Tema 3
Dios Padre por amor envió a su
Hijo Jesucristo
Objetivo
Que el adolescente descubra a Jesucristo como el enviado del Padre para que
libremente le acepte como rey en su vida y crezca así, en el amor a Dios, al
prójimo y al mundo.
ORACION INICIAL
Oración inicial
SALMO 42
Deseo del templo
Hazme justicia, oh Dios, defiende mi causa
contra gente sin piedad,
sálvame del hombre traidor y malvado.
Oración inicial
SALMO 42
Deseo del templo
Tú eres mi Dios y protector,
¿por qué me rechazas?,
¿por qué voy andando sombrío,
hostigado por mi enemigo?
Oración inicial
SALMO 42
Deseo del templo
Envía tu luz y tu verdad:
que ellas me guíen
y me conduzcan hasta tu monte santo,
hasta tu morada.
Oración inicial
SALMO 42
Deseo del templo
Que yo me acerque al altar de Dios,
al Dios de mi alegría;
que te dé gracias al son de la cítara,
Señor, Dios mío.
Oración inicial
SALMO 42
Deseo del templo
¿Por qué te acongojas, alma mía,
por qué te me turbas?
Espera en Dios, que volverás a alabarlo:
“Salud de mi rostro, Dios mío”.

Gloria la Padre y al Hijo y al Espíritu Santo,

Como era en un principio, ahora y siempre por los siglos de los
siglos, amen.
Ver la realidad con los ojos
del Padre
Ver la realidad con los ojos del Padre
La vida sin Dios. El hombre caído en un hoyo
Ver la realidad con los ojos del Padre

¿Qué es lo que más te llamó la atención de esta pequeña historia?

¿Qué representa el hoyo y aquel hombre que bajó al hoyo para liberar al
hombre caído?

¿Cuál crees que sea la enseñanza?
Ver la realidad con los ojos del Padre

El hoyo representa nuestros pecados, todo aquello
que nos hunde, que nos quita luz, libertad, vida,
plenitud
Ver la realidad con los ojos del Padre

El hombre que se introdujo en el mismo hoyo es Cristo.
Ver la realidad con los ojos del Padre

Solo Jesús nos
puede sacar de ese
hoyo destructivo, deja
que te rescate.
Juzgar con los criterios del
Hijo
Juzgar con los criterios del Hijo
Cristo, promesa de salvación

Dios no quiere la muerte del pecador sino que se arrepienta
y viva (Ez 18,23).
Juzgar con los criterios del Hijo
Cristo, promesa de salvación

Dios Padre nos promete enviarnos a su Hijo Jesucristo
para salvarnos, rescatarnos de nuestros pecados
(Gen 3, 15)
Juzgar con los criterios del Hijo
Cristo, promesa de salvación

Para realizar esta
promesa de salvación
Dios se escogió un
pueblo, Israel al que fue
preparando para que,
llegada la plenitud de los
tiempos nos enviara a su
Hijo (cf. Gal 4,4).
Juzgar con los criterios del Hijo
Cristo, promesa de salvación

En tiempo de la monarquía
hace a David una promesa
importante, a través del
profeta Natán, “Tu casa y tu
reino permanecerán para
siempre ante mí y tu trono
estará firme eternamente” (2
Sam 7, 14-16).
Juzgar con los criterios del Hijo
Cristo, cumplimiento de la promesa de Salvación

Las profecías del Antiguo
Testamento adquieren su
cumplimiento en Jesús. Él
es el hijo de David (Mt.
1,1.20; Lc. 1, 27.32)
Juzgar con los criterios del Hijo
Cristo, cumplimiento de la promesa de Salvación
Juzgar con los criterios del Hijo
Cristo, cumplimiento de la promesa de Salvación

Cristo es el Hijo que el
Padre Dios nos ha
enviado, para librarnos de
la muerte del pecado,
pues tiene la autoridad y
poder. Jesús vence a
Satanás (Mc 1, 12-13). Lo
manifiesta curando
enfermedades.
Juzgar con los criterios del Hijo
Cristo, cumplimiento de la promesa de Salvación

“Así como el delito de uno solo atrajo sobre todos los
hombres la condenación, así también la obra de justicia
de uno solo procura toda la justificación que da la
vida... Donde abundó el pecado, sobreabundó la
gracia” (Rom 5, 18-19).
Juzgar con los criterios del Hijo
Cristo, cumplimiento de la promesa de Salvación

Filipenses 2, 6-11:

“Cristo, a pesar de su condición divina, no hizo alarde de su
categoría de Dios; al contrario, se despojó de su rango y tomó la
condición de esclavo, pasando por uno de tantos. Y así, actuando
como un hombre cualquiera, se rebajó hasta someterse incluso a la
muerte, y una muerte de cruz. Por eso Dios lo levantó sobre todo y
le concedió el «Nombre-sobre-todo-nombre»; de modo que al
nombre de Jesús toda rodilla se doble en el cielo, en la tierra, en el
abismo, y toda lengua proclame: Jesucristo es Señor, para gloria
de Dios Padre”.
Juzgar con los criterios del Hijo
Cristo, cumplimiento de la promesa de Salvación

"En esto se manifestó el amor que Dios nos tiene: en que Dios
envió al mundo a su Hijo único para que vivamos por medio de
él" (1 Jn 4, 9). "Porque tanto amó Dios al mundo que le dio a su
Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que
tenga vida eterna" (Jn 3, 16) (cf. CEC 458).
Juzgar con los criterios del Hijo
Cristo, la misericordia del Padre encarnada

El beato Juan Pablo II nos dice en su
encíclica Dives in Misericordia que en
Cristo y por Cristo, se hace también
particularmente visible Dios en su
misericordia…
Juzgar con los criterios del Hijo
Cristo, la misericordia del Padre encarnada

Jesús, sobre todo con su estilo de vida y con
sus acciones, ha demostrado cómo en el
mundo en que vivimos está presente el amor, el
amor operante, el amor que se dirige al hombre
y abraza todo lo que forma su humanidad.
(DM 3).
Juzgar con los criterios del Hijo
Cristo, la misericordia del Padre encarnada

Cristo ha venido
precisamente a buscar lo
que estaba perdido,
porque no son los sanos
los que necesitan de
médico sino los enfermos,
no ha venido a llamar a
los justos sino a los
pecadores
(cf. Lc 5, 29-32)
Actuar bajo el impulso del
Espíritu Santo
Actuar bajo el impulso del Espíritu Santo

Aceptar a Cristo como
nuestro salvador es
hacerlo el rey de nuestra
vida.
Actuar bajo el impulso del Espíritu Santo

Partiendo de la figura del rey como el que impera, podemos
preguntarnos, ¿quién es el que manda en tu corazón, en tu mente, en
tu persona? ¿A quién tienes por rey?
Actuar bajo el impulso del Espíritu Santo

Dejémonos salvar por
Jesús nuestro amigo
y nuestro rey.
Actuar bajo el impulso del Espíritu Santo

Perdonando, Cristo me
salva del rencor.

Luchando día a día,
Cristo me salva de la
mediocridad.
Actuar bajo el impulso del Espíritu Santo

Amando sinceramente,
Cristo me salva del odio.

Sonriendo y viendo lo
positivo de la vida, Cristo
me salva de la tristeza.
Actuar bajo el impulso del Espíritu Santo

Respetando a los demás,
Cristo me salva del
desprecio.

Dejando la pornografía,
Cristo me salva de una
sexualidad mal vivida.
Actuar bajo el impulso del Espíritu Santo

Alejándome de la droga,
Cristo me salva del vicio.

Compartiendo mis cosas
y mi vida, Cristo me salva
del egoísmo.
Celebración
Celebración
“Gracias Señor Jesús”
Celebración
Credo
( a dos voces)

LADO DERECHO

LADO IZQUIERDO

Creemos en un solo Dios,
Padre Todopoderoso,
creador de Cielo y Tierra,
de todo lo visible e
invisible.

Creemos en un solo Señor,
Jesucristo, Hijo único de
Dios, nacido del Padre
antes de todos los siglos:
Dios de Dios, Luz de Luz,
Dios verdadero de Dios
verdadero.
Celebración
Credo
( a dos voces)

LADO DERECHO

Engendrado no creado, de
la misma naturaleza del
Padre, por quien todo fue
hecho.

LADO IZQUIERDO

Que por nosotros y por
nuestra salvación bajó del
cielo.
Celebración
Credo
( a dos voces)

LADO DERECHO

LADO IZQUIERDO

Por obra del Espíritu Santo
se encarnó de María, la
Virgen y se hizo hombre.
Por nuestra causa fue
crucificado en tiempos de
Poncio Pilato: padeció y
fue sepultado.

Resucitó al tercer día,
según las Escrituras,
subió al cielo y está
sentado a la derecha del
Padre.
Celebración
Credo
( a dos voces)

LADO DERECHO

LADO IZQUIERDO

De nuevo vendrá con
gloria para juzgar a vivos y
muertos, y su Reino no
tendrá fin.

Creemos en el Espíritu
Santo, Señor y dador de
vida, que procede del
Padre y del Hijo, que con
el Padre y el Hijo recibe en
una misma adoración y
gloria, y que habló por los
profetas.
Celebración
Credo
( a dos voces)

LADO DERECHO

Creemos en la Iglesia, que
es una, santa, universal y
apostólica.

LADO IZQUIERDO
Reconocemos un solo
bautismo para el perdón
de los pecados.
Celebración

Credo
( a dos voces)
LADO DERECHO Esperamos
la resurrección de los
muertos y la vida del
mundo futuro. AMEN
Dirección y contenido
Pbro. J. Jesús Oñate López
Diseño y música
Carlos Alberto Bautista
Descargar

Tema 3 Dios Padre por amor envió a su Hijo Jesucristo