Subsecretaría de Ordenamiento de la Propiedad Rural
“LA INCORPORACION DE TIERRAS DE
PROPIEDAD SOCIAL AL DESARROLLO
URBANO”
LIC. RICARDO SHEFFIELD PADILLA
SUBSECRETARIO DE ORDENAMIENTO DE LA PROPIEDAD RURAL
Reunión Nacional del Sector Empresarial
INFONAVIT 2007
Junio, 2007
Núcleos Agrarios
29,942
Estructura Agraria:
Comunidades
2,278
8%
En México existen 29,942 núcleos
agrarios
propietarios
de
Ejidos
Comunidades
103.5
millones de hectáreas(1); de ellos:
27,664
Son ejidos con 86.5 millones
de hectáreas.
2,278
Son comunidades con 17.0
millones de hectáreas.
Ejidos
27,664
92%
Superficie Social 103.5 Millones de Hectáreas
Comunidades
16%
Ejidos
Comunidades
Ejidos
84%
(1)
Fuente: Registro Agrario Nacional al 30 de noviembre de 2006.
La propiedad social y el desarrollo urbano:
El acelerado crecimiento poblacional de las principales ciudades del País, ha
propiciado el incremento en la demanda de suelo legal para el desarrollo
urbano.
Durante los próximos 25 años se requerirán de 553,000 hectáreas para
satisfacer la demanda habitacional, lo que significa generar un promedio de
22,121 hectáreas anuales. (2)
Para el periodo 2006-2012 la industria de la vivienda demandará 137,000
hectáreas de suelo urbanizado. (3)
(2)
Fuente: Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción.
(3)
Fuente: Estado Actual de la Vivienda en México 2006 (CONAVI) El Universal 25 de octubre de 2006.
La propiedad social y el desarrollo urbano:
140000
Se estima que aproximadamente
el 65% del suelo potencialmente
urbanizable será de origen ejidal
o comunal.
120000
100000
80000
Suelo requerido
De propiedad social
60000
De propiedad no social
40000
20000
0
100%
65%
35%
Lo anterior se explica por la localización de un importante número de ejidos
y comunidades en áreas cercanas a los grandes centros poblacionales, lo
que impulsa al requerimiento natural de suelo de propiedad social para el
desarrollo y crecimiento controlado.
Propiedad Social susceptible de incorporarse legalmente al
Desarrollo Urbano:
Las reformas al Artículo 27 Constitucional y la Ley Agraria en vigor desde
1992, abrieron las puertas a los propietarios de la tierra social para que de
manera organizada y con apego a las normas legales, decidan la
desincorporación de tierras del régimen ejidal o comunal y su integración al
desarrollo urbano.
Este proceso se basa en dos vertientes:
La adopción del Dominio Pleno en tierras parceladas.
La aportación de tierras de uso común a una sociedad civil o mercantil.
Adicionalmente y desde antes de la reforma de 1992, se utilizaba y aún se
utiliza, la vía de la expropiación por conducto de la CORETT, básicamente
como un proceso correctivo, para regularizar los asentamientos humanos
constituidos de manera irregular en tierras de propiedad social.
Mecanismos de incorporación:
Por el destino de la tierra social
Tierras de uso
común
Tierras
parceladas
Aportación a una sociedad mercantil o civil
Adopción del dominio pleno (artículos 81 al 89
(artículos 75 y 100 de la Ley Agraria, así como del 87 al 89)
de la Ley Agraria)
Aplicable para ejidos y comunidades certificados o no
certificados
Aplicable para ejidos certificados
Con fines inmobiliarios
Con fines
agropecuarios
Con fines
agropecuarios
Asesoría para actividades
posteriores a la adopción del
dominio pleno
Superficie de suelo social desincorporada para el desarrollo urbano
Con fines inmobiliarios
La participación del Sector Agrario:
La posibilidad de los núcleos agrarios para aportar tierras de propiedad
social al desarrollo urbano, presupone un previo proceso de regularización
de sus tierras y de los derechos agrarios de sus integrantes.
El Programa de Certificación de Derechos Ejidales y Titulación de Solares
(PROCEDE), se constituyó como un instrumento del Gobierno Federal para
otorgar certeza y seguridad jurídica en la tenencia de la tierra social.
Culminado el proceso de certificación, los sujetos agrarios están en
condiciones de recibir asesoría y capacitación en materia de adopción del
dominio pleno en tierras parceladas y la aportación de tierras de uso
común a sociedades civiles o mercantiles.
Dominio Pleno
Requisitos
1.
2.
3.
4.
Que la mayoría de las parcelas hayan sido asignadas.
Acuerdo de asamblea con formalidades especiales (Convocatoria no menor a 30
días, ante la presencia de Notario Público y de representante de la Procuraduría
Agraria)
Una vez inscrito el acuerdo de asamblea en el RAN, el ejidatario, en lo individual,
podrá solicitar, en cualquier tiempo, se le expida el título de propiedad
previamente inscrito en el Registro Público de la Propiedad.
Que el ejido haya sido certificado.
Procedimiento
1.
2.
3.
Dictamen técnico y jurídico de la Delegación del RAN.
Revisión técnica y jurídica de Oficinas Centrales del RAN.
Autorización para la inscripción y expedición de los títulos de propiedad.
Dominio Pleno
Efecto Jurídico
1. La tierra ejidal pasa a ser propiedad privada, regida por el derecho común,
excepto en la primera enajenación al aplicarse el derecho del “tanto” o el de
“preferencia”.
Derechos del “tanto” y de “preferencia”
El del tanto a los familiares, a los integrantes del ejido, a quienes hayan trabajado
la parcela por más de un año y al ejido mismo
El de preferencia, a los municipios y estados cuando las tierras se ubiquen en
áreas reservadas para el crecimiento.
Certificación de núcleos agrarios a través del PROCEDE:
El avance histórico en el proceso de certificación de núcleos agrarios es el
siguiente: (4)
ETAPAS OPERATIVAS
UNIVERSO DE NUCLEOS AGRARIOS CONSTITUIDOS
NUCLEOS CERTIFICADOS Y/O TITULADOS
COBERTURA
%
29,942
100
28,681
96
BENEFICIADOS
4’435,974
DOCUMENTOS EXPEDIDOS
9’552,904
SUPERFICIE CERTIFICADA (HECTAREAS)
88’325,334
85
29,015
97
NUCLEOS AGRARIOS MEDIDOS
PARCELAS Y SOLARES MEDIDOS
8’724,893
SUPERFICIE MEDIDA (HECTAREAS)
94’798,010
92
92’784,950
90
SUPERFICIE REGULARIZADA
(4)
RESULTADOS
Fuente: Registro Agrario Nacional al 30 de noviembre de 2006.
Adopción de Dominio Pleno en ejidos certificados:
Al mes de septiembre de 2006 la
superficie
autorizada
para
la
adopción de dominio pleno, es de
3’953,325 hectáreas, que respecto
de la superficie social total,
representa el 1.85%. (5)
Adopción de Dominio Pleno
Ejidatarios autorizados
Títulos expedidos
Exp. Con trámites concluidos
Expedientes intregrados
Estado de trámite
Expedientes integrados
2,785
Expedientes con trámite concluido
2,642
Ejidatarios autorizados
296,582
Títulos expedidos
120,003
Superficie autorizada (Has.)
3,953,325-00-00
Superficie afectada (Has.)
1,563,495-00-00
Superficie ejidal total
84,535,738-00-00
Porcentaje que representa la superficie
autorizada de la social total
(5)
Exp. Con trámites
concluidos
1%
Número
1.85 %
Fuente: Registro Agrario Nacional al mes de septiembre de 2006.
Títulos expedidos
28%
Expedientes
intregrados
1%
Ejidatarios
autorizados
70%
Superficie de Propiedad Social incorporada al desarrollo urbano:
Ha sido importante la acción del Sector Agrario en el proceso de
incorporación de tierras de propiedad social al desarrollo urbano; durante la
pasada administración el Sector Agrario participó en el Programa de
Incorporación de Suelo Social (PISO), en coordinación con la SEDESOL y la
CORETT.
Los mecanismos que regulan esta materia han logrado los siguientes
resultados(6):
AÑO
AVANCE
ACUMULADO
5,879
5,879
2001
19,064
24,943
2002
15,661
40,604
2003
14,403
55,007
2004
12,328
67,335
2005
13,379
80,714
2006
13,856
94,570
2007
4,470
99,040
D IC IE M B R E D E 2 0 0 0
(6)
AVANCE PARCIAL
Fuente: Procuraduría Agraria, mayo de 2007.
Perspectivas:
El Eje Rector 3. Igualdad de Oportunidades, del Plan Nacional de Desarrollo
2007-2012, refiere que los patrones de crecimiento y de la migración
implican que la proporción de población urbana continuará
incrementándose; y para garantizar que esto suceda de manera ordenada y
sin dislocaciones sociales se requiere de una coordinación efectiva entre el
Gobierno Federal, las entidades federativas y los municipios.
El Objetivo 3 de dicho Eje, está orientado a lograr un patrón territorial
nacional que frene la expansión desordenada de las ciudades, provea suelo
apto para el desarrollo urbano y facilite el acceso a servicios y
equipamientos en comunidades tanto urbanas como rurales.
Como Estrategia plantea promover el ordenamiento territorial, la certeza
jurídica en la tenencia de la tierra y la seguridad pública en zonas
marginadas de las ciudades, trabajando estrechamente con las autoridades
estatales y municipales.
Perspectivas:
En materia de vivienda, el Eje Rector 2. Economía competitiva y generadora
de empleos, señala que las tendencias demográficas en un horizonte de 25
años (2005-2030), apunta a que se integrarán un promedio de 650 mil
hogares más al año.
Con ese ritmo, la demanda de vivienda alcanzará un cifra cercana a los 3.9
millones durante los 6 años de esta administración, que sumados a los 2.1
millones de familias que hoy requieren de habitación independiente,
representa la necesidad de impulsar la oferta de 6 millones de viviendas.
A esa demanda se agregan deficiencias e insuficiencias en la identificación del
suelo apropiado para desarrollo económico y desarrollo habitacional.
Perspectivas:
Una de las estrategias de dicho Eje es incrementar la disponibilidad de
suelo apto, impulsando mecanismos financieros para la creación de
reservas territoriales tanto de vocación económica como habitacional, en
los tres órdenes de gobierno, sujetos a disposiciones que garanticen el
desarrollo de proyectos de construcción y habitacionales en un entorno
urbano ordenado, con certidumbre jurídica, con infraestructura adecuada y
servicios sustentables.
Acciones:
Dado que una parte considerable del suelo requerido para el desarrollo
urbano, se estima provendrá de tierras de propiedad social, el Sector
Agrario tiene una importante participación en las tareas inherentes a la
desincorporación de tierras del régimen ejidal o comunal.
Ante los retos que plantea el Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012, la
Secretaría de la Reforma Agraria y sus entidades sectorizadas, deberán
crear estrategias efectivas que, en la esfera de sus respectivas
competencias, permitan coadyuvar con otras dependencias federales,
estatales y municipales, a fomentar la incorporación de suelo ejidal y
comunal apto para el desarrollo urbano y la vivienda.
Acciones:
Son diversas las acciones que se deberán implementar en materia de
incorporación de suelo social al desarrollo urbano, entre las que cabe señalar:
Identificación de núcleos agrarios con posibilidades de ofrecer suelo legal
potencialmente urbanizable, en congruencia con los planes y programas
de desarrollo urbano.
Asesoría y orientación a los sujetos agrarios sobre los mecanismos de
incorporación de tierra social al desarrollo urbano.
Sensibilización, capacitación y organización de los sujetos agrarios
propietarios de tierras vinculadas con áreas de crecimiento de los centros
urbanos.
Otorgar financiamientos para la constitución de sociedades mercantiles,
en aquellos núcleos agrarios que así lo requieran debido a sus condiciones
económicas.
Acciones:
Promover el establecimiento de mecanismos ágiles y efectivos de
coordinación entre las diferentes dependencias federales, estatales y
municipales involucradas, que propicien la oferta legal de tierra social y en
consecuencia un crecimiento urbano ordenado y que genere beneficios
tangibles a los núcleos agrarios, creando las condiciones para su
incorporación al desarrollo nacional.
Proponer la firma de un Convenio de Coordinación entre el Sector Agrario,
la SEDESOL, CORETT y CONAFOVI, para el diseño y operación de un
programa específico que promueva la incorporación de suelo ejidal y
comunal al desarrollo urbano y la vivienda, en zonas previamente
identificadas.