PARA COMPARTIR
• ¿Qué es para usted disciplina? Escriban una
definición.
• ¿Dónde terminan las responsabilidades del
colegio de los niños y dónde empiezan las de
la familia?
• ¿En qué hemos fallado los padres cuando en
un niño no hay disciplina?
LAS NECESIDADES BÁSICAS DE LOS
NIÑOS SON:
•
•
•
•
•
•
•
SENTIRSE IMPORTANTE
SEGURIDAD
SER ACEPTADO
AMAR Y SER AMADO
ALABANZA
DISCIPLINA
DIOS
DISCIPLINA CON AMOR
11 MANERAS EFECTIVAS DE
DISCIPLINAR A LOS NIÑOS
1. Firmeza
• Cuando los padres dicen algo, deben estar
preparados para actuar y cumplir. La
consistencia es importante. Si afirman ‘es hora
de dormir’, es necesario que acompañen su
expresión con hechos: ayudar a ponerle la
pijama, cepillarle los dientes y leerle un breve
cuento al menor. Nunca deben gritar desde el
otro cuarto. Es básico que el niño aprenda que
las palabras vienen acompañadas de acciones.
2. Rutinas
claras
• Es clave que existan horarios para cada momento
del día, entre ellos, las comidas principales, la
hora de ir a acostarse, de levantarse o de bañarse.
Hoy por hoy se ha comprobado que durante el
tiempo que los padres dejan de establecer rutinas,
los niños se vuelven más nerviosos, tienen
mayores inconvenientes para dormir y son de
difícil manejo.
3. Reglas.
• Un hogar funciona adecuadamente cuando se le explica al
infante qué se espera de él, qué es adecuado y qué no. No
hay que tener muchas pero tampoco muy pocas. Las de
convivencia (no pegarle al hermano, por ejemplo), entre
otras,
son
necesarias.
Cuando no cumpla una regla, debe mostrársele que hizo algo
inadecuado y que existen cosas que no se pueden aceptar.
Todo comportamiento tiene consecuencias (‘le pegaste a tu
mamá, así que en este momento no vas a estar con ella o
'como le dijiste palabras inapropiadas a tu papá, él no va a
seguir jugando contigo por ahora').
4. Hablar sólo lo necesario.
• No hay que amenazar, más bien advertir. La
advertencia es un aviso de que algo va a
pasar. Si el niño hace una cosa que los
padres no aprueban, estos deben hacérselo
saber. Pueden aislarlo un tiempo (para que
reflexione); si botó la comida, quitarle el
plato o si le pegó al hermano, detenerle la
mano
y
retirarlo
del
lugar.
Nada de cantaletas: menos palabras y más
acciones.
5. Pataletas,
¡ignórenlas!
• No hay que asustarse. Sólo debe prestársele
atención al menor cuando esté tranquilo.
Mientras esto no suceda, no hay que mirarlo
ni tocarlo. Puede decírsele: “En el momento
en que te calmes, hablamos”.
6. Escogencias limitadas.
• Es necesario darle a escoger entre dos
opciones y no múltiples. A esta edad, los
pequeños tratan de hacer muchas cosas y es
conveniente guiarlos.
Cuándo existen
únicamente dos posibilidades, es más fácil
para un infante decidir: ¿quieres jugo o agua?
¿Deseas lavarte los dientes o ponerte la
pijama?
7. Disciplina protectora.
• Se le retiran privilegios. “Este juguete
se va a descansar un rato mientras te
pones de acuerdo con tu hermano
cómo se lo pueden turnar”.
8. Autonomía.
• Hay que estimularla. Una manera de
hacerlo es motivar al pequeño a vestirse
y a bañarse solo. Aquí es clave
modelarle: ¡mira, así se ponen los
zapatos!
9. Batallas que vale la pena luchar.
• Debe tenerse en cuenta que es clave priorizar
ciertas conductas. ¿Qué es más importante,
que el niño salude a los tíos o que no le pegue
a la hermana? Si no se logra lo primero, hay
que insistir en lo segundo que, en este caso,
cobra mayor relevancia.
10. No abusar del
NO.
Los niños no entienden el
mensaje sino la acción (¡No
más, se acabó¡ y se le saca
del sitio). Así mismo, cuando
hagan algo positivo, es vital
felicitarlos. Los pequeños
necesitan
mensajes
de
aprobación; es una manera
de estimularlos.
11. Calidad vs.
cantidad.
• Debe dedicársele a cada hijo un tiempo individual
y exclusivo. Se sentirá importante y se fortalecerá
su autoestima. Es necesario, además, que el
tiempo que se pase con el pequeño sea realmente
divertido, sin interrupciones ni afanes.
•
•
•
•
Fallas comunes de los padres
Exceso de reglas. Se les va la mano y se vuelven ‘molestos’.
Pocas reglas. Son muy permisivos
Ausencia de consistencia. Un día si y al otro no.
Culpa, mala consejera: con regalos tratan de comprar el afecto
de sus hijos por la ausencia en el hogar. Grave error.
• Cantaleta.
• Preocuparse mucho o nada
• Un golpe o una palmada NUNCA educan: el niño aprende a
obedecer sólo por miedo y no por convicción. La violencia NO
permite que un infante interiorice una norma. Ante todo,
disciplina con AMOR.
Descargar

DISCIPLINA CON AMOR - instituto san ignacio de loyola