Celebramos hoy la fiesta de PENTECOSTÉS.
Recordamos el "Don" del Espíritu Santo y el final del tiempo pascual.
PENTECOSTÉS era una fiesta judaica muy antigua,
que se celebraba 50 días después de la Pascua.
Inicialmente, era una fiesta agrícola
en agradecimiento a Dios por la cosecha.
Después el pueblo comenzó a celebrar en ella la ALIANZA,
el don de la LEY en el Sinaí y la constitución del Pueblo de Dios,
hecho que ocurrió 50 días después de la salida de Egipto...
acompañado de truenos, relámpagos, trompetas, viento fuerte...
La 1ª Lectura y el Evangelio describen el PENTECOSTÉS CRISTIANO.
El Espíritu presente en el inicio de la manifestación pública de Jesús,
está presente también en el inicio de la actividad misionera de la Iglesia.
Las narraciones son diferentes y hasta divergentes, mas se completan:
+ San Lucas hace coincidir con el Pentecostés judaico...
para mostrar que el ESPÍRITU es la LEY de la NUEVA ALIANZA
y que, por él, se constituye un NUEVO PUEBLO DE DIOS.
Por eso, relata el HECHO entre rayos y truenos, inspirándose
en la narración de la entrega de la Ley en el Sinaí. (Hch. 2,1-11)
- Los Apóstoles están reunidos... encerrados en una casa...
El fuego del Espíritu se reparte en forma de lenguas sobre ellos.
Ellos salen del cenáculo y, en la plaza pública, comienzan a hablar
de Cristo resucitado, con gran entusiasmo y sabiduría.
Es la primera y gran
manifestación misionera
de la Iglesia.
Y sus misioneros son
los doce apóstoles.
- Y el pueblo espantado
se pregunta:
“¿Cómo es que cada
uno los oímos hablar en
nuestra propia lengua?"
El texto nos recuerda la
Torre de Babel (Gn 11):
- Allí nadie se entiende
pero aquí... acontece lo
contrario:
Por obra del Espíritu
Santo, todos hablan una
lengua que todos
comprenden y que une
a todos: el lenguaje del
amor.
- La intención de Lucas
es presentar a la Iglesia
como la Comunidad
que nace de Jesús,
que está animada
por el Espíritu y que está
llamada a testimoniar a los
hombres el plan liberador
del Padre.
+ San Juan situó
el Don del Espíritu Santo
en el día de la Pascua.
(Jn 20,19-23)
Las Señales ("anochecer",
"puertas cerradas",
"miedo") revelan la
situación de una
Comunidad desamparada,
desorientada e insegura.
Jesús aparece “en medio de ellos"
y les desea la "PAZ".
Confía la Misión:
"Como el Padre me ha enviado,
así también OS ENVÍO YO".
"Sopló" sobre ellos y dijo:
"Recibid el ESPÍRITU SANTO".
- En esa perspectiva,
Pascua y Pentecostés
son partes del mismo
acontecimiento.
La preocupación de los
evangelistas no ha sido escribir
una crónica histórica,
sino una catequesis sobre
el Misterio Pascual y la Iglesia.
Afirman la misma cosa,
expresándose con un
lenguaje diferente.
Para LUCAS:
La Iglesia es una Comunidad que nace de Jesús,
está animada por el Espíritu y llamada a testimoniar
a los hombres el plan del Padre.
El Espíritu es la LEY NUEVA que orienta el camino
de los creyentes. Él creó una nueva comunidad,
capaz de sobrepasar las diferencias y unir
todos los pueblos en una misma comunidad de amor.
- Para JUAN,
la Iglesia es
una Comunidad
construida
alrededor de
Jesús y animada
por el Espíritu,
que la hace viva
y "recreada".
El Espíritu es
ese "soplo" de
vida que la hace
vencer el miedo
y las limitaciones
y dar testimonio
en el mundo
de ese amor,
que Jesús vivió
hasta las últimas
consecuencias.
- Para PABLO,
la Iglesia es el "Cuerpo
Místico de Cristo".
(1Co. 12, 3b-712-13)
A pesar de la diversidad
de miembros y de
funciones, el Cuerpo
es uno solo.
Mas es el mismo
ESPÍRITU el que alimenta
y da vida a ese cuerpo.
Pentecostés continúa:
Ante el hecho grandioso,
tal vez envidiamos
la suerte de los apóstoles
y olvidamos que
Pentecostés continúa en
nuestra vida y en la vida
de la Iglesia...
- En NUESTRA VIDA hubo un Pentecostés: LA CONFIRMACIÓN.
cuando recibimos la plenitud del Espíritu Santo
para cumplir nuestra misión...
- En la VIDA DE LA IGLESIA, que nació en Pentecostés
y continúa siendo recreada por el Espíritu.
El Espíritu Santo es el alma de la Iglesia.
+ El cristiano es un enviado:
"Como el Padre me envió,
así también os envío YO".
- Para promover la PAZ.
Es un don precioso y ausente
muchas veces en el mundo.
Cristo y su Espíritu son fuentes
de paz para que el mundo crea.
- Para experimentar
el PERDÓN y la MISERICORDIA.
El perdón y la misericordia
son las actitudes de la Iglesia
ante el mundo.
- Para construir la COMUNIDAD.
El Espíritu de Dios ha sido
derramado en cada uno para
conseguir la unidad de todos
en el amor.
Pentecostés, para nosotros,
es la plenitud de la Pascua.
Es el nacimiento de la Iglesia con la misión
de dar continuidad a la obra de Cristo
a través de los tiempos,
en medio de la diversidad de los pueblos.
En el día de Pentecostés, las personas hablaban
el misma lenguaje: el Amor.
El amor debe continuar siendo el lenguaje
de los cristianos del mundo entero.
A través del amor,
el soplo del Espíritu Santo
continuará presente.
P. Antonio Geraldo Dalla Costa CS
27.05.2012
MI DOMINGO
Con la Palabra de Dios
Meditada por: P. Antonio Geraldo Dalla Costa CS
Ilustración: Nelso Geraldo Ferronatto
Traducción: P. José Luis Uranga, CMF
Música: Vem vem vem
Fr Luiz Turra
Paulinas COMEP
Busca la dirección: http://www.buscandonovasaguas.com
Descargar

Slide 1