Técnicas de dibujo
realistas en 3D
En blanco y negro y a color
Rebeca Martín Salcedo
Alessandro Diddi
El único material que usa es un lápiz de grafito.
Estas obras se consiguen mediante trucos de la mente, y un
maravilloso juego de sombras y ángulos.
“Cuando le gente ve mis dibujos se quedan gratamente
sorprendidos, no logran entender exactamente cómo me las he
arreglado para alcanzar la mirada en 3D”.
“Cuando entiendes el mecanismo del diseño anamórfico, te das
cuenta de que la elaboración de un dibujo como éste realmente
no es tan difícil”.
El artista trata de combinar sus dos pasiones: el dibujo a mano
alzada y el de representación tridimensional.
Esta técnica se basa en la perfecta relación entre sombras,
perspectiva y el dibujo tridimensional.
Marcello Barenghi
Estudió en una escuela de artes, y otra de artes aplicada en
Italia. Y se graduó en arquitectura por la Universidad
Politécnica.
Mostraba de niño grandes dotes artísticas, y con 9 años, ya
intentaba retratar a la Mona Lisa.
Estudió las técnicas de la témpera, la acuarela y la plastilina.
Pero el descubrimiento del aerógrafo hizo que mejorasen sus
ilustraciones.
El autor hace uso de lápices, de grafito y de color; rotuladores,
normales y de agua; ceras, permanentes, papel especial como el
vegetal, etc.
Cada obra le lleva unas 4-6 horas de trabajo. Cada obra es
concebida gracias a los más ínfimos detalles de iluminaciones y
sombras.
La maestría con la que realiza sus obras, nos da la impresión de
encontrarnos ante fotografías.
Durante años, siguió el trabajo de Dereck Riggs, el ilustrador de
la banda Iron Maiden. Se dedicó mucho tiempo a trabajar la
figura de Eddie.
La técnica que usa el autor, es una mezcla entre los diversos
materiales, y la relación existente entre sombras e iluminación.
Dando lugar a maravillas con tanto detalle y expresividad.
Barenghi tiene un canal de Youtube en el cual sube vídeos de
cómo realiza muchas de sus ilustraciones.
http://www.youtube.com/watch?v=DRuSbAZ_qOc&list=UUcBnT6Lsx
ANZjUWqpjR8Jpw
Descargar

Presentación dibujos realistas