La casa de la señorita
Honey.
La señorita Honey y Matilda se reúnen
fuera de la escuela.
Pasaron por la frutería y la carnicería.
Matilda se mostraba muy alegre y
conversaba con la maestra sobre sus
poderes.
La señorita Honey le enseñó a Matilda durante su
recorrido, las especies de árboles.
Se metieron a un lado de la carretera
hasta salir a otro camino más estrecho,
rodeado de avellanos.
Matilda se entera que la señorita vive sola
en una pequeña casa, oculta el bosque.
Matilda divisó un estrecho y
descuidado sendero.
Este sendero llegaba hasta la pequeña
cabaña donde vivía la señorita Honey.
Era tan pequeña que parecía casa de
muñeca.
Los ladrillos con los que estaba construida
la cabaña , estaban desgastados.
Las ventanas eran pequeñas y la
casita no tenía planta alta.
Al entrar a la casa Matilda siguió a la maestra
por un pasadizo estrecho y oscuro.
Este pasillo la condujo hasta la cocina
donde habían un hornillo.
En la cocina también había una
ventana pequeña y un viejo armario.
Matilda se quedó perpleja al saber
que tenía que sacar agua de un pozo.
Matilda atravesó un jardín lleno de
flores al fondo del patio estaba el pozo
El pozo tenía un tejadillo de madera y
sencillo.
Posteriormente se trasladaron a la sala
sin muebles y con poca luz.
Ellas dos se disponían a tomar la
merienda.
Matilda se sorprende al ver en la habitación
unas cajas para sentarse y colocar la
merienda.
Al final compartieron la merienda y
continuaron conversando sobre los poderes
de Matilda.
Descargar

La casa de la señorita Honey.