ORIGEN DE LAS POSADAS
NAVIDEÑAS
INTRODUCIÓN
• Las posadas navideñas es una
tradición religiosa fuertemente
enraizada en la religiosidad del
pueblo.
• Se trata de una novena que nos
prepara a la celebración de la
Navidad.
• Durante estos nueve días se
reúnen las personas siguiendo
un itinerario de oración y
reflexión sobre lo que José y
María vivieron durante los
últimos días de la espera
gozosa de su Hijo, cuando
tuvieron que ir a Belén a
empadronarse por disposición
del emperador romano.
ORIGEN:
• Los primeros misioneros
españoles, transformaron las
fiestas prehispánicas paganas
en fiestas cristianas. Durante el
mes de diciembre, del 6 al 26,
los antiguos mexicanos
celebraban fiestas en honor de
Huitzilopochtli.
 Sus fiestas consistían en ayunos
para prepararse, coronación de su
dios, adornar con banderas en los
árboles,
prender
fogatas
con
maderas perfumadas, para terminar
los días 24 al 26 con convites en
donde se obsequiaban suculentas
comidas y estatuas pequeñas de su
dios, hechas con pasta comestible
de maíz y miel.
• Probablemente, en los albores de la
evangelización, los religiosos
Agustinos fueron quienes
promovieron la sustitución de
personajes en estas festividades,
evangelizando; de esta manera la
celebración del dios Huitzilopochtli,
ya que, si bien manteniendo la
festividad en la misma época, ésta
toma características totalmente
distintas, las cuales se acomodaron
a la tradición cristiana.
• Uno de los lugares donde se
establecieron los agustinos,
fue el pequeño pueblo de San
Agustín Acolman, situado a
unos cuarenta kilómetros al
noroeste de la Ciudad de
México, en el camino a
Teotihuacan.
• En este lugar se origina la
practica de las posadas, cuando
en 1587 fray Diego de Soria, prior
del convento, obtuvo del Papa
Sixto V una bula (permiso) en la
que autorizaba la celebración en
la Nueva España de unas misas
llamadas de Aguinaldo; como
preparación a la Navidad las
cuales se celebraban del 16 al 24
de diciembre dentro de los atrios
de la iglesia.
• Al final de la misa, se realizaba
una verbena; en la que se
intercalaban pasajes y escenas
de la Navidad. Con el paso del
tiempo y como atractivo se le
agregaron a la celebración
luces de bengala, cohetes,
piñatas y villancicos.
• Como un complemento a esta
celebración, y con la proximidad de
la Navidad, estos grandes
evangelizadores del pueblo indígena,
integraron una novena de oración, la
cual estaba caracterizada por la
representación del viaje que
hicieran José y María desde Nazaret
(en el norte de Israel) hasta Belén
(en el sur) (Lc 2,1-7).
• Cada día representaría parte del
camino que hicieron José y María
desde Nazaret hasta Belén. En
este viaje, que se supone de 9
días, para acomodarlo a la
novena; (no porque haya sido
históricamente de nueve días),
cada día la Santa pareja solicita
alojamiento, es decir posada; en
diferentes casas del barrio o de la
vecindad.
• Su peregrinar termina el 24 de
diciembre en donde finalmente
es recibida en el templo y con
ello se prepara el nacimiento de
Jesús.
• Ya para finales del siglo XVIII las
Posadas; gracias principalmente a
fray Juan de Bijar quien fue uno de
los grandes promotores de esta
fiesta (aunque también a las monjas
Concepcionistas que las
promovieron entre sus conventos),
eran ya una tradición independiente
a las Misas de Aguinaldo,
convirtiéndose en una celebración
en los barrios y en las familias de la
Nueva España.
• A las posadas se fueron
agregando diversos elementos,
como ofrecer a los individuos
alimentos que variaban
dependiendo de cada regían; el
baile, incluido ya en tiempos de la
colonia, el rezo del Santo Rosario,
las piñatas, los villancicos y la
petición de aguinaldo encargada
a grupos de niños y jóvenes
• Todo esto hizo de la posada un
verdadero encuentro de
oración y catequesis para toda la
comunidad y al mismo tiempo una
fiesta vivida dentro de la alegría
cristiana.
SIGNIFICADO:
• Las posadas son fiestas próximas a la
Navidad que nos hacen recordar las
dificultades que pasaron José y María antes
de que Jesús naciera. Este recuerdo nos debe
llevar a reflexionar a cerca de nuestra
preparación personal para recibir al Niño
Jesús, el sentido de la novena es prepararnos
para ser mejores personas y abrirle las
puertas de nuestro corazón al Salvador.
• El caminar por la calle rezando y
cantando, nos hace recordar nuestro
peregrinar por la vida para
evangelizarnos en familia y evangelizar
a nuestro paso.
• La comida y los dulces que se ofrecen
hablan del gusto de compartir con los
demás la alegría de estar esperando a
Jesús que viene a nosotros.
 Romper la piñata significa el deseo
de romper con la vida de pecado y
dejarse inundar con los dones de
Dios, representados por los dulces o
frutas que salen de ella.
LAS POSADAS ESTÁN
PIERDIENDO SU VALOR
CRISTIANIANO
• Hoy día todos, sean creyentes o
no creyentes, dicen que celebran
las posadas. Pero para la mayoría
es una oportunidad para beber,
comer y bailar.
• Esta primitiva idea se ha ido
desfigurando.
• La sociedad secularizada se han
quedado en la fiesta y no han
penetrado en su verdadero
significado, un tiempo de
preparación para recibir a Dios
que viene.
• Posadas que pueden ser
parrandas, estreno de vestuario
para la "temporada" invernal,
mesas exquisitamente
presentadas con viandas
elaboradas más con el deseo de
apantallar que de agradar, sean un
ornato y no un verdadero
encuentro cristiano con nuestros
anfitriones y nuestros invitados.
¿CÓMO RECUPERAR SU
SIGNIFICADO?
•No debe ser un evento social donde se
rivaliza en lujo y abundancia. Un
pretexto para lucimiento personal, una
obligación del estatus social.
• Tiene que ser una ocasión para
contemplar y reflexionar en “la
conmemoración del cumplimiento de
la promesa de amor de Dios a su
pueblo”.
•Es una ocasión, también, para abrir el
corazón y no las puertas de la casa nada
más, para agasajar al bienvenido
visitante con algo más que licores y un
menú sino con calor de hogar cristiano
y una simpatía sin precio.
FELIZ NAVIDAD
PARROQUIA DE JESUCRISTO CRUCIFICADO
MÉXICO D. F.
Descargar

Las posadas navideñas es una tradición religiosa fuertemente