Terapia sistémica:
operaciones terapéuticas en el
proceso de tratamiento. Las
posiciones múltiples del saber.
Umberta telfener
[email protected]
www.systemics.eu
Reflexión
¿Qué preguntas se han hecho esta semana
viniendo al seminario?
¿Qué quisieran llevarse a casa de esta jornada?
Enlisten una serie de
conocimientos/experiencias/estímulos/
preguntas/ideas/emociones/sensaciones/…….
¿Qué he tomado en el tiempo del Modelo de Milán?
La recursividad: la terapia como proceso auto-organizativo, la no
predecibilidad de las trayectorias y los procesos
La confianza: la persona no es su síntoma, los individuos están
en movimiento, las situaciones puras (confianza en el
contexto), el inconsciente es amigo. Atención a los recursos
más que a los problemas
El placer por la danza: considerarse parte integrante del sistema y
de las premisas; el análisis de la solicitud como pauta que
conecta
La actitud de investigación activa (que ha sustituido el
tratamiento): participación en primera persona, entrevista
interventiva, estrategizar, el riesgo siempre presente de
volverse doctor homeostata
El pasaje del poder al respeto: curiosidad, irreverencia,
transparencia, el respeto del problema presentado a través del
co-desarrollo de una coherencia narrativa.
¿Que deriva hoy de esto?
• Operamos en indecibles e indeterminables
• Sabemos de no saber
• Sabemos que existen puntos ciegos
No se trata de adquirir nuevas técnicas, de inventar nuevas
teorías para leer los sistemas y los contextos, se trata de
reflexionar cada vez más sobre la propia manera de operar y
sobre los movimientos que ya conocemos y ponemos en
acto, se trata al final de construir una praxis evolutiva,
responsable y participativa.
Es necesaria una doble posición
Indecibles e indeterminables
Los humanos son máquinas no triviales, en las que
la relación entre input y output no es invariable,
las situaciones a las cuales nos enfretamos son
impredecibles e indeterminables analíticamente,
dependientes de la historia y del proceso, guiadas
por la voz interna de los participantes en vez que
de la obediencia.
Una respuesta observada enseguida de un
determinado estímulo puede no ser la misma
para el mismo estímulo en otra ocasión.
Humanos y situaciones clínicas como impredecibles e
indeterminables
• Máquinas triviales
X
f
Y
x: imput; y: output; f: relación invariable
• Máquinas no triviales
x
•
•
•
Y
Teorema de la incompletud de Godel,
Principio de incertidumbre de Heisenberg
Principio de indeterminción de Gill
En una perspectiva constructivista, el terapeuta no
sabe más o mejor que el paciente: sus teorías,
sus hipótesis, sus narraciones no son ni
verdaderas ni falsas, son igualmente plausibles
que las del paciente. Es decir que la diferencia
está en el hecho que las hipótesis del clínico
deben ponerse y mantenerse en un orden lógico
diferente respecto a las del paciente: no a nivel
de contenidos de conocimiento, no a un nivel de
primer orden, de procesos que construyen
conocimiento (de primer orden), sino a nivel (de
segundo orden) de ‘conocer el conocer’.
Mandato social ambivalente:
La paradoja del trabajo clínico/ social
Triest (2010)reflexiona sobre la relación
inconsciente entre la organización de la salud
mental y la sociedad en la cual está encuentra.
Rol de “mantenimiento” asignado a algunos grupos
de trabajo especializados para evitar el
desmembramiento de la vida cotidiana y para no
ser dominados por el mismo asunto que los
representa.
Al ocuparse de la desviación el asunto es la
inclusión/exclusión
Los operadores realizan su fin social siempre que
no tengan resultados satisfactorios en la
misión de rehabilitar a los «locos» y de no
reintegrarlos en la sociedad.
Se encuentran respondiendo a un mandato
ambiguo,
La única posibilidad de salida de la paradoja es la
alianza entre la comunidad de tratamiento y la
comunidad operativa (las empresa, el trabajo)
Otro modo es trabajar con en vez que sobre los
otros
Mientras el paciente trae una narración creyéndola una
descripción objetiva de la propia realidad, el terapeuta
propone hipótesis alternativas con el fin de verificar su
utilidad. El terapeuta es y debe ser aquel que asume
más posiciones contemporáneas de frente a los
eventos y que pone en acto operaciones múltiples.
LAS POSICIONES RESPECTO AL SABER
• Saber, lo que conocemos, que fuimos tomando de los libros y
de la experiencia;
• Saber de saber, la capacidad de reflexionar sobre las
categorías y sobre los lentes que utilizamos;
• No saber, la ignorancia ineludible de frente al mundo y al
conocimiento;
• Saber de no saber, la consciencia de la ignorancia. Implica la
necesidad de no dar por descontada la epistemología
dominante y de no responder de manera ortopédica a lo que
nos viene solicitado;
• No saber de saber, la posibilidad de no controlar cada una de
nuestros movimientos confiando en «nuestra panza» y en lo
que emerge de nosotros;
• No saber de no saber, la ceguera presente en cada situación,
por lo que ni siquiera nos imaginamos y que por lo tanto elude
completamente nuestro ámbito.
Saber de saber
Díganme ustedes, a través de ejemplos,
¿Qué implica en el ámbito clínico?
Saber de no saber: considerar la posibilidad de la propia
ignorancia en el dominio clínico
•
•
•
•
•
•
•
•
Renunciar a la propia expertise,
Renunciar a la idea misma de ‘conocer’ el sistema,
Trabajar con las aristas que emergen sin pretender controlar o
conocer el mundo del otro,
Contentarse con hacer que algunos eventos sucedan en la
sesión,
Imaginar la situación terapéutica como objeto fractal (una
figura en la cual un motivo idéntico se repite en una escala
más pequeña o mayor) respecto a la vida cotidiana de los
paticipantes,
Soportar la ansiedad de permanecer en territorios
desconocidos,
Ensuciarse la manos,
Monitorear la posbilidad de entrar en resonancia.
Reconocer la propia ignorancia no significa «no
saber nada», en ese caso se trataría de
aventurarse y se arriesgaría hacerse
aficionado a partir desde el inicio en cada
ocasión, como si se debiera explorar ex novo
un ámbito, en vez que volver a hacerse una
lectura presente de las experiencias nuestras y
de los otros.
Soluciones no determinísticas
La actitud clásica de no saber hace pensar en
que hemos indentificado el problema y no
conocemos la solución.
No existen procedimientos objetivamente
ejecutables. Resolver problemas no es
nuestra tarea, sino definirlos.
No se necesita hacer que emerja lo que no se
sabe de saber, sino ir hacia áreas
desconocidas, hacer que emerjan guiones
nuevos.
No saber de saber
No podemos confiarnos en una planificación top
down ni basarnos solamente en lo que
sabemos: nuestra comprensión de los eventos
es incompleta y está bien así ya que esta
incompletitud nos premite confiar en nuestra
intuición, aventurarnos en áreas desconocidas,
poner a lado los tecnicismos y la creatividad,
alejarnos de una trayectoria repetible y trivial,
siempre igual.
No saber de no saber
Profundizar el modelo sistémico implica aceptar a fondo
la idea que sabemos de no saber y no saber de no
saber: que a veces intervienen puntos ciegos
inevitables respecto a los cuales no podemos atender
las retroacciones, conscientes que podemos/
debemos cambiar primero nosotros.
Reconocer el riesgo de volverse Dr. Homeostata y tener
inevitablemente puntos ciegos, lleva a operar
reflexivamente y a no tener la intención de actuar
una corrección moral, ni una rehabilitación
psicológico-normativa.
La consciencia de la existencia de puntos ciegos.
Considerar ineludible esta posición no es una mala
noticia. Reflexionar sobre las consecuencias
operativas además de las epistemológicas lleva a
expandir los propios lentes: la confianza tanto en el
orden como en el desorden puede emerger, la
asunción de responsabilidad del proceso en acto.
Me estoy refiriendo a la necesidad del clínico, de
abandonar el mito del control, el clínico que se
contenta con un saber provisorio, acepta no
entender demasiado rápido y no saturar el
conocimiento del sistema. Confia en la capacidad del
sistema de auto-curación.
Considerar los puntos ciegos, el no saber de no saber,
implica:
• Considerar la posibilidad de la resonancia
como inevitable y resolverla a través del
equipo, la super/pari-visión, la reflexión
común.
• Tener en cuenta la inevitable colusión.
• Ocuparse de la posibilidad de crear
cronicidad.
• Atención al riesgo del riesgo iatrógeno.
………………………………………………………
El problema de la psicoterapia se vuelve
comprender la comprensión más que los
síntomas implicados.
¿Cuáles son las consecuencias
clínicas ?
• La reflexividad (y una posición de segundo
orden).
• La investigación activa: no basta hipotetizar
• Buscar la pauta que conecta a través en
análisis de la solicitud.
• Asumirse la responsabilidad del proceso.
RIFLESSIVITA’:
El conocimiento profesional como operación de
segundo orden
Clínico
Modelo
teórico
Modelo
Clínico
Cliente
Clínico teórico
Cliente
Reflexividad relacional
Nuestro foco se centra en la «pauta que
conecta» al sistema que envía, a través de un
proceso que pone en acto la estabilidad y la
evolución.
Un proceso que no se explica solo en la sala de
terapia sino que involucra a todas las personas
que participan activamente en el proceso.
El sistema determinado por el problema que es
un fractal.
Lo que sucede en una intervención es un fractal de lo
que sucede en otro ámbitos (en la familia, en los
contextos más amplios, en la relación entre todos los
operadores interesados en la situación, en la estructura
en la cual operamos…)
La reflexividad como instrumento
Si el mundo emerge de nuestras operaciones de
elección - posiciones socio-costructivistas que
proponen- se vuelve impredescible reflexionar
sobre las premisas y las elecciones que han
determinado la emergencia de esa realidad en
particular y no de otra, reflexionar sobre lo
que sucedió y porque sucedió exactamente
eso.
Proceso autoreferencial
La investigación activa:
– Buscar la coherencia del síntoma en la historia del
paciente.
– Buscar la coherencia de las hipótesis en la historia del
proceso.
– Preguntas hechas para perturbar no para saber
– No más una historia secuencial
– Partir del presente, incursiones en el pasado y en el
futuro para hacer hipótesis
– Estrategizar
– ……………………………………………………………
Estrategizar
• Hacer hipótesis muy claras y definidas:
comprender es diferente que explicar.
• Hacer proyectos operativos en tiempo
definido
• Separar el dominio del control/acción del de la
explicación.
• Renunciar al poder y al control
• Acceder a los recursos
• Futurizar e imaginar las situaciones como
evolutivas.
• ……………………………………
No es suficiente hipotetizar, es necesario
transformar.
Encontrar un sentido nuevo y original a los
hechos mudos (tomar y co-construir nuevos
guiones).
Puntuar en manera diferente y hacer que
emerjan datos no escuchados.
Relacionar usando a sí mismo
Modificar los significados modificando la
escucha y la disponibilidad.
No entender demasiado rápido.
Saber «provisionalmente».
Hacer presente físicamente, representar
visualmente, espaciar e implicar el cuerpo.
El análisis de la solicitud
Se trata de una verdadera intervención psicólogica y
clínica ya que:
• Permite reflexionar sobre la relación entre evento y
contexto de significación,
• Disocia el síntoma de la persona,
• Permite llevar una experiencia multivocal, construir
un pluriverso.
• Analizar el problema en vez que resoverlo.
• Permite permanecer en un primer nivel de
intervención.
• Propone al operador entrar en el universo del otro e
investigar o construir una coherencia entre los
mapas que están en campo.
En el análisis de la solicitud se quiere
facilitar el logro de los obejtivos de
desarrollo en la persona o en la
organización: no se persiguen la
adecuación a modelos preconstituidos,
en base a un mandato social.
Asumir más niveles de responsabilidad.
• Social determinada del mandato de la sociedad y del
resultado de las propias acciones que mantiene
/deconstruyen estructuras de poder.
• Relacional que induce a reflexionar sobre el significado
que la expresión de la propia competencia asume al
interior de la relación con los clientes y los otros
significativos del contexto compartido.
• Técnica: considerarse competente respecto a un modelo
personal:…………
Todo esto lleva a la responsabilidad de la responsabilidad
La responsabilidad de la responsabilidad
El terapeuta no sabe mejor ni tampoco más, no tiene
teorías más verdaderas ni objetivas. Se acomoda en
otro nivel.
¿Mayor consciencia? Más posiciones en el saber, más
niveles de intervención.
El clínico opera constantemente una serie de
elecciones.
•
•
•
•
Responsabilidad de la contrucción del contexto terapéutico.
No poder unidireccional en el juego que emergerá
Asimetría de rol (paridad humana y personal)
Proponer acciones y palabras (el sujeto propone, la danza
decide)
Esto hace que la terapia se vuelva una operación de 2° Orden
Somos libres de actuar hacia el futuro que deseamos
En la óptica de la cibernética de segundo orden
y del constructivismo se nos restituye la
libertad de enfrentar una situación y con ello
se nos restituye nuestra responsabilidad. La
ética se hace implícita, la responsabilidad
inderogablemente explícita en cuanto
«Cualquier acción está dotada de un “poder”,es
decir que tiene el peso de generar
retroacciones».
ACTÚA SIEMPRE DE
MANERA QUE AUMENTES
EL NÚMERO DE
ELECCIONES POSIBLES
TUYAS Y DE LOS OTROS
Imperativo Ético de Heinz von Foerster
GRAZIE!!!!
[email protected]
www.systemics.eu
Descargar

Terapia sistemica: operazioni terapeutiche nel processo di