La espiritualidad del
apostolado en grupo
La Santa Cruz
15 de Mayo 2010
Sección Diocesana de Pastoral de la Salud
La espiritualidad de la comunión
Novo Millenio Ineunte
43. Hacer de la Iglesia la casa y la escuela de
la comunión: éste es el gran desafío que
tenemos ante nosotros ...
¿Qué significa todo esto en concreto? También aquí la
reflexión podría hacerse enseguida operativa, pero sería
equivocado dejarse llevar por este primer impulso. Antes
de programar iniciativas concretas, hace falta
promover una espiritualidad de la comunión,
proponiéndola como principio educativo en
todos los lugares donde se forma el hombre y
el cristiano…los agentes pastorales, donde se
construyen las familias y las comunidades.
Espiritualidad de la comunión significa ante
todo una mirada del corazón sobre todo hacia
el misterio de la Trinidad que habita en
nosotros, y cuya luz ha de ser reconocida
también en el rostro de los hermanos que
están a nuestro lado.
Espiritualidad de la comunión significa,
además, capacidad de sentir al hermano de fe
en la unidad profunda del Cuerpo místico y,
por tanto, como «uno que me pertenece»,
para saber compartir sus alegrías y sus
sufrimientos, para intuir sus deseos y atender
a sus necesidades, para ofrecerle una
verdadera y profunda amistad.
Espiritualidad de la comunión es también
capacidad de ver ante todo lo que hay de
positivo en el otro, para acogerlo y valorarlo
como regalo de Dios: un «don para mí»,
además de ser un don para el hermano que lo
ha recibido directamente.
En fin, espiritualidad de la comunión es saber
«dar espacio» al hermano, llevando
mutuamente la carga de los otros (cf. Ga 6,2)
y rechazando las tentaciones egoístas que
continuamente nos asechan y engendran
competitividad, ganas de hacer carrera,
desconfianza y envidias.
No nos hagamos ilusiones: sin este camino
espiritual, de poco servirían los instrumentos
externos de la comunión. Se convertirían en
medios sin alma, máscaras de comunión más
que sus modos de expresión y crecimiento.
Vida cristiana como progresivo
“asemejarse” a Jesucristo
La fuerza del Espíritu Santo
En la Palabra, los Sacramentos, la
oración, la vida comunitaria, el
servicio solidario
Dimensión profética
El Hablar, proponer, discutir,
no-callarse
Denunciar
Carta de Santiago 1 Si alguno se cree
religioso, pero no refrena su lengua, sino que engaña a
su propio corazón, la religión del tal es vana.
Carta de Santiago 3
Si alguno no tropieza en lo que dice, es un hombre
perfecto, capaz también de refrenar todo el cuerpo.
Ahora bien, si ponemos el freno en la boca de los caballos para que
nos obedezcan, dirigimos también todo su cuerpo. Miren también
las naves; aunque son tan grandes e impulsadas por fuertes
vientos, son, sin embargo, dirigidas mediante un timón muy
pequeño por donde la voluntad del piloto quiere.
Así también la lengua es un miembro pequeño, y sin
embargo, se jacta de grandes cosas. Miren, ¡qué gran
bosque se incendia con tan pequeño fuego! Y la lengua
es un fuego, ...., ningún hombre puede domar la
lengua; ... Con ella bendecimos a nuestro Señor y
Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que han
sido hechos a la imagen de Dios; de la misma boca
proceden bendición y maldición. Hermanos míos, esto
no debe ser así.
“Disciplina” de la lengua y la palabra
El Octavo mandamiento
Gálatas 5, 22
el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia,
benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio
propio
Dimensión Sacerdotal
La vida como “sacrificio” - Rom 12, 1-2
hermanos, les ruego por las misericordias de Dios que
presenten sus cuerpos como sacrificio vivo y santo,
aceptable a Dios, que es su culto racional. Y no se
adapten a este mundo, sino transfórmense mediante la
renovación de su mente, para que verifiquen cuál es la
voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto
La convivencia grupal
Esfuerzos, entrega
Sin buscar ventajas o un interés
particular
Deseo de gratificación y de poder
Dimensión Regia
1. Eliminar el pecado
2. Señorío sobre nuestros instintos de
dominio, de exibición
3. Dueños de nuestra vida
4. Manejo de las emociones: enojo,
enfado, aburrimiento, flojera, tristeza,
envidia, deseo de ser primeros
5. Servicio: “para servir y no para ser
servidos”
FE
En los demás
Mirada confiada en los demás
ESPERANZA
Los pequeños pasos
Abrir al futuro: optimismo
AMOR
No sólo con los enfermos- Empezar
con la familia y el grupo
“Su amigo es mi amigo”
Las virtudes cardinales
Prudencia
En las decisiones
(callar o hablar)
Pensamiento lúcido y lógico
Memoria “fiel”
Dejarse “enseñar”
Llegar a la decisión (el BIEN)
Imprudencia: por falta de reflexión
(errores)
por maldad
por falta de decisión
JUSTICIA
La virtud por excelencia
Ser “justos”, es decir “buenos”
Dar a cada quien lo que le corresponde
(no: “lo que se merece”)
La dignidad de cada ser humano
Soy justo “por mí”
Razón interna, de conciencia
La justicia se manifiesta también con la
amabilidad, la acogida, el perdón, la
escucha, un trato agradable
TEMPLANZA
Dominio de uno mismo
Deseo de ser primeros
Manejo de las emociones
FORTALEZA
Realismo: existencia del mal
Hacer el bien, a pesar de que …
Luchar por el bien
Aguantar frente al mal ajeno
Próxima Reunión formativa para MESC y Agentes PS
Sábado 27 de Noviembre – de 16:00 a 20:00 hrs.
Curso de Actualización Familia y Pastoral de la Salud
Sábados 21 y 29 de Agosto; 04 y 11 de
Septiembre - de 9:00 a 13:00
Diplomado en Pastoral de la Salud
Los Jueves de 16:00 a 20:00 horas
30 sesiones – 120 horas
Inicio 21 de Octubre 2010
Jarauta # 510, Col. La Perla, CP. 44360, Guadalajara,
Jal. - Tel. y fax 3613-7826
P. Silvio Marinelli
Centro San Camilo
Av. Pablo Casals 2982 – Col. Prados Providencia –
44630 – GUADALAJARA, Jal.
Tel. (01)33-3640-4090
[email protected]
www.camilos.org.mx
Descargar

La espiritualidad del apostolado en grupo