La ocurrencia de las sequías severas en
Africa, India, Norteamérica, china, exURSS, Australia y Oeste de Europa ha
rebasado los limites de la vulnerabilidad
tanto de países subdesarrollados como
desarrollados. La últimas sequías han
enfatizado la necesidad de mayor
investigación sobre el fenómeno y su
aplicación para ayudar a mitigar los
posibles efectos de sequía.
En México la ocurrencia de sequías ha tenido
un impacto negativo en la actividad
agropecuaria y en general en la economía
regional en mayor o menor grado
dependiendo principalmente de la dimensión
espacial, intensidad y duración del fenómeno.
Dentro de los trabajos de zonificación para
México a continuación se detallan los
presentados por Vasquez M. Saúl(1999),
Sánchez Cruz Juan Carlos (2001) y Sandra
Luz Alvarez Pozos, 2002.
CARACTERIZACIÓN DE LAS SEQUÍAS EN EL
ESTADO DE CHIHUAHUA Y NORTE DE DURANGO.
SAÚL VASQUEZ MONTES (1999).
RESUMÉN
Se aplicó el índice de severidad de sequía de Palmer (ISSP)
para caracterizar las sequías en el estado de Chihuahua
durante el período de 1960 a 1990. Los datos de temperatura
media y precipitación total mensual fueron obtenidos a
partir de la base de datos climatológicos de México (ERIC,
extractor rápido de información climática; IMTA, 1995).
Para resolver el problema de datos faltantes de
temperatura media y precipitación total mensuales
se aplicó un procedimiento de estimación. El cual
consiste en comparar la información entre
estaciones cercanas mediante la relación A/B y la
regresión A/B. Después de un análisis estadístico se
opto por usar la relación A/B.
Debido a lo difícil de obtener datos de la capacidad
de almacenamiento de agua del suelo (CA) de toda
el área de estudio, se hizo un análisis de sensibilidad
para evaluar el efecto de asumir 5 valores de CA: 50,
100, 150, 200 y 250 mm sobre el ISSP. No se
encontraron diferencias significativas en los valores
del ISSP y se determinó que una CA=200 mm es el
valor que arroja los resultados más confiables.
La ETP fue estimada por el método de Tornthwaite
de acuerdo a lo indicado por Palmer (1965).
Palmer (1965) indica que se requiere como mínimo 30 años
de registros de datos para que los coeficientes sean
representativos del clima de la estación. Por lo anterior se
aplicaron comparaciones y pruebas estadísticas del ISSP
obtenidos con 25, 20, 15, y 10 años y los obtenidos con 30
años. Se concluye que se pueden usar 10 años de registros
de datos para obtener resultados similares a los de 30 años, y
que los resultados obtenidos con más de 20 años producen
resultados confiables.
Para la aplicación del Método de Palmer se elaboró el programa de
computo PALMER Versión 1.0, que permite la estimación de datos
faltantes, cálculo del balance hídrico, cálculo y tabulación de los
coeficientes, cálculo y tabulación del ISSP y la generación de un
archivo con formato SURFER para la elaboración de mapas.
Se realizó un análisis preliminar de los métodos para determinar el
Indice X (ISSP) y se encontró que el método planteado y usado por
Palmer (1965) para asignar un valor al índice X (ISSP) es confuso, en
ocasiones el valor asignado al índice X no refleja las condiciones del
tiempo actual considerando el tiempo antecedente, y no puede ser
aplicado a tiempo actual. En este trabajo se propone un método
alternativo para asignar un valor al índice X el cual se considera que
representa mejor las condiciones de humedad actuales en base a las
antecedentes, en comparación con el método usado por Palmer (1965)
y el usado por el Weakly Weather and Crop Bulletin de E.U. (Alley,
1984).
Para cada estación se obtuvieron gráficas del comportamiento
temporal del ISSP, calculando el inicio y fin, duración, máxima
severidad y cambios de severidad. Se identificaron 7 sequías
generalizadas en la región de estudio: 1961-1965, 1969-1971, 1974,
1976-1978, 1980, 1982-1983 y 1988 que representan 16 años,
aproximadamente la mitad del período de estudio. Se calcularon las
frecuencias relativas de las categorías de sequías registradas en cada
estación las cuales permiten el cálculo de probabilidad empírica.
Se determinó que las frecuencias relativas de las categorías
ISSP se distribuyen en forma bimodal; presentando dos
valores máximos (modas) en las categorías intermedias de
humedad y sequía, y tres mínimos, uno al centro en la
categoría “cercano a lo normal” y los otros dos en los
extremos de humedad y sequía.
Las sequías se presentan a intervalos irregulares por lo que no se
puede definir un patrón de periodicidad. La intensidad y duración es
variable entre estaciones dentro de un mismo clima, incluso entre
estaciones muy cercanas. Los períodos húmedos se presentan con
mayor intensidad que las sequías. Se pueden presentar en cualquier
época del año y la severidad para una misma época es muy variable.
No existen zonas o localidades dentro de la región de estudio que
hayan sido significativamente más afectadas que otras, las sequías (y
períodos húmedos) se presentan en forma homogénea en toda la
región. La frecuencia relativa de alguna categoría de sequía es de
alrededor de 50% para la mayoría de las estaciones, lo cual representa
la mitad del tiempo bajo sequía.
Para ilustrar el seguimiento, en base al ISSP, de las condiciones de
humedad en estudio, se elaboraron mapas mensuales del ISSP del
período de Junio de 1968 a Octubre de 1969 y se realizó un análisis
espacial de las sequías y períodos húmedos. Se ilustra la utilidad
potencial de dichos mapas en el estudio de sequías históricas y en el
análisis y monitoreo de sequías y períodos húmedos en tiempo actual.
CARACTERIZACIÓN DE LAS SEQUÍAS EN EL ESTADO DE
NUEVO LEÓN MÉXICO
JUAN CARLOS SÁNCHEZ CRUZ (2001)
RESUMEN
Se calculó el índice de severidad de sequía de Palmer, 1965 (ISSP) y
el índice de precipitación estandarizada de Mckee, 1993 (SPI) a 41
estaciones meteorológicas del estado de Nuevo León, durante el
periodo de 1964 a 1983, con la finalidad de conocer la distribución
espacial y temporal de las sequías en el estado de Nuevo León. Para lo
cual de cada estación se obtuvieron las gráficas del comportamiento
temporal del ISSP y del SPI. Las cuales permitieron se identificaran 6
períodos de sequía generalizada mediante el ISSP y 7 períodos con el
SPI, que representan el 65% y el 60% del tiempo de estudio
respectivamente.
Se determinaron las frecuencias relativas de las categorías de sequía en
cada estación de los índices de ISSP y SPI, las cuales permiten el
calculo la probabilidad empírica. La distribución de las frecuencias de
las categorías del ISSP es bimodal, mientras que la distribución de las
frecuencias de las categorías del SPI es modal. Esto implica que el
cálculo de probabilidades para las diferentes categorías de sequía del
SPI se pueda realizar mediante la distribución Normal Estandarizada,
mientras que para el ISSP se tenga que buscar una distribución de
probabilidad que se ajuste al comportamiento de las frecuencias de
sequía.
La periodicidad de los eventos de sequía es muy irregular, para sequías
locales y sequías generalizadas. La severidad de los períodos secos es
similar entre las estaciones cercanas. La duración de los períodos
secos presenta una marcada irregularidad. La época de inicio y fin de
los períodos secos puede ocurrir en cualquier época del año. La
frecuencia relativa de que se presente alguna categoría de sequía es
superior al 50% en la mayoría de las estaciones.
Con el SPI, la periodicidad de los eventos de sequía es muy
irregular, para sequías locales y sequías generalizadas. La
severidad de los períodos secos es muy similar entre
estaciones cercanas. Pero no fue posible establecer una
intensidad general para la zona de estudio. La duración de
los períodos de sequía registrados en cada estación tiene
relativamente una pequeña variación, ya que por lo general
son de 1 mes desviado de lo normal. La frecuencia de que se
presente una categoría de sequía es inferior al 16% en la
mayoría de las estaciones.
El análisis de los mapas de la distribución espacial de las categorías de
sequía del SPI y ISSP determinó que las zonas en la parte Norte
(Lampazos, Anahuac), Noreste (Vallecillo, Paras), Noroeste (Mina,
García), Sur (Doctor Arroyo, Mier y Noriega), Sureste (Linares,
Montemorelos, Iturbide), Oeste ( Galeana) y en el Centro (Allende,
General Bravo, Monterrey, China) por lo general son afectadas por
alguna categoría de sequía.
Comparación entre el SPI y el ISSP.
•La definición de sequía del SPI y la del ISSP es diferente.
•La metodología del ISSP es más compleja y completa que la del SPI,
ya que, calcula una gran cantidad de parámetros y realiza un balance
de humedad en el suelo, para dar un valor de severidad.
•El ISSP toma en cuenta las condiciones antecedentes de humedad
para dar un valor de intensidad actual, mientras que el SPI solo toma
en cuenta la precipitación del mes en cuestión para dar una intensidad.
•Para el estudio de las sequías el SPI es más versátil que el ISSP,
debido a que puede realizarse para cualquier escala de tiempo.
•El ISSP es más estricto para terminar una sequía que el SPI, ya que
está diseñado para que un evento anormalmente húmedo en el centro
de un período seco no tenga un impacto importante en el valor del
índice.
•Las categorías de sequía del ISSP no presentan correspondencia con
Comparación entre el SPI y el ISSP.
•Mediante las dos metodologías (ISSP y SPI) se puede realizar el
monitoreo de los períodos secos o húmedos en tiempo actual con fines
operacionales y de planeación de medidas para mitigar los efectos de
los periodos secos y húmedos en la zona de interés.
Los resultados del indice de sequía de Mckee, para el Estado de Nuevo León,
se presentan en el siguiente enlace. (Desplazar el mouse sobre el mapa)
Los resultados del indice de sequía de Palmer (ISSP), para el Estado de
Nuevo León, se presentan en el siguiente enlace. (mouse sobre el mapa)
EVALUACIÓN DE TRES MÉTODOS PARA CARACTERIZAR LA SEQUIA EN
CUATRO LOCALIDADES DEL ESTADO DE JALISCO.
SANDRA LUZ ALVAREZ POZOS
En el presente trabajo se evaluaron tres índices de sequía: Índice de
severidad de Sequía de Palmer (ISSP), Índice estandarizado de precipitación
(IEP) e Índice del período normal (IPNO), en cuatro estaciones
climatológicas del estado de Jalisco: Guadalajara, Mascota, Lagos de Moreno
y Tenasco Colotlan.
EVALUACIÓN DE TRES MÉTODOS PARA
CARACTERIZAR LA SEQUIA EN CUATRO
LOCALIDADES DEL ESTADO DE JALISCO.
La evaluación de los índices se realizó de la siguiente forma;
una durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre
para el IEP y PINO, otra a escala total de la temporada de
lluvias que es la suma total de precipitación de los cuatro
meses para cada estación y la forma continua mensual
durante todos los años para el ISSP, ya que el índice se basa
en un balance de humedad en el suelo.
Por medio de la consulta de información local (periódicos)
se estableció que en el período de 1961-1989 ocurrieron tres
sequías generalizadas en el estado de Jalisco. Esta
información fue comparada con los resultados de los índices
para analizar la sensibilidad de los índices con respecto a las
sequías. Para cada uno de los índices se obtuvieron gráficas
en forma mensual y total de la temporada de lluvias.
Se determinaron las frecuencias absolutas de categorías de
sequías y periodos de retorno para cada uno de los índices
dentro de la temporada de lluvias y se encontró que la sequía
es más frecuente en los meses de junio y septiembre. Los
periodos de retorno para la categoría de la sequía extrema
con base al ISSP, tiene periodos de retorno de 10 a 25 años.
Mientras que para el IEP los retornos en esta misma
categoría son de 9 a 29 años dentro de la temporada de
lluvias.
En cuanto a la duración de la sequía en la temporada de
lluvias con base al IEP y IPNO puede ser de 1 a 4 meses. En
cuanto al ISSP la duración de la sequía ocurre de 1 a 31
meses en las estaciones.
De los índices evaluados, el Índice Estandarizado de precipitación, que
utiliza solo una variable climática la cual es la precipitación, coincidió
en un 100% con las sequías documentadas, lo que hace del índice un
buen indicador del fenómeno, recomendando su uso para la
caracterización y monitoreo de la sequía en el estado de Jalisco.
Mientras que los índices ISSP y IPNO muestran una marcada
variación en la coincidencia de las sequías lo que hace que tengan una
menor sensibilidad respecto a las sequías documentadas.
De acuerdo a la información documentada y los resultados de los
índices se concluye que:
La definición de sequía meteorológica que se reporta en la literatura es
aplicable para el estado de Jalisco. Esto se apoya con base a los
resultados obtenidos mediante la aplicación del IEP a las localidades
selectas. Por lo que se acepta como una definición de sequía para el
estado a aquella que ocurre cuando los valores del IEP a escala
mensual dentro de la temporada de lluvias son menores a –1.0.
Descargar

Sin título de diapositiva