LEDA Y EL CISNE
Latín 4º ESO
Leda estaba casada con Tindáreo, rey de Esparta
La belleza de Leda cautivó hasta tal punto a
Zeus, que un día en que Leda se encontraba
junto a un río, el dios adoptó la apariencia de
un bellísimo cisne blanco, fingió que era
perseguido por un águila y buscó refugio en
el lugar donde Leda contemplaba las nítidas
aguas del río.
La muchacha no dudó en esconderlo
protegiéndolo en su falda y Zeus no
dudó en seducirla tan pronto como Leda
lo cobijó.
Esa misma noche Leda tuvo relaciones con
Tindáreo, su esposo, y poco después puso
Dos huevos, de los que nacieron cuatro hijos.
Dos hijos eran del dios: los inmortales Helena
y Pólux; los otros dos de su marido: Clitemnestra
y Cástor, mortales como sus padres.
Otros dicen que Zeus perseguía a la diosa Némesis;
ella huía del dios, pero este era más veloz. Némesis
recurrió al truco de transformarse en un animal, y
luego en otro, y en otro… en su intento de que Zeus
le perdiese la pista.
El dios hizo lo mismo, y en el momento en que
Némesis encarnaba a una oca y Zeus a un cisne,
finalmente él la poseyó.
Como resultado de esa unión, Némesis puso un
huevo que nunca llegó a incubar; lo dejó junto a
un lago y Leda lo encontró y lo cuidó.
Del huevo nació Helena.
Zeus se alegró tanto del nacimiento de su hija
que creó la constelación del Cisne en recuerdo
de su metamorfosis.
Helena, la mujer más hermosa del mundo,
Se casó con Menelao y huyó con Paris a
Troya.
Clitemnestra se casó con Agamenón, y al
Regresar su marido de la guerra de Troya lo
Asesinó junto con su amante Egisto.
Después ella también murió a manos de su
Hijo Orestes.
Cástor y Pólux comparten la inmortalidad
Con el consentimiento de Zeus.
Descargar

LEDA Y EL CISNE