El desarrollo de la percepción sensorial es el mejor
camino para la organización mental. Se puede
codificar lingüísticamente solo aquello que
previamente se ha conocido y pensado. Hay
que estimular a las personas para que a través
de la observación capten todos los mensajes y
puedan expresarlos con palabras.
El aprendizaje de la técnica de la descripción
incluye tres fases o etapas:



1. Recogida de los datos (Observación).
2. Organización de los datos (Plan de la
descripción).
3. Exposición de los datos (Descripción
propiamente tal).
Al observar, la atención debe estar
orientada para percibir: color, forma,
tamaño, grosor, textura, temperatura,
contextura, peso, olor, sabor, otros.
 Luego se seleccionan los datos y se lleva
a primer plano lo que interesa destacar.
 Se vinculan los elementos en un todo
con sentido (disposición).
 Se busca una forma de expresar lo visto
que dé al que lo lea una idea o imagen
representativa de lo descrito.
Seleccionar expresiones lingüísticas que
con mayor precisión y belleza transmita
lo observado.

Con ella se pretende dar a conocer las
características de la realidad
representada: sus elementos, composición,
funcionamiento y utilidad. Es objetiva y
predomina la función referencial.
CARACTERÍSTICAS:
 Tendencia a la objetividad
 Lenguaje denotativo (abundancia de
tecnicismos, adjetivos especificativos)
 Ordenación lógica
Predomina la FUNCIÓN ESTÉTICA . La descripción
literaria no necesita ser veraz, sino verosímil, es decir,
creíble dentro del contexto lingüístico en que se
incluye.
› El autor es subjetivo y manifiesta su punto de vista
abiertamente, ya que no persigue el rigor científico ni la
exhaustividad, sino destacar aquellos aspectos que
considera más relevantes para sus fines.
› La lógica que rige el orden en este tipo de textos
obedece a criterios artísticos propios de cada autor.
CARACTERÍSTICAS:
 Lenguaje connotativo
 Uso de adjetivos explicativos
 Abundantes figuras retóricas
TIPOS:
 RETRATO: Atiende a la caracterización de personajes por
sus rasgos físicos y psíquicos.
 ETOPEYA: Se centra únicamente en el carácter, el
pensamiento y los aspectos psíquicos.
 PROSOPOGRAFÍA: La descripción se limita a la fisonomía,
constitución corporal e indumentaria.
 CARICATURA: Descripción en la que se deforman los
rasgos con una intención crítica o humorística.
 TOPOGRAFÍA: Descripción de paisajes o de ambientes.
RECURSOS TÉCNICOS:
 EL PUNTO DE VISTA: descriptor omnisciente, descriptor
observador...
 LA PERSPECTIVA: oblicua, cenital, frontal, traveling, zoom,
panorámica...
 EL ENFOQUE: realista, surrealista, impresionista...

PROSOPOGRAFÍA
› Descripción del físico de una personaje.

ETOPEYA
› Descripción del carácter y sentimientos de una personaje.

RETRATO
› El retrato es la descripción completa de un personaje, pues
contiene los rasgos físicos y de carácter.

AUTORRETRATO
› Retrato de una persona realizado por ella misma.

CARICATURA
› La caricatura es aquella descripción en la que se deforman o
exageran los rasgos del físico o del carácter de un personaje.

TOPOGRAFÍA
› Descripción de lugares, paisajes y ambientes.
ETOPEYA

Y todo por esa mocosa de enfermera […] No hay más que mirarla para darse cuenta
de quién es, con esos aires de vampiresa y ese delantal ajustado, una chiquilina de
porquería que se cree que es la directora de la clínica.
Julio cortázar, La señorita Cora
PROSOPOGRAFÍA

Otli tenía el pelo corto y erizado, rojo como una zanahoria, y las orejas gachas de
soplillo. Era delgado y alto con la piel llena de pecas. Pero éstas no eran los graciosos
puntillos que con frecuencia caen tan bien en las narices respingonas de las chicas.
Otli tenía todo el cuerpo blanco y marrón como un perro foxterrier; como si se hubiese
puesto cerca de un pintor que le pulverizase de marrón en una pared blanca.
Christine Nöstlinger, Filo entra en acción
AUTORRETRATO

No me gusta ni mi cara ni mi nombre. Bueno las dos cosas han acabado siendo la
misma. Es como si me encontrara feliz dentro de este nombre pero sospechara que la
vida me arrojó a él, me hizo a él y ya no hay otro que pueda definirme como soy. Y ya
no hay escapatoria. Digo Rosario y estoy viendo la imagen que cada noche se refleja
en el espejo, la nariz grande, los ojos también grandes pero tristes, la boca bien
dibujada pero demasiado fina. Digo Rosario y ahí está toda mi historia contenida,
porque la cara no me ha cambiado desde que era pequeña, desde que era niña con
nombre de adulta y con un gesto grave.
Elvira Lindo, Una palabra tuya
CARICATURA

Mi criado tiene de mesa lo cuadrado y el estar en talla al alcance de la mano. Por
tanto es un mueble cómodo; su color es el que indica la ausencia completa de aquello
con qué se piensa, es decir, que es bueno; las manos se confundirían con los pies, si no
fuera por los zapatos y porque anda casualmente sobre los últimos, a imitación de la
mayor parte de los hombres; tiene orejas que están a uno y otro lado de la cabeza
como los floreros en una consola, de adorno, o como los balcones figurados, por
donde no entra ni sale nada; también tiene dos ojos en la cara; él cree ver con ellos,
¡qué asco se lleva!
Mariano José de Larra, La Nochebuena de 1836
TOPOGRAFÍA

Tras mi ventana, a unos trescientos metros, la mole verdinegra de la arboleda, montaña
de hojas y ramas que se bambolea y amenaza con desplomarse. Un pueblo de hayas,
abedules, álamos y fresnos congregados sobre una ligerísima eminencia del terreno,
todas sus copas volcadas y vueltas uns sola masa líquida, lomo de mar convulso. El
viento los sacude y los golpea hasta hacerlos aullar. Los árboles se retuercen, se
doblan, se yerguen de nuevo con gran estruendo y se estiran como si quisiesen
desarraigarse y huir. No, no ceden. Dolor de raíces y de follajes rotos, feroz tenacidad
vegetal no menos poderosa que la de los animales y los hombres. Si estos árboles se
echasen a andar, destruirían a todo lo que se opusiese a su paso. Prefieren quedarse
donde están: no tienen sangre ni nervios sino savia y, en lugar de la cólera o el miedo,
los habita una obstinación silenciosa. Los animales huyen o atacan, los árboles se
quedan clavados en su sitio. Paciencia: heroísmo vegetal.
Octavio Paz, El mono gramático
1. LA ADJETIVACIÓN
Los adjetivos calificativos adquieren gran importancia en
las descripciones porque sirven para expresar
cualidades.
Óscar tiene la cara menuda
2. LA ENUMERACIÓN
La enumeración consiste en la acumulación de varios
elementos.
Óscar tiene la cara menuda, los ojos tristes, la nariz
chata...
3. LA COMPARACIÓN
La comparación consiste en establecer relaciones de
semejanza o parecido entre varios elementos.
Óscar tiene la cara menuda, los ojos tristes, la nariz chata,
el pelo rojo como el fuego...
4. LA METÁFORA
La metáfora consiste en la sustitución de un
elemento por otro con el cual tiene un cierto
parecido.
Óscar tiene la cara menuda, los ojos tristes, la nariz
chata, el pelo rojo como el fuego y una antenas
abiertas a todo lo que se dice a su alrededor.
5. LA HIPÉRBOLE
La hipérbole es un recurso que consiste en
exagerar las características de una persona o
cosa.
Óscar tiene la cara menuda, los ojos tristes, la nariz
chata, el pelo rojo como el fuego y una antenas
abiertas a todo lo que se dice a su alrededor,
con ellas podría hasta sintonizar todos los
canales de televisión por cable.

Escribe una breve descripción (de dos
párrafos) de uno de los siguientes
autorretratos de Frida Kahlo o Pablo
Picasso. En estos autorretratos, los artistas se
representan tanto física como
emocionalmente. Intenta incorporar
adjetivos que describan el estado
emocional del artista, tal como se
representa en su autorretrato. ¿Crees que
sus vidas privadas eran diferentes de sus
vidas públicas?
Descargar

La descripción 2011