LA FINALIZACIÓN DE LA
VIDA DEPORTIVA
APUNTES DEL TEMA XII
INTRODUCCIÓN



La finalización de la vida deportiva crea, a
menudo, una crisis importante para la que el
sujeto no suele estar preparado.
Una revisión de la literatura sobre el tema indica
la frecuente aparición de problemas sociales,
psicológicos y financieros relacionados con la
retirada deportiva.
Tanto en Europa como en Norteamérica, son
pocos los equipos que incluyen como parte de su
responsabilidad la preparación de los deportistas
para este inevitable evento que es la finalización
de la vida deportiva.
LA RETIRADA

Aunque la causa de la terminación
de una carrera deportiva puede
precipitarse por varias razones,
generalmente viene dada por uno
de estos tres factores:

a) El proceso de selección.

b) La edad cronológica.

c) Una lesión.
LA RETIRADA: EL PROCESO DE
SELECCIÓN




El proceso de selección, que se da a todos los
niveles de competición, puede estimarse como el de
mayor tasa de desgaste.
No importa cuál sea el deporte, el caso es que cada
atleta debe superar un criterio de selección
impuesto.
Aquellos que tienen la fortuna de sobrevivir, a
cualquier nivel, experimentan la supervivencia del
más apto cuando deben abandonar la competición.
Todos los deportistas deben estar preparados para
las consecuencias de un mundo, el deportivo, que
presenta un funcionamiento absolutamente
darwiniano.
LA RETIRADA: EDAD
CRONOLÓGICA




El proceso de envejecimiento afecta a todo el
mundo, pero puede ser determinante para la
carrera deportiva.
A medida que se incrementa la edad, los atletas
comienzan su particular lucha por mantener su
estatus y su carrera deportiva.
La presencia de atletas más jóvenes, fuertes y
rápidos incrementa las presiones que se ciernen
sobre el deportista maduro.
Aunque la longevidad de las carreras deportivas
varía de una especialidad a otra, la resistencia y
agilidad de la juventud va disminuyendo poco a
poco según nos vamos acercando a la madurez.
LA RETIRADA: LAS LESIONES



La lesión deportiva puede derivar en una crisis de
retirada.
Un atleta profesional que sufre una lesión que le
conduce a la retirada recibe mucha publicidad. Sin
embargo, al quedarse al margen de la actividad
deportiva, poco a poco, su vida deja de tener interés
para el gran público y pronto cae en el olvido.
El deterioro permanente de los huesos, cartílagos,
ligamentos y nervios, así como los diferentes grados
de deterioro cerebral y artritis, pueden obstaculizar la
capacidad del atleta para desempeñar determinadas
profesiones, dificultando, cuando no impidiendo, su
integración en la sociedad.
LA TRANSICIÓN



Sea cual fuere la causa de la retirada, cada sujeto
debe enfrentarse a un período de ajuste durante
la inevitable transición de ser deportista a ser exdeportista.
Es un período de dilemas existenciales y de crisis
de identidad, máxime cuando la mayoría de los
deportistas se han centrado exclusivamente en el
deporte, descuidando otros aspectos de su vida.
Algunas personas manejan esta transición con
más éxito que otras, hecho que se justifica en
función de los siguientes factores: el factor
condicionantes de la infancia, la identificación
exclusivamente deportiva y el patrón de reacción.
EL FACTOR CONDICIONANTE DE LA
INFANCIA




La identificación que el atleta tiene con su
especialidad comienza en la infancia, continúa para
intensificarse en los años de desarrollo y culmina en
la edad adulta.
Según E. Erickson, el niño comienza a desarrollar un
sentido de identidad entre los 7 y los 12 años,
momento en el que se interesa por el desarrollo de
sus destrezas y la relación con otros.
Algunos sólo buscan relacionarse, otros el éxito
deportivo y, para otros más, únicamente es una vía
para descargar la energía acumulada.
Curiosos por naturaleza, probarán multitud de
actividades deportivas, eligiendo aquellas que sean
internamente placenteras y/o externamente
recompensadas.
EL FACTOR CONDICIONANTE DE LA
INFANCIA



Si el joven deportista se siente recompensado interna
y externamente por desarrollar varias tareas, la
autovalía no se cimentará en un único rol.
Si la identidad de un joven deportista se refuerza con
la exclusión de otras facetas de su personalidad, la
perspectiva de éxito o de fracaso condicionará todas
las acciones de su vida.
A medida que el niño desarrolla sus competencias
como deportista, las expectativas de crecimiento
social y cultural también aumentan. Esto da lugar al
emparejamiento entre el sentido de autovalía del
propio atleta y las expectativas de los demás.
EL FACTOR IDENTIFICACIÓN
EXCLUSIVAMENTE DEPORTIVA





El grado en que un deportista estructura su identidad
a través del rol deportivo determina la intensidad de la
crisis que habrá de afrontar en su retirada.
Cuando los ex-deportistas intentan ajustarse a su
nueva situación experimentan un sentimiento extraño
en cuanto a lo cultural y lo social.
Las dudas y la inseguridad que presiden sus intentos
de integración son la evidencia de una identidad que
no está bien estructurada.
Las respuestas emocionales del deportista son muy
parecidas a las que experimenta una persona a la que
se le dice que está terminalmente enferma.
Poca preocupación de equipos y entidades por el
tema.
EL FACTOR PATRÓN DE REACCIÓN


La transición da comienzo con el reconocimiento de la
ineludible retirada y sigue un curso predecible que
requiere gran capacidad de adaptación y una amplia
variedad de destrezas de afrontamiento ante situaciones
como la pérdida de identidad, el traslado de domicilio, el
anonimato, un estatus económico más bajo y un rol
familiar más tradicional.
El patrón de reacción comienza con la negación, un
mecanismo de defensa por el cual los atletas se resisten
a creer lo que les está pasando (entrenan, se reintegran
en niveles más bajos, etc.); cuando la negación ya no
puede ser mantenida, el deportista da paso a la
agresividad con la familia, entrenadores y compañeros
(alcohol, drogas, etc.); y la agresividad da paso a la
depresión reactiva (los deportistas se apartan de los
demás, buscan la soledad y el aislamiento).
DIFICULTADES AÑADIDAS EN LA
RETIRADA DEPORTIVA




a) Pérdida de reconocimiento social. El atleta es
rápidamente olvidado por los que fueron sus más
ardientes admiradores y por el público en general.
b) La familia se ve profundamente afectada y
tiene que hacer frente a su propio proceso de
transición.
c) El deportista ha de hacer frente a una nueva
realidad económica.
d) Profundo cambio en la escala de valores.
DIFICULTADES AÑADIDAS EN LA
RETIRADA DEPORTIVA
Valores
como atletas
Valores como
Atletas retirados
Ser el mejor
La familia
Viajar
Los amigos
Los amigos
Trabajo estable
La familia
Ser el mejor
El dinero
El dinero
CONCLUSIONES




La edad el sexo y el estatus son factores que juegan
un papel significativo respecto a lo más o menos bien
que un atleta va a ser capaz de enfrentarse a los
agentes estresores relacionados con la retirada.
El factor trascendental en el proceso de readaptación
a la vida cotidiana tras el abandono de la práctica
deportiva es la personalidad.
Educar a los padres y a los demás agentes implicados
en la educación de los jóvenes con respecto al papel
que los deportes deberían jugar en la vida de los
muchachos (valores, necesidades, orientación, etc.).
Conocerse y gustarse a sí mismo es la meta más
valiosa de todas.