ARGUMENTOS EN HISTORIAS
NARRAR ARGUMENTOS O
ARGUMENTAR HISTORIAS.
¿Los textos tienen virtudes?
La mayoría de los textos académicos deben cumplir al menos dos
condiciones básicas:
1)
Virtudes explicativas (argumentos consistentes y solidez lógica)
2)
Virtudes narrativas (escritura clara, precisa y fluida)
Si no cumples ambas virtudes corres el riesgo de no ser riguroso o
bien de ser aburrido. Ambos son vicios epistémicos que debes evitar
para así convencer, interpelar y persuadir completamente a tu
lector.
Puedes utilizar un elemento narrativo cuando:
a) el argumento no convence o no convence del todo,
b) Para aclarar o interesar a tu lector en un punto específico,
c)Cuando necesitas fortalecer tu argumento con uno o varios ejemplos.
¿existen historias argumentadas o bien
argumentos historizados?
En un texto académico, una historia puede servir como apoyo para tu argumentación, como
un ejemplo que constata que lo que afirmas ha ocurrido o puede ocurrir en un contexto
determinado. En el caso de un debate teórico-normativo, la historia de un concepto es
ideal para esta situación.
Los ejemplos, aunque también de modo más complicado, las fábulas, las parábolas, los
proverbios y hasta los mitos, muestran que una historia o un argumento pueden emplearse
de manera híbrida: entre historias argumentadas y argumentos historizados.
Ejemplo:
Algunas narraciones donde esta hibridez se produce de manera efectiva son las sentencias
judiciales y las historias clínicas en las que, respectivamente, un juez o un médico combina
narraciones y argumentos.
Si vas a emplear una narración en tu argumentación procura que:
a)
b)
c)
d)
e)
Tu narración no sea extensa
Tu narración no produzca candados cognitivos
Tu narración aclare y no obscurezca tus ideas
Tu narración este bien contada
Tu narración sea verosímil
¿cómo se relacionan las historias y los
argumentos?
Por un lado, tanto las historias como los argumentos
constituyen lugares de disputa o de cooperación, con
importantes consecuencias teóricas y prácticas. Por el
otro, argumentos e historias también constituyen
instrumentos de diversidad.
Los argumentos responden a un problema y defienden
explícita o implícitamente— una posición en contra de
otras. Sin embargo, también con argumentos se puede
encontrar conjuntamente la solución de un problema o
perfeccionar una teoría entre los diferentes participantes
de una argumentación.
Las narrativas (relatos ficcionales o reales), pueden
cumplir ambos propósitos.
¿para que sirven las historias en la
argumentación?
Las historias sirven para “concretizar” un argumento, para
nivelar los grados de abstracción y así mostrar su aplicación.
Las historias destacan los detalles no previstos de un
argumento. En los relatos encontramos una multitud de
detalles, de historias paralelas, de observaciones minuciosas
que la demostración argumental no puede explicitar.
Las historias producen una apertura epistémica ya que pueden
con facilidad conducir a búsquedas en varias direcciones,
entre otras, a contar nuevos relatos y a formular nuevos
argumentos.
Las historias tienen un componente heurístico (descubrimiento)
de modo que se facilita la comprensión del argumento y
provocan el surgimiento de nuevas ideas.
Limites de las historias en la
argumentación
Se debe tener mucho cuidado con el empleo de historias en
contextos argumentales ya que, en lugar de apoyar tus
razones, puede generar confusión.
Las narrativas poseen “capas de significado” que pueden
descubrirse o encubrirse dependiendo del grado de cultura e
interés de tu lector. Los recursos narrativos son fenómenos de
composición que pueden incurrir en:
•
•
•
•
•
•
•
indeterminación,
vaguedad,
falta de información,
confusiones por figuras tropológicas
debilidades narrativas,
falta de competencia estilística
Atinencia
Última consideración
**No se dispone de criterios precisos, fijos y
generales que indiquen cuándo en un discurso es
correcto echar mano de un recurso narrativo y
cuando es necesario argumentar una historia.
Por lo tanto, el ingenio, la agudeza y la
imaginación del escritor son los elementos que
nos permiten discernir cuando es necesario
introducir una historia para apoyar nuestra
argumentación.
Descargar

Diapositiva 1 - Curso de Escritura Argumentativa