Aspectos pertenecientes al género
narrativo:
• Concepto de
•
•
narración
Narrador
Personajes
La narración es…
• una expresión literaria que se caracteriza porque se relatan historias
imaginarias o ficticias (sucesos o acontecimientos) que constituyen
una historia ajena a los sentimientos del autor. Aunque sea imaginaria,
la historia literaria toma sus modelos del mundo real. Esta relación
entre imaginación y experiencia, entre fantasía y vida es lo que le da
un valor especial a la lectura en la formación espiritual de la persona.
El narrador es la persona que presenta la narración; él es el encargado
de dar a conocer el mundo imaginario al lector.
Narradores…
Pues sepa vuestra merced ante todas cosas que a
mi llaman Lázaro de Tormes, hijo de Tomé
González y de Antona Pérez, naturales de
Tejares, aldea de Salamanca, Mi nacimiento fue
dentro del río de Tormes (...). Pues siendo yo
niño de ocho años, achacaron a mi padre ciertas
sangrías mal hechas (...)
Ejemplos…
Salió Preciosa rica de villancicos, de
coplas, de seguidillas, y zarabandas, y de
otros versos, especialmente romances,
que los contaba con especial donaire.
(...)
El vaso de leche (fragmento)
“El también tenía hambre. Hacía tres días justos que no
comía, tres largos días. Y más por timidez y vergüenza
que por orgullo, se resistía a pararse delante de las
escalas de los vapores, a las horas de comida, esperando
de la generosidad de los marineros algún paquete que
contuviera restos de guisos y trozos de carne. No podía
hacerlo, no podría hacerlo nunca. Y cuando, como en el
caso reciente, alguno le ofrecía sus sobras, las rechazaba
heroicamente, sintiendo que la negativa aumentaba su
hambre.”
Manuel Rojas (Chileno)
¿Fue un sueño? (Fragmento)
“Voy a contaros nuestra historia, ya que el amor sólo tiene una, que es
siempre la misma. La conocí y viví de su ternura, de sus caricias, de sus
palabras, en sus brazos tan absolutamente envuelto, atado y absorbido
por todo lo que procedía de ella, que no me importaba ya si era de día o
de noche, ni si estaba muerto o vivo, en este nuestro antiguo mundo.
Y luego ella murió. ¿Cómo? No lo sé; hace tiempo que no sé nada. Pero
una noche llegó a casa muy mojada, porque estaba lloviendo
intensamente, y al día siguiente tosía, y tosió durante una semana, y
tuvo que guardar cama. No recuerdo ahora lo que ocurrió, pero los
médicos llegaron, escribieron y se marcharon. Se compraron medicinas,
y algunas mujeres se las hicieron beber. Sus manos estaban muy
calientes, sus sienes ardían y sus ojos estaban brillantes y tristes.
Cuando yo le hablaba me contestaba, pero no recuerdo lo que
decíamos. ¡Lo he olvidado todo, todo, todo! Ella murió, y recuerdo
perfectamente su leve, débil suspiro. La enfermera dijo: "¡Ah!" ¡y yo
comprendí!¡Y yo comprendí!”
Guy de Maupassant
Gotas de vino resbalaron del cuello de Lucita y caían
en el polvo.
-Pues Lucita tampoco lo hace mal esta tarde.
-No, ¡qué va! No se nos queda atrás.
Luci movía el pelo.
-Para que no digáis.
-Di tú que sí, monada. Hay que estar preparados para
la vida moderna. Arrímame la botella, haz el favor.
Tito dijo:
-Despacio, tú también. Nadie nos corre.
-A mí, sí.
-Ah, entonces no digo nada. Toma la botellita, toma.
¿Y quién te corre, si se puede saber?
Daniel sonrió mirando a Tito; se encogía de hombros.
-La vida y tal.
Embuchó un largo trago. Tito y Lucita lo miraban.
-Aquí cada uno se vive su película -dijo ella.
-Eso será. Pues lo que es que yo , me comía ahora un
bocadillo de lomo de los que aquí te espero. Me
ponía como un tigre.
-¿Tienes hambre? Pues mira a ver si apañas algo en
las tarteras.
[...]
Jarama – Rafael Sánchez Ferlioso (fragmento)
Narradores
• Heterodiegético
– Omnisciente
– Objetivo
– Conocimiento relativo
• Homodiegético
– Protagonista
– Testigo
Descargar

GeneronarrativoImedio