QUE NO NOS
ROBEN
LA NAVIDAD
La modernidad quiso “enterrar”
a Dios al no poderlo demostrar
científicamente,
excluyendo de la criatura su
referencia a un SER TRASCENDENTE.
El hombre posmoderno lo busca,
pero no sabe cómo hacerlo ni
cómo vivir la experiencia de Dios
El hombre postmoderno se ha
quedado en el signo, para no
quedarse sin fiesta,
y no ha
penetrado en
el símbolo de
lo que
significa la
Navidad: “La
misericordia y
la fidelidad de
Dios”.
Por todo ello, la Navidad, la sociedad
posmodernista la ha convertido en un
tiempo para:
•Ir de compras
•Salir de vacaciones
•Reunirse para celebrar
•Intercambiar regalos
NAVIDAD CRISTIANA
Una lectura pausada del
Evangelio según S. Lucas,
descubrimos que el nacimiento
de Dios es relatado es una
sencilla frase:
“ Mientras estaban en Belén le llegó a
María el tiempo del parto, y dio a luz a su
hijo primogénito, lo envolvió en pañales y
lo acostó en un pesebre, por que no había
sitio para ellos en la posada” (Lc.2.6-7)
La Navidad cristiana nos muestra
la pobreza en la que se encarna
Dios, que se hace hombre “con-
nosotros”, “por- nosotros” y “paranosotros” .
S. Agustín nos
dirá que: “Dios se
hace hombre
para que el
hombre pueda
hacerse Dios”
Él se unió tan inseparablemente
con el hombre, que este hombre
es efectivamente Dios de Dios,
luz de luz y a la vez sigue siendo
verdadero hombre.
Así vino a nosotros el Eterno
Sentido del mundo de tal forma
que se le puede contemplar e
incluso tocar (cf. 1 Juan 1.1)
A muchos hombres, tal vez les
parece esto demasiado
hermoso para que sea
verdadero, y no creen.
El Dios de los cristianos no es un
ser sublime y alejado, al cual
nunca se puede llegar.
Se halla totalmente próximo, al
alcance de la voz y se le puede
alcanzar siempre.
Él tiene tiempo para mí, tanto
tiempo que hubo de yacer en
una favela y que permanece
siempre como hombre
“LOS SUYOS NO LO
RECIBIERON … “(Jn.1.11)
En fin de cuentas, los hombres y
las mujeres preferimos nuestra
propia desesperación a la bondad
de Dios, que podría tocar
nuestros corazones
Somos demasiado soberbios
para dejarnos salvar y redimir …
No se quiere ya ser “su propiedad”
de Dios, sino simplemente
pertenecer cada uno a sí mismo
“Y VIMOS SU GLORIA …” Jn 1.14
Estas tendrían que ser las
palabras que repitiéramos los
cristianos en medio de nuestro
mundo.
ALGUNAS PISTAS
PARA VIVIR LA
NAVIDAD EN CLAVE
CRISTIANA
1.- No quedarnos en la navidad
artificial y de cartón
2.- Contemplar el amor de Dios
que se hace uno de nosotros
y Él nunca dará la espalda a
ningún ser humano y nos
sigue llamando por nuestro
nombre.
3.- Tu y yo valemos para Dios
mucho más de lo que jamás
podamos imaginar.
4.- “Dios-con nosotros” da pleno
sentido a nuestra vida y nadie
puede arrebatarnos esa paz,
alegría y esperanza que Él
nos trae.
5.- Descubrir, en las personas
que me encuentro, sobre
todo en las más necesitadas,
el objeto del amor de Dios y
servir a Cristo en ellas.
FELIZ NAVIDAD 2004
Parroquia de Jesucristo Crucificado
Descargar

“enterrar” a Dios al no poderlo demostrar científicamente