Lección
4
LA INERRANCIA
DE LAS ESCRITURAS
Seminario para Obreros Cristianos
Doctor Evis Luís Carballosa
Iglesia de Convertidos a Cristo
Anfitriona
Tema General:
LA BIBLIA EN EL MUNDO DE HOY
INTRODUCCIÓN:


En un excelente trabajo titulado “The meaning of
inerrancy” [El significado de la inerrancia], Paul
D. Feinberg, profesor asociado de teología Bíblica
y sistemática en el Trinity Evangelical Divinity
School en Deerfield, Illinois, ofrece la siguiente
definición de inerrancia:
Inerrancia significa que cuando toda la
información es conocida, las Escrituras en su
autógrafa original y debidamente interpretada
demostrará ser completamente verdad en todas
las cosas que afirma ya sea que tenga que ver
con doctrina, con moralidad o con las ciencias
sociales, físicas o de la vida.[1]
[1] Paul D. Feinberg, “The meaning of Inerrancy” inerrancy, Ed. By
Norma L. Geisler (Grand Rapids: Baker Book House, 1979), p. 294.


Inerrancia significa: “libre de error”. Existe una
estrecha relación entre inerrancia e infalibilidad.
Muchos teólogos usan ambos vocablos
intercambiablemente aunque, en realidad,
infalible subraya la confiabilidad de las
Escrituras mientras que inerrancia destaca la
veracidad de éstas.
En San Juan 10:35, se registran las palabras de
Cristo, cuando dijo: “…La escritura no puede ser
quebrantada”. La declaración de Cristo significa
que la Escritura posee una autoridad
indefectible, o sea, que la Escritura no puede ser
vaciada de su fuerza si se demuestra que es
errónea.[1]
[1] Leon Morris, Commentary on the gospel of John (Grand Rapids:
Eerdmans, 1973), p. 527.


La Escritura no puede ser anulada ni soslayada
impunemente. No puede fallar ni en sus juicios ni
en sus afirmaciones. De ahí que la infalibilidad y
la inerrancia de las Escrituras estén tan
estrechamente ligadas. Inerrante aplicado a las
Escrituras significa que está exenta de cualquier
error en todo lo que enseña.
Inerrancia
también
está
estrechamente
relacionada con la doctrina de la inspiración. Si la
Biblia tiene su origen en Dios, es decir, si es
revelación especial dada por Dios es de
esperarse que está tal como fue originalmente
dada estuviese libre de todo error. La Escritura,
porque su autor es Dios, es tan infalible como
Dios mismo.
DIFERENTES PUNTOS DE VISTA
RESPECTO A LA INERRANCIA.


Hay quienes consideran que el tema de la
inerrancia de las Escrituras es algo de poca
importancia. Otros, sin embargo, opinan que es
de gran importancia ya que contesta las
preguntas:
1. ¿Es el texto bíblico confiable?
2. ¿Es todo lo que la Biblia dice verdad?
Un número considerable de teólogos evangélicos
consideran que la inerrancia es una cuestión
verdaderamente crucial para la Iglesia. Hay seis
posturas que diferentes teólogos han expuesto
respecto de la inerrancia de la Biblia.
1. Inerrancia absoluta:

Esta postura mantiene que la Biblia es totalmente
verdadera aún en las cosas que dice respecto a
cuestiones científicas e históricas. Los que
adoptan la postura de la inerrancia absoluta de
las Escrituras entienden que los escritores de la
Biblia pretendieron dar una cantidad considerable
de información científica e historia correcta.
Afirman, además, que todas las discrepancias
son explicables cuando el texto se estudia en
profundidad.
2. Inerrancia completa:

Esta postura afirma que toda la Biblia es verdad.
La finalidad principal de la Biblia no es
proporcionar información científica ni histórica,
pero cuando lo hace dicha información es
plenamente correcta. Quienes promueven esta
postura afirman que los escritores de la Biblia
usaron lenguaje fenomenológico, es decir,
describieron los acontecimientos tal como los
vieron. Hicieron uso del idioma popular. Aunque
todo lo que escribieron era correcto, usaron
descripciones populares y aproximaciones de los
datos que transmitían.
3. Inerrancia limitada:

Hay teólogos que aceptan la inerrancia y la
infalibilidad de la Biblia pero sólo en lo que dice
respecto de la salvación. Cuestiones científicas e
históricas quedan excluidas porque, según estos
teólogos, los escritores de la Biblia estaban
limitados a los conocimientos que eran comunes
en su día. Los que creen en una inerrancia
limitada entienden que puede haber errores
científicos e históricos en la Biblia puesto que
Dios no reveló cosas concernientes a esas áreas
a los escritores humanos de las Escrituras.
4. Inerrancia de propósito:

Esta postura declara que la Biblia es inerrante
sólo en el sentido de que realiza o cumple el
propósito pretendido para ella. El propósito de
las Escrituras es que las personas conozcan a
Cristo y no informar a los hombres de otras
realidades. Entienden que la revelación bíblica no
es proposicional sino que es un medio para
conseguir un fin, a saber, que los hombres
conozcan la salvación.
5. Teoría de la acomodación de la
revelación:

Esta postura procura apartarse del uso del
vocablo inerrancia. Sus seguidores dicen que la
Biblia fue dada a través de canales humanos y,
por lo tanto, participa de los defectos de la
naturaleza humana, quienes sostienen este punto
de vista dicen que la Biblia contiene errores no
sólo en cuestiones científicas e históricas sino
también en áreas doctrinales. Los que mantiene
la teoría de la acomodación no aceptan la
inspiración plenaria y verbal de las Escrituras.
Creen que la Biblia es un producto de la palabra
falible de hombres falibles y no la Palabra de
Dios.
6. Teoría neo-ortodoxa :

La neo-ortodoxia surgió como una reacción al
liberalismo racionalista del siglo XIX. A principios
del Siglo XX, el teólogo suizo-alemán Kart Barth
comenzó el movimiento llamado neo-ortodoxia y
también teología de crisis. Los neo-ortodoxos
niegan que la Biblia sea una revelación
proposicional, o sea, no creen que la Biblia es
una expresión objetiva que registra hechos reales
escrita bajo la dirección del Espíritu santo. La
Biblia, según ellos, no es revelación sino que es
un testimonio de la revelación. La revelación es
algo que sucede de persona a persona. La Biblia
se convierte en la Palabra de Dios sólo si te habla
de manera existencial.
Resumiendo:

Hay quienes entienden que el tema de la
inerrancia es totalmente irrelevante. Es más
afirman que el mismo vocablo “inerrancia” es
negativo y divisionista. Además, dicen que dicho
vocablo no es bíblico y que es de origen tardío en
el ámbito teológico. También rechazan el concepto
de inerrancia porque, en su opinión, distrae del
estudio objetivo de las Escrituras, o sea, que
afirman a priori la inerrancia de la Escritura tendrá
como resultado impedir un estudio objetivo del
texto bíblico. En fin, esta última postura prefiere
discutir por completo la cuestión de la inerrancia
hasta el punto de que no forme parte del estudio
de la teología.
IMPORTANCIA DE LA
DOCTRINA DE LA INERRANCIA.


La doctrina de la inerrancia de las Escrituras tiene
que ver con la confiabilidad y la veracidad de la
Biblia. La Sagrada Escritura es inerrante porque
es la Palabra de Dios. Si Dios es infalible su
Palabra tiene que ser infalible. Si en Dios “no hay
mudanza, ni sombra de variación” (Stg. 1:17), Su
Palabra
tiene
que
poseer
las
mismas
características. El teólogo James I. Packer ha
dicho:
Afirmar la inerrancia y la infalibilidad de la Biblia
es exactamente confesar fe en:
(1) El origen divino de la Biblia.
(2) Y la veracidad y la confiabilidad de Dios.
 El valor de esos vocablos es que conservan el
principio de la autoridad bíblica. Porque
declaraciones que no son absolutamente
verdaderos y confiables no pueden ser
absolutamente autoritativos.[1]
[1] James I. Packer, Fundamentalism and the Word of God, (Grand
Rapids; Eerdmans, 1959), p. 96.



Otro teólogo Millard J. Erickson, dice:
Si la Biblia totalmente verdadera es una cuestión
que es de importancia teológica, histórica y
epistemológicamente.[1]
La inerrancia es teológicamente importante
porque tanto Jesús como Pablo y otros escritores
del nuevo Testamento emplearon los detalles de la
Escritura con carácter autoritativo.
[1] Millard, J. Erickson, Christian Theology, (Grand Rapids, Baker) p.
225.


La inerrancia es teológicamente importante
porque tanto Jesús como Pablo y otros escritores
del nuevo Testamento emplearon los detalles de la
Escritura con carácter autoritativo.
Los escritores de la Biblia afirman haber recibido
la Palabra de Dios y haberla escrito bajo la
dirección del Espíritu Santo. Si se acepta que la
Escritura fue dada por inspiración divina, es decir,
que es “Dios-soplada” y, por lo tanto, su autor
final es Dios, el resultado lógico y teológico es
que la Biblia es inerrante en todo lo que afirma.

En el orden histórico, la iglesia ha reconocido y
enseñado la inerrancia de la Escritura. Esa
enseñanza no aparece en ningún artículo de fe de
la antigüedad pero era reconocida por los
teólogos de la iglesia. Los padres apostólicos
consideraron la Sagrada Escritura como una
posesión singular de la iglesia. La citaban con
frecuencia para apoyar lo que escribían y la
reconocían como absoluta y final autoridad.

En el ámbito epistemológico, la Biblia es la base
fundamental del conocimiento del cristiano. Toda
doctrina enseñada por la iglesia debe tener su
fundamento en la Sagrada Escritura. Pero al
mismo tiempo la Biblia habla con autoridad acerca
de otros temas que conciernen a la doctrina. Si la
Biblia no es veraz y confiable en temas no
doctrinales, entonces no existiría la absoluta
certeza de que lo sea en cuestiones doctrinales.
EXPLICACIÓN DEL SIGNIFICADO
DE LA INERRANCIA.


Otro reconocido teólogo ha escrito escuetamente:
“la inerrancia de la Biblia significa que la Biblia
dice la verdad. La verdad puede y, de hecho,
incluye aproximaciones, citas libres, lenguaje de
apariencia y diferentes relatos del mismo suceso
siempre y cuando estos no se contradigan”[1]
[1] Charles C. Ryrie, What you Should Know about Inerrancy,
(Chicago: Moody Press, 1981), p. 30.
Es importante, por lo tanto, que se entienda con
precisión cual es el significado de la inerrancia de
las Escrituras.
1. La inerrancia permite variedad de estilo. Tanto los
evangelios como las epístolas manifiestan estilos
diferentes. Lo mismo ocurre con los escritos
veterotestamentarios.

2.
3.
La inerrancia permite la presencia de variedad
de detalles al explicar el mismo acontecimiento.
Los llamados “evangelios sinópticos” explican
el mismo acontecimiento de manera algo
diferente. Un evangelista incluye ciertos
detalles mientras que el otro los omite.
La inerrancia no exige una descripción literal de
los sucesos que se informan. Los historiadores
de la antigüedad citaban de manera libre
acontecimientos narrados por otros autores. De
igual manera, los escritores bíblicos en
numerables ocasiones citaron el sentido de
algunos hechos sin esforzarse por realizar una
descripción
palabra
por
palabra
del
acontecimiento.
4.
la inerrancia no exige la utilización precisa de
las reglas gramaticales. Los escritores del
Nuevo
Testamento
usaron
pronombres
masculinos para sustituir los sustantivos
neutros (véase Jn. 14:26). Los lapsos
gramaticales que aparecen en el texto bíblico
en ningún modo militan en contra de la doctrina
de la inerrancia de la palabra de Dios. Tanto la
veracidad como la confiabilidad de la Sagrada
Escritura no son afectadas en lo absoluto por la
manera como los escritores sagrados usaron
los recursos lingüísticos para registrar el
mensaje de Dios.
5.
La inerrancia permite la presencia de pasajes
conflictivos: Debe recordarse que la Biblia fue
escrita en tres idiomas y durante un largo
período de tiempo (posiblemente de 1500 años).
Algunos problemas señalados por eruditos de
generaciones pasadas han sido resueltos. Por
ejemplo el hecho de que por muchos siglos la
Biblia era el único libro que mencionaba el
sustantivo “heteos” o “hititas”. Fueron los
arqueólogos modernos William Wright y A.H.
Sayce quienes primero reconstruyeron un
bosquejo histórico del antiguo imperio de los
heteos.
Lo que antes era un problema (la existencia de
una nación que no era mencionada en ningún
registro histórico fuera de la Biblia) ya ha sido
resuelto. Muchos de los temas problemáticos
han sido satisfactoriamente explicados. Otros
aguardan
solución
(véase,
“Pasajes
Problemáticos” en Teología Básica por Charles
C. Ryrie, pp. 107-117).
6.
La doctrina de la inerrancia exige que el relato
no enseñe ni errores ni contradicciones. Si hay
errores y contradicciones en la Biblia, ésta no
sería la Palabra de Dios y, por lo tanto, no
tendría
autoridad
divina.
Cualquier
contradicción o error en el texto bíblico tal
como existe hoy es producto de la transmisión
de dicho texto o de una interpretación
defectuosa del mismo.
RESUMEN Y CONCLUSIÓN:

Hay tres posturas respecto de la base de la
autoridad para el cristiano. Sin duda, el
verdadero cristiano reconoce que la autoridad
suprema está en Dios. Pero el cristiano
reconoce, además, que Dios ha dado una
revelación sobrenatural, o sea, la Sagrada
Escritura. El pueblo de Dios tanto en el Antiguo
como en el Nuevo Testamento así como a
través de los siglos ha reconocido que la Biblia
es la Palabra de Dios y, por lo tanto, posee
autoridad divina.
1.
Los cristianos evangélicos, herederos de la
Reforma protestante, reconocen la autoridad de
la Sagrada Escritura. Los pre-reformadores, los
reformadores
y
sus
seguidores
han
proclamado el lema Sola Escritura, es decir,
sólo la Biblia. El protestantismo conservados
afirma que las enseñanzas de la Palabra escrita
es el mensaje que Dios hablo y habla a su
Iglesia y es la autoridad final para la fe y la
práctica de la vida de la Iglesia. Lo que la
Escritura dice es lo que Dios dice. La Biblia es
inspirada en el sentido de haber sido dada por
Dios en su totalidad.
La Biblia es la revelación sobrenatural dada por
Dios el Espíritu Santo a través de hombres
escogidos que la escribieron fielmente. La
Biblia es, además, comprensible porque fue
escrita en lenguaje humano. Contiene todo lo
que la Iglesia necesita saber para efectuar la
voluntad de Dios.
2.
La segunda postura es la que sostiene la
iglesia católica romana. Si la postura de los
reformadores era Sola Scriptura, la de la Iglesia
católica es Sola Eclesia. La Iglesia Católica
mantiene que la autoridad final está en la
Iglesia no en las Escrituras. Para el catolicismo
romano la Biblia no es ni suficiente ni
comprensible. Por encima de lo que dice la
Escritura está la autoridad de la iglesia
representada por la persona del obispo de
Roma. La postura de la Iglesia Romana se
resume en el hecho de que cualquier cosa que
un cristiano debe creer no tiene como base lo
que dice la Biblia sino lo que dice la iglesia.
3.
Una tercera postura respecto de la autoridad de
la Biblia es la que sostiene la escuela neoortodoxa, llamada también “teología de crisis”.
Este punto de vista niega la inspiración
plenaria y verbal. Niega que la Biblia sea una
revelación proposicional. En síntesis, enseña
que la Biblia es el resultado de una destacada
perspicacia religiosa. Dios estaba con los
escritores de la Biblia. Fueron inspirados para
escribir y lo que escribieron es una escritura
inspirada. Pero su inspiración no es de la clase
que garantiza la plena veracidad de sus
escritos ni la que los hace totalmente la Palabra
de Dios.
La Biblia no es en sí la revelación de Dios sino
que es un testimonio de que Dios se ha
revelado. La escritura puede convertirse en la
Palabra de Dios si habla al lector
existencialmente. Esta postura, además, cree
que la Biblia contiene errores y que se auto
contradice. La Biblia, según este punto de
vista, no es el criterio divino de autoridad. La
Biblia es sólo una autoridad por el hecho de
que viabiliza un encuentro con Cristo quien es
en sí la Palabra de Dios.
CRÉDITOS
Esta presentación en Power Point ha sido creada por el
Pastor José R. Mallén Malla,
para el Dr. Evis Luís Carballosa.
Con el propósito de ser presentada en la
Iglesia de Convertidos a Cristo,
en Santo Domingo, República Dominicana.
Puedes utilizarla
todas las veces que quieras,
siempre y cuando respetes el derecho de autor
y conserves esta nota al final de la misma.
Agradecemos tanto sus oraciones como sus comentarios.
Puedes contactarnos en la siguiente dirección
E.mail: [email protected]
Santo Domingo
República Dominicana
2003
Página Web: http://www.convertidosacristo.org/
Descargar

COMO ESTUDIAR LA BIBLIA CON PROVECHO PARA …