VICIOS DE LA
VOLUNTAD EN LA
CELEBRACION DE LOS
ACTOS JURIDICOS
12 AVA CLASE
LOS VICIOS DE LA VOLUNTAD EN
LA CELEBRACIÓN DE LOS ACTOS
JURIDICOS

Existe voluntad jurídica cuando
concurren los requisitos internos:
discernimiento, intención y libertad, y
externos : la declaración. Como el acto
o negocio jurídico es manifestación de
voluntad, ésta debe estar sanamente
formada, libre de error o dolo que
afecte la intención, o de violencia o
intimidación que afecta la libertad.


El error, el dolo, la violencia y la
intimidación son los tradicionalmente
denominados vicios de la voluntad que
afectan la validez del acto jurídico en
la modalidad de anulabilidad.
El acto jurídico anulable por estos
vicios es provisionalmente eficaz,
mientras no se declare judicialmente
su nulidad.

Un sector de la doctrina se refiere a
los vicios de la voluntad con la
expresión vicios del consentimiento.
En la base de los actos jurídicos
bilaterales o plurilaterales está el
consentimiento que es la confluencia
de las voluntades singulares de os que
celebran el acto.

Los vicios de la voluntad no afectan el
consentimiento sino la voluntad de
una de las partes otorgantes, razón
por la cual la nulidad de un acto
anulable se pronunciará a petición de
la parte afectada por el vicio
resultante del error, dolo, violencia o
intimidación ( art. 221).

En el Código Civil Peruano los vicios de
la voluntad están tratados en los art.
201 a 217 que corresponde al Libro II
denominado Acto Jurídico.
EL ERROR: EL ERROR – VICIO Y EL
ERROR EN LA DECLARACIÓN

EL ERROR.- Consiste en la ausencia de
conocimiento (ignorancia) o conocimiento
equivocado de la realidad, o de aquello que
comúnmente es aceptado como realidad,
que da lugar a la formación de una voluntad
cuyos efectos no son queridos por el sujeto
y que, por lo mismo, no la hubiese
declarado de haber advertido que está en
error.


El error es la falsa representación
mental de la realidad o la ignorancia
de la misma. Adquiere relevancia
jurídica como vicio de la voluntad
solamente en las hipótesis y en los
límites determinados por la ley.
La ignorancia es la ausencia de
conocimiento de la realidad. El error es
el conocimiento equivocado, la falsa
representación mental, de la realidad.

Como lo señala Savigny citado por el
Dr. Anibal Torres dice que es el estado
intelectual en el cual la idea de la
realidad de las cosas está oscurecida y
oculta por un pensamiento falso. Pero
puede suceder que haya ausencia de
una idea verdadera.


Caso en el cual estaríamos frente a lo
que se denomina la ignorancia, cuyos
efectos jurídicos son absolutamente
idénticos al del pensamiento falso.
En el error existe una noción
equivocada acerca de una cosa. En
cambio, en la ignorancia hay una
carencia absoluta de todo
conocimiento sobre el objeto.


Por eso, cuando uno se refiere al
error, se habla de un concepto
equivocado, o juicio inexacto, o falso,
o simplemente desacierto.
En la ignorancia, hay una ausencia de
ideas sobre una materia, es decir, un
desconocimiento de algo.


El error puede tener su origen en la
voluntad interna, es decir durante el
discernimiento , en cuyo caso estamos
hablando del error- vicio o error
motivo.
Pero el error también puede originarse
en el momento de la exteriorización de
lo discernido, dando lugar al error en
la declaración, llamado también
obstativo.


El error- vicio o error en la voluntad,
afecta la función cognoscitiva el
celebrante, en la medida en que la
voluntad interna es el resultado de un
conocimiento equivocado o de una
ausencia de conocimiento.
En el error-vicio el desacuerdo no es
entre la voluntad y su declaración,
sino entre la realidad y el
conocimiento que se tiene de ella.



El error, puede ser en la declaración,
razón por la que se le suele denominar
obstáculo obstativo.
Esta clase de error consiste en la
disconformidad entre lo querido y lo
declarado, es decir, la declaración
obstaculiza, por error, la voluntad
validamente querida.
Se trata de que la manifestación no
revela lo que realmente ha decidido el
celebrante. Tal desacuerdo es
involuntario.


Es decir que la voluntad se formó
sanamente, pero el factor que origina
la divergencia se presenta al
exteriorizar la voluntad que queda
contenida en la respectiva
manifestación.
Para el autor León Barandiaran señala
que hay error obstativo cuando las dos
partes declarantes no coinciden en
cuanto a los consentimientos que
prestan en relación a la identidad del
acto (error innegatio) o la identidad
del objeto. Por ejemplo si se trata de la
identidad del acto, habrá error si Pedro
entrega a Maria un ramo de flores en la
inteligencia de que se le vende y Maria lo
recibe en la inteligencia de que le es
donado. Como agrega, el citado autor, no
hay por ende, ni compraventa ni donación
porque no hay confluencia de voluntades
para crear uno u otro acto jurídico. Habrá
error en la identidad del objeto. Si Luís
entiende vender a Juan Carlos el caballo A y
Juan Carlos entiende comprar el caballo B.


De lo señalado se desprende que el
error obstativo es bilateral, porque las
dos partes no coinciden en cuanto a la
declaración y cualquiera de ellas
puede solicitar la nulidad.
Esta mala forma de decir e incorrecta
forma de entender los lleva a los
celebrantes a concretar al acto jurídico
que queda viciado de nulidad relativa.


Tanto el error-vicio, como el error obstativo,
vician la celebración del acto jurídico y por
lo tanto la ley los sanciona con la
anulabilidad, tal como aparece en el art.
221, inc. 2 del Código Civil vigente.
Jurídicamente , tanto la falta de
conocimiento como el conocimiento
equivocado constituyen error vicio. El error
no elimina la voluntad, solamente vicia el
proceso formativo de la determinación
volitiva.

El art. 201 regula el error vicio, o sea el que
recae sobre circunstancias que influyen en
la formación de la voluntad negocial. Por
ejemplo, compro un anillo creyendo que es
de oro, pero en realidad es de cobre. Aquí
no hay error sobre el significado de la
declaración, porque declaro comprar el
objeto que deseo; el anillo que quería
comprar es el que compro. Pero mi voluntad
se ha formado sobre la base de un error, si
hubiese sabido que el objeto es de cobre no
habría tomado la decisión de comprarlo.

Para que el error constituya vicio de la
voluntad que da lugar a la anulabilidad
del acto jurídico es necesario que
concurran tres requisitos :
- La esencialidad del error;
- La conocibiliddad del error; y
- El perjuicio del errante


La validez y eficacia de los actos jurídicos no
pueden quedar sometida a las alegaciones
de las partes de haber ignorado o de
haberse equivocado si más ni más. Por ello
el art. 201 señala los requisitos
fundamentales que determinan que el error
sea relevante como vicio de la voluntad.
Es decir, debe tratarse de un error
sustancial y conocible por el destinatario de
la declaración para que pueda alegarse
como causal de anulación del acto jurídico.
Además debe causar perjuicio al errante
(art. 206); sin perjuicio no puede haber
anulación del acto por error.
EL ERROR COMO CAUSA DE
ANULACIÓN DEL ACTO JURÍDICO


El art. 201, establece que “El error es
causa de anulación del acto jurídico
cuando sea esencial y conocible por la
otra parte”.
El art. 202 esta referido a precisar
cuando el error es esencial.
Finalmente el art. 203 precisa cuando
el error es conocible por la otra parte.



De manera que estos 3 artículos tiene como
finalidad el análisis para determinar la
magnitud del error como causal de nulidad
del acto jurídico.
Podemos adelantar que la nulidad puede ser
absoluta cuando faltan los elementos
esenciales del acto jurídico, y que en su
mayoría se encuentran en el art. 140 del
C.C.
Pero también existe la nulidad relativa, o
anulabilidad cuyas causales están señaladas
en el art. 221, dentro de las cuales se
encuentra el error.
EL ERROR ESENCIAL

El error es esencial cuando determina
el querer, o sea aquel en virtud del
cual el celebrante, si no hubiese
incurrido en error no habría celebrado
el acto jurídico.

El error esencial es el elemento
determinante para la celebración del
acto jurídico y que tal factor puede
estar, de acuerdo al art. 202 del C.C.,
en la esencia del objeto o acto, en la
esencia de la persona con quien se
celebra el acto jurídico, o en la esencia
del derecho que nos obliga a hacer o
dejar de hacer algo.


El Código Civil en su Art. 202,
considera que el error es esencial :
1.- Cuando recae sobre la propia
esencia o una cualidad del objeto del
acto, que de acuerdo con la
apreciación general o en relación a las
circunstancias, debe considerarse
determinante de la voluntad.
2.- Cuando recae sobre las cualidades
personales de la otra parte, siempre
que aquellas hayan sido determinantes
de la voluntad.
3.- Cuando el error de derecho haya
sido la razón única o determinante del
acto.
EL ERROR EN LA ESENCIA O EN
CUALIDADES ESENCIALES

Cuando el código se refiere a la esencia o
cualidades esenciales del acto, lo hace
pensando en la materia o asunto que el acto
jurídico busco; dicho de otro modo, tiene en
mente la cosa que es materia de la
prestación. Se trata de bienes materiales o
incorporales dentro de los cuales se pueden
señalar a los intelectuales, artísticos,
inventos o derechos que se deriven de los
mismos.

Ejemplo : Si una persona compra su
boleto porque quiere ver la película
TITANIC, pero al iniciar la función
encuentra que se trata de otra película
que ya la vio el día anterior. El errante
pensó que ese día habría un cambio
de película. Por lo que puede pedir la
nulidad del acto de compraventa del
boleto, si para el vendedor de la
entrada hubiera sido conocible ele
error.

La misma situación se da en el caso
que se quiera comprar una joya de oro
para obsequiar a un ser estimado.
Pero por error que a la vez es
conocible por la otra parte, la joya es
de bronce. Se trata igualmente de un
error que dará lugar a la nulidad del
acto jurídico


Pero nuestro Código se refiere a la “propia
esencia o una cualidad del objeto del acto”
que se considere como determinante de la
voluntad. Por eso debemos establecer la
diferencia existente entre la esencia y la
cualidad del objeto. Lo esencial es lo que no
puede faltarle a una cosa para no perder su
ser de tal. Tiene que ver con su naturaleza y
por eso mismo es fundamental, necesaria y
permanente para diferenciarla de otro ser.
Así no se puede hablar de contrato sino esta
de por medio el consentimiento de las
partes, que es esencial al contrato.


En cambio la cualidad es la manera de
ser de una persona.
El inciso 1 del Art.202 del C.C.
sostiene que el error es esencial
cuando recae sobre la propia esencia,
es decir cuando afecta aquel elemento
necesario e inmutable y fundamental
del objeto. También recalca respecto
a la esencialidad, al referirse a la
propia esencia que determina la
celebración del acto jurídico.

El error siempre es esencial, sólo por
el hecho de recaer sobre la naturaleza
o sobre el objeto del contrato, o sobre
la identidad del objeto sin necesidad e
una demostración posterior.
EL ERROR EN LAS CUALIDADES
ESENCIALES DE LA PERSONA
(Art.202 inc.2)


Se configura con una equivocación en cuanto a las
cualidades de la persona con la que se celebra el
acto y debe referirse a caracteres objetivos
permanentes de ella y que son resultado de una
atribución que realiza.
Ejemplo :
Juan creyendo que la persona a quién contrata
para que fabrique una escultura, es el famoso
Víctor Delfín, cuando en realidad no se trata del
escultor famosos, sino de un homónimo, incurre en
error al atribuirle al contratado cualidades que no
las tiene.
EL ERROR DE HECHO


Consiste en la ausencia de conocimiento o
en el conocimiento equivocado que puede
recaer en cualquier clase de objetivos o en
sus cualidades esenciales, en las personas o
en sus cualidades, en una operación de
cálculo o en su cantidad.
Que el error de hecho es el que recae sobre
la sustancia, la persona, las cualidades
accidentales.
EL ERROR DE DERECHO
(Art.202 inc.3)

Es la ausencia de conocimiento o
conocimiento equivocado referido a
una norma jurídica y, por ello, tiene
un ámbito de aplicación específico.
Este error es considerado inexcusable,
debido a que la ley debe ser aplicada
aunque el sujeto no la conozca
EL ERROR CONOCIBLE POR LA
OTRA PARTE

El error además de esencial para dar lugar a
la nulidad del acto jurídico, debe ser
conocible por el otro celebrante. El C.C,
define lo que es el error conocible al
establecer en el art. 203 que “el error se
considera conocible cuando, en relación al
contenido, a las circunstancias del acto o a
la calidad de las partes, una persona de
normal diligencia hubiese podido advertirlo”.

El error es propio del declarante y la
conocibilidad del destinatario de la
declaración. Cuando se exige que el
error sea conocible, lo que se hace es
proteger al receptor de la declaración
que hace el errante. De ahí que
aunque el error se origina en una de
las parte, se tutela a la otra por la
relación jurídica vinculante que se da
en el acto jurídico y que requiere una
voluntad sana, tanto en su desarrollo
como en su manifestación.
LOS ERRORES NO ESENCIALES

No todos los errores son esenciales.
Hay errores que no acarrean el vicio
de nulidad, sino que puede dar lugar ,
tan solo a efectos rectificatorios o de
subsanación. A estos errores se les
suele denominar también errores
indiferentes o accidentales.


Nuestro Código no se refiere a los
errores no esenciales, pero si legisla
sobre algunos de ellos como son: error
de cálculo, error sobre la cantidad y el
error en el motivo.
El error de Cálculo señala el art. 204
del C.C que “El error de cálculo no da
lugar a la anulación del acto sino
solamente a la rectificación”.

Ejemplo: compro 100 computadoras
por 100 soles c/u y me comprometo a
pagar en un solo acto por la totalidad
de la compra. Si al hacer la
multiplicación se produce un error, nos
limitaremos a rectificar el error de
manera de abonar los cien mil soles
por las 100 computadoras. De manera
que el error de cálculo consiste en la
mala operación realizada y por lo tanto
estamos frente a un error indiferente
y no esencial.


El error de cantidad.- La segunda parte del
art. 204 establece la posibilidad de que el
error de cantidad sea esencial cuando haya
sido determinante de la voluntad.
El error de cantidad, a diferencia del error
de cálculo, es un error en el motivo. En el
error de cantidad, es ésta la que determina
la decisión de los contratantes. Es decir, es
decisiva para concretar el acto jurídico.

Ejemplo. Si una persona desea
comprar la mayoría de acciones de
una empresa, porque desea tener el
mando de la misma, verificara el valor
de cada acción y la disponibilidad de
dinero para comprar las acciones.

Si después se percata de que la
totalidad de acciones es mayor a la
que el comprador pensaba, y por lo
tanto, adquirir la mayoría tiene un
costo que escapa a la capacidad del
adquiriente, entonces se presenta el
error de cantidad no le interesa ser un
simple accionista, sino tener la
mayoría de las mismas para manejar
la empresa.

En este caso, el error de cantidad es
esencial y podrá dar lugar a solicitar la
nulidad del acto jurídico.

El error en el motivo.- El art. 205 del
C.C. dispone que “ El error en el
motivo sólo vicia el acto cuando
expresamente se manifiesta como su
razón determinante y sea aceptado
por la otra parte”. Tal como esta
redactado se trata de un error esencial
porque en el mismo se afirma que se
vicia el acto cuando expresamente se
manifiesta como razón determinante y
sea aceptado por la otra parte.
Ejemplo:
 Un funcionario público compra una casa en
el Cuzco creyendo que ha sido trasladado a
trabajar en dicha ciudad, lo cual no ha
sucedido.
 Para que el motivo vicie el acto jurídico se
requiere que concurran los siguientes
requisitos fundamentales :
1.- Que el motivo sea manifestado
expresamente.
2.- Que sea manifestado como la razón
determinante de la celebración del acto
jurídico,
3.- Que sea aceptado por la otra parte.
LA RECTIFICACIÓN DEL ERROR

El art. 206 del C.C.P dispone que “la
parte que incurre en error no podrá
pedir la anulación del acto si, antes de
haber sufrido un perjuicio, la otra
ofreciere cumplir conforme al
contenido y a las modalidades del acto
que aquella quiso concluir”.

Este dispositivo le brinda protección al
errante, toda vez que mediante la
rectificación de la otra parte, se puede
satisfacer lo que él deseaba al celebrar
el acto jurídico, pero por su error los
términos de la celebración son
diferentes. En este caso el destinatario
de la voluntad del errante se adapta a
lo que éste quería, salvando de esta
manera la continuación del acto.

Algunos autores peruanos como Max
Arias Schereiber y León Barandiaran
consideran que lo que busca el C.C. es
brindar seguridad para que no se
anule el acto por error si la otra parte
ofrece satisfacerlo en los términos en
que el declarante quiso realmente
celebrarlo.
LA ANULACIÓN DEL ACTO POR
ERROR Y LA INDEMNIZACION


El art. 207 del C.C.P., dispone que “la
anulación del acto por error no da
lugar a indemnización entre las
partes”.
Ya señalamos que el error es causal
de anulabilidad del acto jurídico,
cuando es esencial y conocible por la
otra parte.

En otras palabras, el acto no se anula
sólo porque el declarante ha caído en
error esencial, sino debido a que el
destinatario no lo percibió. De manera
que el receptor o destinatario de la
declaración no puede pretender una
indemnización, toda vez que la
anulación se debe en parte a él, al no
haberse percatado del error y
denunciarlo. Esa es la razón por la que
el receptor no puede demandar daños
y perjuicios cuando el acto se anula.
EL ERROR EN LA
DECLARACIÓN


Recae sobre la exteriorización de la
voluntad. No influye en la formación de la
voluntad viciándola. Hace nacer un
desacuerdo inconsciente entre la voluntad y
la declaración porque el declarante hace
manifiesta, no la voluntad efectiva, sino una
voluntad diversa e inexistente.
Se le denomina error impropio por que en
realidad no está perturbada la formación la
voluntad del agente declarante
CLASES DE ERRORES EN
LA DECLARACIÓN

Error en la naturaleza del acto
– Se configura cuando los sujetos que lo celebran
manifiestan celebrar un acto jurídico distinto del que
quieren celebrar

Error en el objeto principal de la declaración
– Se configura cuando la declaración del sujeto que celebra
el acto jurídico no es coincidente con el objeto al que la
dirige

Error en la identificación de la persona
– Se configura cuando la declaración se dirige a una persona
distinta de la persona con la cual se quiere celebrar el acto

Error en la transmisión de la declaración
– Se configura cuando la manifestación de la voluntad es
transmitida inexactamente por la persona encargada de
hacerlo.



Si el error es provocado por maquinaciones
de la otra parte, tendremos el dolo.
La dos clases más importantes de error son
el error en la declaración( error obstativo o
impropio de Savigny) y el error que recae
sobre la voluntad (error propio o error
vicio).
En el error obstativo, la voluntad se forma
bien pero se expresa mal. En el error vicio,
la voluntad se ha formado mal como causa
de una falsa representación de la realidad.
Descargar

VICIOS DE LA VOLUNTAD EN LA CELEBRACION DE LOS …