La vocación de los discípulos misioneros
NOS DEJAMOS ILUMINAR POR APARECIDA
La vocación de los discípulos misioneros
LA VOCACIÓN DE LOS DISCÍPULOS MISIONEROS
La vocación de los discípulos misioneros
1.
Llamados al seguimiento de Jesucristo
2.
Configurados con el Maestro
3.
Enviados a anunciar el Evangelio del reino de Vida
4.
Animados por el Espíritu Santo
5.
Llamados a vivir en comunión
La vocación de los discípulos misioneros
1. Llamados al seguimiento de Jesucristo
(El llamado)
• No son los discípulos los que eligen, es Cristo quien elige
• No fueron elegidos para algo sino para Alguien
La vocación de los discípulos misioneros
1. Llamados al seguimiento de Jesucristo
(El llamado)
• Jesús los eligió para que estuvieran con Él y para enviarlos a
predicar, para ser de Él, de los suyos y participar de su misión
• Jesús no quiere siervos, quiere amigos, que lo escuchan, conocen
al Padre
• Llamados a encontrarnos con Jesús, a vincularnos estrechamente
con Él
• Consecuencia del llamado es la condición de hermanos que
adquieren los miembros de su comunidad
La vocación de los discípulos misioneros
2. Configurados con el Maestro
(La respuesta)
• Jesús busca una respuesta desde lo más hondo del corazón del
discípulo:
– una adhesión a su persona,
– un “sí” que compromete la libertad del discípulo a entregarse a
Él
• El Espíritu Santo nos configura con Jesús
La vocación de los discípulos misioneros
2. Configurados con el Maestro
(La respuesta)
• La respuesta exige entrar en la dinámica de Jesús
• Identificarse con Cristo es compartir su destino
• Asumir la centralidad del mandamiento del amor, con la medida de
Jesús, el don total de sí
La vocación de los discípulos misioneros
3. Enviados a anunciar el Evangelio del reino de Vida
(La alegría de compartir lo vivido)
• Al llamar a los suyos Jesús les da un encargo muy preciso:
“ANUNCIAR EL EVANGELIO DEL REINO A TODAS LAS NACIONES”
• Todo discípulo es misionero
• Discipulado y misión son como las dos caras de una misma medalla.
La vocación de los discípulos misioneros
3. Enviados a anunciar el Evangelio del reino de Vida
(La alegría de compartir lo vivido)
• Cuando crece la conciencia de pertenecer a Cristo, crece el ímpetu
de comunicar a todos el don de ése encuentro.
• La misión no se limita a un programa o proyecto sino a compartir la
experiencia del acontecimiento del encuentro con Cristo,
testimoniarlo y anunciarlo persona a persona, comunidad a
comunidad.
La vocación de los discípulos misioneros
3. Enviados a anunciar el Evangelio del reino de Vida
(La alegría de compartir lo vivido)
• Esta es la tarea esencial de la evangelización, que incluye la
opción preferencial por los pobres, la promoción humana integral y
la auténtica liberación cristiana.
• Jesús salió al encuentro de personas muy diversas, invitándolos a
todos a su seguimiento. El discípulo misionero hace visible el amor
misericordioso del Padre, especialmente a los pobres y pecadores.
• Al participar de esta misión, el discípulo camina hacia la
santidad que no es una fuga hacia el individualismo religioso, ni un
abandono de la realidad de los grandes y urgentes problemas
económicos, sociales y políticos del mundo, ni mucho menos una
fuga de la realidad hacia un mundo exclusivamente espiritual.
La vocación de los discípulos misioneros
4. Animados por el Espíritu Santo
• Jesús al comienzo de su vida pública fue conducido por el Espíritu
Santo al desierto para prepararse a su misión.
• Ése mismo Espíritu acompañó a Jesús durante toda su vida.
La vocación de los discípulos misioneros
4. Animados por el Espíritu Santo
• Jesús una vez resucitado comunicó su Espíritu a los suyos.
• A partir de Pentecostés la Iglesia experimenta fecundas irrupciones
del Espíritu: vitalidad divina que se expresa en diversos dones y
carismas y variados oficios que edifican la Iglesia y sirven a la
evangelización.
La vocación de los discípulos misioneros
4. Animados por el Espíritu Santo
• Por estos dones del Espíritu, la comunidad extiende el ministerio
salvífico del Señor hasta que el vuelva.
• El Espíritu en la Iglesia forja misioneros decididos y valientes,
señala quienes deben ser evangelizados y elige a quienes deben
hacerlo.
• La Iglesia continúa la obra del Mesías abriendo para el creyente las
puertas de la salvación.
La vocación de los discípulos misioneros
4. Animados por el Espíritu Santo
• El mismo y único Espíritu guía y fortalece a la Iglesia:
– en el anuncio de la Palabra,
– en la celebración de la fe y
– en el servicio de la caridad
• El Espíritu:
– recuerda a la Iglesia las palabras de Cristo
– conduce al conocimiento de la verdad total, formando discípulos y
misioneros
• Los seguidores de Jesús deben dejarse guiar por el Espíritu y hacer
propia la pasión por el Padre y el Reino.
La vocación de los discípulos misioneros
5. Llamados a vivir en comunión
• La vida del discípulo es impensable fuera de la vida de la
comunidad.
• El discipulado supone una experiencia de intimidad con Jesús que
alimenta la vida comunitaria y la actividad misionera.
• No hay discipulado sin comunión.
• Jesús elige a doce para vivir en comunión con Él.
La vocación de los discípulos misioneros
5. Llamados a vivir en comunión
• Para evaluar la misión y favorecer la comunión los invita: “vengan
ustedes solos a un lugar deshabitado para descansar un poco” (Mc
6, 31-31).
• Otras veces se encontrará con ellos para explicarles el misterio del
Reino.
La vocación de los discípulos misioneros
5. Llamados a vivir en comunión
• La vocación al discipulado es con-vocación a la comunión en su
Iglesia.
• La fe nos lleva a la comunión dimensión constitutiva del
acontecimiento cristiano.
• La Eucaristía fuente y cúlmen de la vida cristiana, es su expresión
más perfecta y el alimento de la vida en comunión.
• La Iglesia está llamada a reflejar la gloria del amor de Dios que es
comunión. La Iglesia atrae cuando vive la comunión.
La vocación de los discípulos misioneros
PARA LA REFLEXIÓN Y EL COMPARTIR
• ¿Cuándo y cómo he sentido el llamado de Jesús?
• ¿Qué aspectos tengo que mejorar para responder mejor a Jesús?
• ¿Cuándo comparto con otros mi fe en Jesús?
• ¿Cuánto valoro el pertenecer a una comunidad?
• ¿Qué experiencia tengo del Espíritu Santo?
La vocación de los discípulos misioneros
Mi Señor Jesús,
gracias por amarme
y por llamarme a vivir contigo.
Quiero ser tu discípulo
y que Tú seas mi único Maestro.
Gracias, Señor
por ser como eres,
y porque lo que quieres para mí
es mucho más grande
de lo que yo puedo imaginar y soñar.
La vocación de los discípulos misioneros
Enséñame a mirar como tu miras,
a pensar como tu piensas
a sentir como tu sientes,
a perdonar como tu perdonas,
a amar como tu amas;
para que se vaya realizando en mí
el proyecto que has soñado
desde antes de la creación del mundo,
y pueda colaborar contigo
en tu proyecto de felicidad
y plenitud de vida para todos.
María, madre querida,
ayúdame a ser como tú,
un buen discípulo de Jesús.
Descargar

La vocación de los discípulos misioneros