Realizado por: Pilar Márquez García
Tania Morote Bravo
Cristina Molinares Raposo
María Jesús García Cordero
Marta Troya Rodríguez
Curso: 1º de Educación Primaria. T.3
Nosotras hemos elegido el tema de la religión , este
tema es muy amplio, por lo que hemos intentado
problematizarlo. En nuestra investigación surgieron
muchos interrogantes y posibles temas a tratar pero
finalmente nos hemos centrado en los siguientes:
- La existencia de uno o más dioses.
- La creencia de Dios y de la iglesia.
- La invención de la religión.
- La existencia y la eliminación del limbo.
- Campañas publicitarias y contrapublicitarias
realizadas por la iglesia
Hay muchos tipos de religión, el cristianismo, el judaísmo,
el islam, el budismo, el hinduismo, etc. Cada una de ellas
con sus costumbres y creencias, pero ¿Dios es el mismo
para todos ?
Creemos que hay un dios, no importa la religión que
tengas, el dios en que creas es el mismo para todos con
diferentes nombres. La relación Dios-creyente es siempre
personal aunque te mantengas dentro de las normas de X
religión.
Mucha gente cree en Dios pero no en la iglesia.
Algunos de los argumentos que dan las personas que
defienden esto son los siguientes:
No se puede creer en una iglesia que dice que Dios
nos hizo libres, pero que te prohíbe tener sexo con tu
pareja y te obliga ir a misa y casarte de tal o cual
forma.
Mucha gente cree que la religión debe existir,
porque el hombre tiene la necesidad de creer en algo
superior, es su naturaleza. Creen que la religión es
un invento que entre otras cosas sirve para calmar
masas, así como también manejarlas, darles algo para
no sentirse tan desafortunados.
Muchas veces alguien nos ha preguntado que si
estábamos en el limbo. Estar distraído, perdido,
desorientado, es la aceptación popular del término .
¿Pero qué quiere decir el limbo en realidad?.
Decían los catecismos clásicos que el limbo de los
niños o de los justos era un lugar del más allá al que
iban a parar quiénes morían sin uso de razón y sin
haber sido bautizados. Los bebes muertos no han
cometido pecados, por lo que su sitio no es el
infierno, pero cargan con el pecado original por lo
que tampoco debían subir al cielo.
Así antiguamente se decía que su destino era una
tercera clase de cavidad distinta del cielo y del
infierno, donde pasarían la eternidad sin penas ni
glorias.
Hace unos años los teólogos del vaticano eliminaron
este término y los niños eran conducidos
directamente al paraíso gracias a “la infinita
misericordia de Dios”.
Autor : Doménikos Theotokópoulos (El Greco)
Cronología: 1587
Obra: El entierro del Conde de Orgaz
Estilo: Renacimiento
Técnica: Óleo
Soporte: Lienzo 4,87 x 3,6 m
Localización original y actual: Iglesia de Santo Tomé,
Toledo.
Autor: Doménikos Theotokópoulos (El Greco)
Cronología: 1580- 1582
Obra: El martirio de san Mauricio y la Legión
Tebana
Estilo: Renacimiento
Técnica: Óleo
Soporte: Lienzo. 448 x 301 m
Localización original y actual: Monasterio De San
Lorenzo, EL Escorial.
Autor: Masaccio
Cronología: 1425-1428
Obra: La Trinidad
Estilo: Renacimiento
Técnica y soporte: Fresco de 6,5 x 3 m
Localización original y actual: Iglesia del Carmine
(Florencia)
Autor: Doménikos Theotokópoulos (El Greco)
Cronología: 1577-1579
Obra: El expolio
Estilo: Renacimiento
Técnica: Óleo
Soporte: Lienzo 285 cm x 173 m
Localización original y actual:
Catedral de Santa María de Toledo.
Comentario
El autor nos representa a Cristo en el centro de la
composición, derivando de modelos iconográficos de gusto
bizantino, rodeado por una multitud que apenas dejan ver al
fondo, un trozo de cielo azul plomizo; a la derecha de la
figura papal un caballero con armadura; en el ángulo
inferior izquierdo un grupo formado por tres figuras
femeninas que representan a las tres Marías, iconográficas,
fuera de lugar en el asunto a representar.
Tras la descripción , podemos asegurar que el tema
representado es el del despojo de las vestiduras de Cristo,
antes de su crucifixión.
Análisis: El autor ha utilizado una composición total compacta
exhibiendo a la figura central en óvalo y rodeándole de una
multitud que le acompaña y por los personajes que llenan los
dos ángulos inferiores, de forma que apenas queda espacio
para que Cristo coloque los pies.
La perspectiva no es clara , viene plasmada desde el momento
que se representa unas cabezas tras otras, limitando el espacio
del fondo unas lanzas que nos trasmiten cierta idea de
profundidad
Las tonalidades empleadas en el lienzo corresponde a la gama
de tonos fríos: grises, azules, violetas, amarillos…etc.
La expresión es el máximo logro, centrada en el rostro de el
Salvador, intruso, iluminado con la mirada hacia el cielo , se
completa la expresión del rostro con la mano sobre el pecho.
El rostro de los personajes, son modelos populares, representan a
la humanidad y acentuó la soledad de Cristo.
Por todo lo analizado, la obra pertenece al
Renacimiento español en el siglo XVI. Su autor
el Greco llena el pobre panorama de la pintura
española del ultimo tercio del siglo XV con un
estilo personal e inconfundible.
Su técnica es amplia, deshecho pero seguro,
canon alargado, muy manierista, característica
estilística. El mensaje de la obra no esta en el
realismo sino en lo que se expresa en sí mismo.
Autor: El Greco
Obra: Inmaculada
Estilo: Renacimiento
Cronología: 1580-1586
Técnica: Óleo
Soporte: Lienzo
Localización original y actual: Museo de santa Cruz (Toledo)
Autor: Jan Van Eyck
Obra: Virgen del canónigo Van der Paele
Estilo: Pintura Flamenca (Gótico)
Técnica: Óleo
Soporte: tabla 122,1 cm. X 157,8 cm.
Localización : Museo Groeninge de Brujas
Autor: El Bosco
Obra: El Jardín de las Delicias
Estilo: Manierismo
Técnica: Óleo
Soporte: tabla, 220x97 cm (compartimentos laterales)
y 220x195 cm (compartimento central).
Localización : Museo del Prado,
Madrid.
Autor: Roger Van der Weyden
Obra: El descendimiento de la cruz
Estilo: Gótico
Técnica: Óleo
Soporte: tabla, 220cm. X 262cm.
Localización : Museo del Prado,
Madrid
Los personajes son diez en total: Cristo muerto, la Virgen, San Juan, las
“Marías”, José de Arimatea, Nicodemo, María Magdalena, el ángel, y un
hombre en un plano posterior que nos es desconocido. Parece, que tiene unos
cuatro planos, y las figuras forman frecuentes escorzos que le dan esa
apariencia de perspectiva.
La obra debió ser un políptico cuyas partes laterales han desaparecido y que
fue ordenado pintar por la Cofradía de los ballesteros de Lovaina para su
capilla de Notre-Dame. Sabemos que es así, porque en las esquinas
superiores se encuentran dos tracerías góticas en las que se esconden dos
ballestas en la zona más pegada al vértice.
La escena se encierra entre dos personajes que están amagados a modo de
paréntesis: San Juan en la izquierda, y María Magdalena en el lado derecho.
Cristo aparece situado en el centro, formando una diagonal, y prácticamente
en consonancia con el cuerpo de su madre, también ubicado en diagonal.
Lleva corona de espinas y los pelos de su barba se encuentran perfectamente
delineados y definidos gracias al uso de un pincel que únicamente tiene un
pelo y con el que se consigue un resultado tan realista. Su anatomía está muy
bien trabajada. El paño de pureza está colocado casi estratégicamente para
taparle los genitales. En el costado tiene una llaga pero no sangra demasiado.
Su brazo derecho, el cual claramente cae muerto, se encuentra en forma
paralela al brazo izquierdo y desfallecido de su madre, lo que simboliza su
unión madre e hijo.
La Virgen está vestida con un maravilloso manto azul lapislázuli, que junto
a la posición de su cuerpo, acentúa el desvanecimiento de ésta y sus
sentimientos de dolor. En el centro las formas paralelas de los cuerpos de
Cristo y de su madre animan la obra con un movimiento no realizado que
resalta la sensación de agrupamiento, estableciendo uniones entre todos los
personajes. La posición en diagonal y el color frío del manto de la Virgen,
contrasta con la verticalidad y el tono cálido de la vestimenta de San Juan,
que la recoge tras su desvanecimiento y cuyo rostro, aunque con gestos de
sufrimiento, muestra serenidad. Tras éste, se encuentran las dos “Marías”,
mujeres santas, y que lloran desconsoladas tras la muerte de su Salvador.
El cuerpo de Jesús está sujetado por las axilas por José de Arimatea y por los
pies por Nicodemo, que viste un manto ocre y marrón forrado con piel
debido al clima frío de los países nórdicos. Tiene el entrecejo fruncido y por
sus mejillas transcurren lágrimas de desamparo.
María Magdalena, está vestida de tal forma que se distingue claramente a lo
que se dedicó; sus ropas tienen tres tonos verdes distintos, lleva un cinturón,
seguramente regalo de un cliente, y deja ver sutilmente el inicio del pecho
con su escote. Es la síntesis de la verdadera lamentación por la muerte de
Cristo. El hombre que se encuentra detrás de Nicodemo, lleva en sus manos
un frasco de perfume, propiedad de María Magdalena, con el que ésta le
había rociado los pies a Jesús para llorarle.
El ángel, también roto por el dolor, ayuda a bajar el cuerpo de Jesús subido a
una escalera. Las expresiones de los rostros emocionados y trágicos,
captados con gran exactitud y realismo, forman un compendio de
sentimientos dispares, con un común denominador: la tristeza.
En la parte de abajo del cuadro, hay restos óseos, que simbolizan el Calvario,
y que Cristo fue crucificado en el Monte de la Calavera, según cuenta la
leyenda, al igual que Adán.
Autor: Beato Angelico
Obra: La coronación de la Virgen
Estilo: Renacimiento (Quattrocento)
Técnica: Fresco
Soporte: tabla, 114 cm. X 113cm.
Localización: Galleria degli Uffizi, Florencia .
Autor: Gian Lorenzo Bernini
Obra: Éxtasis de Santa Teresa
Estilo: Barroco
Técnica: Mármol
Localización: iglesia de Santa María de la Victoria, en
Roma.
Autor: Maestro Mateo y su taller
Obra: El Pórtico de la Gloria
Cronología: 1168-1188
Estilo: Románico tardío
Técnica: Talla
Material: Mármol y granito
Dimensiones: 28 m (largo) x 11 m (alto)
Localización original y actual: Interior de
la fachada oeste de la Catedral de Santiago
de Compostela (Galicia
Autor: Simone Martini
Obra: Anunciación
Cronología: 1333
Estilo: Gótico
Técnica: Temple
Soporte: Tabla 2,65 x 3.05 m
Localización actual: Galeria de los Uffizi, Florencia.
Autor: Desconocido
Obra: Frescos de San Isidro de León
Cronología: Fines del siglo XI o
comienzos del XII
Estilo: Romántico
Técnica: Temple o fresco
Localización original y actual: Panteón
de los Reyes, Iglesia de San Isidro, León.
Autor: Maestro de Taül
Obra: Frescos de San Clemente de Taül
Cronología: Iglesia consagrada el año 1123
Estilo: Románico
Técnica: Fresco con retoques al temple
Soporte: Muro
Localización original: Iglesia de San
Clemente de Taüll (Lleida)
Localización actual: Museu Nacional d’art de Catalunya,
Barcelona
Autor: Fra Angelico
Obra: Anunciación
Cronología: 1430-1432
Estilo: Renacimiento
Técnica: Temple
Soporte: Tabla 1,94 x 1,94 m
Localización original: Iglesia de Santo Domingo.
Localización actual: Museo del Prado, Madrid.
El arcángel Gabriel anuncia a María que será la
madre de Cristo.
La anunciación es un magnifico retablo en cuyo
banco aparecen diversas escenas de la vida de la
virgen, nacimiento y desposorios, visitación,
presentación en el templo transito.
En la tabla central la escena de la Anunciación
transcurre en un pabellón de estilo renacentista
abierto por un par de lados. Las dos figuras
principales están situadas bajo un arco cada una. El
arcángel Gabriel ocupa la parte central de la
composición y la virgen se sitúa a la derecha. El
ángel se inclina levemente e inicia la genuflexión
mientras María con los brazos cruzados sobre el
pecho y con un libro abierto sobre la pierna derecha,
baja la mirada.
Un rayo de luz, ilumina a la virgen y una paloma, símbolo
del espíritu santo entra a través del rayo hacia María. Al
fondo a la izquierda aparece la escena de la expulsión de
Andan y Eva del paraíso terrenal en la que los primeros
padres de la humanidad aparecen vestidos.
Tres medallones decoran el pabellón sostenido por
columnas corintias: en el centro aparece el busto de Dios
padre única representación de la divinidad en toda la
tabla y en las otras dos. El vano sin puerta que da la
habitación de María nos permite observar la parquedad
del mobiliario y otorga profundidad a la escena.
Autor: Jan Van Eyck
Obra: Virgen del canciller Rollin:
Estilo: Gótico
Técnica: Óleo
Soporte: Tabla
Localización original y actual: Museo de Louvre
Esta obra es del arquitecto del Quattrocento Filippo Brunelleschi realizada
en el S.XV .
Es una arquitectura renacentista y terminada por Antonio Manetti.
Esta obra se encuentra en la Basílica de San Lorenzo que es una de las
mayores iglesias de Florencia, situada en el centro de la ciudad.
El material de construcción es piedra y el muro parece tratado con gran
plasticidad.
La decoración está basada en motivos arquitectónicos: columnas,
entablamento.
También resalta el contraste de los materiales.
La obra está basada en los principios de elasticidad, simetría y porción.
Sus puentes están relacionados con los principios de perspectiva.
El resto de elementos están tomados de la antigüedad clásica.
Autor: Leonardo Da Vinci
Obra: La virgen de las rocas
Estilo: Renacimiento (Cinquecento)
Técnica: Óleo
Soporte: Lienzo
Localización original y actual: Museo Louvre
La obra fue pintada en Flandes durante el S.XV por Jan Van
Eyck .
Esta obra está realizada al óleo sobre tabla y pertenece al estilo
gótico.
La obra tiene las características de los primitivos flamencos y
destaca la minuciosidad en los detalles de la obra, el
naturalismo y la preocupación por la luz y la perspectiva.
La obra está cargada de simbolismo predominando los colores
marrón, verde y rojo y está cargada de simbolismo.
Su estilo se caracteriza por el hieratismo y la inmovilidad, y sus
mayores preocupaciones eran la verosimilitud, la perfección, el
tratamiento de la luz y la perspectiva.
El autor de ésta obra es desconocido y data de 1130.
Su estilo es románico y el material utilizado es piedra.
Se encuentra en la Iglesia de San Pedro de Moissac en
Languedoc.
El tímpano representa el Apocalipsis de San Juan, es decir, la
venida de Cristo.
El personaje de Cristo de proporciones mayores al resto de las
figuras, está tallado de forma tosca, plana y frontal para
potenciar su solemne hieratismo.
Manifiestan su carácter sagrado del hieratismo y la
monumentalidad.
Así, el románico sacrificó la representación realista a favor de un
anti naturalismo y una simplificación que hacían más inteligible
el mensaje que querían difundir.
Su función principal no era decorar sino adoctrinar.
Autor: Leonardo da Vinci
Obra: La virgen, el niño Jesús y Santa Ana
Cronología: 1510-13
Estilo: Renacimiento
Técnica: Óleo
Soporte: Lienzo168 x 130
Localización original: Fue encargada para el retablo de
la Basilica della Santissima Annunziata en Florencia.
Localización actual: se encuentra actualmente en el
museo del Louvre.
Autor: Francisco Zurbarán
Obra: La virgen niña rezando
Cronología: 1660
Estilo: Barroco español
Técnica: óleo
Soporte: Lienzo 80 x 54
Localización actual: Museo Instituto Gómez-Moreno
Autor: Rafael Sanzio
Obra: La sagrada familia canigiani
Cronología: 1507-08
Estilo: Renacimiento italiano
Técnica: Óleo
Soporte: Tabla131 x 107
Localización actual: Alte Pinakothek (Munich)
Autor: Miguel Ángel
Obra: La Piedad
Cronología: 1498-99
Estilo: Renacimiento italiano
Material: Mármol
Características: 174 cm de altura
Localización original y actual: Basílica de San Pedro del
Vaticano
Autor: Miguel Ángel
Obra: Moisés
Cronología: 1513-1515
Estilo: Renacimiento. Etapa del Cinquecento
Técnica: Esculpido de mármol
Material: mármol de Carrara
Localización original y actual: Reside en el Sepulcro del
papa Julio II, en la iglesia de San Pedro del Vaticano,
in Víncoli, en Roma.
Es una obra de carácter religioso. El Moisés representa al
líder del pueblo judío con las Tablas de la Ley en la mano
y con dos rayos sobre la cabeza que recuerdan al
resplandor que rodeaba su rostro cuando descendió del
Sinal.
Es un esculpido de mármol, que deja resbalar la luz. Las
ropas caen en pliegues donde juegan luces y sombras
dando a la figura volumen.
Su composición es cerrada y clásica. Se estructura en un
eje vertical, cuya figura queda enmarcada por dos líneas
rectas verticales en los extremos. Existe un ligero
contraposto marcado por el giro de la cabeza.
Aparece sedente con una de las piernas firmemente
apoyadas mientras que en la otra se levanta el pié
demostrando la inquietud del personaje. Capta el instante
en que Moisés vuelve la cabeza y va a levantarse.
Su expresión dramática y su potencia anatómica
reflejan la técnica de la terribilitá que se transmite
al ropaje, a los cabellos y a las barbas, dotándolos de
un gran dinamismo y provocando efectos de
claroscuros. Las barbas reflejan la influencia del
Laoconte.
Podemos ver en esta escultura las características del
estilo renacentista: búsqueda de la belleza, acentuado
naturalismo, interés por la figura humana y su
anatomía.
Descargar

Diapositiva 1