Jesús fundó la Iglesia
La Iglesia es la gran familia de Dios
Jesús escogió a doce hombres
Los llamó sus
Apóstoles. Ellos
serían las columnas
de la Iglesia.
Igual que a ellos,
Jesús nos busca a
cada uno de
nosotros para que
vayamos detrás de
Él.
Jesús eligió a Pedro
Uno de ellos,
llamado Simón, lo
eligió Jesús el
jefe de los
Apóstoles y le
puso el nombre de
Pedro.
El Papa es el
sucesor de Pedro.
Jesús llamó a muchos discípulos
Fueron muchos los
que siguieron a
Jesús al escuchar
sus palabras y ver
sus milagros.
Entre ellos había
toda clase de
personas: hombres
y mujeres, viejos y
jóvenes, niños y
niñas, pobres y
ricos, sanos y
enfermos…
Los Apóstoles predicaron el Evangelio
Los Apóstoles
enseñaron que
Jesús había
resucitado y que
ellos lo habían
visto.
También hacían
grandes
milagros.
Los Apóstoles bautizaban
Los que escuchaban
su predicación y
veían sus milagros
pedían bautizarse y
así formar parte de
la Iglesia.
Nosotros formamos
parte de la Iglesia
desde el día de
nuestro bautismo.
Los primeros cristianos
Los primeros cristianos vivían como una gran familia
en la que todos se amaban y se ayudaban.
La multitud de los cristianos tenía un solo corazón y una sola alma. Entre
ellos no había necesidades, porque los que eran ricos vendían sus
posesiones y repartían sus bienes, según la necesidad de cada uno.
Los cristianos seguimos a
Jesús en la Iglesia
Hoy, igual que los
primeros cristianos
seguimos a Jesús en
la Iglesia.
La Iglesia es la gran
familia de Dios que
formamos la multitud
de los cristianos que
seguimos a Jesús.
El Papa
El Papa es el
sucesor del
apóstol San Pedro
y obispo de Roma.
Guía a todos los
cristianos en
nombre de Jesús.
Es el “dulce Cristo
en la tierra”.
Los obispos
Los obispos son
los sucesores de
los Apóstoles.
Ellos guían una
parte de la Iglesia
que se llama
diócesis.
Los sacerdotes
Los sacerdotes
son los
colaboradores de
los obispos.
Celebran la Santa
Misa, administran
los sacramentos,
predican la Palabra
de Dios y guían a los
hombres hacia el
Dios.
Los religiosos
Los religiosos son
personas que
viven consagradas
a Dios en una
orden religiosa.
Consagran su vida a
Dios por caminos
diversos: vida
contemplativa,
educación cristiana,
misiones, cuidado de
los enfermos y de
los pobres, etc.
Los laicos
Los laicos son los
cristianos
corrientes, que
imitan a Jesús en su
familia y su trabajo.
Todos tenemos la
obligación de querer y
seguir a Jesús y buscar
la santidad que nos
pide.
Jesús está presente en la Iglesia
FIN
“Jesús, escucha nuestras oraciones y acepta todo lo que te
ofrecemos. Haz que nos mantengamos siempre unidos a Ti, al
Papa y a los Obispos y no permitas que nos separemos de tu
Amor. Amén”.
Descargar

La Iglesia es la gran familia de Dios