- La derrota
tiene algo
positivo, nunca
es definitiva. En
cambio la
victoria tiene
algo negativo,
jamás es
definitiva.
- Las tres
enfermedades del
hombre actual son la
incomunicación, la
revolución
tecnológica y su vida
centrada en su
triunfo personal.
Los únicos interesados en
cambiar el mundo son los
pesimistas, porque los
optimistas están encantados
con lo que hay.
Dentro de nosotros existe
algo que no tiene nombre y
eso es lo que realmente
somos.
-¿Qué clase de mundo es éste que puede
mandar máquinas a Marte y no hace nada
para detener el asesinato de un ser humano?
- Pienso que todos estamos ciegos. Somos
ciegos que pueden ver, pero que no miran.
- No te pido que me lo
cuentes todo, tienes
derecho a guardar tus
secretos, con una única
e irrenunciable
excepción, aquellos de
los que dependa tu
vida, tu futuro, tu
felicidad, ésos quiero
saberlos, tengo
derecho, y tú no me lo
puedes negar.
-El poder real es
económico, entonces no
tiene sentido hablar de
democracia.
- No busques trabajo:
escribe.
- Es hora de aullar,
porque si nos
dejamos llevar por
los poderes que nos
gobiernan, y no
hacemos nada por
contrarrestarlos, se
puede decir que nos
merecemos lo que
tenemos.
- El tiempo no es una cuerda que se pueda
medir nudo a nudo, el tiempo es una
superficie oblicua y ondulante que sólo la
memoria es capaz de hacer que se mueva y
aproxime
-Existen dos
superpotencias en el
mundo; una es Estados
Unidos; otra, eres tú.
- Yo no invento, sólo miro
por detrás de lo que ya
existe.
- En un
matrimonio hay
tres personas: el
hombre, la mujer
y la tercera
persona formada
por los dos.
- Si hay que buscar el sentido de
la música, de la filosofía, de una
rosa, es que no estamos
entendiendo nada.
José Saramago, escritor, novelista y poeta
portugués, premio Nobel de Literatura.
HOMENAJE.
Ajg 2010
Descargar

Diapositiva 1