
deje atrás
La liebre se sentó a esperar, pero se quedó dormida;
Zzzzzzz…
.
Así que la tortuga llegó, pasó frente a ella, y
llegó primero a la meta, ganando la carrera.
Esta
dormida…
La tortuga había sido la ganadora
Gané la
carrera!
Moraleja
Más vale
modestia y
perseverancia,
que orgullo y
descuido.
Descargar

Historieta La liebre y la tortuga