TEMA 8
1. DE LA LEY NATURAL A LOS DIEZ MANDAMIENTOS.
- La Ley natural.
- Los Diez Mandamientos.
2. DE LOS DIEZ MANDAMIENTOS AL SERMON DE LA
MONTAÑA.
- El seguimiento de Jesús.
- El Sermón de la Montaña.
3. EL PRIMER MANDAMIENTO.
- El amor de Dios.
- Fe, esperanza y caridad.
- La libertad del hombre.
4. EL SEGUNDO MANDAMIENTO.
5. EL TERCER MANDAMIENTO.
- El sábado.
- El domingo.
La ley natural.
 Las leyes ayudan a proteger aquello que es bueno para las
personas y a evitar lo que las perjudica. En el fondo de nuestro
corazón esta escrita una ley que nos señala lo que está bien y lo
que esta mal.
 Nuestra voluntad y nuestro entendimiento están claramente
debilitados. A la voluntad le cuesta hacer el bien que le propone
la inteligencia, y a la inteligencia le cuesta distinguir el bien del
mal. Son las consecuencias del pecado original.
Los diez Mandamientos.
No son una coacción a la libertad o a la dignidad humana.
Garantizan que la vida de cada persona y de toda la
sociedad sea digna de su condición humana, y no
puramente animal.
 No hay oposición entre los
Mandamientos revelados y los
principios que dicta la razón,
ya que el autor de ambos es
Dios mismo.
 Para facilitar el conocimiento
y el seguimiento de la Ley
Natural, Dios, la ha formulado
con palabras en los Diez
Mandamientos que transmitió
al pueblo de Israel.
 Los tres primeros se refieren a
nuestra relación con Dios; los
siete restantes, a nuestra
relación con el prójimo.
Abarcan toda la vida del
hombre, pues somos seres
sociales y religiosos.
Los Diez Mandamientos
1.
Amaras a Dios sobre todas
las cosas.
2. No tomaras el nombre de
Dios en vano.
3. Santificaras las fiestas.
4. Honrarás a tu padre y a tu
madre.
5. No matarás.
6. No cometerás actos impuros.
7. No robaras.
8. No darás falso testimonio ni
mentiras.
9. No consentirás pensamientos
ni deseos impuros.
10. No codiciaras los bienes
ajenos.
Fotograma de la película «Los
Diez mandamientos», de Cecil
B. De Mille (1956)
El seguimiento de Jesús.
Se acercó un joven a Jesús y le dijo: Maestro, ¿qué tengo que
hacer de bueno para obtener la vida eterna? Jesús le
respondió: si quieres entrar en la vida eterna, guarda los
Mandamientos. El joven le explicó que siempre había tratado
de cumplirlos. Entonces, Jesús le propuso desprenderse de
todo lo que tenía, y añadió: Luego ven y sígueme (Mt 19, 1621)
El Sermón de la Montaña.
Jesús proclama las Bienaventuranzas, a continuación comenta los
Mandamientos. No dice que lo antiguo ya no es valido, sino que Dios
espera más de sus hijos. Jesús termina aquel discurso con estas
palabras: Sed perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto (Mt
43, 48).
Las Bienaventuranzas señalan el
camino hacia esa plenitud del amor
que es también plenitud de felicidad.
La Ley del Evangelio tiene
por modelo a Jesús y se
convierte en el mejor camino
para hacer el bien, porque
nos lo ha mostrado el mismo
Dios hecho hombre.
Es una
promesa
de
felicidad.
LAS BIENAVENTURANZAS
 Bienaventurados los pobres en el espíritu, porque de ellos es el
Reino de los Cielos.
 Bienaventurados los mansos porque ellos heredaran la Tierra.
 Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados.
 Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque
ellos quedarán saciados.
 Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán
misericordia.
 Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a
Dios.
 Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque serán ellos
llamados hijos de Dios.
 Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque
de ellos es el Reino de los Cielos.
 Bienaventurados vosotros cuando os injurien y os persigan y os
calumnien de cualquier modo por mi causa (Mt 5, 3-11).
El amor de Dios
 Él se ha revelado y sabemos que todo es fruto de su amor por
nosotros, creados a su imagen y semejanza.
 Todopoderoso y Señor de todas las cosas, Dios debe ser
siempre lo primero en la vida de todo hombre y de toda mujer.
Fe, esperanza y caridad.
El primer mandamiento nos manda:
- Creer en Dios.
- Esperar en él.
- Amarlo por encima de todo.
Son la fuerza interior que Dios mismo nos infunde con la gracia
para que podamos creer, esperar y amar a Dios sobre gracia para
que podamos creer, esperar y amar a Dios sobre todas las cosas.
Virtudes teologales porque se refieren directamente a Dios.
la adoración,
la oración,
el amor al prójimo
el ofrecimiento de sacrificios espirituales
el cumplimiento de los demás mandamientos
La libertad del hombre: el hombre es libre de corresponder al
amor de Dios y confiar en él, o de alejarlo de su vida, con mayor o
menor conciencia.
Cuando el hombre pone toda su esperanza en bienes efímeros
como: el dinero, el éxito social, la belleza, el bienestar, el poder,
etc., y cuando busca en ellos la felicidad hasta desplazar a Dios del
lugar que le corresponde, cae de algún modo en la idolatría.
Cuando no cree en Dios, el ser humano convierte realidades
insignificantes en ídolos que lo rebajan, lo esclavizan y no llenan el
afán de felicidad verdadera que solo se alcanza en Dios.
El rechazo de Dios:
Se oponen a la fe en Dios:
El ateísmo: niega la existencia de Dios por una
errónea exaltación de la autonomía del hombre.
El agnosticismo: sostiene que no se puede saber
nada sobre Dios.
El indiferentismo: prescinde de él, como un ateísmo
practico por autosuficiencia o comodidad.
El sacrilegio: es la profanación de personas o cosas
sagradas, en especial, de la Eucaristía.
También se peca contra la fe al creer en:
1. La superstición.
2. Las prácticas esotéricas.
Desviaciones del culto
3. La magia.
debido al Dios verdadero.
4. El espiritismo.
5. La adivinación.
Las imágenes sagradas
El judaísmo y el islam prohíben las imágenes. Al igual que ellos, el
cristianismo también considera que Dios es transcendente y que está
por encima de cualquier realidad material. Sin embargo, cree que,
en Cristo, Dios invisible se ha hecho visible. Por eso, el culto
cristiano a las imágenes no se opone al primer mandamiento: no se
adora un objeto material, sino que se venera a quien se representa en
ellas: Cristo, la Virgen, los ángeles o los santos.
Pantocrátor románico de la Iglesia de San Clemente de Tahull
 Dios al manifestar su nombre, al darse a conocer, nos abre el acceso a él, nos
permite relacionarnos con alguien, y no con una fuerza abstracta y
misteriosa.
 No tomaras el nombre de Dios en vano: se nos pide respeto y reverencia por
Dios mismo y por todo lo santo, por todo lo que le ha sido consagrado:
lugares, objetos, nombres, personas y, en especial, la Eucaristía.
 Se falta el respeto al nombre de Dios al usarlo inconvenientemente:
- Cuando se pronuncia de forma irreverente o insultante. La
blasfemia, por su misma naturaleza, es un pecado grave.
- Al pretender justificar un crimen apelando al nombre de
Dios.
- Cuando se jura en falso, cuando se pone a Dios por testigo de
algo que mentira, o no se cumple aquello que se ha
prometido bajo juramento. El perjurio, es un pecado grave
contra Dios, que es la verdad misma y siempre es fiel a sus
promesas.
El nombre cristiano
El nombre es lo que hace única a cada persona. Es la respuesta a la
pregunta: «¿Quién eres?». Por eso es importante tratar con respeto el
nombre de cada persona y de su dignidad. Nuestro nombre también
nos hace únicos ante Dios. Los padres cristianos suelen poner a sus
hijos el nombre de un santo para que les sirva de modelo y para que
interceda especialmente por ellos ante Dios.
María adorando a Cristo, de Antonio
Allegri da Correggio. Siglo XVI.
Mirad: la Virgen concebirá y dará a
luz un hijo y le pondrá por nombre
Emmanuel, que significa: Dioscon- nosotros, (Mt1, 23).
El sábado.
El descanso es una necesidad del ser humano, impedirlo sería
tratarlo como un objeto o un animal. El tercer mandamiento dice
santificaras las fiestas, facilita el cumplimiento del deber del
descanso.
El Antiguo Testamento:
El pueblo de Israel aprendió a dedicar el sábado a
Dios para celebrar las maravillas que había realizado
con ellos.
Ese descanso semanal tenía un profundo significado:
era un signo, un recordatorio, tanto de la Creación
como de la liberación de Egipto.
Séptimo día de la semana, era aquel en el
que Dios descansó. El hombre creado a
imagen y semejanza de Dios, también
merecía descansar el séptimo día.
EL SABADO:
También traía a la memoria la
liberación de Israel de la esclavitud
de Egipto. Fiesta de la liberación
humana.
Jesús lo respetó, pero sin la rigidez que se había introducido
en el judaísmo de su tiempo. Puso el sábado al servicio del
hombre, y no al revés.
EL DOMINGO:
Primer día de la semana, día del
Señor, por la Resurrección de
Cristo.
Aporta al sábado nuevos significados: La Resurrección de
Cristo supone una nueva Creación y una nueva liberación que
anuncia ya el descanso y la liberación eterna de Dios:
1. Con el descanso dominical.
2. La participación en la Eucaristía.
3. La paz y la alegría de la fiesta, los cristianos reconocen el
amor de Dios y dan testimonio de él ante el mundo.
SINTESIS:
EL AMOR A DIOS
LEY NATURAL
Grabada por Dios en nuestro
corazón.
Nos señala lo que está bien y lo
que está mal.
Es accesible mediante la razón.
LOS DIEZ MANDAMIENTOS
Dios se los reveló a Moisés en el
monte Sinaí.
Clarifican los principios de la Ley
Natural.
Permite que podamos distinguir
sin error entre el bien y el mal
moral.
LEY REVELADA
Dios expresa en preceptos la Ley
Natural y la lleva a su plenitud.
Comprende el decálogo y las
Bienaventuranzas.
LAS BIENAVENTURANZAS
Reveladas por Cristo en el Sermón de la
Montaña.
Muestran que, para llegar al cielo, no
basta con cumplir unos preceptos.
El amor es lo que nos hace semejantes a
Dios y es la fuente de la verdadera
felicidad.
LOS DIEZ MANDAMIENTOS
AMOR A DIOS
AMOR AL PROJIMO
1º. Amaras a Dios sobre todas las cosas
Dios nos ama infinitamente y hemos de corresponderle con
nuestro amor.
Creer en Dios, esperar en Dios, amar a Dios.
2º. No tomaras el nombre de Dios en vano.
Respeto por el nombre de Dios y por las cosas santas.
3º. Santificaras las fiestas.
Necesidad del descanso para el cuerpo y el alma.
El Domingo celebramos que Cristo ha resucitado.
Descargar

EL AMOR DE DIOS