Creo en la
Santa Iglesia
Católica
La Iglesia, fundada por
Cristo, es la
congregación de todos
los fieles cristianos,
cuya cabeza visible es
el Papa.
El alma de la
Iglesia es el Espíritu
Santo, que anima la
vida de la Iglesia
permanentemente,
en esa admirable
comunión de fieles,
que es el Cuerpo de
Cristo.
Cristo, el Hijo encarnado, es el
fundador de la Iglesia.
En la
Iglesia, es
“una”.
ES SIN EMBARGO
DIVERSA, EN LO
ACCIDENTAL,
PUES procede
de la variedad
de los Dones de
Dios, y de la
diversidad de
las personas,
que reciben
esos dones.
Existen Iglesias particulares, con sus
peculiares tradiciones, que no
disminuyen sino enriquecen la unidad
esencial de la Iglesia.
“Guardad la unidad del Espíritu
con el vínculo de la Paz,
Y Qué todos sean uno, como Tú,
Padre, esTás en mi y yo en Ti…,
para que el mundo SEPA
que Tú me has enviado”.
Todos los cristianos, pertenecientes
a la Iglesia Católica, tienen los
mismos elementos esenciales de vida y
santificación :
• La Palabra de Dios y la Sagrada Tradición
(fuentes de revelación)
• La Fe
• La vida de la Gracia
• Los Sacramentos
• La misma Autoridad y
Gobierno
La Biblia y la Sagrada Tradición
La Iglesia ha de trabajar
constantemente por:
• Por su renovación
permanente.
• Por el amor recíproco
y fraterno.
• Por la oración en
común.
• Por el diálogo entre el
Papa y los Obispos
con todos los
Cristianos.
• La colaboración en
los diferentes servicios
al hombre.
Descargar

Diapositiva 1 - Presentaciones del Catecismo