Calor específico
Es la cantidad de calor o energía térmica necesaria para
elevar la temperatura en una unidad, de cierta cantidad
de materia o masa.
Esta cantidad de energía depende de la sustancia a la
cual se le suministre.
Por ejemplo, el cobre se requiere más tiempo para
calentarse que el vidrio, es decir absorberá más calor y
como consecuencia liberará mayor cantidad al enfriarse.
Cada material absorbe y libera calor en forma distinta y
es justamente la capacidad calorífica lo que explica esta
capacidad individual
Dicha capacidad calorífica se define como la relación del calor
suministrado con respecto al incremento de temperatura de
un cuerpo
La capacidad calorífica se calcula mediante la
relación:
Las unidades de la capacidad calorífica en el
sistema internacional son:
La capacidad calorífica es una propiedad del objeto, y al
querer conocer de un material es necesario incluir la cantidad
de masa, por lo tanto no referimos al calor específico
La cantidad de calor necesaria para elevar la
temperatura en una unidad o un grado por unidad de
masa de una sustancia se conoce como calor
específico, y depende de la temperatura misma, ya
que se requiere de la misma cantidad de calor para
elevar la temperatura de 0°C a 1°C que de 100°C a
101°C en distintos materiales.
La expresión matemática
del calor específico es:
Donde Q es la cantidad de calor, ∆T es la diferencia en
las temperaturas (Tfinal – Tinicial) y m es la masa.
El calor específico del agua es cinco veces mayor que el
de la tierra continental, lo que significa que es un valor
determinante para comprender las diferencias que
existen en los climas costeros con respecto a los del
interior del continente.
Sustituyendo valores y
convirtiendo los g a Kg tenemos:
Despejamos Q
tenemos:
Q = 2,240 J
Despejando m
tenemos
m= 5,000 g
m= 5Kg
Tfinal = 137.99°C
Descargar

Calor específico