El método más eficaz para formar jóvenes felices,
proactivos, seguros e inteligentes
Raquel Alejo Rodríguez
Juan José Naranjo Legaza
María Tejera Perea
Francisco Lalala
Los hábitos correctos de un buen educador
La construcción de la personalidad del
niño/adolescente es uno de los pilares básicos de la
educación.
1. Dan todo su ser, permiten que sus
hijos los conozcan
2. Alimentan la personalidad
3. Enseñan a pensar
4. Preparan a sus hijos para el fracaso
5. Dialogan como amigos
6. Cuentan historias
7. Nunca se rinden
1. Conocen el funcionamiento de la
mente
2. Tienen sensibilidad
3. Educan la emoción
4. Usan la memoria como apoyo en
el arte de pensar
5. Son inolvidables
6. Resuelven los conflictos en clase
7. Educan para la vida
1. Corregir en público
2. Expresar autoridades con agresividad
3. Ser excesivamente crítico: obstruir la infancia de
niño
4. Castigar cuando está enfadado y establecer
límites sin explicación
5. Ser impaciente y renunciar a educar
6. No cumplir sus promesas
7. Destruir sueños y esperanzas
Tutoría de padres
Metodología del aula
Tutorías con alumnos
Reuniones con el
claustro
Prácticas adecuadas como docente de Educación
Secundaria:
• Facilitar el desarrollo de las emociones: no
ridiculizar en público ni frustrar al alumnado
• Hacer que los alumnos se sientan cómodos a la
hora de expresar sus necesidades
• Hacer entender que conseguir lo que quieren
conlleva sacrificios
• Trasmitir que es mejor superar los errores
cometidos que intentar no cometer ninguno
En este caso, más que el hecho de estar de acuerdo o no con alguna
afirmación en concreto, prefiero resumir en general que en este libro
se hacen dos claras divisiones, por un lado están los padres y por otro
los profesores. En ninguna ocasión estos dos agentes interactúan, por
lo que considero que en algunos apartados como “Un buen maestro
educa a sus estudiantes para una profesión, un maestro fascinante
educa para la vida” y “los buenos maestros educan la inteligencia
lógica, mientras que los fascinantes educan la emoción”, convendría
señalar que resulta extremadamente difícil que tanto la educación
emocional como la educación para la vida sean temas que se traten
únicamente en las aulas.
La información que se aporta en este texto es una
información bastante razonable y lógica pero no se
ha obtenido siguiendo el método científico. En
ningún momento el autor (Augusto Cury) señala que
se haya realizado algún tipo de investigación por lo
que el artículo carece de validez científica. La única
referencia que se hace a lo largo de todo el artículo
es a un libro del propio autor y a sus propias
experiencias con sus hijas.
Fallos principales:
- Subjetividad
- Ninguna referencia bibliográfica
- Falta de investigaciones que verifiquen lo
que se expone en el texto
• Aporte de pautas marcadas y claras para
mejorar las habilidades como docente
• Conocer las diferencias y los ejemplos de
actuación entre un buen profesor y un
profesor excelente
• Guía para mejorar y evaluar las acciones y
pensamientos del profesorado en el aula
Descargar

Padres brillantes, profesores fascinantes