NUEVO DICCIONARIO:
“EL INVESTIGADOR
DE LAS PALABRAS”
2012
Diccionario:
“El Investigador de las Palabras”
Les presento el nuevo Diccionario:
“El investigador de las palabras”
En el van a encontrar palabras de otro idioma que la hemos
hecho nuestras. Esas palabras tienen un origen, una historia, y
además han sufrido algunas trasformaciones.
Aquí vamos a descubrir algunas de ellas.
Cada lector puede sumarse a esta propuesta incorporando
nuevos vocablos de otros orígenes.
ALMOHADA
ALJIBE
MATE
POLENTA
GURÍ
ISABEL
"El idioma -el castellano, el español- llega a ser para nosotros
como un licor que paladeamos, y del cual no podemos ya
prescindir. Prescindir en el ensayo, en la busca de todos sus
escondrijos, de todas sus posibilidades, de todas sus
puridades. Ya somos, con tanto beber de este licor, beodos del
idioma".
Azorín
La lengua castellana es una lengua
viva, que se enriquece día a día,
incorporando nuevas palabras.
Cada palabra tiene un origen y una
historia, aunque se le utilice
otorgándole distintos significados;
son experiencias de vida y
motivación a mejorar las formas de
comunicación.
ALJIBE
• El aljibe (del árabe hispano algúbb, y éste del
árabe clásico gubb), es un depósito destinado a
guardar agua potable, procedente de la lluvia
recogida de los tejados de las casas o de las
acogidas, habitualmente, que se conduce
mediante canalizaciones. Normalmente es
subterráneo, total o parcialmente. No se debe
confundir con tinaja: depósito destinado a
transportar líquidos.
La palabra aljibe, originaria del árabe, denomina una
cisterna, cubierta por una bóveda de cañón o ligeramente
apuntada, levantada en ladrillo, cuya utilidad es almacenar
agua. Estaban destinados al consumo humano y se
llenaban derivando el agua de lluvia o mediante el
transporte del líquido con carros y toneles desde ríos,
fuentes o acequias.
Viaje de la palabra ALJIBE de Arabia a la Argentina
ALJIBE
ALMOHADA
Almohada: Una almohada o cabecera[] es una pieza mullida en la
que se apoya la cabeza durante el sueño. Su nombre proviene del
árabe andalusí ‫مخدة‬mujadda, con adición del artículo determinado
al-, esto es: ‫المخدة‬al-mujadda, que viene del árabe estándar
mijadda: almohadón o cojín. La raíz de esta palabra es jadd (lado o
mejilla), así que se relaciona semánticamente con el hecho de
apoyar la mejilla o descansar de lado.
Las primeras documentaciones de este vocablo son de principios
del siglo XIV, aunque se cree que su uso en la Península ya se
remontaba a algunos siglos antes.
ARABISMO: es un extranjerismo derivado del árabe, e incorporado
al castellano. Ejemplos de arabismos son aceituna, adalid, adive
(chacal), ajedrez, alba, albaca, albañil, albur, alcancía, alcázar,
alcalde, álgebra, alguacil, almohada, cero, chancla, charlatán,
gazpacho, guitarra, naranja, ojalá, tarea, Guadalajara (río de
piedras), Guadalupe, etc.
Viaje de la palabra ALMOHADA de Arabia a la Argentina
ALMOHADA
GURÍ
gurí, isa
m. y f. amer. Muchachito indio o mestizo.
amer. Niño, muchacho:
había unas gurisas saltando a la comba.
♦ pl. de la forma m.: gurises
Etimología: del guaraní ngiri ("muchacho")
Gurí es un término que se utiliza en el litoral argentino (especialmente la
provincia de Entre Rios) y en gran parte de Uruguay y Paraguay, la palabra
proviene del Guaraní Ngirí y significa “niño o muchacho”. El femenino de gurí es
“gurisa”.
guaraní. ‘De un pueblo indígena americano que se extendía desde el
Amazonas al Río de la Plata y hoy pervive en algunas zonas de América del
Sur, especialmente en el Paraguay’. Referido a persona, se emplea
frecuentemente como sustantivo. También como sustantivo designa la
lengua hablada por este pueblo, así como la unidad monetaria paraguaya. El
plural preferido en la lengua culta es guaraníes
Viaje de la palabra GURÍ a la Argentina
GURÍ
GURÍ
ISABEL
Isabel nombre femenino de origen hebreo "Elisheba", su significado
es "Aquella a quien Dios da la salud" o "Aquella a quien Dios ha
ayudado"
• Otra hipótesis afirma que Isabel proviene del latín “Isis bella”
(Isabella en italiano moderno), en honor a la diosa egipcia de la
fecundidad Isis, cuyo culto era muy popular entre los soldados
romanos, más el epíteto “bella”, subrayando su feminidad. Al
parecer, se habría ocultado el origen pagano del nombre
presentándolo como una variante del hebreo Elisheba (Elizabeth).
El nombre de Isabel fue muy popular en las familias reales europeas
desde la Edad Media y lo llevaron numerosísimas princesas y reinas
consortes, especialmente en Alemania, España, Francia y el Reino
Unido
MATE
Al llegar los conquistadores a estas tierras, notaron
que los nativos practicaban el ritual de juntarse a
beber una infusión a los que los guaraníes llamaban
ka'ay, siendo ka'a: ‘hierba’, e y: ‘agua’.1
La expresión «mate», nace del vocablo quechua matí,
que significa calabaza (el recipiente para beber mate
suele ser hecho de calabaza). El mismo se tomaba a
través de una cañita denominada tacuarí, en cuyo
extremo se colocaba una semilla ahuecada que hacía
las veces de filtro.
También se lo ha llamado «té del Paraguay» u «oro
verde» por el alto valor que tuvo sobre todo en tiempos
coloniales.
Por extensión, los conquistadores denominaron de esta
manera a la infusión elaborada a partir de la yerba
(Ílex paraguayensis).
En portugués se llama chimarrão (‘cimarrón’), aunque
especialmente en Río Grande del Sur también se
utilice la palabra mate.
•
•
•
•
•
•
•
¿QUÉ ES EL MATE?
Se denomina mate a la infusión preparada con hojas de yerba mate (Ílex paraguaiensis), planta originaria de
las cuencas de los ríos Paraná, Paraguay, el curso superior del Uruguay y el sur de Brasil. Estas plantas
previamente secadas, cortadas y molidas forman la yerba mate, la cual tiene sabor amargo debido a los
taninos de sus hojas. Por esto, hay quienes gustan de endulzar un poco el mate con azúcar, miel, stevia o
endulzante no calórico. La espuma que se genera al «cebar» se debe a los glicósidos que la yerba mate
contiene.
Era consumido desde la época precolombina entre los pueblos originarios guaraníes (y por influencia de
esto, también lo hacían otros grupos que realizaban comercio con los guaraníes, como los querandíes, los
pampas antiguos, tobas, etc.).
Fue adoptado rápidamente por los colonizadores españoles, y quedó como parte del acervo cultural en
Argentina, Paraguay y Uruguay, países en donde se consume mayoritariamente; pero también en el sur de
Brasil, zonas de Bolivia y en la Patagonia chilena.
Como sucede con el té, el café o el chocolate, el mate posee un efecto estimulante debido a la mateína
(sinónimo de la cafeína) que contiene.
Además se le suma un efecto, que es compensado por el alto consumo de agua que se realiza cuando se
matea, resultando así una infusión digestiva, depuradora y ―al poseer antioxidantes― preservadora del
organismo. Como las otras infusiones mencionadas, el mate tiene cierta acidez, razón por la que muchas
veces se le añaden ―en escasas proporciones― otras hierbas (digestivas, reguladoras de la función
hepática, sedantes, etc.) que logran neutralizar la acidez[cita requerida] como también compensar el ligero
efecto estimulante de la cafeína.[cita requerida]
Tradicionalmente, el mate se bebe caliente mediante un sorbete denominado bombilla colocado en un
pequeño recipiente, que es denominado ―según la zona― «mate», «cuya», «porongo» o «guampa», que
contiene la infusión.
Por lo común se distingue al recipiente llamado porongo del llamado «mate» por ser el primero de mayores
dimensiones y de boca ancha. Aunque se obtienen normalmente del porongo (Lagenaria siceraria), una
cucurbitácea cuyo fruto tiene una corteza fuerte y leñosa apta para ser usada como recipiente, desde
tiempos coloniales se han realizado mates de plata, cuerno vacuno (guampa), porcelana, vidrio o madera
(en general quebracho o palo santo) o pezuña de toro labrada.
Viaje de la palabra MATE de Paraguay a la Argentina
MATE
POLENTA
La etimología deriva de la palabra latina puls, una especie de potaje
realizado con harina de centeno o con farro -un muy antiguo
antecedente del trigo, de la palabra latina far o farris- deriva la
palabra farina es decir harina.
Ya en la antigüedad italiana era muy común su consumo, mientras
que los griegos preparaban un potaje semejante a partir de la harina
de cebada. En tiempos del Imperio romano ya se conocía con el
nombre pullmentum, y luego de allí pullenta, este plato que era uno
de los principales alimentos de las legiones romanas.
La polenta es un alimento, cereal, gacha o puche originario del
norte de Italia, muy difundido en Argentina, Austria, Chile, Suiza,
Bosnia, Croacia, Perú, Eslovenia, Portugal (principalmente en la
isla de Madeira) y Uruguay, también es muy consumido en
Córcega, Saboya y Niza al sur de Francia, así como en los estados
de Río Grande del Sur, Santa Catarina, Paraná, Espírito Santo y
São Paulo al sur del Brasil; siendo también consumida —
especialmente en temporadas frescas— en Paraguay, México e
incluso Venezuela (donde se le da el nombre de funche).
La evolución de la polenta es aún más extensa en el tiempo y
con mayores variaciones, inicialmente se preparaba con
hierbas y desde el Imperio romano se hizo más común
prepararla con harina de trigo, la flor de la harina de trigo
era llamada entonces pullen.
Sólo tras 1492 con los viajes de Cristóbal Colón es que se
hace conocer en Europa un ingrediente que sería típico de la
actual polenta: el maíz, sin embargo la difusión y aceptación
del maíz entre los europeos fue bastante lenta, en Italia el
cultivo de maíz se comenzó a generalizar a mediados del
siglo XVII y esto principalmente en la zona Nord (Norte) en
donde el régimen de lluvias facilitó la siembra de este cereal.
El viaje de la palabra POLENTA de Italia a la Argentina
POLENTA
BIBLIOGRAFÍA:
Diccionario etimológico Origen de las palabras:
http://etimologias.dechile.net/
Diccionario de la Real Academia Española:
http://buscon.rae.es/draeI/
Diccionario panhispánico de dudas: http://buscon.rae.es/dpdI/
Descargar

Diccionario *El Curioso* - Elinvestigador-diccionario