Candombe del Oratorio
Venimos de todas partes, queremos
Si andamos un poco tristes, o somos
vivir alegres, cantamos porque nos
medio bandidos, sabemos que con
gusta, y ahora gritamos con toda el cariño, Don Bosco mismo sale a la calle
alma y toda la voz…
y nos va a buscar…
VENIMOS PORQUE DON BOSCO ES UN
Sentimos que nuestro padre, Don
PADRE BUENO Y NOS QUIERE A TODOS, Bosco, siempre sonriente, nos mira
NOS LLAMA A VIVIR UNIDOS EN ESTA desde su cielo, y hace cien años que
FIESTA DEL ORATORIO. CON JESÚS Y
cada día nos quiere más…
CON MARÍA SENTIMOS MUCHA,
MUCHA ALEGRÍA LOS JUEGOS Y LAS
CANCIONES VAN AGRANDANDO
NUESTRA AMISTAD.
Oración a San Juan Bosco
Padre bueno, que en todo tiempo llamas a
mujeres y varones a colaborar en tu
proyecto de amor,
te damos gracias porque suscitaste
a San Juan Bosco
y le diste un corazón grande y generoso;
concédenos a nosotros la fuerza y la luz
del Espíritu Santo, para que, como él,
sepamos entregarnos plenamente
a la misión que nos encomiendas.
Por Jesucristo, nuestro Señor.
Amén.
Cap. XVI
DON BOSCO
Y LAS OBRAS DE LA MARQUESA BAROLO
1. 1844, un año decisivo
2. El período ‘itinerante’ del
Oratorio San Francisco de
Sales
1.
1844, UN AÑO DECESIVO
Después de tres años en el Convictorio, don Bosco debía decidir cómo ejercer
el sacerdocio y de qué vivir. En sus memorias cuenta que recibió algunas
propuestas:
• Ayudar a don Comollo, como administrador de la
parroquia de Cinzano
• Coadjutor en la parroquia de Buttigliera
• Profesor de Moral en el Convictorio
• Capellán en las instituciones de la Marquesa Barolo,
bajo la dirección del Teólogo Borel
Aceptó la última propuesta .
Este tiempo también afrontó una doble crisis vocacional
Crisis y decisión vocacional
1ª.: -personal- elección: entrar en la Congregación de don Lanteri, los
Oblatos de la Virgen María, orientada a las misiones extranjeras.
2ª. : tenía que ver con la continuidad del oratorio. Circunstancias
externas estaban en contra
Don Cafasso y el teólogo Borel lo orientan a aceptar
un trabajo remunerado por la Marquesa Barolo: ser
capellán del hospital en construcción. Mientras tanto
ayudaría en el Refugio, un hogar para unas 400
muchachas pobres y abandonadas.
Don Cafasso le dijo: “Mientras tanto, Dios le pondrá
delante lo que deberá hacer por la juventud”.
Para ese entonces, DB tenía el Oratorio de S. Francisco de Asís que los reunía en el Refugio.
Cuando él pensaba disolverlo, dadas las circunstancias, volvió a repetirse el sueño de la vocación.
El sueño vocacional de 1844
en el contexto de la decisión vocacional
Un sueño que vino a darle
seguridad, DB lo relata así:
“El 2° domingo de octubre de
1844, tenía que decir a mis
jóvenes que el Oratorio se
cambiaba a Valdocco. Pero la
incertidumbre del lugar, de los
medios, y el personal me tenían
muy preocupado. La noche
precedente me había ido a la
cama con gran decaimiento.
Aquella noche tuve otro sueño que
parece ser un apéndice del que
tuve en I Becchi cuando contaba
nueve años”.
DB admite que casi no entendió y le dio poca fe. Sin embargo poco a
poco, el sueño comenzó a hacerse realidad. Concluye con estas
palabras: “Más tarde, junto con otro sueño, me sirvió como de pauta
para otras decisiones mías”.
A más de éste, DB menciona otro sueño, no
identificado.
Lemoyne, registra tres narraciones de sueños,
entre 1844 a 1846 como orientación divina:
• El sueño de 1844, tomado de las Memorias
Biográficas de DB, ubicado en el mismo
contexto
• El Primer Sueño de los Santos Mártires,
tomado de un informe de Don Barberis –
1875. Narración diversa y situado en un
contexto diferente en las MB
• El Segundo sueño de los Santos Mártires,
compilación de Lemoyne y situado en dos
contextos diferentes
Sueño de 1844 (Fuente: Memorias de Don Bosco)
Memorias
Documentos (Lemoyne)
Ubicación:
Ubicación:
Noche precedente al segundo Idéntica que las MO
domingo de oct.1844 (DB
abandona el Convictorio)
Memorias Biográficas
(Lemoyne)
Ubicación:
Idéntica que Documentos y MO
Variante del sueño de 1844 ((Primer Sueño de los Santos Mártires)
Ubicación:
Ubicación:
Idéntica que en las MO (sueño Idéntica que en Barberis y MO
de 1844)
Nueva ubicación:
Mayo de 1845 (al dejar DB el
Hospital de M. Barolo)
Segundo Sueño de los Santos Mártires
Ubicación:
Nueva ubicación:
Idéntica que el Sueño de los Mayo de 1845 (al dejar DB el
Santos Mártires en MB (al Hospital de M. Barolo)
abandonar el Hospital de
Barolo, mayo de 1845)
El Sueño de 1844 en las Memorias del Oratorio
• En sus Memorias, DB introdujo un único añadido a la redacción
original del sueño : “Tuve otro sueño”, al parecer continuación del
de I Becchi, cuando tenía 9 años. Esta añadidura, hecha después de
pensarla, subraya el significado vocacional que había dado al sueño
cuando la escribió, a finales de 1874 o inicios de 1875.
• Cuando corrigió la copia
auténtica de don Beto, DB, al
final, incorpora una reflexión:
“Y, más tarde, junto a otro
sueño, sirvió de guía para mis
decisiones.”
Parece que Lemoyne se equivocó al no
apreciar el verdadero significado vocacional
que DB atribuía a este sueño.
Creyó que la vocación de
DB había sido decidida
anteriormente y que ahora
era conducido por una
línea
sobrenatural
de
sueños que llegaron para
confortarlo y revelarle el
futuro, algo circunstancial.
Pero no, aunque la opción personal no estuviera en
cuestión: abandonar el refugio de S. Francisco de Asís y
el Convictorio y crear su propio oratorio, fue para DB, el
paso vocacional definitivo.
El sueño de 1844, contado por don Barberis
• Lemoyne dice que la fuente para este sueño es
don Barberis, “al cual DB le relató el 2 de febrero
de 1875”.
• En las MB se señalan a los dos como fuentes:
“Unos sueños extraordinarios… vinieron a animar
a DB, como él confió una vez a don Julio Barberis
y al autor de estas páginas el 2 de febrero de
1875”.
• Aquí hay un dato interesante: Lemoyne se
incluye como fuente, y contradice la afirmación
de Barberis que dice que él era el único
compañero de DB cuando éste relató el sueño
que tuvo, el 2 de febrero de 1875.
• Un detalle: para cuando DB narró el sueño a
Barberis, ya había escrito un relato del sueño en
las MO ( antes del 2 de febrero de 1875)
“Era el año 1844. Yo debía dejar el
Convictorio de S. Francisco de Asís para
sacerdotes y marchar al Refugio para vivir
con el Teólogo Borel. Estaba verdaderamente
angustiado por –lo que debería hacer conmis jóvenes que asistían a las instrucciones
religiosas-el oratorio- los domingos y días
festivos. No sabía si darles libertad para que
se fueran o continuar ocupándome de ellos.
Mi anhelo era continuar –con el trabajo delos Oratorios, pero no veía cómo hacerlo. El
último domingo que iba a pasar en el
convictorio tendría que comunicar a mis
jóvenes que no podrían reunirse allí, como lo
hacían ordinariamente. De hecho, yo me
debatía entre si debía decirles que no
deberían ir a ningún otro lugar, pues el
Oratorio se había terminado; o si , por el
contrario, debería comunicarles un nuevo
lugar donde pudieran reunirse. “La noche del
sábado al domingo, soñé”---”
• Las dos citas, (del orginal de
Barberis y de los textos
completos) demuestran el
escenario del primer Sueño
de los Santos Mártires, es el
mismo que el del Sueño de
1844 (MO). Fue la noche
antes del segundo domingo
de octubre de 1844, cuando
DB estaba a punto de dejar el
Convictorio y encargarse del
trabajo en el instituto de la
marquesa Barolo.
• Por tanto, el primer sueño de
los Santos Mártires es una
variante narrativa del Sueño
de 1844.
El Primer Sueño de los Santos Mártires
• En los Documenti, Lemoyne narra el
sueño en un capítulo – a manera de
epílogo- mantiene la ubicación de
Barberis. Sin embargo, en la Memorias
Biográficas, cambia la ubicación del
sueño a mayo de 1845, cuando el
Oratorio debía dejar el Hospital de la
marquesa Barolo e iniciar su vida
itinerante.
• Razón: quizá porque por cuestión
narrativa ¿cómo podían tener dos
versiones diferentes de un sueño una
misma ubicación? Le interesaba más
que la cuestión crítica, el contexto
narrativo y garantizar una fuente.
El sueño de 1844 en las Memorias, contiene imágenes vocacionales del sueño de I Becchi y
escenas del asentamiento del propio Oratorio en la zona de Valdocco.
En el relato de Barberis:
DB habla de los Santos mártires de Turín y el sitio
exacto de su martirio, que la Señora había
marcado con su pie. Allí se levantaría una gran
iglesia.
Habla de ayudantes ligados con la “cinta de la
obediencia”.
Cuenta lo que con certeza ha deducido del
sueño.
Menciona la investigación del canónigo Lorenzo
Gastaldi sobre los Santos mártires,
Describe los planos de la iglesia de MA,
cumplimiento del sueño de 1844 y readquisición
del campo
Comentario de DB sobre la plaza y el
monumento. (diferencia entre el relato de
Barberis y el de los Documenti y las MB
El Segundo Sueño de los Santos Mártires
• La narración del sueño de 1844 a Barberis,
sitúa el martirio en un lugar concreto,
razón por la cual a esta versión del sueño
se considera el Primer Sueño de los Santos
Mártires.
• La segunda narración menciona a los
Santos Mártires que se aparecen a DB
vivos. La fuente es Lemoyne y no aparece
en los Documenti. Él construyó
la
narración basándose en las palabras oídas
a DB en 1844 y antes, durante un período
de unos veinte años.
• Resulta difícil de entender cómo Lemoyne
pudo compilar un relato de un sueño
concreto para un contexto específico
basado en fragmentos escuchados durante
un período de casi veinte años atrás.
El “Otro Sueño”
Después de relatar en sus Memorias el sueño de 1844, escribe DB: “ más
tarde: junto a otro sueño, éste sirvió de directriz de mis decisiones”
Este “otro sueño” no puede identificarse con el otro de los Santos mártires. No
se sabe cuál fue ni cuándo tuvo lugar.
1884, un año determinante
• Al hablar del origen de la Soc de S Francisco de Sales, DB hace referencia a
fechas que van de 1841 a 1859.
• 1841: es punto de referencia, aunque sea sólo simbólico.
• DB escribe a Pio IX en 1864: “la finalidad [de esta Sociedad] es la de
continuar [el trabajo] que durante 20 años se ha llevado a cabo en el
Oratorio…” el referente en este pasaje es 1844, año en que fue refundado
con el grupo originario como auténtico de DB. Visto así se diría que el
Oratorio de S Francisco de Sales, es una continuación del de S Francisco de
Asís, resultado de una nueva y definitiva opción vocacional, pues en 1844
es cuando hizo la opción vocacional definitiva por los jóvenes ‘pobres y
abandonados’.
Sin embargo, la decisión de 1844 no tiene que ser vista aisladamente:
• El tiempo que pasó en las instituciones
de la Marquesa Barolo, el año del
Oratorio itinerante, el domicilio en la
casa Pinardi, el ultimátum de la
Marquesa… ha sido considerado como
el período de la madurez vocacional de
DB, tiempo de la prueba definitiva, del
compromiso de 1844: total dedicación,
gozo comunicativo y esperanza
prometedora en el futuro de su obra.
Hubo también pruebas desalentadoras
y dificultades: enfermedad grave,
preocupación por encontrar una casa
permanente, objeciones de párrocos,
sospechas y hostigamientos, abandono
de amigos y ayudantes…
Durante este tiempo DB no dudó: “Yo tenía íntima claridad sobre lo que estaba
haciendo, y sabía que, al final, los acontecimientos me darían la razón”.
2. El período ‘itinerante’
del Oratorio de San Francisco de Sales
• DB vivió en el Convictorio hasta
octubre de 1844. Durante este
período el grupo se reunía allí para la
instrucción
religiosa
y
otras
actividades.
• Al dejar S Francisco de Asís, el
Oratorio anduvo de un lugar a otro,
en la misma zona: Valdocco, hasta
que se asentó en la casa Pinardi. Este
período es conocido como el del
oratorio itinerante, desde mayo del
184 cuando el Oratorio deja el
hospital de la marquesa Barolo hasta
el 1| de abril de 1846. Las etapas
vividas son las siguientes:
El oratorio en el Refugio de la marquesa Barolo
(20 de octubre – 1 diciembre de 1844)
• El 13 de octubre de 1844,
después de recordar el sueño
de la noche anterior, DB
anunció que a partir de
entonces, el Oratorio se
reuniría en la –casa de NS
Refugio de los Pecadores de
la marquesa Barolo, en el
barrio de Valdocco. Se
quedaron allí desde el 20 de
octubre hasta el 1° de
diciembre de 1844.
Allí cultiva una amistad singular con el Teólogo Borel, con quien compartió en
el Seminario, en el trabajo en las cárceles y también en el Refugio. Éste, se
convierte para DB en su más intimo y entregado colaborador durante el
período de formación del Oratorio de S Francisco de Sales y durante la década
que siguió a su establecimiento.
Al dejar el Convictorio, DB estaba
gravemente enfermo de bronquitis,
empeoró y hasta puso en peligro su
vida, esto no impidió que cumpliera sus
obligaciones de capellanía y profesor de
las muchachas del Refugio.
Con la ayuda del teólogo Borel y de don
Pacchiotti, los domingos y días festivos
dirigía el Oratorio. Se reunían en las
habitaciones de DB y del teólogo Borel,
en el pasillo y en las escaleras.
Enseñaban religión y escuchaban las
confesiones de los muchachos. Luego
llevaban al grupo a alguna iglesia para la
Misa.
Durante el día, el recreo se tenía donde
encontraban espacio.
El Oratorio en el Hospitalito de Santa Filomena
(8 de diciembre de 1844 – 18 de mayo de 1845)
• El espacio en el Refugio era excesivamente pequeño,
los muchachos eran como 200. Los párrocos
presentaron la situación al arzobispo Fransoni quien
dio su apoyo, bendición y licencias. Al enterarse por
DB de que los muchachos no tenían parroquia
porque procedían de diversos lugares, le sugirió
hablar con la marquesa Barolo la cual les autorizo el
uso de dos habitaciones del 4to piso del Hospitalito,
que se convirtieron en la 1ª. Capilla del Oratorio: 8
de diciembre de 1844. La utilizaron hasta el 18 de
mayo de 1845. Al respecto del nombre, DB escribe:
Comenzó a denominarse Oratorio de San Francisco de Sales por dos razones:
• 1ª. porque la M Barolo, abrigaba la intención de fundar una congregación de sacerdotes con
dicho título, por lo que hizo pintar la imagen del santo […];
• 2ª. , porque nuestro ministerio exige gran calma y mansedumbre, nos pusimos bajo la
protección de S Francisco d Sales.
El Oratorio en el cementerio de Santa Cruz
(S Pedro ad Vincola) (25 de mayo de 1845)
• Como el Hospitalito estaba terminando de
construirse, su inauguración sería el 10 de
agosto de 1845; la marquesa presionó DB a
buscar otro lugar para el Oratorio y salir lo
antes posible. Él quería un lugar cercano al
Refugio, donde trabajaba.
Consiguió el
cementerio de Santa Cruz, de propiedad del
ayuntamiento, por no ser utilizado como lugar
de enterramiento; allí se reunieron el 25 de
mayo, después salió la prohibición para el uso
de los locales.
.
• El capellán don Tesio, al oír el informe de la ama de llaves sobre los desórdenes
provocados por los muchachos escribe una carta, que pudo influir en la
negación del local. Muere inesperadamente el 28 de mayo de 1845.
El Oratorio sin sitio de reunión
(de 1 de junio hasta el 6 de julio de 1845)
Don Bosco, aconsejado por D Cafasso presenta su petición al ayuntamiento para la
capellanía de esta iglesia, y fue denegada.
• Desde el 1 de junio al 6 de julio,
durante seis domingos, el Oratorio,
usando el Refugio como lugar de
encuentro, se reunía al aire libre o
en diversas iglesias.
• A finales de junio DB nuevamente
escribe al ayuntamiento solicitando
el uso de locales de S Pedro ad
Vincula, permiso que fue denegado
el 3 de julio.
El Oratorio en San Martín, en los molinos del Dora
(del 13 de julio hasta finales de diciembre de 1845)
• Entre el 3 y el 9 de julio de 1845, el teólogo
Borel, en nombre de DB y don Pacchiotti,
solcitó permiso para usar la capilla de S
Martín, anexa a los molinos en el barrio de
Borgo Dora, situada entre el río Dora y la
gran plaza de Puerta Palacio, cercana al
Refugio.
• Con fecha 10 de julio, el ayuntamiento dio la
autorización con uso restringido de 12 am a
3 pm, solo para la catequesis; la mañana la
utilizaban para los servicios religiosos del
domingo. El Oratorio debía encontrar otra
iglesia para confesiones y para la Misa. Aquí
permaneció desde el 13 de julio hasta el 21
de diciembre de 1845. Finalizó por quejas de
los vecinos. La cancelación se efectivizó el 1
de enero de 1846
El Oratorio en la casa del P. Juan Bautista Moretta
(del domingo 4 de enero hasta primeros de marzo de 1846)
• Recibida la decisión, DB y el teólogo Borel
inmediatamente se pusieron a buscar otro lugar en
el que pudieran reunir el Oratorio. Vino en su ayuda
don Juan Bautista Moretta, un anciano sacerdote
retirado, que les ofreció su casa del barrio Valdocco,
cercano a las instituciones de la M. Barolo. Les
alquiló tres habitaciones por 15 liras al mes desde
inicios de marzo de 1846.
• Recibieron ayuda de muchos sacerdotes y de un
grupo de estudiantes de la ciudad para la enseñanza
de catequesis. Se establecieron clases nocturnas,
además de las dominicales que se iniciaron en el
Hospitalito; tenían la doble finalidad de enseñar a
leer e instruir en la religión.
Los muchachos, más de 200, asistía a Misa y a otros servicios dominicales en alguna otra iglesia de la zona.
Por la presión de algunos arrendatarios, don Moretta no quiso renovar el contrato de arriendo.
El Oratorio usa le campo de los hermanos Filippi
(a primeros de marzo de 1846)
• A partir del 1 de marzo de
1846, el Oratorio, que en
ese momento contaba con
más de 300 muchachos,
utilizó un campo de hierba,
alquilado a los hermanos
Filippi. Lo utilizaban para los
recreos
y
para
las
actividades religiosas, una
vez por mes iban a alguna
iglesia fuera de la ciudad.
• No tardó mucho el Sr. Filippi
en lamentar que le echen a
perder la hierba del prado.
Por fin, una casa permanente (1 de abril de 846)
• Antes de mediados de marzo de
1846, al teólogo Borel y a DB les
hablaron de la disponibilidad de un
cobertizo, anexo a la parte trasera de
una casa que arrendaba el Sr
Pancracio Soave y de propiedad del
Sr Francisco Pinrdi. El 1 de abril de
1846, el teólogo Borel firmaba el
arriendo del cobertizo. El contrato
duraba tres años. El Oratorio se
reunió allí por primera vez el
domingo de Pascua, el 12 de abril de
1846.
• Un cobertizo, la casa adyacente y una
pequeña franja de terreno fueron el
hogar permanente del Oratorio de
San Francisco de Sales
Apéndice
Don Juan Borel (1801-1873) – Datos biográficos
• Giovanni Luigi Teobaldo María hijo de
Gisuseppe Antonio Borel y Carola Motto,
nació el 1 de julio y bautizado el 2 de julio de
1801, tenía un hermano mayor Luis José
(1798) y uno menor Miguel Cayetano
(1804).
• DB en sus Memorias y a menudo en sus
cartas escribe “Borelli”, posiblemente
porque lo considera como forma
piamontesa y deseara un sonido
italianizado.
• Los estudios primarios y secundarios los
hizo según el sistema de la época:
napoleónico de 1809 – 1817. Dos de
filosofía 1817-1819 y cinco de teología 1819
– 1824.
• Fue uno de los seminaristas no-residenciales
que estaban agregados a una iglesia y
ejercían el ministerio bajo el cuidado y
vigilancia de un sacerdote, el ‘prefecto’.
• Vistió el hábito clerical en 1817. Se gradúa de
bachiller en Teología el 29 de marzo de 1821, la
licenciatura el 3 de junio 1823 y el doctorado el 24
de mayo de 1824. Ordenado sacerdote el 16 de
septiembre de 1824 a la edad de 23 años.
• En 1824, clérigo de la casa real y capellán. En
1831, capellán real, al retirarse de la capellanía real
se le concedió una pensión de 500 liras. El 29 de
diciembre de 1840, director espiritual del Refugio
con un salario de 600 liras, permaneció 30 años.
Colaborador de Cottolengo. Junto con don Ponte y don Pacchiotti estuvieron asociados
íntimamente con Don Bosco y con su obra. El teólogo Borel se convertiría en el mejor amigo
y más fiel compañero de DB en la labor del Oratorio desde el otoño de 1844 cuando Don
Cafasso le pidió ayudarlo. Le presentó a algunos amigos de la nobleza que se hicieron más
tarde bienhechores del Oratorio, como es el caso de la familia Gonella
• Tenía un estilo de vida evangélicamente
sencillo y frugal. El 25 de marzo del 1869
cuando DB retorna de Roma con la
aprobación de la Sociedad Salesiana y él
escucha los gritos de los chicos y la
banda, en la noche, se levantó de la
cama, porque se sentía mal, y al
encontrarse con DB y enterarse de la
buena noticia dice: Gracias a Dios, ahora
muero contento…, cuentan que se dio la
vuelta y regresó a la cama.
• El 8 de mayo de 1870 se le otorga el
honor de ser nombrado ‘Caballero de la
Orden de San Mauricio y San Lázaro’, en
reconocimiento a su gran caridad. Muere
la víspera del 8 de septiembre de 1873.
Su ataúd es llevado en hombros por
algunos
directores
salesianos,
acompañado de los muchachos y
precedidos por la banda.
Biografía de la Marquesa Barolo, Julie Falleti,
Nacida Colbert de Maulévrier (1785 - 1864)
• Julia Victurienne Francisca Colbert, descendiente del famoso ministro de Luis
XVI, nació en el castillo de Maulévrier, Vendée (Francia) el 27 de junio de 1785.
Recibió una esmerada educación cristiana a pesar de sus trágicas experiencias
de infancia y adolescencia. Perdió a su madre a los 7 años.
• Su abuela materna fue guillotinada durante el Reino del Terror, en la Revolución
Francesa. Vivió en destierro en Alemania y Holanda con su padre, un hermano
y una hermana. Su familia, rehabilitada por Napoleón, regresó a París en 1800 y
formó parte de la corte imperial.
• En la corte conoció al caballero piamontés, Carlos Tancredo Falletti, marqués de
Barolo (1872 - 1838) con el cual se casó en 1807 y vivieron en París y Turín
alternativamente. En 1814 con la caída de Napoleón, se establecieron en Turín
y como no tuvieron hijos junto a su fe profunda y ardiente caridad, dedicaron
sus riquezas a las obras de caridad.
• Impulsó grandes mejoras en la cárcel de mujeres y las proveyó no sólo
de una vida digna, sino también de Ejercicios Espirituales. Consiguió
capellanes para las prisiones. Creó la Fundación de las Obras de Caridad
que todavía existe hoy. En 1821-22 fundó la Pía Obra de N S, Refugio
de los Pecadores, que desde 1840 bajo la dirección del teólogo Borel
atendía a unas 300 muchachas.
• Son innumerables las obras benéficas que realizó en favor de los
pobres, ayudó a algunas congregaciones religiosas. Después de la
muerte de su esposo, al tiempo que supervisaba las obras de caridad,
emprendió otras fundaciones o contribuyó con ellas.
Era una mujer competente y extraordinaria, hermosa, de mucha profundidad
espiritual. Su vida fue santa, sin mancha, totalmente dedicada a la caridad. Gozaba de
la estima de la corte y la nobleza. Buena escritora, conocedora del arte y mantenía
elegantes recepciones palaciegas al estilo francés con gente notable de la época.
Murió el 19 de enero de 1864, después de dejar el testamento a favor de las obras de
caridad. Ha sido introducida su causa de beatificación
Descargar

DON BOSCO Y LAS OBRAS DE LA MARQUESA BAROLO