"El único hombre o mujer que Dios usará
en construir su empresa, son aquellos que
lo amen personalmente, con pasión,
devoción, y más allá de las grandes
ataduras de la tierra."
Oswald Chambers
“- ¿Y a dónde vas, Señor? - preguntó Simón Pedro.Adonde yo voy, no puedes seguirme ahora,
pero me seguirás más tarde.- Señor - insistió Pedro-,
¿por qué no puedo seguirte ahora? Por ti daré hasta
la vida.- ¿Tú darás la vida por mí? ¡De veras te
aseguro que antes de que cante el gallo, me negarás
tres veces!”
Juan 13:36-38
"Cuando descubres que la verdad es una mentira
y mueren todas tus ilusiones,
luego ¿qué?"
El Rabino Marshak
Diferentes Razones:
1- No era realmente nuestra, entonces no la "perdimos".
a) Nos vemos en medio de una causa que no queremos
pelear, abrimos los ojos y empezamos a ver que creemos
en cosas de las que no estamos seguros.
b) Vivimos frustrados porque no queremos empezar a
buscar, explorar o... desechar, una fe auténtica y nuestra,
un tratar de Dios con nosotros.
Diferentes Razones:
1- No era realmente nuestra, entonces no la "perdimos".
2- Nos vemos expuestos a situaciones a las que no nos
veíamos expuesto antes.
3- Llamamos "perder la fe" a salir de ciertas estructuras
que nosotros creamos y que no siempre tienen que ver
con la fe.
“Mantengámonos firmes sin titubear en la esperanza
que afirmamos, porque se puede confiar en que Dios
cumplirá su promesa. Pensemos en maneras de
motivarnos unos a otros...Por lo tanto, no desechen la
firme confianza que tienen en el Señor. ¡Tengan
presente la gran recompensa que les traerá! Perseverar
con paciencia es lo que necesitan ahora para seguir
haciendo la voluntad de Dios. Entonces recibirán todo
lo que él ha prometido. «Pues, dentro de muy poco
tiempo, aquél que viene vendrá sin demorarse. Mis
justos vivirán por la fe.”
Hebreos 10:23-24a, 35-38a (NTV)
“Por lo tanto, ya que estamos rodeados por una
enorme multitud de testigos de la vida de fe,
quitémonos todo peso que nos impida correr,
especialmente el pecado que tan fácilmente nos hace
tropezar. Y corramos con perseverancia la carrera
que Dios nos ha puesto por delante.
Esto lo hacemos al fijar la mirada en Jesús,
el campeón que inicia y perfecciona nuestra fe....
renueven las fuerzas de sus manos cansadas y
fortalezcan sus rodillas debilitadas. Tracen un camino
recto para sus pies, a fin de que los débiles y los cojos
no caigan, sino que se fortalezcan.”
Hebreos 12:1-2, 12-13 (NTV)
"Sea que tu fe es que HAY DIOS o que NO
HAY DIOS, si no tienes ninguna duda
estás jugando o dormido. Las dudas son
las hormigas en los pantalones de la fe, te
mantienen despierto y bailando."
Frederick Buechner
Descargar

¿Y a dónde vas, Señor? - preguntó Simón Pedro.