La grasse matinée
Jacques Prévert
(1900 - 1977)
Es terrible
El leve ruido del huevo duro
al romperse sobre un mostrador de estaño
Cuando resuena en la
memoria del hombre
que tiene hambre
...
Es terrible también
la cabeza del hombre
La cabeza del hombre que tiene
hambre
Cuando se mira a las seis de la mañana
En el cristal de la tienda
Una cabeza color polvo.
No es a su cabeza, sin embargo,
no le importa su cabeza al hombre
No es a su cabeza, sin embargo, lo que él mira.
En la vitrina de Casa Potin.
No le importa su cabeza al hombre.
No piensa en ella.
Sueña.
Y rechina dientes suavemente.
Porque el mundo se burla de él.
Y él no puede nada contra ese mundo.
Cuenta con los dedos 1,2,3
hace tres días que no come
Por más que se repita desde hace tres días
Esto no puedo durar
Esto dura
Tres días
Tres noches
Sin comer
Y detrás de esos cristales.
Esos patés esas botellas esas conservas
Peces muertos
protegidos por
las latas
Latas protegidas por vitrinas.
Vitrinas protegidas por la policía.
Policía protegida por el miedo.
Que de barricadas por seis malditas
sardinas
Un poco más lejos, el café
café con crema
y
croissants calientes.
El hombre vacila
Y en el interior de su cabeza
Una neblina de palabras
Una neblina de palabras
Sardinas para comer
Huevo duro, café con crema
Café con gotas de ron
Café con crema
Café con crema
¡Café
con crimen, con gotas
de sangre!...
Un hombre muy querido en su vecindario
Fue degollado en pleno El asesino,
el vagabundo le robó dos francos
O sea un café con gotas de ron
-Cero francos setentaDos rebanadas de pan con mantequilla
-Y veinticinco céntimos para la propina del joven-
Es terrible
El leve ruido del huevo duro
al romperse sobre un mostrador de estaño
Cuando resuena en la
memoria del hombre
que tiene hambre
...
• Trabajo coordinado por Maria escrivà
• Optaviva:Francés
• 3º ESO IES Isabel de Villena
Descargar

Presentación de PowerPoint