El facilitador ejercita estilos de aprendizaje
acordes a la formación de adultos,
con sentido comunitario y creativos.
En el tema anterior
reflexionamos sobre
cómo el formador
habrá de desarrollar
las cualidades y
habilidades que lo
lleven a realizar cada
vez mejor su servicio.
En este tema veremos
cuál es el papel
fundamental del
formador como
facilitador del
aprendizaje y los
elementos pedagógicos
que habrá de tomar en
cuenta para conducir a
otros, especialmente
adultos.
Identificar los principios
básicos del aprendizaje
de adultos.
Valorar que en el proceso
de enseñanza aprendizaje se ha de
emplear el mayor
número de sentidos
humanos posibles.
Evangelii nuntiandi 40
La evidente importancia del contenido no debe
hacer olvidar la importancia de los métodos y
medios de evangelización.
Este problema de cómo evangelizar es siempre
actual, porque las maneras de evangelizar
cambian según las diversas circunstancias de
tiempo, lugar, cultura; por eso plantean casi un
desafío a nuestra capacidad de descubrir y
adaptar.
Evangelii nuntiandi 40
Mateo 13, 34-35
Jesús expuso todas estas cosas por
medio de parábolas a la gente, y
nada les decía sin utilizar parábolas,
para que se cumpliera lo anunciado
por el profeta: Hablaré por medio de
parábolas, publicaré lo que estaba
oculto desde la creación del mundo
Evangelio de Mateo 13, 34-35
DESARROLLO DEL TEMA …
1. El formador como facilitador del aprendizaje
Facilitar un proceso es hacerlo fácil o posible.
 No se trata de caminar en lugar del otro, sino de
conducir, orientar, acompañar, guiar. Para esto es
preciso haber andado el camino primero.
 El
acompañamiento
supone
conocer
las
características, estilos de aprendizaje, psicología y
necesidades de quienes queremos orientar.
La formación está destinada principalmente a laicos
adultos.
… DESARROLLO DEL TEMA …
2. Aprender es desarrollar el ser, el conocer y el
saber hacer
Recordamos que la persona se desarrolla en varias
dimensiones: espiritual, intelectual, social, psíquica,
pastoral.
El aprendizaje abarca a toda la persona y la lleva a integrar
todas sus dimensiones.
Es necesario aprender a ser, a vivir, a conocer y a hacer.
Aplicando esto, la formación se entiende como
• Ser cada vez más persona y discípulo de Cristo.
• Aprender a vivir y a formar relaciones comunitarias
sólidas para caminar como Iglesia, junto con otros.
… DESARROLLO DEL TEMA …
• Conocer cada vez más la doctrina de Cristo, ahondando y
profundizando en ella.
• Aprender a hacer: capacitarse para un servicio específico.
3. El adulto y su aprendizaje
No es lo mismo acompañar el aprendizaje de los niños o
jóvenes que el de los adultos. Éstos últimos aprenden de
forma diferente.
• Poseen tiempo limitado, tienen que balancear las
demandas de la familia, del trabajo y de otro tipo de
actividades.
• Han adquirido conocimientos, cultura, experiencia de vida
y fe. De ello hay que partir, es decir, no están en blanco.
• Han logrado mucho de su aprendizaje por experiencia.
… DESARROLLO DEL TEMA …
• Aprenden con base en necesidades, requieren estar
motivados y son exigentes frente a los resultados.
• Gustan de una educación informal, distinta al estilo
escolar.
4. Adaptar
la formación al nivel de
conocimientos y experiencias de las personas
El proceso de enseñanza-aprendizaje ha de partir del
nivel real de conocimiento y experiencias previas que
posee el adulto. Fundamental detectar el nivel de los
participantes, así como sus posibilidades, diferencias y
ritmo de aprendizaje.
… DESARROLLO DEL TEMA …
En Jesús tenemos un gran pedagogo que adaptaba el
mensaje a la capacidad de entender de sus
interlocutores, que hablaba a través de parábolas,
signos, ejemplos, casos... (Cf. Mc 4, 33).
5. Aprendemos con los sentidos
El proceso de aprendizaje parte de la experiencia, para
llegar después a la comprensión, reflexión juicios y a la
toma de decisiones.
Este proceso comienza con la experiencia en la que
entran en juego los sentidos.
… DESARROLLO DEL TEMA …
Los seres humanos aprendemos usando los cinco
sentidos:
10 % de lo que leemos
20 % de lo que escuchamos
30 % de lo que vemos
80 % de lo que hablamos
90 % de lo que hacemos y compartimos,
enseñando a otros
Lo cual nos permite reflexionar
y comprometernos
en la aplicación de lo compartido
… DESARROLLO DEL TEMA …
6. Las
personas
sentido
solemos
acentuar
algún
Así, el aprendizaje con base en los sentidos, puede
clasificarse como:
• Visual: aprendemos más con lo que vemos.
• Auditivo: aprendemos más por lo que oímos.
• Kinestésico: aprendemos más por lo que hacemos.
Esto lleva a hacer que el aprendizaje sea algo personal.
Ayudar a identificar los sentidos que utilizan las
personas a quienes formamos, es tratarlas como seres
únicos e irrepetibles.
… DESARROLLO DEL TEMA …
7. Cada quién aprende con base en su propio
estilo
Esto depende de nuestra personalidad, edad, experiencia,
gustos… Es necesario que los formadores tomen en cuenta
esto para hacer el aprendizaje más efectivo.
Estilos de aprendizaje:
• Activo: aprenden a base de experiencias concretas.
• Teórico: a través de lecturas.
• Reflexivo: pensamos o sacamos conclusiones acerca de
las experiencias o lecturas.
• Pragmático: aprendemos con base en lo que practicamos,
a lo que es útil.
La mayoría nos especializamos en uno o dos estilos, el buen
facilitador hará un combinación de ellos.
… DESARROLLO DEL TEMA …
8. Algunos principios básicos del aprendizaje
Podemos considerar los siguientes en la formación de adultos.
• Partir de sus conocimientos y experiencia previa.
• Ubicar el hecho en su realidad (contextualización).
• Motivar, mostrando los beneficios de su nuevo
aprendizaje.
• Identificar y respetar el estilo de aprendizaje de cada uno.
• Propiciar un clima de serenidad, confianza y simpatía.
• Involucrar el mayor número de sentidos.
• Propiciar la participación, discusión, reflexión y actuación
a partir de problemas concretos y significativos para él.
• Satisfacer una necesidad o interés a partir de actividades.
• Aplicar lo aprendido.
• Apertura a sus sentimientos y valores.
… DESARROLLO DEL TEMA …
9. Aprendemos en grupo
El aprendizaje grupal es importante en nuestra
formación, porque buscamos formar sobre el sentido
comunitario, promueve el intercambio de ideas y
experiencias. Propicia el aprendizaje crítico y
colaborativo.
10. Formar de acuerdo a la cultura de hoy, un
imperativo para nosotros
El proyecto pastoral pide aprender a dialogar con la
cultura actual. Es necesario comprender los códigos y
lenguajes de la cultura a la que pertenecemos y en la
que hemos de desempeñar nuestro trabajo formativo.
 ¿Consideras
que formas
como profesor o como
facilitador?
 Identifica
los estilos de
aprendizaje de los adultos
del grupo que acompañas.
 ¿Con
qué tipo de adultos
trabajan?
Describan
las
características de los adultos de
su centro de formación: contexto,
edad, intereses, actividades,
motivaciones…
 Identifique cada uno su propio
estilo de aprendizaje: ¿Con qué
sentido aprenden mejor? ¿Cuál
es su estilo?
 ¿Cómo entiendo y valoro mi
desempeño como formador
de otros?
 En adelante, ¿qué elementos
voy a incorporar en mi labor
como facilitador?
Descargar

Diapositiva 1