TEMA 5
“LA PERSONALIDAD DEL
DISARMÓNICO
MOTÓRICO”
CONCEPTO
 Se entiende por alumno con discapacidad
motórica aquél que presenta alguna alteración
motriz, transitoria o permanente, debido a un
mal funcionamiento del sistema óseoarticular,
muscular y/o nervioso, y que, en grado
variable, supone ciertas limitaciones a la hora
de enfrentarse a algunas de las actividades
propias de su edad.
RASGOS DE LA PERSONALIDAD
 CARACTERÍSTICAS
PROPIAS DE LA
PERSONALIDAD DEL DISARMÓNICO
MOTÓRICO
 FAMILIA
 ESCUELA
 ESCUELA-FAMILIA
CARACTERÍSTICAS PROPIAS DE
LAPERSONALIDAD DEL DISARMÓNICO
MOTÓRICO



El disarmónico motórico grave, generalmente, no sonríe,
hace muecas y aparece quieto y distante a los ojos de su
madre.
Las bases de la personalidad de los deficientes motóricos
se organizan, en cualquier caso, con dificultad y retraso.
Variables importantes que explican la forma de ser y estar
en el mundo del niño pequeño disarmónico motórico:
• La ignorancia de su enfermedad.
• Identidad e integración.
Ignorancia de su enfermedad





Siendo muy pequeños no tienen conciencia de su problema. Su
falta o dificultad de movimiento no es, en principio, vivida como tal.
El niño lesionado cerebral puede mantenerse durante muchos años
en una etapa psicomotriz y afectivo-familiar propia del niño
pequeño.
Desde este punto de vista, la disarmonía puede ser considerada
como un problema psicológico y familiar, más que como una simple
enfermedad orgánica.
Para estos niños, la conquista de su autonomía representa tanto
esfuerzo, que renuncian a ella si les dejamos a su libre decisión.
Se establece, por tanto, una especie de círculo vicioso en el que la
limitación de la motricidad, conduce a la dificultad de la formación
de la personalidad y del carácter, y, probablemente, al retraso
intelectual y al posterior fracaso escolar.
Identidad e integración





El tema de la identidad personal es uno de los aspectos más
importantes a considerar, desde el punto de vista escolar y familiar,
en la prevención de la salud psíquica del adolescente en general y
del disarmónico motórico en particular.
El disarmónico motórico desarrolla acciones y conductas que
impiden su integración en determinados entornos.
Puede participar activamente en su proceso de normalización, ya
que dispone de capacidad para administrar mínimos de voluntad
que le permitan alcanzar algunos grados de autonomía.
La identidad se convierte, por lo tanto, en la base de su marginación
o de su integración.
Los factores de identidad son:
 Factores madurativos.
 Factores cognitivos.
 Factores familiares.
Indicadores para valorar el ámbito
socio-afectivo
Va contento al colegio.
Relación con otros niños: juega solo, comparte juguetes…
Relación con los adultos: aceptación, dependencia…
 Actividades, materiales y rincones preferidos.
 Cómo es su estado de ánimo: alegre, triste, cambia con
facilidad, agresivo…
 Muestra curiosidad.
 Comunica intenciones y deseos.
 Pide ayuda cuando lo necesita.
 Rechaza la ayuda.
 Necesita ser reforzado para terminar una tarea.
 Se muestra satisfecho de las tareas que realiza.
 Hace comentarios negativos sobre sus producciones.



LA FAMILIA
Primeramente, en la familia que nace un hijo o un hermano
discapacitado existe un duelo que afecta a cada uno de sus
integrantes y a su funcionamiento, ya que implica reorganizar
funciones y tareas. Junto con esto, existen cambios en las distancias
afectivas entre el matrimonio, su relación sentimental, surgen
sentimientos como la depresión, pena, rabia, ya que ninguno de los
dos se imaginó que pudiera nacer un hijo con algún problema.
 Si alguien nace con discapacidad y dentro del ambiente familiar
siempre es acogido y aceptado, la vida de ese menor y la forma en
que se enfrente va ha ser aceptadora. En cambio un niño que nace
en un hogar donde no lo toman en cuenta y no le dan cariño,
lógicamente reaccionará con rabia y negación frente a su
discapacidad. Por tanto, el equilibrio en las relaciones familiapersona con discapacidad es fundamental para un buen desarrollo
del menor.
 Es necesario trabajar con la familia en la aceptación de su hijo, ya
que existen sentimientos de desesperanza, las personas se
paralizan y aparece la negación junto a otras reacciones familiares.

La familia con un hijo con discapacidad:
sus conflictos vinculares



La familia que tiene un hijo con discapacidad afronta una
crisis movilizada a partir del momento de la sospecha y de la
posterior confirmación del diagnóstico.
Enfrentar esta crisis para la familia representa tanto la
oportunidad de crecimiento, madurez y fortalecimiento, como
el peligro de trastornos o desviaciones en alguno de sus
miembros o a nivel vincular.
Cada familia es única y singular y procesará esta crisis de
diferentes modos. Tanto su intensidad como la capacidad de
superarla varían de una familia a otra.
Situaciones de conflicto en el vínculo
padres-hijo con discapacidad:
En este vínculo se movilizan sinnúmero de sentimientos
ambivalentes y muy intensos, desde el primer momento en que se
descubre la discapacidad: desconcierto, extrañamiento,
inseguridad, desilusión, dolor, culpa, miedo, rechazo, rabia, etc.
Estos sentimientos negativos pueden combinarse con otros
positivos anudándose en complejas interacciones: sentimiento de
ternura, de amor y hasta de orgullo hacía ese hijo; deseos de
reparación y ansias de poner muchos esfuerzos para sacarlo
adelante, dándole las mayores posibilidades; sentimientos de
alegría y goce ante los logros obtenidos; etc.
 Surgen los conflictos cuando algunos de los sentimientos
predominan en forma intensa en esta relación vincular,
produciendo malestar.
 Los conflictos no surgen a nivel familiar como consecuencia directa
de la discapacidad, sino en función de las posibilidades o no de la
familia de implementar estrategias, recursos, capacidades para
adaptarse a esta situación.

Colaboración con la familia:


Los padres, madres y tutores del alumnado con discapacidad motora,
tienen un importante papel de desempeñar desde el mismo momento en
que esta discapacidad sea diagnosticada. La participación se debe iniciar
con su colaboración activa en la estimulación precoz.
Orientaciones que deben ser tenidas muy en cuenta en la colaboración
con las familias:
• La familia debe trabajar de forma conjunta con el resto de
profesionales que atienden al niño/a con discapacidad.
• Es necesario potenciar las capacidades que le permitan ser
diferente.
• Si puede hacer algo por sí mismo, aunque le cueste esfuerzo y más
tiempo, debe hacerlo solo.
• La mejor forma de conseguir que los padres se conviertan en
estrechos colaboradores de médicos, terapeutas, profesores…es
proporcionarles información práctica y adaptada a las necesidades
específicas del caso.
• Los hermanos y hermanas deben de ser informados de que actitud
deben tomar.
• Los padres han de tener muy en cuenta que los demás hijos
también los necesitan.
Tareas de la familia ante las
necesidades especiales:




Los padres, desde que nace el niño, ha de buscar
orientaciones y apoyos de todo tipo ante una situación que
les ha cogido por sorpresa, normalmente.
También corresponde a la familia dar los primeros pasos en la
búsqueda del centro educativo para su hijo.
La familia también se encuentra con dificultades a la hora de
conseguir un puesto de trabajo para el hijo.
Los padres suelen colaborar siempre que se les pide ayuda,
tanto en actividades relacionadas con la integración como en
las otras, aunque, son pocos los casos en los que ellos toman
la iniciativa.
Indicadores para evaluar el ámbito
familiar:



Se entiende por ámbito familiar tanto las relaciones que se establecen en
el propio hogar con el niño con deficiencia motora como la relación de la
familia con el colegio.
Supone un proceso llegar a aceptar al hijo tan cual es, con su limitaciones
reales y posibilidades, cuyo desarrollo depende mucho de las relaciones
que padres e hijos establezcan. La escuela puede ayudar a los padres en
este proceso de adaptación y orientarles sobre la mejor manera de ayudar
al hijo.
Para poder realizar esta labor es preciso valorar esas relaciones familiares
y las que se mantienen con la escuela por medio de algunos indicadores:

Cómo está sentado en casa.

Cómo se desplaza.

Cómo se comunica.

Juegos preferidos.

Con quién juega.

Actividades lúdicas fuera del hogar en las que participa.

Actitud de los padres ante la discapacidad.

Colaboración con la familia.
Oportunidades de participación de los
padres:
A nivel de establecimiento educacional:
 Participación en centros de padres y sus directivas.
 Participación en proyecto educativo.
 Participación en equipo de gestión.
 Participación en talleres para padres.
 Vínculo permanente con el hogar:
 Libretas de comunicaciones diaria, semanal, hogar escuela.
 Diario mural.
 Boletín o revista escolar.
 Buzón escolar.
 Otras instituciones:
 Uniones comunales de centros de padres y apoderados.
 Organizaciones de, y, para la discapacidad.
 Consejos comunales de la discapacidad.
 Federación de padres y apoderados.

LA ESCUELA

En el ámbito escolar existen aspectos que influyen directamente a favor
de la adaptación y autonomía del niño, además de las dificultades que
encuentra: desplazamiento al centro, acceso al centro, mobiliario
adaptado, material didáctico, personal especializado…

Con respecto al desplazamiento al centro, una de las problemáticas
del alumno con discapacidad motórica es que no son autónomos en
sus desplazamientos, y generalmente van en silla de ruedas.

En cuanto al acceso al centro y la utilización de sus dependencias,
surge la necesidad de que no existan barreras arquitectónicas en la
edificación: escalones, puertas y pasillos estrechos…

En cuanto al mobiliario adaptado, habría que estudiar las necesidades
de cada alumno individualmente.

El siguiente paso sería adaptar los diferentes tipos de material
didáctico, para lo cual hay que determinar las posibilidades en el uso
de las manos.

Otra de las necesidades de un niño con discapacidad motórica es la
presencia y ayuda de un persona especializado, además del profesortutor: el fisioterapeuta, logopeda, auxiliar educativo…

Otro de los puntos que puede destacar en este proyecto es la
motivación. Habrá que obtener una valiosa información sobre
intereses, refuerzos preferidos…
Objetivos que persigue la intervención
psico-educativa del niño disarmónico:






Dotarle de la máxima independencia personal, mediante el
desarrollo físico, la adquisición de destrezas motrices, hábitos
higiénicos y habilidades sociales.
Proporcionarle medios de expresión eficientes y claros que le
permitan una fácil comunicación con los demás.
Favorecer la creación de hábitos de estudio y de trabajo.
Ofrecerle una sólida formación humanística integral que le
familiarice con su realidad social y cultural.
Impulsar la capacidad de apreciación y de expresión estética
por medio de la creación artística.
Prepararle para el ejercicio responsable de la libertad
inspirada en el concepto democrático de la vida y el fomento
del espíritu de convivencia.

Estos objetivos que pretenden alcanzar la máxima normalización
del disarmónico motórico desarrollando sus posibilidades y
asumiendo sus limitaciones, requieren, al menos de cinco principios
educativos:
• Individualización  cada niño posee un ritmo de
aprendizaje. La individualización de objetivos y métodos es
aún más importante para los niños disarmónico-motóricos.
• Realismo, utilitarismo y sentido práctico  hay que ver al
niño tal como es y no como sería deseable que fuera. Se
debe adecuar, por tanto, los niveles de exigencia educativa a
las posibilidades reales de actuación.
• Progresión  la educación de estos niños debe ser
minuciosamente progresiva.
• Flexibilización  cada programa pedagógico deberá tener en
cuenta las modificaciónes que se van produciendo en el nivel
cognitivo, hándicaps motores, sensibilidad, lenguaje y las
tendencias que marquen en cada momento sus centros de
interés.
• Interdisciplinaridad  nada puede perjudicar más a un niño
con trastornos motores que la falta de organización y
coherencia en su proyecto rehabilitador y educativo.
ESCUELA-FAMILIA


La Declaración de Salamanca (UNESCO, 1994), recuerda que:
 <<la educación de los niños con necesidades educativas
especiales es una tarea compartida por padres y
profesionales. Una actitud positiva de los padres propicia
la integración escolar y social. Los padres de un niño con
necesidades educativas especiales necesitan apoyo para
poder asumir sus responsabilidades>>.
Si se consigue el acuerdo y el trabajo conjuntado, los
beneficios llegarán tanto al alumno afectado con alguna
discapacidad como a la propia familia y a la escuela. Pero si
llega el desacuerdo y se complican las relaciones entre la
familia y la escuela, este malestar dificultará la relación
educativa con las inevitables consecuencias para la inserción
laboral.
Obstáculos para la cooperación de los
padres


La palabra justa para definir las relaciones entre profesionales y padres es
la de <<corresponsables>> en tanto que significa:
• una relación de igualdad y de respeto mutuo,
• unos profesionales que comparten y respetan la individualidad de
cada familia,
• unos profesionales que se hacen responsables con los padres
como “formadores”,
• una disposición a compartir conocimientos, técnicas, experiencias
y decisiones.
Hay que tener en cuenta la existencia de ciertos obstáculos tanto de
índole institucional como personal, para asumir esta corresponsabilidad,
entre los que destacan:
• las tradicionales actitudes de los maestros hacia los padres,
• la falta de preparación y formación de los maestros para colaborar
con los padres,
• la dificultad que los maestros ven en conciliar las necesidades de
un niño con las necesidades de los demás,
• las exigencias y expectativas de los padres consideradas poco
realistas.

Además, existen expectativas no siempre coincidentes. Los
profesionales esperan cooperación, participación y confianza
de los padres en sus actividades profesionales de diagnóstico,
tratamiento, planificación y desarrollo de los programas. En
cambio, los padres esperan de los profesionales que se
interesen por toda la problemática familiar, que sean
comunicativos, pacientes, disciplinados, dedicados a la
profesión.

Como conclusión, la escuela ocupa un lugar muy importante
en la educación del niño y ésta ha de servir de apoyo a la
familia del niño con discapacidad para así facilitar su
participación con la escuela, aceptación de la discapacidad.
Ambas deben estar unidas para hacer más fácil el proceso de
aprendizaje del niño con discapacidad.
Indicadores para evaluar el ámbito
escolar

Es preciso que el tutor reflexione y evalúe variables tanto del
contexto próximo, aula, como generales del centro, en relación al
alumno con NEE motóricas. Estas variables repercuten
considerablemente en la utilización y desarrollo de sus capacidades
de movilidad, interacción y aprendizajes en general. Posibles
variables a tener en cuenta:
 El aula tiene suficiente amplitud que permite el desplazamiento
del niño con silla de ruedas, silleta, andador, trípode…
 La organización de los rincones facilita el acceso del niño con
deficiencia motórica.
 Adecuación del material existente.
 La colocación del material es accesible al niño en función de su
autonomía. Está colocado a una altura adecuada.
 Distribución razonada y equilibrada de las actividades de apoyo.
 Con qué tareas se fatiga más.
CONCLUSIONES





La vida emocional de un niño con discapacidad es semejante a otro que no
tiene esta peculiaridad porque sus necesidades emocionales son las
mismas: ambos requieren ser aceptados como son, y necesitan que esta
aceptación y cariño se demuestre verbalmente y con obras en el trato
diario.
Los niños con discapacidad motora presentan limitaciones que les dificulta
valerse por si mismos desde sus primeros años. Cuando están en edad de
asistir a la escuela su aprendizaje suele ser más lento, pero con nuestra
ayuda logrará desarrollar ciertas habilidades y mejorar su aprendizaje.
La participación activa de los padres constituye un elemento esencial para
el éxito de la intervención educativa con niños con necesidades educativas
especiales.
Es necesario establecer una estrecha colaboración entre los padres y los
profesionales.
La participación de los padres en el proceso educativo de sus hijos,
además de repercutir de forma beneficiosa sobre el niño con necesidades
educativas especiales, tienen grandes ventajas para los propios padres,
pues éstos necesitan sentirse útiles frente a su hijo, ser capaces de
afrontar el problema y saberse competentes para aportar soluciones, y
esto es probablemente uno de los sistemas de apoyo para sí mismo más
eficaces.
VÍDEO
 http://www.youtube.com/watch?v=oZ68ulp
vhcc&feature=related
Trabajo realizado por:
 SUSANA GARCÍA DÍAZ
Descargar

TEMA 5 - Susygar's Blog