LA NORMALIZACION Y EL
CONSUMIDOR / LO YA
ESTABLECIDO
POSICIONAMIENTO:
ISO define a la normalización como:
“Actividad encaminada a establecer,
respecto a problemas reales o potenciales,
disposiciones para un uso común y repetido,
con objeto de alcanzar un grado óptimo de
orden en un contexto dado”
Guía ISO/IEC 2:2005
(Apartado 1.1)
Lo anterior con el objeto de cumplir con los requerimientos
básicos de los consumidores:
•
•
•
•
•
•
•
Calidad y confiabilidad
Protección de la salud y seguridad
Compatibilidad entre los productos
Amplia gama de bienes y servicios
Consistencia en la entrega de servicios
Transparencia en la información de los productos
Competencia justa entre los fabricantes y proveedores de
bienes y servicios y por ende precios más bajos
• Productos adecuados para poblaciones vulnerables (bebes,
niños, ancianos)
• Protección del medio ambiente
• Más y mejor información para el momento de su uso
El Comité sobre Política del Consumidor de ISO
(COPOLCO) menciona los puntos clave sobre la
participación de los consumidores en la normalización:
• Las normas son más relevantes en el mercado si
atienden las preocupaciones de los consumidores, y si
los consumidores están involucrados en su desarrollo
• Las preferencias del consumidor, temas sociales, y
acuerdos comerciales están impulsando la expansión
de los programas de trabajo de normalización, lo que
hace esencial la participación del consumidor.
• Los representantes de consumidores deben ser
independientes de los intereses comerciales y capaces de
comunicar el punto de vista del usuario final. También
deben ser capaces de retroalimentar sus conocimientos
adquiridos de las experiencias en la normalización a otros
consumidores.
• Los consumidores carecen de recursos. Necesitan apoyo
financiero y otros para participar en la normalización,
especialmente en el plano internacional.
• Los consumidores deben estar conscientes de la
importancia de las normas y la participación en la
normalización, y que podrían beneficiarse de la
capacitación sobre los procedimientos de normalización y
de su participación efectiva.
Un Consumidor responsable conoce y exige sus
derechos, buscando que su decisión de
consumo sea consciente e informada, tenga el
menor impacto sobre el medio ambiente, y con
un efecto positivo y solidario en la sociedad.
Esta manera responsable e inteligente de
consumir se traduce en muchos pequeños actos
y decisiones diarias, y puede llegar a atravesar, si
queremos, prácticamente todos los ámbitos de
nuestra vida.
Hay muchas razones por las que deberíamos ser consumidores
responsables, las más importantes son:
• Para contribuir activamente a que se hagan efectivos los
derechos de los consumidores.
• Para establecer y fomentar la solidaridad y respeto hacia
todas las personas implicadas en los procesos de producción
de los productos o la prestación de servicios que disfrutamos
en México.
• Para proteger el medio ambiente y dejar a las generaciones
venideras un entorno saludable. Conscientes del impacto
medioambiental y los residuos que provoca nuestro consumo,
no solamente pensamos en el momento en el que
disfrutamos del producto o servicio, sino también en el antes
y el después.
Descargar

la normalizacion y el consumidor / lo ya establecido